x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Arquitectura

Un libro recorre las "demoras y presupuestos multiplicados" en las obras de Calatrava

  • El autor del libro ha conversado con clientes del arquitecto, colaboradores, usuarios y expertos
  • Hablan "clientes inicialmente seducidos por el arquitecto que acabaron repudiándole e, incluso, dirimiendo sus diferencias con él en los juzgados"

Publicada el 26/03/2017 a las 19:24 Actualizada el 26/03/2017 a las 19:37
Edificio de Calatrava en Oviedo.

Edificio de Calatrava en Oviedo.

E.P.
El espacio Bidebarrieta Kulturgunea del Área de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao acogerá el próximo martes día 28, la presentación del último libro del periodista y crítico de arquitectura, Llàtzer Moix, Queríamos un Calatrava, en torno a la obra del arquitecto valenciano y sus "demoras, presupuestos multiplicados e incidencias".

Según Europa Press, el acto será presentado por el periodista, Iñaki Esteban, y contará también con la presencia de Ibon Areso, exalcalde de Bilbao y arquitecto, informó el Consistorio.

La presentación comenzará a las 19.30 horas en el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta, con entrada libre hasta completar aforo, y se retransmitirá en streaming aquí .

Para elaborar la obra, Llàtzer Moix visitó algunas de las principales obras del arquitecto valenciano Santiago Calatrava en Atenas, Malmö, Milwaukee, Nueva York, Venecia o Zúrich, Bilbao, Barcelona o Valencia, donde conversó con los clientes que las encargaron, colaboradores del arquitecto que desarrollaron los proyectos, usuarios y expertos.

En esta pesquisa afloraron algunas constantes como "demoras, presupuestos multiplicados, renuncias sobre la marcha a rasgos definitorios de la obra, mantenimientos onerosos, incidencias varias y, a la postre, clientes inicialmente seducidos por el arquitecto que acabaron repudiándole e, incluso, dirimiendo sus diferencias con él en los juzgados".
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión