x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Entrevista | El futuro de IU

Paloma López: “IU tiene que desprenderse de su imagen de conflicto permanente”

  • La eurodiputada, favorita para encabezar la lista promovida por los firmantes de la Declaración de Zamora para liderar IU, asegura que la actual dirección no ha sabido "poner en valor" la federación
  • "Si a mí alguien me dice que eso de 'superar' o 'trascender' IU significa que IU tiene que desaparecer, nosotros no estamos de acuerdo", afirma López

Publicada el 06/04/2016 a las 06:00
La eurodiputada de IU Paloma López, en una imagen de archivo.

La eurodiputada de IU Paloma López, en una imagen de archivo.

RTVE
La eurodiputada Paloma López (Madrid, 1962) no confirma que aspirará a liderar IU, pero sí admite que si se lo pidieran no se echaría "para atrás". López, junto a otros dirigentes de IU como José Antonio García Rubio, presentó hace unos días la ponencia IU sí; con más fuerza, un documento que aúna sus ideas políticas de cara a la Asamblea Federal de IU que tendrá lugar el próximo mes de junio. Por de pronto, han conseguido el apoyo del coordinador saliente, Cayo Lara, y su equipo se perfila como uno de los tres favoritos, junto al liderado por Alberto Garzón y el que promueve Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares.

Eurodiputada desde 2014, López había desarrollado toda su actividad previa en el sindicato CCOO, donde llegó a ser secretaria de Empleo y Migraciones a nivel estatal. El pasado mes de febrero, fue una de las firmantes de la llamada Declaración de Zamora, donde varios dirigentes criticaban la devaluación que, a su juicio, está sufriendo la marca de IU por parte de la corriente mayoritaria, y en la ponencia en la que colabora ahonda en estas ideas. Según López, uno de los errores fundamentales cometidos por IU es no haber sabido "poner en valor la organización", y pide saber "qué significa" el propósito de "superar IU" que han manifestado líderes como Garzón.

infoLibre entrevista a López dentro de una serie de encuentros con representantes de las tres ponencias con más apoyos que se han presentado a la Asamblea Federal de IU. Hace unos días, este diario publicó una entrevista con Tasio Oliver, dirigente de Izquierda Abierta y aspirante a liderar IU, y en los próximos días ofrecerá una charla con Alberto Garzón.

PREGUNTA: Existe un fuerte consenso dentro de IU de que Alberto Garzón es el claro favorito para la próxima Asamblea ¿Qué les empuja a presentar su proyecto?

RESPUESTA: Evidentemente, Alberto [Garzón] parte como el favorito, pero si hiciéramos el símil de un partido de fútbol entre el Barcelona y el Atleti, el Barcelona sería el claro favorito, pero eso no significa que la afición del Atleti no quiera que su equipo juegue. Tenemos diferencias con respecto al planteamiento de Garzón, con respecto a lo que hemos estado viendo en el último año y medio. Son diferencias de relato y de concepción, y además no nos planteamos nuestra candidatura en términos de ganadores y perdedores, sino de potenciar el debate y la pluralidad, y por eso no podemos no atrevernos a dar un salto porque ya haya un favorito. Es un momento para la valentía, donde se necesitan respuestas políticas firmes, y creo que es muy importante tener un debate plural y una asamblea participativa. Presentar una ponencia, de momento, alternativa, va con el objetivo de generar ese debate, y estamos teniendo una respuesta muy buena dentro de la organización.

P: ¿Cuáles son sus diferencias fundamentales con la línea política que se ha seguido este último año y medio?

R: Tenemos algunas diferencias. Cada vez que oímos aquello de "superar IU" nos preguntamos qué significa, porque nosotros también queremos superar IU, pero sin destruirla. IU, hace treinta años, se constituyó como un instrumento válido, y nosotros seguimos pensando que sigue siendo igual de válido e igual de necesario para la parte de la sociedad a la que nosotros nos queremos dirigir, que son fundamentalmente las clases más desfavorecidas y los trabajadores. Y ahora más que nunca, porque hay una situación de precariedad de los trabajadores, de deterioro de nuestro escaso Estado del bienestar, un fortalecimiento del capitalismo, un vaciamiento de la democracia. Eso no quiere decir que no haya que modificar cosas, actualizar estructuras o llevar a cabo planes de comunicación diferentes. Hay que mejorar la agilidad en la toma de decisiones, pero sin que eso signifique que sean menos los que las tomen, al contrario: queremos que sean muchos más, y ahora se puede hacer, tenemos métodos telemáticos con los que se pueden tomar decisiones de abajo a arriba en 24 horas.

P: ¿Qué errores ha cometido, a su juicio, IU, para haber caído electoralmente en un contexto que a priori le es favorable?

R: Nos pasa, en general, que trabajamos mucho y nos vendemos muy mal. Hemos cometido varios errores, y el primero es no haber puesto en valor la organización. Nosotros pensamos que el resultado de las elecciones europeas fue muy bueno, pasamos de medio millón de votos a millón y medio y triplicamos nuestros eurodiputados. En aquel momento apareció Podemos con fuerza, haciendo un discurso que funcionaba bien y conectaba con la sociedad, fundamentalmente con las clases medias frustradas que ven como sus expectativas no se cumplen, que no es exactamente nuestro electorado; puede serlo, pero tampoco tiene por qué serlo.

Ahí podría haber habido una buena conjunción entre ambos. Yo no entiendo por qué, en lugar de valorar nuestra posición, nos sentimos con complejo de inferioridad frente a Podemos. Si desde aquel momento hubiésemos estado en posición de igualdad con ellos hubiésemos podido construir una confluencia de cara a las generales que hubiese surgido fortalecida, con un programa conjunto donde hubiera podido haberlo y, en los puntos donde existieran diferencias, manteniendo el programa propio de cada fuerza. Pero desde ese momento comenzamos a trabajar con un complejo de inferioridad, con la idea de que nos habíamos equivocado, con sumisión al planteamiento de Podemos. Ahí se rompe el crecimiento electoral que teníamos, y también es cierto que la aparición de Podemos hace que la movilización social disminuya…

P: ¿Cree que la disminución de la movilización está causada por Podemos?

R: Creo que la gente piensa que alguien va a defender bien su posición y por tanto no necesita seguir trabajando en la calle. IU sigue en la calle, yo no comparto este discurso de que IU ha abandonado la calle por estar en las instituciones, pero nos fuimos debilitando porque no pusimos en valor la organización. Y llegamos a las elecciones autonómicas y locales, nos cuesta construir confluencias, pero en las municipales vamos en casi todas partes en candidaturas de unidad. Conseguimos un mal resultado en las autonómicas, pero obtenemos un buen resultado en las diputaciones y en las locales, y tampoco ponemos en valor ese buen resultado. IU, por su propia naturaleza, tiene como espacio propio de intervención el municipalismo, porque es lo que nos conecta con la gente. Nuestro trabajo está en la proximidad. En las comunidades nos fue mal, y tendremos que hacer un análisis de por qué: yo creo que porque hemos trabajado poco desde las europeas un auténtico proceso de convergencia en términos de igualdad.

P: Pero en las europeas IU no llegó siquiera al 10%. Es un buen resultado comparándolo con el que obtuvieron en 2009, pero con ese porcentaje no se puede gobernar como sí hace, por ejemplo, Paco Guarido en Zamora. ¿Cuál es la gran diferencia y cómo se puede trasladar ese buen resultado a nivel federal?

R: La proximidad. Nosotros hacemos varias propuestas en este sentido, diciendo que tenemos que construir un discurso que haga ver a la gente la utilidad de IU igual que se la ve en los municipios, donde dice “IU es útil porque yo sé la política que van a hacer y los resultados que va a tener”. Tenemos que armar un discurso propositivo de cara a la ciudadanía: si a la gente le preocupa el desempleo, vamos a hablar de ello, porque tenemos propuestas. Tenemos propuestas en materia de protección social, defendemos los servicios públicos, queremos hablar de bancos de tierra, de banca pública, de elementos que hay que trasladar a la sociedad que no son retórica, sino cosas que se están haciendo en otros lugares y que se pueden llevar a cabo. 

P: ¿Y por qué no llega, según usted, el discurso de IU a la ciudadanía?

R: Porque nosotros no tenemos eco mediático. Es verdad que el discurso de la izquierda no es un discurso sencillo, porque hay que tratar de explicar de forma sencilla cosas muy complejas, pero nosotros tenemos muy poco apoyo de los medios. Si nosotros hubiéramos tenido tanta difusión como ha tenido Podemos o tienen otros, a lo mejor hubiésemos tenido otros resultados. También se vende mal la organización, tenemos que desprendernos de esta permanente imagen de conflicto: no hay problema en que debatamos, pero cuando lleguemos a una síntesis tenemos que ser capaces de caminar juntos. Y además, a veces en nuestros discursos hablamos del “ahora o nunca” de que “es el momento”, cuando las condiciones sociales para esos discursos no se están dando. Tenemos que ser menos pretenciosos: nosotros caminamos hacia un mundo socialista, queremos transformar la sociedad, queremos un mundo republicano, queremos una sociedad laica, pero mañana mismo al parado de la esquina le quiero dar una respuesta.

P: ¿Qué errores tiene el modelo organizativo actual para que se produzca esa imagen de que están siempre en conflicto?

R: Hay que darle mucho más presencia al debate de las bases. Hemos perdido la tradición de que sea la gente por la base la que tome las decisiones. Yo creo que se necesita tener organización, y creo que es fundamental que las estructuras sean muy plurales y todos hagamos un pacto de respeto a esa pluralidad: no puede ser que lo que se traslade permanentemente es que no sé quién está enfrentado con otro, y pongamos diecisiete tuits sobre ello. Podemos estar enfrentados, no pasa nada, pero cuando hayamos debatido, defendamos todos un solo proyecto.

También tenemos que resolver el problema de cómo confeccionamos las listas, porque cada vez hacemos un invento y eso no puede ser. Las primarias no están mal, pero nosotros creemos que quien tiene que participar es quién está implicado en la organización, es decir, los afiliados. Está bien que los simpatizantes den su opinión, pero hay gente implicada en la organización y es quien tiene que tomar las decisiones, porque la organización es suya. Yo también he echado de menos en este tiempo las áreas de trabajo, que no han funcionado, quitando Enseñanza.

P: Pero me dice el “qué” y no el “por qué”. ¿Qué le ocurre a IU para tener estos problemas organizativos, cree que es un problema de falta de agilidad, como traslada el equipo de Alberto Garzón?

R: Yo creo que los órganos son tan ágiles como las personas que forman parte de ellos los quieren hacer, y lo que no vale ahora es que los que han estado en los órganos digan que no son ágiles. Hay que fortalecer las bases. Pongo un ejemplo: ¿cuánto tiempo costaría organizar una consulta sobre si se va a dar apoyo a un posible Gobierno del PSOE entre toda la afiliación? 24 horas. En este momento, se puede hacer, ¿por qué no lo hacemos? A mí no me pueden decir que no han funcionado los órganos quienes hacen un documento en el que están casi todos los que han estado en los órganos, ellos sabrán por qué no han funcionado. Nosotros proponemos en nuestro documento organizar jornadas para hablar del modelo productivo, un plan integral de formación para la militancia, un plan de medios propios para promover la comunicación interna… 

P: Ustedes aseguran que no están a priori en contra de la confluencia con Podemos, pero sí de cómo se ha hecho hasta ahora. ¿Qué método proponen ustedes?

R: Cuando se va a negociar no se va con líneas rojas, pero hay que ir en posición de igualdad. Y no la ha habido con Podemos: no era necesario estar llamando todo el día a la puerta de Podemos para que nos admitieran, si ya te dicen una vez que no, puedes llamar otra, pero se acabó, no llames más. Organízate tú, busca confluencias con otras organizaciones, confluye donde sea posible y si no puedes hacerlo en otros sitios no pasa nada. Confluir, además, no es un proceso sencillo que se haga en quince días. Necesita de tiempo, de reflexión, y puedes confluir electoralmente en un momento determinado, pero si realmente te crees la confluencia la tienes que construir en un periodo amplio de tiempo.

P: Precisamente hablando del documento, ustedes hablan de la necesidad de huir de los “sumos sacerdotes”. ¿A qué se refieren?

R: El individualismo afecta mucho a la sociedad en su conjunto, no sólo en IU. La visión de la política se ha supeditado a una sociedad de consumo rápido y de individualismo, y en nuestro caso se ha focalizado la atención de manera excesiva sobre un grupo muy reducido de personas de la organización, cuando en IU hay gente fabulosa en diferentes ámbitos: está Paco Guarido, está [Gaspar] Llamazares, está Alberto [Garzón], hay cuatro eurodiputados en Europa… ¡aprovéchalos! No se puede sólo focalizar la imagen sólo sobre una persona, porque si en un momento dado esa persona decide dejar la organización ésta queda desangelada. Y luego, si hay alguien que tiene un discurso que no es el que se ha aprobado en los órganos, hay que utilizar elementos correctores, que todos los partidos los tienen.

P: Existe el temor entre algunos sectores de que una victoria de Alberto Garzón pueda suponer el inicio de la disolución de IU. ¿Comparten estos temores?

R: Es que a nosotros nos gustaría que alguien nos explicara de qué hablamos cuando decimos que hay que “trascender IU”. A mí me preocupa esto de caer en grandes refrentes lingüísticos con poco contenido por debajo. Si a mí alguien me dice que eso de “superar” o “trascender” IU significa que IU tiene que desaparecer, nosotros no estamos de acuerdo, porque la marca de IU está consolidada y es un referente claro para la ciudadanía. La marca tiene un valor en sí mismo.

P: ¿Se plantean intentar formar una candidatura crítica conjunta con la gente de Izquierda Abierta?

R: Lo ideal sería que debatiéramos en la Asamblea. No me gustaría que llegaramos a un acuerdo de documentos, de listas, sin que se hubiera debatido por las bases. Si llegamos a un acuerdo que sea a través de un documento que venga de las bases, porque si sólo va a estar implicada una parte de la organización, eso no sirve. A mí lo que me gustaría es que, cuando acabe la Asamblea, lo que salga sea para todos, pero hay cosas que hay que solucionar previamente: no se pueden hacer sistemas de listas mayoritarias, ni se puede ir a laminar a las minorías.

P: Ustedes sólo han presentado su ponencia. ¿Tienen decidido ya si van a presentar candidatos para los órganos?

R: No lo hemos decidido todavía, aunque presentar una ponencia ya es indicativo de que tenemos intención de seguir caminando.

P: ¿Pero usted se plantea aspirar a la Coordinación?

R: Si decidimos colectivamente presentar esa candidatura, yo no soy una persona que se eche para atrás, así que en ese sentido yo no tengo problema. Si los compañeros piensan que puedo resultar útil en esa candidatura, yo estaré encantada de encabezarla o de ir en el puesto 17.
Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • Tribes Tribes 08/04/16 00:35

    Lo mejor que le podría pasar a IU es que gane esta señora o bien gane Llamazares, des esa forma Garzón se daría cuenta de cuán gastado está IU y de como estos se aferran a los cargos. Se llevaría a los mejores de su equipo a Podemos y empezarían todos a remar en la misma dirección que es lo que hace falta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Joaquín Iborra Joaquín Iborra 07/04/16 12:34

    Una gran entrevista a la compañera Paloma, debemos encontrar todos los apoyos posibles para que IU siga siendo el referente de la clase obrera en España. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • villaran66 villaran66 06/04/16 20:38

    Pero...Esta mujer o es tonta o tiene más cara que espalda.Podemos tiene  70 diputados,IU tiene 2 ...? negociar de igual a igual ?.IU lleva  30 años luchando y nunca,nunca,nunca  ha conseguido la cuarta parte de los diputados que ha logrado Podemos en...!! 2 años!! tan sólo. Lo que hay que hacer para conservar el carguete (en este caso el de eurodiputada)...Pero si hasta Don Julio Anguita se lo ha explicado perfectamente ....Pablo Iglesias ha conseguido justamente lo que pretendió el,el sorpaso Tan dificil es ver que si hubieramos ido juntos en estas últimas elecciones se hubiera conseguido de sobra.Sí yo fuera Alberto Garzón os mandaba a la mierda y me marchaba como ya hemos hecho muchos y más que están pensando hacerlo mismo. Salud y Republica

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • jorgeplaza jorgeplaza 06/04/16 23:09

      No corra usted, no se entusiasme. No venda la piel del oso antes de cazarlo. O yo no sé contar o 90 (los diputados del PSOE) siguen siendo bastantes más que 69 (los de Podemos sumándole Compromís, En Comú Podem y Mareas). 69 son más de los que ha tenido nunca IU, cierto, para bastantes menos que los del peor PSOE: de "sorpasso" nada, al menos por ahora. Y 69 son muchísimos menos de los que se necesitan para gobernar, dicho sea de paso.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Lali Vaquero Lali Vaquero 06/04/16 15:01

    Felicidades por la valentía que demuestras, compañera. Es muy saludable que la pluralidad interna de IU se manifieste siempre, e imprescindible que lo haga, precisamente en los procesos asamblearios. En estos momentos de convulsión política interna y de posible cambio de rumbo, valoro tu claridad y sensatez. El futuro de IU se decidirá en su Asamblea y lo que espero, como militante, es que  fruto de un debate serio, riguroso y plural.  Te he venido siguiendo desde hace tiempo y me pareces una persona inteligente, coherente y honesta. ¡Ah! y es bueno que se sepa, que no eres fruto de la improvisación, sino de tu compromiso y tu trabajo, social, sindical y político., ¡Suerte, paloma!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • DS DS 06/04/16 13:13

    A ver los de IU, si se ponen las pilas y con todas las garantías de participación se unen en un proyecto común y de verdadera unidad de la izquierda. Garzón y los jóvenes de la organización deben ponerse al frente y que los antiguos burócratas de las esencias se cojan la jubilación. Vale ya del seudolengüaje de unidad viendo a los esperpentos del Llamazares y del Cayo en la tele y en los eventos, se les ve de lejos que van a lo suyo, y el primero que se integre en el P**E que parece que es lo que le va. (Llamazares te espera un Centro de Salud, una profesión muy bonita).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Larama Larama 06/04/16 11:39

    Qué memoria tan flaca tiene la compañera. No recuerda que ella ocupó un puesto reservado en las listas para los denominados "referentes sociales". No recuerda que en aquella ocasión las bases tuvieron poco que opinar. No recuerda que su compañero Martín Rubio ha formado parte de la dirección por lo que podría aclararle todas las dudas que plantea en la entrevista. Memoria, compañera, Memoria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 06/04/16 10:28

    Sin quitarle el valor a la izquierda, a IU,  mucha gente ante el atropello que estábamos sufriendo, necesitabamos actuaciones contundentes que nos devolvieran la fe, la fuerza. Ahí estaban los movimientos antidesahucios, Ada Colau llamando a un banquero criminal, Mónica Oltra recibiendo insultos por decir las cosas claras... Gestos necesarios, imprescindibles, lo que muchos tildan de populismo. Ahí surgió el 15M y de esa actuación de rebeldía callejera, Podemos. Eran imprescindibles y por eso están donde están. Hay que pensar en esto, en mi humilde opinión, para entender el actual panorama. Fue un antes y un después.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 06/04/16 08:19

    Lo peor de Izquierda Unida es el nombre, que es una contradicción en los términos (como decía Pío Baroja de El Pensamiento Navarro). La historia de la coalición dice a las claras que lo izquierda tiene un pase, pero lo de unida es un esperpento. Con ese nombre tan contradictorio no se puede ir muy lejos: cualquier publicitario se lo tendría que haber dicho.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • vicoposa vicoposa 06/04/16 09:13

      Tienes razón, Jorge, falla el nombre. Pero es más que eso, mucho más. En la IU "oficial", en la cúpula no se han dado cuenta de algunas cosas: 1º. que el "proletariado" como clase ya no existe hace mucho, y no porque no existamos proletarios o más aún, precarios, sino porque no existe la conciencia de paroletariado. Ahora todos somos "clase media". 2º.- IU lleva 30 años (los que les llevo votando) diciendo que nos unamos todas las izquierdas sin conseguir más que un 10% de promedio y como mucho. Demostración evidente de que algo falla, no solo el nombre, o falla el procedimiento o falla el planteamiento de fondo; pero en 30 años ya se ha comprobado de sobra. 3º De pronto salen otros que se dan cuenta del punto nº 1 y cambian el discurso de la izda por el de arriba y abajo que ese si lo entiende muy bien la clase media y ahí si que se siente idientificada, los de arriba está muy claro quienes son, no somos nosotros. Y estos novatos llegan, agitan su bandera y de pronto se ponen casi a la par del PSOE (y si la campaña dura un poco más se lo comen) y le dan una dentellada a IU más que suficiente (yo y muchos de mis conocidos entre otros). Y ahora sale esta señora con las milongas de siempre: que si la falta de agilidad en las decisiones, que si se han dejado de lado las bases, que si la falta de defensa de la marca y el colmo: Que si negociar de tú a tú. ¿Como de tú a tú? ¿es que no te has dado cuenta de que lo qu tú llevas 30 años intentando otros lo han conseguido A LA PRIMERA?, Pues menos de tú a tú, más darse cuenta de la realidad social, más humildad y más conjunción con "la causa común". Y si eso supone disolverse pues chispún. Yo no soy partidario de la disolución, pero si de poner cuaddros, estructuras, experiencia a disposición del nuevo colectivo. Es fácil de entender, lo dijo Pablo Iglesias desde el principio.: Nada de sopa de letras, suma de personas. ¿o es que de lo que se trata es de mantener la parcelita????????? Salud y res publica

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión