x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El 'caso Bárcenas'

Ekaizer: “En ‘Gürtel’ se juzgará lo que no fue posible hace más de dos décadas con el 'caso Naseiro”

  • El periodista establece un paralelismo entre la actuación del tesorero del PP de los años 90 y Bárcenas
  • Ekaizer ubica en el centro de la trama al expresidente del Gobierno José María Aznar

Publicada el 26/10/2015 a las 06:00
Ernesto Ekaizer durante la presentación del libro Queríamos tanto a Luis en el programa El Intermedio.

Ernesto Ekaizer durante la presentación del libro 'Queríamos tanto a Luis' en el programa 'El Intermedio'.

infoLibre
Ernesto Ekaizer (Buenos Aires, 1949) es, probablemente uno de los periodistas que mejor conoce a Luis Bárcenas, personaje al que disecciona en su trabajo Queríamos tanto a Luis. Un libro que no es una simple compilación de las noticias publicadas sobre el extesorero del PP, sino que muestra, incluyendo importantes novedades, cómo en el partido presidido primero por Manuel Fraga (Alianza Popular), después por José María Aznar y ahora por Mariano Rajoy, se utilizó un método de financiación que el juez Pablo Ruz considera, de forma indiciaria, ilegal.

“Ahora mismo lo que se ha investigado y visto para juicio oral son los casos Gürtel y sobre todo los papeles de Bárcenas o contabilidad B del PP en la Audiencia Nacional. Y lo que se archivó en 1992 fue el caso Naseiro”, recuerda Ekaizer en conversación con infoLibre. "Aquel juicio se frustró porque el Supremo anuló las pruebas. El PP de Aznar y de Rajoy, pues, no escarmentaron. Luis Bárcenas siempre estuvo allí. En Gürtel y papeles de Bárcenas se juzgará lo que no fue posible hace más de dos décadas".

“Mientras se instruye el caso Naseiro, en 1990, y se celebra el breve juicio oral, en 1992, Luis ha comenzado a llevar una contabilidad paralela, una caja B, que continúa a la de Naseiro, sin paréntesis, desde el mismo día que ha estallado el caso. La absolución de los dirigentes del PP, pues, no solo no sirve de escarmiento. Detrás del escenario continúan con el sistema de financiación irregular, que ha sido exonerado al ser anuladas las pruebas de cargo que hubieran supuesto su voladura”, explica el libro, que logra después establecer un paralelismo entre la actuación de Naseiro en los años 90 y la de Bárcenas tras estallar el caso Gürtel.

“Viernes, 14 de diciembre de 2012. Han pasado 22 años y medio desde que en abril de 1990 su anterior jefe en la Tesorería del PP, Rosendo Naseiro, hiciera una cosa parecida a la que él está por hacer”, se indica al principio del capítulo 3, La fortuna y los papeles. A partir de esta página, Ekaizer muestra cómo Bárcenas acude a un notario para que hubiera una constatación de que junto a Álvaro Lapuerta habían llevado el control de ingresos y gastos “del epígrafe donativos del PP entre los años 1994 y 2009"

"El predecesor de Bárcenas, Rosendo Naseiro, había hecho la misma operación, aunque en el acta notarial había sido un poco más claro que Bárcenas”, relata Ekaizer, que en Queríamos tanto a Luis reproduce el texto del acta notarial de Naseiro, que dice: “Toda mi actuación al frente de la Tesorería Nacional se ajusta estrictamente al marco legal y allí donde haya adoptado alguna decisión lo ha sido siempre bajo la supervisión, directrices y criterios de don José María Aznar”.

De esta forma, Ekaizer logra ubicar en el centro de la trama al expresidente del Gobierno, José María Aznar, de quien recuerda que el propio Bárcenas ha declarado que los presidentes y secretarios generales del partido no solo estaban al tanto de la existencia de la caja B, sino que eran las personas que daban las órdenes en relación a ella.

“De momento, no tengo noticia de que algún dirigente del PP se haya querellado por lo que digo en este libro”, contesta este veterano periodista, que escribe en el diario El País y en Cambio 16 y es comentarista habitual de varios programas de televisión y radio, como por ejemplo Las Mañanas de Cuatro y Hoy por Hoy (Cadena SER).

El trabajo de Ekaizer no solo consigue un relato completo de los dos procedimientos judiciales vinculados con el PP, sino que aporta datos novedosos de la actuación de personajes que han jugado un papel de relevancia en la investigación. Como por ejemplo las continuas llamadas entre el exministro Alberto Ruiz-Gallardón, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, o el fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas.

Otro nombre que aparece es el de Alfredo Prada, que fuera vicepresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid con Esperanza Aguirre. “Juega un papel muy importante, ya que es muy amigo de Mariano Rajoy”. El hombre que según el relato le traslada al presidente del Gobierno la petición de Bárcenas de que aparte a las fiscales del caso: “Prada y Luis Bárcenas le hablan al presidente de un fiscal del Tribunal Supremo. Están pensando en la sustitución del fiscal de Anticorrupción, Antonio Salinas”. Pero Ruiz-Gallardón no accede al cambio.

También llaman la atención dos episodios desconocidos, en los que se implica a la Policía y al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Así, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, se reunió con el extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís, imputado por una transferencia de 3 millones de euros desde la cuenta suiza de Bárcenas al estallar el caso Gürtel en 2009 a una cuenta de una empresa, Brixco, del grupo empresarial de Sanchís. La cita tiene lugar después de que Sanchís y su letrado mantuvieran una reunión en sede policial (Canillas) con el comisario general de la Policía Judicial, José García Losada, y con el jefe de la UDEF, el comisario Manuel Vázquez López.

El segundo caso que relata el libro de Ekaizer en el que aparece la Policía es al principio de la llegada del juez Pablo Ruz a la instrucción de Gürtel. El magistrado se ve obligado a hacer frente a una ofensiva de Bárcenas: “En carta de 27 de agosto de 2012, Alfonso Trallero, el abogado de Bárcenas, solicita al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que se dirija a la UDEF para que se realice un nuevo informe en el que se establezca que Luis Bárcenas no es L.B. ni Luis el Cabrón, un apodo que había aparecido varias veces en la contabilidad de las empresas de la trama Gürtel. Y Cosidó traslada la carta, tal y como se ha pactado, a la Policía Judicial”, explica el libro de Ekaizer, que destaca que el comisario José Luis Olivera acuerda una cita con el abogado de Bárcenas a espaldas del juez en el pub Milford de Madrid.

El comisario Olivera acude a la reunión con Alfonso Trallero, abogado de Bárcenas, en compañía de su sucesor, el jefe de la UDEF Manuel Vázquez López. La carta acaba en el juzgado de Ruz, que al igual que la Fiscalía Anticorrupción considera que esta iniciativa “se sitúa voluntariamente extramuros del procedimiento judicial, privando al instructor de la dirección del mismo”.

Pero, además, la Policía, acaba incluyendo en uno de sus informes dirigidos al juez Ruz la aseveración de que en relación a la vinculación del apodo Luis el Cabrón “no tiene datos concluyentes al 100%”.

Ekaizer también plasma en su libro datos concretos sobre los diferentes episodios que componen el caso como, por ejemplo, un mensaje de texto que recibe en su teléfono el magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez –actualmente en servicios especiales en París–, que ve perplejo cómo la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, con activa participación del juez Enrique López, impide en escasas horas que Bárcenas llegue a declarar en su juzgado. López está de actualidad ya que esta misma semana, el dia 30 de octubre, el pleno de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidirá si se le mantiene en los tribunales de enjuiciamiento de Gürtel y papeles de Bárcenas, donde es magistrado ponente, o se le aparta a raíz de una recusación sobre la que la Fiscalía Anticorrupción ha aportado antecedentes de derecho y datos para que abra camino.

El libro resulta indispensable para conocer todas las maniobras de estos últimos años en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y en la Audiencia Nacional en relación con la financiación ilegal del PP. Explica también que durante un tiempo los originales de los papeles de Bárcenas estuvieron en poder del empresario del mundo de la comunicación Julio Ariza y Miguel Durán, abogado de Pablo Crespo, lugarteniente de Francisco Correa. A ellos se los pidió la propia mujer del extesorero del PP, Rosalía Iglesias, para entregar dos páginas a continuación al entonces director del diario El Mundo Pedro J. Ramírez.

“El libro también retrata a otros personajes, como por ejemplo es el caso de Pedro J. Ramírez”, apunta Ekaizer a infoLibre, que subraya que tras conocer que los papeles de Bárcenas estaban en poder de El País hizo todo lo posible para recuperar el liderazgo y la ventaja informativa: “Esta competencia le lleva a obtener dos folios del original de los papeles y a que se aporten al juez. Dice mucho a su favor y de su trabajo”, resalta el autor.

Precisamente, en la página 244, Ekaizer subraya la importancia que tiene el exdirector de El Mundo en la elección del nuevo abogado para Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, amigo personal del periodista y colaborador del periódico. Rosalía Iglesias le pregunta: “¿Oye, Pedro, tú conoces a Javier Gómez de Liaño? Es que le he escuchado hablar con [el abogado] Miguel Bajo y me ha gustado lo que ha dicho". Ramírez se da cuenta de que ella ignora que Gómez de Liaño es un estrecho colaborador suyo en mil batallas y en el periódico: "Sí, claro, Rosa… aquí tienes su número de móvil”, le contesta el periodista.

Llegados a este punto, merece la pena advertir que en la estructura literaria del libro a cada capítulo sigue otro llamado Garganta Profunda. Para un lector avezado, resultaría evidente que podría tratarse del mismísimo Bárcenas y de otras fuentes que el autor prefiere mantener en el anonimato.

En estos capítulos nos dice que Bárcenas protesta contra sí mismo y el azar al haber solicitado en 2010 una Visa para hacer un viaje a Alaska para practicar heliesquí, lo que lleva a las autoridades helvéticas a informar a España de que tiene cuentas en Suiza. Y esta bomba al explotar acelera el proceso que lleva a descubrir sus cuentas opacas en el país centroeuropeo.

En el libro, Ekaizer da fe de haber hablado con jueces y magistrados, fiscales, ministros, periodistas, diputados y un largo etcétera de fuentes, entre las que se encuentra Luis Bárcenas. Todos ellos, parece, contribuyen a dar voz a Garganta Profunda.

Y como todo buen libro, Ekaizer también explica en Queríamos tanto a Luis otros episodios que sin duda podrían proyectarse para el futuro, como las posibles grabaciones de al menos dos conversaciones, de Bárcenas a Javier Arenas y al propio Rajoy.

“Lo que me dicen es que Luis preparó minuciosamente la propuesta de liquidación del sobrante [de los papeles de Bárcenas] habida cuenta de que ya estaba recogiendo los trastos de Génova 13. ¿Eso qué significa? Que llevó un instrumento para grabar las escenas, desde la consulta con Arenas hasta la de Rajoy en su despacho”, se puede leer en las páginas 305 y 306 del libro.

También nos da una pista inédita que explica el origen de la Operación Púnica, por la que permanece dede hace casi un año en prisión el exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados.

El libro indica: "La unidad de inteligencia policial helvética detecta a finales de 2012, a raíz del caso del espionaje que enfrenta a dos facciones del Gobierno de Esperanza Aguirre, que Granados tiene una cuenta en Suiza. Alertan al fiscal Antonio Salinas y la información acaba en los despachos del ministro Ruiz-Gallardón y de Rajoy en La Moncloa. Pero como los datos son reservados no se puede hacer nada. Sólo estar preparados. Un año más tarde, en enero de 2014, se filtra la cuenta y meses después estalla la Operación Púnica, llamada así por el granado, que en latín es Púnica Granatum".
Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • agua agua 26/10/15 21:26

    Conociendo algunas de las intervenciones de E.Ekaicer, siempre clarificadoras y rigurosas a través de distintos medios, me hacen reafirmar mi afecto y admiración hacia su persona, por su compromiso y dedicación para descubrir y dar a conocer el subsuelo por el que se mueven, como vemos cada día, tantos personajillos de modales y formas de recta y formal apariencia, pero que realmente funcionan como auténticos parásitos sociales, sin escrúpulo alguno, con estrategias y subterfugios de “ingeniería financiera” muy difíciles de detectar . Creo que el libro de E. Ekaizer, responde a la calidad y altura de miras del autor.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • +mad +mad 27/10/15 03:15

      ¿y quien ha dicho que no hubiese relación entre la corrupción del caso Naseiro y el narcotráfico destapado en ese caso Naseiro (y que fue la excusa para no juzgar aquello)? (caso Naseiro: corrupción y narcotráfico: https://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Naseiro) (..porque después hemos descubierto que si que había una relación habitual entre el narcotráfico y el PP (Alianza Popular) y numerosos de sus políticos: http://politica.elpais.com/politica/2013/04/05/actualidad/1365191629_786463.html /// https://cazadebunkers.wordpress.com/2013/08/27/las-10-casualidades-que-vinculan-al-pp-con-el-narcotrafico-pero-esto-no-lo-investigan/ )

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Antropus Antropus 26/10/15 18:01

    Me gusta el título del libro, todo este caso me lleva a dos preguntas: ¿En otro país occidental y avanzado, seguiría gobernando un presidente que ha mentido y mensajeado a un delincuente, en cuyo delito participa o encubre? ¿Como sigue el PP teniendo incautos que les voten, después de todo lo que hemos ido conociendo?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión