x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Memoria histórica

El Ayuntamiento de Madrid paraliza la retirada de vestigios franquistas

  • El consistorio elabora un marco normativo para garantizar la viabilidad técnica y la seguridad jurídica en la aplicación de la Ley de Memoria
  • "Servirá para establecer criterios y procedimientos que faciliten la ejecución del Plan Integral de Memoria de Madrid", apuntan

infoLibre
Publicada el 03/02/2016 a las 19:42 Actualizada el 03/02/2016 a las 20:03
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, antes de reunirse con Cifuentes el 14 de julio.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

EFE
El Ayuntamiento de Madrid paralizó este miércoles la retirada de vestigios franquistas hasta que esté listo un marco normativo para garantizar la viabilidad técnica y la seguridad jurídica en la aplicación de la Ley 52/2007 de 26 de diciembre, la conocida como Ley de Memoria Histórica, informó Europa Press.

"Al no haberse aplicado la misma desde su aprobación en el año 2007 en la ciudad de Madrid, no existen procedimientos ni normativa municipales de rango inferior a la ley, que son necesarios desarrollar para proceder a su aplicación", señaló el Consistorio en una nota de prensa.

Con las primeras actuaciones el consistorio de la capital detectó estos vacíos normativos y procedimentales. El Ayuntamiento, según informaron, ya ha comenzado a trabajar en la elaboración de un marco normativo con los servicios jurídicos y el equipo de Patrimonio del Consistorio.

Este trabajo se está haciendo de manera simultánea a la elaboración del Plan Integral de Memoria de Madrid, que está llevando a cabo la Cátedra de Memoria Histórica del Siglo XX de la Universidad Complutense, que se presentará el próximo mes de abril.

"Este marco normativo, que se concluirá a la vez que el Plan, servirá para establecer criterios y procedimientos que faciliten la ejecución de las distintas actuaciones que se deriven del Plan Integral", añadieron.

La elaboración de este marco se llevará a cabo sin perjuicio de aquellos aspectos de la ley que tengan normativa municipal de aplicación, como es el caso del cambio de los nombres en el callejero de Madrid. "Este viene regulado por la ordenanza de la denominación y rotulación de vías, espacios urbanos, así como edificios y monumentos de titularidad municipal y de la numeración de fincas y edificios", explicó el ayuntamiento.

Esta normativa municipal obliga a que las peticiones de cambio de denominación de las calles se aprueben en cada Junta Municipal de distrito elevándose al Pleno. Si se trata de vías y espacios urbanos se remite al Área de Cultura y Deportes. Los cambios en parques y jardines pasan por Medio Ambiente y Movilidad. El último trámite es presentarlo en la Junta de Gobierno para su aprobación definitiva.

Revisión de vestigios

En cuanto a la retirada de los vestigios, cada caso será revisado según lo que se establezca en los criterios, procedimientos o normativas que se elaboren, analizándolos con los informes necesarios.

Respecto a la lápida erróneamente retirada que conmemora el fusilamiento de ocho beatos Carmelitas en el cementerio de Carabanchel Bajo, a primera hora de hoy se ha procedido a su restitución.

Cunplimiento de la ley

La Ley de Memoria Histórica tiene por objeto reconocer y ampliar derechos a favor de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicos o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil y la Dictadura, y promover su reparación moral y la recuperación de su memoria personal y familiar.

El artículo 15.1 incluido en la Ley de Memoria Histórica, establece que las administraciones públicas tomarán medidas para la retirada de escudos, insignias, placas o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la dictadura.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión