x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Sesiones control Gobierno

Margallo se inventa una nueva forma de rendir cuentas: ‘los desayunos de control’

  • El ministro de Exteriores en funciones se desmarca de sus compañeros y cita a los grupos para repasar los asuntos que dirime su departamento
  • Las peticiones de comparecencia del ministro más recientes tienen que ver con el contencioso del Sáhara Occidental y la crisis de los refugiados 

infoLibre
Publicada el 14/04/2016 a las 20:11 Actualizada el 14/04/2016 a las 20:31
El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, en imagen de archivo.

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, en imagen de archivo.

EFE
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, citó este jueves a los grupos parlamentarios del Congreso a un desayuno informal en su departamento con el fin de repasar diversos asuntos de la actualidad internacional, informaron a Europa Press fuentes parlamentarias y diplomáticas.

El desayuno, convocado a iniciativa del jefe de la diplomacia, sirvió para que los partidos pudieran tratar con el ministro algunos asuntos que les interesaban especialmente y que no se pudieron discutir en sede parlamentaria, debido a la negativa del Gobierno a someterse al control ordinario del legislativo.

Las peticiones de comparecencia del ministro de Exteriores más recientes tienen que ver con el contencioso del Sáhara Occidental y la crisis de refugiados en Europa. Precisamente estos dos asuntos se abordaron en el desayuno con el ministro, el mismo día que toda la oposición firmó una declaración de apoyo a la causa saharaui, que el PP, que también participó en la reunión, no suscribió.

El Consejo de Seguridad de la ONU, del que España forma parte hasta el 31 de diciembre próximo como miembro no permanente, debatirá en los próximos días esta cuestión, en medio de un enfrentamiento entre Marruecos y el secretario general de la organización, Ban Ki Moon, que en su reciente visita a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia), se refirió a la "ocupación" marroquí del Sáhara, lo que provocó que Rabat expulsara al personal civil de la Minurso, la misión de la ONU en el Sáhara.

Siempre dispuesto a comparecer


En más de una ocasión, García-Margallo manifestó públicamente su disposición a comparecer en el Parlamento, si bien precisó que es la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la que decide quién y cuándo sale al terreno de juego.

De manera excepcional, el ministro compareció en las Cortes para recabar la aquiescencia del Parlamento antes de que España diera su visto bueno al acuerdo de la UE con el Reino Unido que busca evitar una salida de Londres del club comunitario, escenario conocido en la jerga diplomática como "Brexit".

Antes de su comparecencia, García-Margallo citó a los partidos a una reunión en su departamento para ir preparando una posición común. Como en aquella ocasión, el ministro invitó al encuentro a los portavoces de los grupos en la Comisión de Asuntos Exteriores.

La Mesa del Congreso quiere suspender las preguntas


La Mesa del Congreso, a instancias del presidente Patxi López, propuso hacer decaer todas las preguntas presentadas por los grupos parlamentarios para la sesión de control al Gobierno prevista para el próximo miércoles, una vez confirmado formalmente que el Ejecutivo en funciones no piensa acudir a ese Pleno.

De esa forma, el órgano de gobierno de la Cámara no prevé celebrar la sesión de control del miércoles, aunque en el Pleno de la víspera, el martes por la noche, se ofrece a dar la oportunidad a los grupos parlamentarios para que fijen posición sobre la anunciada ausencia del Ejecutivo.

Eso sí, la propuesta de la Mesa deberá ser discutida y ratificada en la Junta de Portavoces del martes, que es la encargada de ordenar el Pleno de la próxima semana. Ahí se verá si la oposición acepta el plan de la Mesa o insiste en forzar una sesión de control en la que los diputados hagan preguntas a los escaños vacíos del Gobierno.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión