x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Elecciones 24-M

Así ha cambiado el mapa político autonómico durante la democracia

  • Galicia, Islas Baleares y Castilla y León han sido históricamente feudos conservadores, mientras que en Andalucía, Extremadura, Asturias y Castilla-La Mancha el PSOE casi siempre se ha impuesto en los comicios
  • Aragón y Canarias son las comunidades en las que más ha variado el voto desde la primera convocatoria electoral autonómica

infoLibre
Publicada el 17/05/2015 a las 12:55 Actualizada el 17/05/2015 a las 13:34

El 8 de mayo de 1983 los ciudadanos de 13 comunidades fueron llamados a votar sus respectivos gobiernos autonómicos. Antes ya lo habían hecho andaluces, catalanes, gallegos, navarros y vascos. Era la primera vez en la historia de la joven democracia que los españoles elegían los representantes en sus asambleas autonómicas.

Desde entonces, los españoles han votado en cada autonomía, de media, ocho veces, tiempo suficiente para que haya quedado en evidencia la fidelidad de los votantes de algunos territorios a determinados partidos políticos.

Esta tendencia a votar al mismo partido a lo largo del tiempo ha popularizado en los medios el término "feudo electoral". Si se considera así a aquellos aquellos territorios en los que el mismo partido ha ganado al menos siete de las ocho convocatorias electorales, más de la mitad de las comunidades autónomas podrían categorizarse de esta manera.

En el caso del PP son Galicia, Islas Baleares y Castilla y León (el partido o su predecesor, Alianza Popular, ha ganado allí siempre salvo en 1983, que ganó el PSOE). También el PP ha ganado siempre en Cantabria, salvo las elecciones de 1991, aunque no ha podido gobernar más que en cuatro legislaturas, por no contar con mayoría absoluta.

Por su parte, los feudos socialistas son Andalucía y Extremadura (ha ganado todas las elecciones salvo las de 2012 y 2011, respectivamente), Asturias (en donde se ha alzado con la victoria en todas las ocasiones salvo en 2011 y 1995) y Castilla-La Mancha (los socialistas habían conseguido la mayoría siempre hasta 2011).

Las otras nueve comunidades autónomas han variado más su voto a lo largo de la historia, con distintos giros en el color del partido que ha salido victorioso.

Entre los que más han cambiado destacan Aragón y Canarias, mientras que Madrid, Murcia, La Rioja o la Comunidad Valenciana han sido las comunidades autónomas en las que los sufragios de sus ciudadanos han variado en menor medida. En estas cuatro últimas, el PP ha ganado los comicios autonómicos desde la década de los noventa.

En el siguiente gráfico, elaborado por Europa Press, puedes ver cómo ha cambiado el mapa político autonómico durante la democracia y ver el reparto de escaños de los distintos partidos.
 


El fenómeno de los feudos no es exclusivo de los grandes partidos. En Cataluña, CiU ha ganado todas las elecciones autonómicas que se han celebrado, con independencia de que los pactos entre otros partidos políticos les hayan impedido gobernar.

Una situación similar se ha dado en el País Vasco, donde el PNV ha ganado todos los comicios autonómicos, con excepción de las elecciones de 1986, en las que se impusieron los socialistas. En Navarra, por su parte, UPN lleva alzándose con la victoria desde 1991.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión