x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Privatización de la sanidad

La Generalitat Valenciana comienza a revertir la privatización del hospital de Alzira

  • Sanidad ha comunicado que no renovará la concesión y advierte de que tutelará el funcionamiento del centro hasta el fin del contrato
  • El Gobierno regional busca no impactar de modo alguno en la prestación asistencial a los pacientes del departamento

Publicada el 28/03/2017 a las 11:27 Actualizada el 28/03/2017 a las 11:40
Fachada del

Fachada del Hospital Universitario de La Ribera, en Alzira (Valencia).

Europa Press
La Conselleria de Sanidad Universal de la Comunitat Valenciana ha remitido a la UTE Ribera Salud II las normas de reversión del departamento de salud del hospital de Alzira, cuyo contrato expira el 31 de marzo de 2018, y le comunica que durante este último año de concesión cualquier cambio en el funcionamiento deberá contar con el informe favorable de la dirección general de Recursos Humanos y Económicos, informa Europa Press.

Así, figura en la comunicación que este lunes remitió el director general de Recursos Humanos, Justo Herrera, a Ribera Salud en la que advierte de que estas normas son de "carácter vinculante" para la concesionaria y que su incumplimiento "desplegará las facultades de policía que la normativa atribuye al órgano de contratación".

Estas normas persiguen que cuando finalice el contrato de la primera de las cinco concesiones sanitarias de la Comunitat Valenciana, que se aprobó el 31 de marzo de 2003, se produzca la reversión del servicio "sin impacto algo en la prestación asistencial que pueda perjudicar" a los pacientes de este departamento.

Para ello se establece una hoja de ruta que comienza con la solicitud de información sobre estructura organizativa, recursos humanos y económicos así como de la actividad asistencial, que deberá de entregarse antes del 1 de mayo.

La Conselleria deberá verificar y comprobar esta información y se crearán grupos de trabajo bilaterales entre la Administración y la concesionaria para clarificar aspectos concretos. Además, se reforzará la unidad del comisionado.

El departamento que dirige Carmen Montón podrá intervenir en la toma de decisiones que se puedan adoptar hasta que termine el contrato y que modifiquen la situación que se haya presentado en los informes que ha pedido a Ribera Salud o cualquier otra que afecten a la prestación del servicio más allá del 31 de marzo de 2018.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Damas Damas 29/03/17 00:16

    ¡Qué bien! ¿Cuándo se podrá hacer eso en la Comunidad de Madrid?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión