x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Entrevista

Bosch: “CEOE, Banco de España y Gobierno quieren excluir a la empresa del control judicial para que haga lo que quiera”

  • El portavoz de Jueces para la Democracia tacha de "peligrosas" las críticas vertidas respecto a la interpretación de la reforma laboral por los tribunales
  • "La Constitución no se puede suplir por una concepción de un modelo neoliberal", argumenta

Publicada el 21/07/2015 a las 06:00
El portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch, en una imagen de archivo.

El portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch.

EUROPA PRESS
A Joaquim Bosch, portavoz de la asociación Jueces para la Democracia –de ideología progresista–, no le tiembla la voz al acusar a organismos como la OCDE o el FMI de querer que los ciudadanos se olviden de que están "en un Estado social y democrático de derecho". Y es que el colectivo hizo público este lunes un duro comunicado para denunciar las "presiones" que, a su juicio, sufre la judicatura por parte de estos organismos y de otros como el Banco de España o la CEOE.

Estas organizaciones protestan por la interpretación que los magistrados hacen de la reforma laboral aprobada en 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy. La última fue, este mismo lunes, la patronal española, que denunció la falta de "seguridad jurídica" que, a su juicio, se produce cuando los jueces declaran nulos algunos despidos colectivos "por meros defectos formales", así como por su "valoración" sobre "la adecuación o no de la medida extintiva". Pero Bosch niega la mayor: "Que los despidos colectivos no estén ajustados a derecho no es culpa de los jueces".

PREGUNTA: ¿Por qué interpretan ustedes que existen presiones de la CEOE a la judicatura?

RESPUESTA: Hay una serie de entidades que pretenden generar un estado de opinión que culpe a los jueces españoles de que no se aplican las normas laborales en el sentido que convendría, según ellos, al país. Entendemos que no es una actuación aislada: ahora lo dice la CEOE, pero antes lo hizo el FMI, y también el Banco de España, y anteriormente la ministra de Empleo, Fátima Bañez. Esto va más allá de una opinión crítica con la labor de los jueces. Se trata de una descalificación muy peligrosa porque afirma que los jueces no cumplen su obligación de aplicar el ordenamiento jurídico. Es evidente que los jueces analizan cada caso concreto, no toman decisiones de acuerdo con una consigna general, y pensamos que se pretende influir en la judicatura para que se sienta culpable de no hacer lo que quieren determinados organismos muy influyentes.

P.: ¿Hay alguna crítica de la que se sientan objeto especialmente?

R.: Lo que estos organismos dicen es que la economía no crece lo suficiente, en parte, por culpa de los jueces de lo social que no aplican la reforma laboral. Es muy legítimo que esos organismos tengan sus intereses, pero nosotros no podemos entrar a valorar si una decisión mejora o no la economía, sino si las decisiones que se toman están ajustadas a Derecho. Ha habido resoluciones concretas de los tribunales con las que se han anulado decisiones de cierta entidad, como determinados despidos colectivos, y la CEOE o el FMI preferirían que el despido fuese lo más barato posible y que los jueces no hubiesen dictado estos autos. Pero es que, además, las cifras desmienten esta valoración de que los jueces están siempre a favor de los trabajadores, porque demuestran que más o menos en la mitad de los casos [de entre los judicializados entre 2012 y 2014] se da la razón a la empresa. Pero está claro que la CEOE, el FMI, el Banco de España y el propio Gobierno quieren excluir a la empresa del control judicial para que haga lo que quiera.

P.: ¿Estas presiones que usted denuncia están funcionando?

R.: En el Poder Judicial hay mucho malestar, pero por otro lado yo creo que los jueces no se van a dejar influenciar por estas cuestiones, porque tenemos una judicatura muy comprometida con los valores constitucionales. Pero estas descalificaciones están sugiriendo que los jueces no están cumpliendo con sus obligaciones, que están dictando resoluciones injustas, y eso es muy grave para un juez. No es lo mismo criticar al poder político que al judicial, porque el político está obligado a funcionar con el principio de oportunidad, a actuar con discrecionalidad conforme a las circunstancias. Por ejemplo, si un político va a realizar una obra y recibe críticas por ello, puede valorar si prefiere aguantarlas o cambiar de postura, pero un juez tiene siempre un funcionamiento reglado. 

P.: Las acusaciones se refieren, especialmente, a la interpretación de la norma sobre despidos colectivos de la reforma laboral, y lo cierto es que en los últimos años ha aumentado la judicialización de estos casos...

R.: Es que es lógico que en una situación de fuerte conflictividad social, con una mayor tasa de desempleo provocada en parte por la realización de ERE en las grandes empresas, se judicialicen los casos. Pero eso no es culpa de los jueces, sino de la situación que existe actualmente, y de unas normas laborales que quizá no estén ajustadas a la situación del país. Es lógico que quien no esté de acuerdo con su situación pida el amparo de los tribunales. Que los despidos colectivos no estén ajustados a Derecho no es culpa de los jueces, y lo que debe de hacerse es practicarlos de acuerdo al orden legal.

P.: Pero este aumento, ¿puede tener también que ver con la confianza de los denunciantes en que exista una resolución favorable?

R.: Hay que fijarse en los datos. Por un lado, de los despidos colectivos que se han judicializado, sólo en poco más de la mitad se da la razón a los trabajadores: lo que dice la CEOE de que siempre se les favorece es un falso mito. Pero además, es que la inmensa mayoría de los despidos colectivos no se han llevado a los tribunales: del conjunto de los ERE, poco más del 1,2% han sido anulados: lo que no se puede pretender que, en la minoría de los casos en los que el despido es contrario a Derecho, los trabajadores no acudan al amparo judicial.

P.: ¿Le sorprende que las críticas de estos organismos vayan contra un colectivo con fama de conservador como el de los jueces?

R.: Más allá del perfil que pueda tener nuestro sector, es evidente que cualquier juez de lo social que deba tomar una decisión en materia de derechos no está ahí para proteger a la empresa o al trabajador, sino para valorar las alegaciones de las partes y conceder la razón a quien la tenga. Está en un plano diferente al de las cuestiones puramente ideológicas. Quienes aplican ideología son organismos como la OCDE o el FMI, que quieren que se resuelvan los casos a través de un dogma que está fuera de la Constitución, y que pretenden que nos olvidemos de que estamos en un Estado social y democrático de derecho. Pero mientras no se cambie la Constitución, este principio no se puede suplir por una concepción que parta de un modelo neoliberal en lo económico.

P.: Y normas como la reforma laboral, ¿podrían estar incumpliendo la Constitución?

R.: 
Al final, eso lo tendrá que decidir el Tribunal Constitucional. Lo que está claro es que la Constitución impone que determinadas cuestiones son indisponibles por el legislador: por ejemplo, ni siquiera una mayoría de la sociedad puede acordar una ley por la que se aplique la pena de muerte. Es en estos parámetros en los que se tiene que mover cualquier juez, y en cuestiones relativas a los derechos sociales o la negociación colectiva, por mucho que quieran el Gobierno o los organismos internacionales, hay decisiones que no se pueden adoptar. Con respecto a la reforma laboral, hay toda una serie de cuestiones –como los modelos de contrato de trabajo o la negociación colectiva– que tienen problemas de encaje constitucional, y por eso se están valorando en el TC. Pero cualquier conflicto de normas que exista quien tiene que resolverlo no es el FMI, sino un juez imparcial e independiente.

P.: ¿Existen otro tipo de presiones, más allá de las declaraciones públicas, por parte de las empresas y los poderes económicos contra la judicatura?

R.: Nuestra jurisdicción social se ha ganado un respeto importante de los sectores sociales. Por eso vemos importante que desde determinados organismos se quiera erosionar la imagen de la Justicia. Lo que deben hacer la CEOE o el Gobierno es acatar las resoluciones y ya está, y algunas pueden ser sometidas a crítica en el ejercicio de la libertad de expresión, pero la crítica debe ser argumentada y a ser posible con razones jurídicas. Si no se está de acuerdo con la decisión relativa a un despido colectivo, hay que explicar en qué se ha podido equivocar el tribunal, pero eso nunca lo hacen.
Más contenidos sobre este tema




18 Comentarios
  • TXISKOMP TXISKOMP 21/07/15 13:04

    Si los jueces no les dan la razón, en la próxima mayoría absoluta, darán otra vuelta de "tuerca" a la ley. El liberalismo es insaciable y, si no lo detenemos, continuará.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:44

    Hay 17.454.800 ocupados, EPA  1T 2015, cifra parecida al 2T 2003  cuando habia 17.423.200 ocupados.  Si embargo en el 1er trimestre 2015 hay  5.444.600 parados, una tasa de paro del  23,78%, mientras que en el 2T de 2003 habia  2.216.000 parados, un  11,28%. Es decir, ahora tenemos los mismos ocupados que en 2003 pero mas del doble de parados, ¿por qué?, la diferencia esta en la inmigracion masiva que han  fomentado PPSOE. La poblacion activa  ha pasado desde el 3T de 2003 de 19.639.200 personas a 22.899.400 en la actualidad, es decir ha aumentado en 3.260.200 personas, y desde el 1T de 2001 ha aumentado en 5.084.700 personas. Actualmente tenemos 2.768.700 extranjeros en la poblacion activa, 1.837.100 ocupados y 931.600 parados.  Miradlo vosotros mismos http://www.ine.es/prensa/epa_tabla.htm

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • LUIS RAMON LUIS RAMON 21/07/15 19:03

      El problema es que cuando la economía va bien y hay trabajo, nos viene bien que vengan los inmigrantes a hacer los trabajos que nosotros no queremos. Pero cuando va mal y no hay trabajo para elegir, entonces nos molesta que haya inmigrantes "que nos quiten el trabajo". Creo que reducir el problema del paro a la inmigración es mucho reducir. Ellos también han ayudado en buena medida a crear riqueza en este y en otros países.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • benicadell benicadell 21/07/15 21:30

        si te dan la opción a elegir tu que harías?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • LUIS RAMON LUIS RAMON 22/07/15 10:41

          Buena pregunta. Yo creo que en el término medio está la virtud. Es obvio que no podemos dejar entrar a todos pero, en mi opinión, también es obvio que no podemos mirar para otro lado ante los auténticos dramas que se están viviendo en otros países. Los inmigrantes que trabajan legalmente en España cotizan a la Seguridad Social y pagan sus impuestos con lo que también contribuyen a crecer. No olvidemos que nosotros en su momento fuimos un país inmigrante (en mi familia tengo muchos casos)

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:42

    El paro y contratos irregulares a inmigrantes tiran a la baja los jornales de vendimia en Tierra de Barros http://www.eldiario.es/eldiarioex/blog/Extremadura-Tierra_de_Barros-convenio-ciudadanos-irregulares_6_302079819.html Unos vecinos mios, padre e hijo, curraban talando almendros por 9€ la hora. Sin embargo ahora estan parados por que inmigrantes realizan el mismo trabajo por 3€ la hora....el empresario encantado... Si no fuera por la inmigracion masiva de la burbuja ahora la tasa de paro estaria en el 11'6% http://www.infolibre.es/noticias/economia/2013/10/10/la_gran_empresa_atribuye_elevada_tasa_paro_inmigracion_economia_sumergida_8516_1011.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:42

    733.000 españoles han tenido que emigrar para poder trabajar, expulsados de España mientras aqui tenemos a mas de 2 millones de inmigrantes trabajando y a mas de 1 millon de inmigrantes en el paro. Y todavia desde el inicio de la crisis se ha dado la nacionalidad española a  800.000 extranjeros ... no tenemos trabajo y lo regalamos.... http://www.eldiario.es/sociedad/emigracion-Gobierno-subestiman-salida-poblacion_0_320918610.html Casi 140.000 españoles se han "exiliado" en los últimos dos años http://www.publico.es/actualidad/554185/casi-140-000-espanoles-se-han-exiliado-en-los-ultimos-dos-anos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:42

     El catedrático de Estructura Económica de la Ramon Llull, Santiago Niño Becerra, ha afirmado que el problema más grave de España es que "trajeron a cinco millones de inmigrantes para hacer pisos baratos. Mientras no baje la población activa, yo pienso que no bajará el paro en España. No hay ninguna actividad en España que dé trabajo a 5.000.000 de personas ". http://economia.e-noticies.es/trajeron-a-cinco-millones-de-inmigrantes-para-hacer-pisos-baratos-60849.html  Santiago Niño-Becerra: "Si toda la inmigración se fuera, la tasa de paro bajaría 10 puntos" http://www.lavanguardia.com/economia/20130701/54376471821/nino-becerra-inmigracion-reducir-tasa-paro.html 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:42

    Hoy dia hay  6 millones de inmigrantes. La poblacion extranjera representa 10% de la poblacion. Esto hace que tengamos 5,4 millones  parados viviendo en la desesperacion y la miseria, y más de 400.000 españoles se hayan visto ya obligados a emigrar.  Demasiada inmigracion fue gasolina para la burbuja y ahora un desastre para la economia, el empleo y los servicios sociales.  España en 2007 tenia un 8,5% de paro, lo cual quiere decir que se dejo entrar inmigracion con tasas demasiado altas de desempleo, por encima del 9%, estos inmigrantes no debieron entrar. España podria tener ahora una tasa de paro del 5%, solo que PP y PSOE no quisieron.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:41

     "Suponte que tú ofreces un empleo y sólo hay un tío que quiera trabajar. Tienes que pagarle lo que pida. Pero pon que haya cien hombres (...). Supón que haya cien hombres interesados en el empleo; que tengan hijos y estén hambrientos. Que por diez miserables centavos se pueda comprar una caja de gachas para los niños. Imagínate que con cinco centavos, al menos, se pueda comprar algo para los críos. Y tienes cien hombres. Ofréceles cinco centavos y se matarán unos a otros por el trabajo". John Steinbeck, Las uvas de la ira, 1939. Ejército industrial de reserva http://es.wikipedia.org/wiki/Ej%C3%A9rcito_industrial_de_reserva

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 21/07/15 12:41

    PP y PSOE REVENTARON el mercado laboral  con mas de 7 millones de inmigrantes y ahora lo utilizan como EXCUSA para precarizarlo.  La  explicación del paro descomunal que padecemos es sencilla: tenemos los mismos puestos de trabajo que en 2003, antes de los más de 3,6 millones de empleos ficticios/pasajeros creados por la burbuja economica que ya  han desaparecido, pero hay 6 millones de inmigrantes más. El problema no es la inmigracion en si sino la entrada masiva e inasumible que PERMITIERON  y FOMENTARON PP y PSOE para que sus amigos empresarios tuvieran mano de obra abundante y barata para trabajar en condiciones de esclavitud, con sueldos miserables y rebajar a su vez las condiciones laborales del resto de trabajadores españoles. Recordar que el salario medio incluso disminuyó durante la burbuja. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Sociata Sociata 21/07/15 11:16

    Jueces Para la Democracia con su acción en defensa de la Constitución y los derechos de la ciudadanía están dando una autentica lección de lo que supone un Estado de Derecho más allá de cualquier color político.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • roman roman 21/07/15 09:39

    Jueces para la Democracia, es una asociación que no es mayoritaria en la judicatura, pero si no estuieran, las ideas más retrogradas y los comportamientos más manipuladores del Poder, camparían más a sus anchas. Son una bocanada de democracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • LUIS RAMON LUIS RAMON 21/07/15 10:26

      Completamente de acuerdo. Tiene gracia que de los tres poderes constitucionales (gobierno, legislativo y judicial) esté siendo precisamente el judicial el que más esté haciendo por frenar las insoportables desigualdades que están provocando los otros dos en este país. Por lo menos en los despidos, desahucios y preferentes se están produciendo algunas sentencias esperanzadoras. No es de extrañar que el cuarto poder, el financiero, (no constitucional pero que lleva camino de convertirse en el único poder) presione con todas sus fuerzas para evitarlo. A éstos, expresiones como Separación de Poderes o Estado Democrático de Derecho se las trae al pairo. Al gobierno no le gusta oír hablar de reformar la Constitución. Normal, se la saltan a la torera siempre que quieren protegidos por un Tribunal Constitucional hecho a su medida.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • asereje asereje 21/07/15 13:18

        totalmente de acuerdo con lo que decís. Son insaciables estas instituciones citadas y la derecha está a su servicio y a lo que dispongan los poderes financieros y económicos, así que como nos sigan gobernando acabaremos sin los derechos que tanto ha costado conseguir. ¡¡ Me fastidia que parece que la gente no se da cuenta de esto¡¡

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



 
Opinión