X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El futuro del PSOE

Susana Díaz pierde de golpe toda el aura victoriosa

  • La presidenta encaja el mayor revés de su meteórica carrera, cimentada sobre la idea de que, a diferencia de Sánchez, ella era una candidata ganadora
  • La oposición en Andalucía intentará rentabilizar su debilitamiento por el sonado fracaso orgánico

Publicada 22/05/2017 a las 06:00 Actualizada 22/05/2017 a las 09:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, abandona Ferraz.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, abandona Ferraz.

EFE
La candidata ganadora perdió claramente ante el candidato que –a su juicio– no valía para el PSOE porque era un segundón que se conformaba con la medalla de plata. La aspirante que había cimentado su prestigio en la victoria fue vencida en su propia casa, el PSOE, que para Susana Díaz (Sevilla, 1974), militante desde la adolescencia, es como una segunda familia. Es una derrota dura para una ambiciosa dirigente política acostumbrada a ganar y que de hecho se presentaba a sí misma como una vencedora capaz de descabalgar al PP de La Moncloa. Su carrera en Madrid ha sufrido un revés de los que raramente permiten recuperación. Sus principales valedores, desde Felipe González a José Luis Rodríguez Zapatero pasando por Alfredo Pérez Rubalcaba y los presidentes autonómicos Ximo Puig, Javier Lambán y Guillermo Fernández Vara, todos han enfatizado la capacidad de Díaz de liderar un proyecto ganador para el PSOE. No tendrá la oportunidad, porque ha perdido en el propio PSOE a manos de alguien que, según el relato de su campaña, ni siquiera es "cien por cien PSOE". Alguien que ella misma contribuyó decisivamente a descabalgar de la secretaría general del PSOE.

La derrota supone un fuerte golpe para la presidenta de la Junta de Andalucía, que ve frustrado su ansiado ascenso a la secretaría general del PSOE y tendrá que centrarse ahora, con ese fracaso a cuestas, en Andalucía, donde continuará como jefa del Ejecutivo autonómico, previsiblemente hasta agotar la legislatura. Díaz no tendría la menor intención de dimitir ocurriese lo que ocurriese, según han insistido desde el PSOE andaluz. Éste es el mensaje: el proceso orgánico no tiene relación con su clara victoria en las elecciones de marzo de 2015 ni con su investidura gracias a un pacto con Ciudadanos, que sigue apoyándolaNi siquiera hubiera dimitido en caso de ganar las primarias, mucho menos habiéndolas perdido.

El PP ya había anunciado que, ocurriese lo que ocurriese en las primarias, pediría un "relevo" en la jefatura de la Junta de Andalucía, bajo el pretexto de que había quedado en evidencia que la gran comunidad del sur –con un desempleo próximo al 27% y en proceso de divergencia socioeconómica con la media española– "no es la prioridad" de la presidenta, en palabras de Juan Manuel Moreno Bonilla. Podemos e IU están convencidos de que la derrota debilita a Díaz. Ciudadanos, en cambio, ha expresado que el mantenimiento de Díaz como presidenta ofrece una mayor garantía de estabilidad y se limitará a retomar su estrategia de palo y zanahoria, de socio exigente a veces y otras permisivo, que a juicio de sus dirigentes les ofrece réditos políticos. Su exigencia más perentoria es la de la eliminación de los aforamientos, a la que el PSOE andaluz es reticente y que exige una modificación del Estatuto de Autonomía de Andalucía. A Díaz le toca volver a estos asuntos domésticos, pero con la rémora de su fracaso orgánico.

La ofensiva política que se avecina

Los grupos de la oposición –PP, Podemos e IU– se lanzarán ahora a una ofensiva política contra Díaz y el PSOE andaluz en su momento más bajo de la legislatura. El Gobierno andaluz intentará recuperar cuanto antes el pulso y la normalidad en su funcionamiento, afectado por un proceso de primarias que ha movilizado a varios de sus miembros.

La presidenta intentará ahora revalidar su cargo de secretaria general del PSOE andaluz en el congreso autonómico que, como marcan los estatutos, se celebrará tras el congreso federal. Está por ver si el sanchismo, victorioso en las primarias de este domingo pero minoritario en Andalucía, planteará batalla en dicho congreso, para el que Díaz saldría como clara favorita en calidad de presidenta de la Junta. La derrota de Díaz disipa el escenario de una bicefalia, que sí se habría producido en caso de victoria.

Para calibrar las dimensiones del varapalo sufrido este domingo por Díaz hay que repasar una trayectoria política marcada por la idea de que ella era la gran salvadora del PSOE, que estaba destinada a devolverlo a sus tiempos de gloria. Díaz llegó a la Presidencia de la Junta en septiembre de 2013, señalada como sucesora por José Antonio Griñán. Dos meses después se convirtió en secretaria general del PSOE andaluz, en un proceso en el que no tuvo rivales internos porque sus posibles adversarios –el ex consejero Luis Planas y el alcalde tuitero de Jun– no lograron reunir los avales necesarios. Poco después se produjo la eclosión de Podemos, que produjo un terremoto en la izquierda que a su juicio alteró las relaciones del PSOE con IU en el seno del Gobierno andaluz. Díaz cesó a los tres consejeros de IU en enero de 2015 y convocó elecciones, cogiendo a Podemos a medio hacer en Andalucía y al PP bajo un liderazgo por consolidar, el de Juan Manuel Moreno Bonilla.

La jugada le salió bien. Sacó 47 diputados, a sólo ocho de la mayoría absoluta, volvió a ganar las elecciones tras la derrota dulce de Griñán ante Javier Arenas en 2012 y dejó al PP en 33 y a Podemos en 15 diputados. Ya podía decirlo: ella era la líder que podía frenar a Podemos. Desde entonces convirtió la victoria en su rasgo distintivo. Tras las elecciones generales de diciembre de 2015 se atribuyó la victoria del PSOE en Andalucía. Aunque no pudo repetirlo en las de junio de 2016, cuando el PP fue más votado también en Andalucía, siempre insistió en los resultados comparativamente mejores de los socialistas en su comunidad del sur, lo que le valía para atacar a Sánchez y retratarlo como un candidato perdedor. Ahora el candidato perdedor se ha cobrado venganza.

Díaz, sabedora de que las circunstancias la obligan a quedarse en Andalucía, lanzó este mismo domingo los primeros mensajes en esa clave. En su comparecencia en Ferraz, destacó el apoyo de un 64% de los socialistas andaluces a su candidatura, lo cual explicó porque son "los que conocen de manera más cercana las políticas socialdemócratas" que, según dijo, pone en marcha su Gobierno. Tras su fallido intento de conquistar Ferraz, a Díaz le toca centrarse en San Telmo. 


Hazte socio de infolibre



10 Comentarios
  • Argaru Argaru 23/05/17 03:46

    ¿Tiene algún mérito ganar elecciones en una comunidad, donde un Partido tiene establecida una tupida red clientelar que funciona sola desde hace décadas? Ese gran pesebre montado por un partido, que basa su gobierno en la compra de voluntades populares con el único fin de mantenerse a toda costa en el poder; sin importarle lo más mínimo que esa comunidad este en la cola de todos los parámetros de desarrollo en este país. Así gana la reaccionaria Susana. Igualito que sus reaccionarios antecesores. Esta vez ha perdido y por goleada. Y eso que el arbitro estaba de su parte. Pero esta señora morirá matando. Ya lo verán. Tiempo al tiempo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Esdaquit Esdaquit 23/05/17 00:59

    Susana Díaz ha sufrido una clara derrota: las bases del partido, sus afiliados,  han despreciado el discurso y lo que representa la socialista andaluza,  que no es otra cosa que un socialismo apoltronado, de los GAL, del latrocinio de los fondos reservados  y las puertas giratorias. Se supone que los resultados de estas elecciones,  representan el sentir de la mayoría de los votantes socialistas. Si es así, y entiendo que no puede ser de otra forma, en estas elecciones no solo ha sido derrotada Díaz, sino que también lo han sido González, Bono, Zapatero , junto con los barones que hicieron dimitir a Sánchez. Todos ellos deberían reconocerlo dando un paso atrás, permitiendo a Sánchez ejercer su liderazgo. Pero esto me parece tan improbable como que el Psoe configure un gobierno con Podemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • manel 60 manel 60 22/05/17 22:56

    le salio mal a la sultana, cuando ayudo a poner a pedro y luego le salio respondon pronto se deshizo de el para prepararse el puesto en madrid e intentar asaltar la moncloa, ja ja ja que risa me da, cree que el resto de este pais le debe sumision como en andalucia, de que va la sultana¿

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • leandro leandro 22/05/17 22:27

    Ahora ya verá lo que es perder en andalucía también .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • individualiberal individualiberal 22/05/17 21:58

    Para mi desde 1975 lo peor de lo peor han sido las baronías. ¡Como han pontificado Rodríguez Ibarra, Bono y compañía! En el reglamento interno del Psoe debería estar estipulado que no se puede hacer más de dos mandatos como presidente de autonomía. Tiene que haber circulación, aire.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • individualiberal individualiberal 22/05/17 21:54

    ¡En el Psoe no más de dos mandatos como presidente de autonomía! ¡Nunca máis!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Rafans Rafans 22/05/17 21:43

    Hasta que el "socialismo" o mejor "pesoismo" no deje el bocado que le tiene metio a Andalucia, esta tierra no podrá probar algo nuevo, y creo que ya es hora. Yo probaría lo que fuera con tal de cambiar de bobos y d4e discurso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • LLAMAS QUINTANA LLAMAS QUINTANA 22/05/17 19:57

    Pobresilla, tan contentita y eufórica que estaba, que parecía que andaba a medio metro del suelo y ahora el bajón, eso suele pasar cuando se hacen castillos en el aire. La vida dedicada a la política, que es un mal necesario, suele acarrear un montón de consecuencias, la mayoría de ellas desagradables, menos a esos desgraciados mangarranas, que lo que han hecho ha sido mangarnos el dinero más bien y encima hay que estar agradecidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Juan A. Cervantes Juan A. Cervantes 22/05/17 18:44

    Con una tasa de paro del 27% en Andalucía, venía a arreglar primero al PSOE y después al resto de los mortales. Hubiera tenido mas credibilidad, si primero hubiese arreglado Andalucía y después se dedicase a hacer lo mismo con el resto de España. Pero por suerte o por coherencia en las bases del PSOE, nos hemos librado de las políticas que esta señora está aplicando en Andalucía en contubernio con C's.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 22/05/17 17:56

    Si, "los andaluces son los que mejor conocen las políticas socialdemócratas" y están como están, tiene explicación la caída en votos a nivel europeo......, "Zuzana vete ya, Zuzana vete ya, Zuzaaana vete ya".......jajajajajajaja.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre