x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
PSOE

El PSC volverá la próxima semana a la dirección del Grupo Socialista una vez cerrada la crisis

  • Meritxell Batet volverá a la dirección, apartada temporalmente mientras los dos partidos resolvían la situación
  • El conflicto estalló después de que el PSC decidiera incumplir el mandato del Comité Federal y mantener su no en la investidura de Mariano Rajoy

Publicada el 28/02/2017 a las 18:46 Actualizada el 28/02/2017 a las 19:33
Reunión de Javier Fernández y  Miquel Iceta en Ferraz.

Reunión de Javier Fernández y Miquel Iceta en Ferraz.

El PSC volverá la próxima semana a formar parte de la dirección del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, una vez que el PSOE y su partido hermano catalán sellen el fin de la crisis que les ha llevado a replantearse su vínculo, como consecuencia de la ruptura de la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy.

Según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas, una vez las Ejecutivas del PSOE –en manos de una Comisión Gestora– y el PSC aprueben el próximo lunes el acuerdo al que han llegado para pasar página en este conflicto, está previsto que de manera inmediata se incorpore a la dirección del Grupo un diputado del PSC.

Y se espera que vuelva Meritxell Batet, que quedó apartada de la dirección, de la que formaba parte, de manera temporal mientras la comisión negociadora creada entre los dos partidos resolvían la situación como parece que ocurrirá en los próximos días.

Según las fuentes consultadas, todavía se están perfilando los últimos detalles del acuerdo, aunque parecen salvados todo los escollos y el acuerdo es ya "total". Finalmente, se mantendrá el protocolo vigente desde 1978 aunque se harán algunos añadidos.

El conflicto estalló después de que el PSC decidiera incumplir el mandato del Comité Federal y mantener su no en la investidura de Mariano Rajoy. Junto a seis diputados del PSOE y las independientes Margarita Robles y Zaida Cantera, los siete parlamentarios del PSC rompieron la disciplina de voto y no se abstuvieron.

Como consecuencia del no, estos 15 diputados tuvieron que pagar una multa, pero las medidas de corte orgánico que tomó la dirección fueron diferentes: no se desplazó a sus portavoces y se sacó a Batet de la dirección, pero en suspenso mientras se resolvían las negociaciones entre los dos partidos.

Entonces, el PSOE ya separó dos planos en estas conversaciones: el orgánico y el político. En el primer ámbito, algunos socialistas defendieron que era el momento de acabar con las "asimetrías" que, consideraban, tiene la relación.

Sin embargo, este asunto después se focalizó en el voto en las primarias. El PSOE llegó a considerar la posibilidad de dejar fuera los socialistas catalanes del voto del secretario general, pero finalmente se acordó una fórmula que contentó a las dos partes.

El acuerdo que ya han alcanzado es que se abrirá un censo y los militantes del PSC que quieran participar en esta votación deberán apuntarse para poder después acudir a las urnas.

En el plano político, la discusión ha girado en torno a las alianzas electorales. Finalmente, aunque falta por concretar "la letra pequeña" del acuerdo, el PSC deberá informar al PSOE de sus pactos.

Fuentes del PSOE apuntan que, aunque el PSC es un partido autónomo, no deja de ser la marca de los socialistas en Cataluña y sus acuerdos con formaciones de alcance nacional les afectan.

Firma a Javier Fernández e Iceta en Madrid

Una vez lo aprueben sus respectivas Ejecutivas, se espera que el presidente de la Gestora, Javier Fernández, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, sellen el acuerdo en Madrid un día después, el martes.

Ese mismo día podría incorporarse ya a la dirección del Grupo Socialista la persona designada por el PSC. De esta manera, apuntan fuentes del grupo, se volverá a la "normalidad", aunque las relaciones entre ambos partidos han seguido siendo fluidas.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión