x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Caso ERE

La jueza Núñez lamenta que algunos imputados son "víctimas" de la 'macrocausa' de los ERE y no "delincuentes"

  • La magistrada archiva la causa contra dos sindicalistas y dos trabajadores del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga)
  • Afirma que ambos "consultaron a sus representantes sindicales sobre el ERE y su inclusión en el mismo", y estos informaron de que su inclusión en el ERE "era legal", puesto que "conservaban su antigüedad"

Publicada el 13/03/2017 a las 17:59 Actualizada el 13/03/2017 a las 18:00
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La jueza María Núñez Bolaños.

La jueza María Núñez Bolaños.

EUROPA PRESS
La jueza María Núñez Bolaños ha archivado este lunes la causa contra cuatro personas imputadas en el caso de los ERE fraudulentos, entre ellas dos sindicalistas de CCOO, en un auto donde lamenta que en esta causa han sido imputadas personas que, "valoradas en este momento sus circunstancias, lejos de poder ser consideradas delincuentes, podrían ser consideradas víctimas" de esta macrocausa.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada asevera que en la macrocausa de los ERE, "por sus dimensiones, ha resultado complicado descender al detalle de cada caso, ayuda o persona, pero tras la división resulta necesario hacer un estudio detallado de cada ayuda, de cada persona, ajustando a derecho la situación de cada una de ellas, personas imputadas en la macrocausa inicial".

Así, la instructora archiva la causa contra cuatro personas imputadas por el ERE del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga), como son Gonzalo Fuentes, integrante de la federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Málaga; José Cabrera, miembro del Comité de Empresa como secretario de la sección sindical de CCOO; Miguel Rodríguez, director del hotel, y Claudio Andrés Sendino, trabajador del mismo.

Los dos sindicalistas aludidos pidieron el archivo recordando que fueron imputados por "participar activamente" en el proceso de regulación de empleo del Hotel Cervantes, "facilitando el proceso y siendo conocedores de la inclusión en dicho expediente" de los trabajadores Claudio Andrés Sendino y José Antonio Cuevas "mediante su contratación fraudulenta en el Hotel Cervantes muy poco tiempo antes de la solicitud del ERE".

No obstante, ambos defienden que, desde sus respectivos puestos, "se limitaron a informar y asesorar en Asamblea a los trabajadores del hotel sobre las cuestiones laborales del ERE".

La magistrada recuerda que, el 13 de diciembre de 2016, ya archivó la causa contra otro trabajador del hotel, José Antonio Cuevas, mediante un auto donde recogía "la imposibilidad de sostener que el trabajador pudiera tener conocimiento de su ilegal contratación o ilegal inclusión" en el ERE porque dicha contratación o inclusión, "desde el análisis de nuestra jurisprudencia en materia laboral, no puede ser considerada ilegal".

Al hilo, la juez indica que el ordenamiento jurídico español "no ha regulado de modo ordenado el funcionamiento de los grupos de empresa", de forma que "existen normas dispersas cuya interpretación jurisprudencial lo es en la búsqueda de soluciones, que sin obviar o sacrificar las ventajas del grupo de empresas como instrumento empresarial eficiente en el tráfico mercantil, asegure una protección adecuada a los intereses afectados".

Jurisprudencia

"Particularmente a los acreedores débiles, entre los que se cuentan los trabajadores de las diferentes empresas del grupo, frente al denominado interés del grupo", señala la instructora, que a continuación cita una sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional.

En este punto, afirma que nuestra jurisprudencia "acepta el grupo de empresas como fórmula lícita, excluye al grupo como empleador, contratan las diferentes empresas, y corrige los efectos negativos del funcionamiento del grupo mediante una ampliación selectiva de la responsabilidad en el seno del grupo en aras a la protección de los derechos de los acreedores más débiles y de los trabajadores".

De este modo, y según agrega la instructora, "exige como elementos adicionales precisamente el hecho de que exista una prestación de trabajo común, simultánea o sucesiva, en favor de varias de las empresas del grupo o confusión de plantillas; dirección única o confusión de patrimonios".

Teniendo en cuenta la referida jurisprudencia, la juez recuerda que por auto de 13 de diciembre de 2016 "se consideraba como cierto que José Antonio Cuevas trabajó para distintas empresas del grupo empresarial y que ello suponía la conservación de la antigüedad y demás derechos adquiridos, condición que concurre también" en Claudio Andrés Sendino.

Inclusión "legal" en el ERE

Según añade, ambos "consultaron a sus representantes sindicales sobre el ERE y su inclusión en el mismo", y estos, "conforme a la normativa vigente y ejerciendo su funciones", informaron de que su inclusión en el ERE "era legal", puesto que "conservaban su antigüedad".

"Aunque ello podía suponer un beneficio para el grupo empresarial, no podemos decir que su inclusión sea ilegal y mucho menos que los representantes sindicales conocieran de la indebida inclusión de trabajadores, pues como se sostiene ni la contratación puede ser considerada ilegal ni tampoco su inclusión en el ERE", argumenta la juez.

A ello se suma que la participación de Gonzalo Fuentes y de José Cabrera, "ambos en el ejercicio de sus funciones sindicales, "se limitaba a la tramitación de un ERE cuyo coste, en principio, debe asumir la empresa".

"Si la empresa solicita una ayuda a la Administración Pública y se concede, de forma procedente o no, ello no obsta para mantener la legalidad del ERE, en su tramitación y en su resultado, afirmando que no existe, en este ERE, ningún intruso, y que por lo tanto difícilmente se puede hablar del conocimiento de inclusión ilegal alguna", concluye.

Para finalizar, la magistrada se refiere al caso de Miguel Rodríguez, director del Hotel Cervantes, que fue imputado porque, "siguiendo instrucciones de sus superiores", contrató a Claudio Andrés Sendino y a José Antonio Cuevas para prestar sus servicios en dicho hotel, "considerando que tenía conocimiento de la ilegal contratación y de su posterior ilegal inclusión en el ERE".

La juez dice que "no resulta necesario volver a repetir lo ya dicho sobre el ERE y la contratación, bastando estar a lo expuesto para considerar procedente" el sobreseimiento solicitado.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • Antonio Basanta Antonio Basanta 14/03/17 11:50

    Es tremendo que la macrocausa de Alaya haya mantenido como rehenes a esos dos trabajadores y a los sindicalistas de CC.OO, pidiéndoles una fianzas de decenas de miles de euros. Los dos trabajadores lo eran de la empresa, que tenía varios hoteles y la anitigüedad se acumula. Alaya desconocía (o no) las leyes y les pidió de fianza decenas de miles de euros. Los sindicalistas de CC.OO cumplieron con su deber sindical fehacientemente, haciendo lo que se hace en todos los ERES. Por ello les procesa y les pide decenas de miles de euros de fianza, sabiendo que no los tienen. Esa es la instrucción "valiente" de la juez Alaya, atacando (o atracando) a los trabajadores y a sus representantes para perjudicar politicamente a los socialistas y al servicio del PP de Zoido. Esa es la "gran instructora"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ganhan ganhan 14/03/17 00:34

    ¿ Os acordáis de como se marchó poniendo en duda la valía de La jueza María Núñez Bolaños ? Se marchó voluntariamente, pidió una plaza en La Audiencia. Si dudaba de la capacidad de su sucesora lo mejor hubiera sido que colaborara con ella en lugar de faltarle al respeto en público y tener que irse precipitadamente. No creo que quisiera elegir ella a su sustituto en el juzgado que dejaba.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 13/03/17 19:34

    Excelente resolución, protegiendo a los trabajadores y a sus representantes, en este caso dos trabajadores sindicados de CC.OO. En Andalucia, a cuenta de los eres en la que mas de 7000 trabajadores estan legalmente, han sido acusados trabajadores y sindicatos por la juez Alaya en su intento de persecución a los politicos. Donde no hay intrusos los ERES son legales. Hay que buscar a los 100 intrusos y a quien los metió y castigarles. A los demás trabajadores y a los sindicatos la juez Alaya los tuvo como rehenes, para sus objetivos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.