x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Activismo LGTB

Festival Agrogay: no se pueden poner ‘armarios’ al campo

  • La segunda edición de este festival que se celebrará en una granja de Lugo el 29 de agosto pretende visibilizar al colectivo LGTB en el medio rural
  • Música, talleres y magia servirán para envolver el mensaje que subyace a este evento: la diversidad sexual, la ecología, la sostenibilidad y el respeto por el patrimonio material e inmaterial

Publicada el 18/08/2015 a las 17:50 Actualizada el 18/08/2015 a las 21:08
Los organizadores del festival trabajan en los sectores de la agricultura y ganadería.

Los organizadores del festival trabajan la cultura, la agricultura y la ganadería.

AGROGAY
Monterroso (Lugo) acogerá este 29 de agosto la segunda edición del festival Agrogay, un evento que quiere visibilizar al colectivo LGTB en el medio rural, donde tradicionalmente ha sido más difícil salir del armario. No obstante, asegura a infoLibre Braulio Vilariño, uno de los organizadores, no en todos los pueblos "hay marginación". "Sí quizá al principio, cuando a algunas personas les cuesta aceptar su condición y hacerla visible, pero cuando se está por encima de esas cuestiones, es igual de fácil que en otros sitios", explica.

Fácil para quienes no reducen sus relaciones sociales a un pequeño grupo de homosexuales, algo que sí puede resultar complicado en una zona tan despoblada como la comarca de Ulloa, donde se celebra el evento. Y aunque todos los organizadores son gays y lesbianas, Agrogay "no es un festival sectario. Viene gente heterosexual y hemos recibido apoyo de los comercios y de las instituciones", afirma Braulio, que trabaja como labrador.

Junto a él organizan esta actividad Laura (aprendiz de muiñeira, yerba mate-r y tango rural), Adrián (que se dedica a hacer realidad proyectos cooperativos), Gina (activista), Marta (la granjera diferente), Gabriel (maestro de canto, pandereta y baile tradicional) y David (cantaor), vecinos de la comarca que se han ido conociendo estos años y que trabajan directa o indirectamente en la cultura, la agricultura y la ganadería. O labran cultivos o venden "alimentos kilómetro cero", esos que crecen y se comen prácticamente en el mismo sitio, haciendo honor a otros de los principios de esta fiesta: la ecología, la sostenibilidad y el respeto por el patrimonio material e inmaterial

Pero al festival Agrogay lo mueve un impulso en especial: la supervivencia de los pueblos. Braulio y sus compañeros quieren aprovechar para exigir medidas contra la despoblación, algo a lo que bien podrían contribuir quienes viven o malviven en las ciudades sin ser conscientes de lo mucho que cambiaría su vida si decidieran poner rumbo a un pueblo. Y aprovechan para romper un tópico: "Se cree que los homosexuales estamos marginados en el medio rural y no es así. Aunque puedan pensar que nuestra vida es difícil aquí, no lo es".

'Cruising'... de semillas

Agrogay ha programado para el sábado una oferta de actividades que recorrerá el día entero y que se desarrollará en la granja Maruxa. Incluye una feria de artesanía, espectáculos de magia y humor, entrega de los premios Visibilidad Agrogay, conciertos de folk y zona de cruising para intercambiar semillas.

El festival se autogestiona con los cinco euros que pagan los asistentes, que antes deben inscribirse (en agrogaysdaulloa@gmail.com pueden hacerlo) ya que el aforo es limitado.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión