x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Protestas sociales

La Marea Blanca se moviliza para reclamar la necesidad de “un cambio de timón” el 24-M

  • Los convocantes de esta nueva edición, con la vista puesta en los comicios del 24 de mayo, reclaman la necesidad de "un cambio de timón" que garantice una "sanidad pública y universal"

Publicada el 10/05/2015 a las 14:53 Actualizada el 10/05/2015 a las 16:42
Pancarta que encabezó la manifestación de este domingo.

Pancarta que encabezó la manifestación de este domingo.

A.S
Con un recorrido diferente al habitual pero con el mismo objetivo de siempre, "la defensa de una sanidad pública de calidad y universal", más de un millar de personas recorrieron este domingo algunas calles del centro de la capital en la 32ª edición de la Marea Blanca, un movimiento que lleva protestando en Madrid cada tercer domingo de mes desde finales del año 2012 para condenar la privatización de la sanidad pública. Aunque cada marcha gira en torno a un tema específico, en esta ocasión, a dos semanas de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, además de denunciar la "aberrante y mentirosa, desde el punto de vista económico, política para la sanidad pública", los convocantes reclamaron la necesidad de "un cambio inmediato de timón" con la vista puesta en los comicios electorales.

Esta nueva edición no arrancó desde el Colegio de Médicos, como de costumbre, sino desde el Ministerio de Sanidad, que suele ser el punto final de todas las marchas coordinadas desde la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (Medsap). Además, la convocatoria se adelantó al segundo domingo de mes por la cita con las urnas. "Queríamos hacer una manifestación con tres grandes brazos que partiesen desde la calle Alcalá, la plaza de Colón y Atocha, con la intención de que confluyesen en Cibeles y desde allí fuesen las tres columnas hasta Sol. Sin embargo, la Delegación del Gobierno nos denegó el permiso. Claro, eso hubiera sido más vistoso y hubiese dolido más", explica a infoLibre María Nieves Lozano, una de las portavoces de la Medsap.

La marcha comenzó a avanzar a las 12.00 horas dirección a Neptuno, donde esperaban decenas de personas con pancartas, carteles y megáfonos para sumarse a la protesta. "El motivo de esta nueva edición es decirle a la ciudadanía lo que ya sabe: que tener esa sanidad depende de ti. Ahora se celebrarán unas elecciones y está claro lo que ha pasado con lo que tenemos, entonces tenemos que estar en la calle para intentar solucionar esto", apuntó Lozano. La portavoz se mostró convencida de que "se va a conseguir" y recalcó que las protestas continuarán todos los meses hasta que "el partido que gobierne, sea el que sea, no se comprometa a revertir lo privatizado, a dar a todos los enfermos la medicación y a que la sanidad vuelva a ser universal".

Del mismo modo se posiciono Rosana, otra de las portavoces de la Marea Blanca. "Queremos que la gente piense en las próximas elecciones a quién va a dirigir su voto para que no tengamos la desgracia de volvernos a encontrar que nos roban nuestros derechos", señaló en declaraciones a este diario, y añadió que "nosotros queremos que la de hoy sea la última Marea Blanca y que, a partir de ahora, la sanidad sea lo que es: un derecho, no un privilegio". "Queremos que los políticos sean honrados, sinceros con la población y que digan con claridad qué es lo que pretenden hacer con la sanidad", apostilló, añadiendo a renglón seguido que no puede ser que "Cristina Cifuentes salga diciendo que ella no va a privatizar nada cuando su propio partido ha montado la que ha montado", en referencia a las declaraciones que la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid hizo el pasado mes de abril en el Colegio de Médicos.

La marcha, encabezada por una pancarta en la que se podía leer la frase "La sanidad no se vende, se defiende", finalizó a las 13.30 horas en la Puerta del Sol, después de que los manifestantes recorriesen Neptuno, Cibeles y la calle Alcalá alzando carteles –"Recortemos ya a los recortadores", "Privémonos ya de privatizadores" o "Con sanidad del PP al cielo pronto iré, entre otros– y gritando consignas –"¡Fuera las empresas de la sanidad, que sólo vienen a robar!", "¡Sanidad universal, ningún paciente es ilegal!" o "¡No son corruptos, son delincuentes!", entre otros–. Además de los carteles clásicos, también se desplegaron otros que evidenciaban la cercanía de la cita con las urnas. Así se pudieron leer sobre cartulinas frases como "Culpables, fuera, votando el 24-M" o "NO", con unas tijeras dibujadas sobre la vocal y una franja naranja en la parte inferior: "24M: ¡Culpables fuera!".

Exigencias de cara a los comicios

En Sol, los convocantes habían instalado frente a la antigua Real Casa de Correos –actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid– una pequeña tarima y habían colocado sobre ella un micrófono y un atril, sobre el que pegaron un minúsculo cartel que rezaba "Sanidad pública", creando así un ambiente de mitin electoral. Sobre el escenario, varios portavoces de la Medsap leyeron el manifiesto de convocatoria, que recogía las exigencias de la Marea Blanca, tanto a nivel autonómico como municipal, con más de una veintena de reclamaciones.

Tras esto, intervinieron sobre la tarima los actores Petra Martínez y Juan Margallo y el cantante Miguel Ríos, que recordó a los asistentes la candidatura de Luis García Montero por IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Su intervención finalizó con una modesta actuación en la que interpretó, con el ritmo que le caracteriza, un poema de García Montero. Además, también acudieron a la marcha representantes políticos, como el presidente de la gestora que dirige el PSM, Rafael Simancas; el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo; y el candidato de UPyD a la Comunidad, Ramón Marcos.