x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Energía nuclear

Greenpeace coloca bidones “nucleares” en la Puerta del Sol contra el ATC

  • La ONG advierte del peligro que supone transportar los residuos pasando por 216 pueblos hasta llegar a Villar de Cañas, en Cuenca
  • Critica que este "cementerio nuclear" costará 1.000 millones frente a los 20 millones que costaría un almacén individualizado en cada central

infoLibre
Publicada el 18/09/2015 a las 12:44 Actualizada el 18/09/2015 a las 12:45
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Protesta de Greenpeace en la Puerta del Sol contra el ATC de Cuenca.

Protesta de Greenpeace en la Puerta del Sol contra el ATC de Cuenca.

GREENPEACE
Greenpeace instaló este viernes una treintena de bidones "radiactivos" en la Puerta del Sol de Madrid para protestar contra la construcción de un cementerio de residuos nucleares (ATC) en la localidad conquense de Villar de Cañas, informa Europa Press.

La organización ecologista comenzó la protesta a las 9:00 de la mañana y pretende así concienciar del "peligro" que, a su juicio, constituye la instalación, teniendo en cuenta que los residuos nucleares deberán ser trasladados por carretera desde las centrales españolas hasta el almacén temporal centralizado.

Precisamente por esto los responsables de la acción portaban una pancarta con el lema ¡Peligro! Ruta nuclear en 216 municipios y la reivindicación No al cementerio nuclear, reclamando una moratoria al proyecto de construcción del ATC al considerarlo "caro" e "innecesario".

"Bidones radiactivos reales podrían estar ahora circulando por nuestras carreteras y cruzando más de 200 pueblos de España", aseguró la responsable de campañas de la ONG, Raquel Montón. "Un riesgo que no necesitamos, como tampoco tenemos necesidad gastarnos más de 1.000 millones de euros en construir el ATC. Desde Greenpeace queremos reiterar que es un peligro y que no es necesario. Por eso exigimos una moratoria y animamos a los municipios afectados a que se sumen a ella".

Según la organización, esta infraestructura provocará también daños económicos a la región (en términos de disminución del valor de los terrenos y productos locales), mayor ansiedad entre la población del lugar y los municipios por los que discurra el transporte, y "despilfarro económico".

De 20 a 1.000 millones

Greenpeace asegura que el ATC de Villar de Cañas tendrá un coste de unos 1.000 millones de euros, muy superior a los 20 millones que, según indican, cuesta construir un almacén temporal individualizado (ATI) en una central nuclear.

Además, en lo referente a la obligación de España de repatriar los residuos nucleares enviados a Francia tras el incendio del reactor 1 de la central de Vandellós (Tarragona) en 1989, la organización se muestra convencida de que "se puede renegociar una vez más la fianza con Francia respecto a los residuos nucleares que están alojados en La Hague".
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 19/09/15 00:32

    Lo de los mil millones es absurdo: un coste casi del mismo orden de magnitud que el de una central nuclear completa para una instalación mucho menor y con muchísimo menos equipo. El mayor riesgo para el coste proviene de que el proyecto se eternice, algo a lo que seguramente no serían ajenos los muy belicosos (contra lo que su nombre sugiere) señores de Greenpeace. En cuanto a pasar por no sé cuantísimos municipios, el mayor peligro provendría de los manifestantes impidiendo el libre paso del transporte. De la solidez del contenedor da idea que su peso es de unas 150 toneladas, unas diez veces mayor que el de la carga de combustible que lleva dentro. En lo único que puede llevar algo de razón Greenpeace es en la dudosa utilidad de la instalación: salvo para guardar los residuos vitrificados de Vandellós 1, ahora en Francia a decenas de miles de euros al día, parecería más lógico construir almacenes locales en cada central. Y los vitrificados se podrían guardar en una de esas centrales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.