x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Guerra en Siria

“¡Alepo arde!”: Madrid clama en silencio contra la barbarie siria

  • “Las violaciones sistemáticas de derechos humanos y del derecho internacional y humanitario en Siria exigen los esfuerzos de todo el mundo para pararlos”, exigen desde la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio
  • “Como sirios nos sentimos muy solos y queremos más apoyo, queremos que esta guerra termine y que los grandes poderes terminen este genocidio contra el pueblo”, afirma Huasin, un sirio residente en España

Publicada el 06/05/2016 a las 19:40 Actualizada el 07/05/2016 a las 13:16
Unas mujeres sostienen una representación del Gernica teñida de rojo en apoyo a la ciudad siria de Alepo.

Unas mujeres sostienen una representación del Gernica teñida de rojo en apoyo a la ciudad siria de Alepo.

EFE
La ciudad siria de Alepo ha pasado de tener dos millones de habitantes en 2011 a menos de 300.000 en la actualidad. Unas cifras que se reducen diariamente debido a las masacres perpetradas sobre la zona. Ante esta realidad, Madrid salieron a la calle para solidarizarse con el pueblo sirio y pedir cese definitivo y justo de esta tragedia humanitaria con un claro grito: "¡Alepo arde!".

Convocados por Syria Pressure Advocacy Group a nivel mundial con el título Protesta global en rojo, y por la Parroquia San Carlos Borromeo y Acción en Red en Madrid, centenares de personas se concentraron en silencio este viernes en la Puerta del Sol vestidos de rojo para “representar el color con el que se han teñido muchas calles de Siria”. Así lo exclamó la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio (AAPS) mediante un comunicado pronunciado alrededor de velas encendidas que pedían auxilio por la ciudadanía del país. “Las violaciones sistemáticas de derechos humanos y del derecho internacional y humanitario en Siria exigen los esfuerzos de todo el mundo para pararlos”, reclamaron exigiendo a los organismos responsables “trabajar incesantemente para poner fin de manera justa a esta tragedia humanitaria”.

Sentimos una sensación de escándalo, indignación”, subrayó el portavoz de Amnistía Internacional, Reinhard Lamsfuss, quien consideró que la sociedad tiene la necesidad de levantarse “para hacer algo y parar esto”.

“Los organismos internacionales tienen que conseguir un alto el fuego duradero y una solución pacífica a este problema”, afirmó Lamsfuss, que instó a la población a “ayudar a hacer presión” con el fin de cesar “los ataques en la población siria, los bombardeos de todos los bandos implicados”.

El último perpetrado sobre la zona se produjo este jueves contra un campo de desplazados internos en el norte de Siria que se saldó con al menos 28 víctimas. Unas muertes que se suman a las más de 250.000 que se produjeron durante 2015 en el país, según cifras de la ONU recogidas en el Informe 2015/16 de Amnistía Internacional, y que se suman a los 7,6 millones de desplazados internos por las hostilidades de ambos bandos y los 4,6 millones que han sido refugiados por otros países desde que comenzase la guerra en 2011.

Ante estas cifras, Begoña, miembro de Acción en Red, exigió durante la concentración que se facilitase “a todos los desplazados ayuda humanitaria y las condiciones básicas que exige el Estatuto de los Refugiados de Ginebra [ ver PDF]”.  

“Nos sentimos muy solos”

Como sirios nos sentimos muy solos y queremos más apoyo, queremos que esta guerra termine y que los grandes poderes terminen este genocidio contra el pueblo”, afirmó Huasin, un civil sirio residente en España que reconoce haber visto a amigos suyos muriendo en las primeras manifestaciones que se produjeron en 2011.

“Yo estaba ahí en las manifestaciones y ví a amigos muriendo en las manifestaciones. Tengo amigos que han muerto en las cárceles”, denunció éste catalogando como “barbaridad” y “genocidio” lo que ha vivido su pueblo desde 2011.

Para él, el tratado entre la Unión Europea y Turquía sobre el trasvase de refugiados es una “vergüenza” acumulada a las otras tantas perpetradas por potencias como EEUU, para cuya actuación, considera, está en cooperación con el Gobierno de Putin. Sin embargo, desde España, tanto él como el resto de compatriotas ven "cada día el sufrimiento y no podemos hacer nada”. “No deseo esta situación para ningún pueblo del mundo”, argumenta Huasin para sentenciar con claridad: “Los sirios quieren tener una vida estable, normal”.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión