x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Entrevista

Corbacho: “Espero que no haya una federación catalana del PSOE. Sería malo para el PSC y para el PSOE”

  • Siempre que en las últimos años algún dirigente del PSOE ha tenido la tentación de romper con el PSC y montar una federación socialista catalana, el exministro Corbacho sonaba para liderar esa operación.
  • En esta entrevista con infoLibre, asegura que estos días nadie le ha planteado la idea y cree que una ruptura "sería mala para el PSC y para el PSOE"

Publicada el 12/11/2016 a las 06:00 Actualizada el 11/11/2016 a las 21:22
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El exministro Corbacho en una imagen de archivo.

El exministro Corbacho en una imagen de archivo.

PSC
Celestino Corbacho (Badajoz, 1949) lleva casi 40 años militando en el PSC. Ministro de Trabajo con Zapatero (2008-2010), fue además alcalde de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) durante 14 años, presidente de la Diputación de Barcelona y diputado en el Parlament. A horas de que este lunes se reúnan el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, asegura que conviene "clarificar" la relación entre ambas formaciones y buscar "fórmulas" para "clarificar conflictos", pero insiste en que deben seguir juntas.

El de Corbacho ha sido uno de los nombres que siempre ha sonado con insistencia en momentos como el actual, cuando las relaciones entre Ferraz y Nicaragua se han tensado y algunos cargos del PSOE han planteado la idea de recuperar una federación socialista del PSOE en Cataluña que compita con el PSC. Pero el dirigente socialista, que forma parte del Consell Nacional –equivalente en el PSC al Comité Federal del PSOE– cree que no es la solución a las tensiones, que afloraron por la decisión del PSC de mantener el voto contrario en la investidura de Rajoy.

PREGUNTA: ¿El actual protocolo entre PSC y PSOE debe mantenerse o modificarse?

RESPUESTA:
 Debe hacerse una reflexión. El protocolo ha venido funcionando bien, pero se ha producido un hecho por el que, para evitar futuras situaciones complejas, estaría bien que se pudiera hacer una revisión que lo adapte al momento actual.

P: Ese hecho es el voto diferente en la investidura. Cuando el Consell Nacional decidió mantener el no, la gestora dijo que eso suponía una ruptura unilateral. ¿Lo comparte?

R: No me atrevería a hacer una afirmación tan contundente, porque el protocolo [ver en PDF] no contemplaba estos posibles escenarios. Aquí lo que hay es un choque de dos legitimidades: la del Comité Federal, cuyas decisiones obligan a todos los órganos del partido, y la de los propios órganos de dirección del PSC, entre ellos el Consell Nacional. Como hay dos legitimidades, hay que clarificar a cuál de ellas corresponde la disciplina del grupo parlamentario de los socialistas catalanes.

P: ¿Comparte que no se entiende que el PSC vote en el Comité Federal y después, si no comparte la decisión, no la acate?

R: Creo que ese razonamiento tiene su lógica. Si estás en un órgano, participas, propones y votas, es muy difícil defender que, como tienes otro órgano de dirección, haces allí una propuesta diferente a aquello con lo que no estás de acuerdo. Ahí hay una línea de confusión y no sé si de conflicto, y se tendría que clarificar.

P: ¿Deben ser sancionados los diputados del PSC?

R: Los diputados del PSC no actuaron por decisión individual, sino por mandato del Consell Nacional. En consecuencia, creo que el tratamiento no puede ser el mismo que el que se dé a cualquier otro diputado que esté bajo la disciplina exclusiva del Comité Federal. En el caso de los diputados del PSC creo que el conflicto no se resuelve con sanciones al diputado, sino con una negociación política entre la gestora y el PSC.

P: ¿El PSC tiene que seguir en los órganos federales del PSOE, es decir, en el Comité Federal y en los Congresos Federales?

R: Sería deseable. Hay que ver cómo lo resuelven las dos direcciones. Sería deseable que encuentren una fórmula que permita resolver los conflictos cuando estos se producen. Además, hay que tener en cuenta que estamos al inicio de una legislatura en la que estos conflictos se pueden producir en muchas ocasiones: ha habido una abstención para que haya Gobierno, pero todo el mundo coincide en que no tiene que haber elecciones de aquí a seis meses. Por tanto, si hay una votación para hacer caer al Gobierno, ¿cuál es la posición que se adopta? Por eso digo que hay que encontrar una solución dialogada y política.

P: ¿Ese mecanismo podría ir en la línea de lo que pactaron en 2013 Rubalcaba y Pere Navarro, una comisión entre PSC y PSOE para discutir discrepancias? ¿Cómo debería ser la relación entre PSC y PSOE?

R: Yo creo que hay que clarificar primero si hay voluntad de que el PSC siga en los órganos federales. Si hay voluntad, que sería lo positivo, se tienen que buscar fórmulas para resolver los posibles conflictos, fundamentalmente derivados de votaciones en el Congreso y el Senado. Siempre hay fórmulas, pero no me atrevo a decir cuál debería ser.

P: Si se decide cambiar la relación, ¿debe aprobarlo la gestora, el Comité Federal o un congreso?

R: Aquí hay interpretaciones. El protocolo, como tal protocolo, debería ser cambiado probablemente en un congreso, pero tampoco se le puede negar al Comité Federal que articule las propuestas a corto plazo –mientras no haya congreso– que considere oportunas. Y si los dos partidos llegan a un acuerdo, seguramente el Consell Nacional y el Comité Federal son órganos válidos para ratificar esos acuerdos.

P: ¿De modo que tienen que pasar necesariamente por un congreso o no es necesario?

R: Si tú modificas las relaciones y llegas a un acuerdo, y esos acuerdos son ratificados por ambos órganos de dirección política, eso no es óbice para que luego que quede ratificado en un congreso si así se estima. Yo creo que estamos en una cuestión política: la clave es si son capaces de resolver este problema desde el punto de vista político, desde una negociación.

P: ¿Y qué pasa si el PSOE quiere revisar la relación y el PSC no?


R: No lo sé. No tengo una respuesta, porque estaríamos ante un conflicto. En todo caso, en esa situación ni estamos, ni yo quiero ponerme en ella. Habrá que esperar.

P: El PSC tiene siete diputados en el Congreso, muy por debajo de, por ejemplo, los 25 de 2008. Hay quien dice que es porque dejó de defender la consulta y hay quien dice que es porque ha virado hacia el soberanismo. ¿Con qué idea se queda?

R: Con ninguna de las dos. Si me tengo que quedar con una es que el socialismo está a la baja a nivel federal y también en Cataluña, y la reflexión tiene que ser mucho más profunda desde el punto de vista político e ideológico. La apuesta tiene que ser renovar el ideario socialista. Claro que en Cataluña hemos bajado, pero es que en el resto de España tampoco están para dar grandes palmas, ¿no?

P: No, pero si se repasan datos por territorios, donde más se ha perdido desde 2008 es en Cataluña. El PSC ha perdido dos tercios de sus votos, la media en España es el 50% y las federaciones del sur están algo por encima del 40%. Al margen del problema generalizado parece haber algún factor añadido.

R: Es evidente que en Cataluña más que en ningún otro sitio se ha producido un tsunami político que ha afectado a todas las formaciones: a los socialistas, a Convergència –no olvidemos que CiU ha sido una formación hegemónica y que ahora no lo es–, a ICV –que siempre era la última fuerza y ahora en confluencia se ha convertido en primera–… Es evidente que el independentismo tiene una fuerza que no tenía hace ocho años y que la política se ha hecho mucho más compleja. Ahora, si me preguntas hacia dónde tiene que bascular el PSC, te diría que en ningún caso hacia las tesis soberanistas o independentistas. Si bascula hacia ahí entonces el futuro todavía será peor.

P: Hay quien ha hablado de crear una federación socialista catalana del PSOE. ¿Qué opina? ¿Cree que podría ser competitiva electoralmente?

R: Yo espero que eso no suceda, porque sería malo para el PSC y también para el PSOE. Por separado me da la impresión de que no conseguirían más apoyos de los que tenemos ahora juntos. En ese sentido lo que espero es que eso no se produzca nunca, que los problemas se resuelvan por otra vía.

P: ¿Alguien le ha contactado con esta idea?

R: Me lo propusieron hace muchos años. Esta vez no me ha llamado nadie. Pero, para que nadie se lleve a engaño, yo me afilié en 1976 a la federación catalana del PSOE. Mi origen está ahí y con eso digo bastante, pero no me ha llamado nadie y espero que nadie me llame. Soy socialista porque en su día me afilié al PSOE, ese es mi origen y ni me arrepiento ni renuncio. Dicho esto, creo en el proyecto del PSC, creo que es el mejor proyecto para Cataluña y espero que nadie me llame. La responsabilidad de reconducir y resolver esto está en Javier Fernández y Miquel Iceta. Espero que estén a la altura. Han de saber resolverlo.

P: ¿Y qué diría si alguien levantara el teléfono y le propusiera encabezar una federación catalana?

R: Yo en esa hipótesis no estoy. También digo con toda claridad que ni me declaro ni soy soberanista. Por lo tanto, nunca estaría en un espacio soberanista.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • estebita estebita 14/11/16 10:14

    yo creo que el psoe no ha de seguir con el psc por las importantes diferencias que han salido a la luz entre ellos, tampoco ha de seguir con los que votaron no y sus seguidores pues han roto la disciplina de voto, tampoco debe seguir con los militantes que han expresado su repulsa a que dejen gobernar al PP, es decir han de seguir los dirigentes que estan en nomina o bien del partido, o de los ayuntamientos, o de las CCAA, o de las empresas publicas, o de altos cargos de la administracion, o....., es decir de un millon o millon y medio de personas, se incluyen amigos y familiares, enfin una pesadilla todo esto

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Paco b. Molina Paco b. Molina 13/11/16 19:42

    A él le ha ido muy bien todos estos años, era el político mejor remunerado de España, y no es cuestión de cambiar nada, no sea que se descubra que nada es lo que parece. Por eso ninguno de los que han estado en primera fila del PSC todos estos años quieren afrontar una realidad incuestionable, que los votos que les mantenian en el poder durante tanto tiempo, no eran del PSC.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Inocencio XIV Inocencio XIV 12/11/16 13:40

    Un buen divorcio y a ver quién se queda con los niños ( en este caso, los electores). Un partido socialista , y si lo es de verdad  aún mejor, sería necesario en una Republica Catalana. El PSOE-C no sirve. El PSC,  si se regenera, quizás. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 12/11/16 12:36

    Lo que es evidente es que el PSC se ha independizado DE HECHO del PSOE y ha hecho el otro día su santa voluntad, saltándose lo que aprobó el comité federal que es órgano soberano. A partir de ahí solo hay que extraer las conclusiones que se deriva del HECHO ocurrido. El PSOE sabrá lo que hace PERO seguir así con el PSC no tiene sentido...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pepita Pepita 12/11/16 10:06

    No porque no dejan poner lo que deseo, es mi opinión y no indulto a nafue

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juan alvarez juan alvarez 12/11/16 09:10

    El antecedente necesario de la Bañez. Ni uno ni otro se enteró que ha estado privando de sus derechos aser indemnizados por el tiempo trabajado a todos los trabajadores temporales, la mayoría e este país, durante 17 años, STJUE 14-9-2016, caso De Diego Porras. La diferencia es que Bañez trabaja, (es un decir) para las multinacionales y no lo oculta. Este señor decía trabajar (es otro decir) para los "obreros". O se callan estos individuos, o ustedes los periodistas no les dan cuerda o es urgente establecer en el Código Penal la pena de destierro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.