X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




M-30

Ecologistas sobre la M-30: "Es una obra ilegal que costó más que la del Canal de Panamá"

  • Sus cálculos cifran en 24.000 euros el metro cuadrado de zona verde fruto de estas obras
  • "La sentencia dice que un mismo proyecto no se puede trocear. Aunque se le cambie el nombre, necesita declaración de impacto ambiental", dicen

infoLibre Publicada 06/06/2017 a las 11:45 Actualizada 06/06/2017 a las 12:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

Trazado de la M-30

Trazado de la M-30

El coordinador de Ecologistas en Acción, Francisco Segura, ha declarado que la obra de soterramiento de la M-30 emprendida por el gobierno de Alberto Ruiz Gallardón fue "ilegal", como acredita el tribunal contencioso-administrativo 22 de Madrid. Lo fueron por la falta de declaración de impacto ambiental en unas obras que costaron más que la ampliación del Canal de Panamá, "pero no ha tenido reproche político", ha lamentado.

Segura ha sido el primer compareciente en la comisión de investigación sobre la situación económico-financiera de la empresa Madrid Calle 30. Allí, con la presencia de todos los grupos políticos, incluido el PP –no estuvo presente en la comisión de investigación sobre la venta de viviendas de la EMVS a 'fondos buitre'– ha detallado que Ecologistas en Acción presentó recursos nada más conocerse el proyecto de gobierno, en 2005.

Los recursos llegaron al tribunal contencioso número 22, que elevó una consulta prejudicial al Tribunal Europeo de Justicia "para curarse en salud", que señaló en julio de 2008 que había que someterse a un declaración de impacto ambiental. Con esta información, el juzgado número 22 falló en octubre de 2008 admitiendo todos los términos de la denuncia de Ecologistas. El Ayuntamiento recurrió y fue el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el que ratificó en 2011 la sentencia del juzgado 22.

"Las obras vulneraban la legislación de declaración de impacto ambiental, la ley de patrimonio artístico e histórico... Planteamos recursos que llegaron a buen término y se demostró que esa obra había sido ilegal", ha remachado. Se llevó a cabo por el Ejecutivo del PP "burlando" la ley mediante la "estrategia del salchichón", por la que se troceó administrativamente la vía de circunvalación en una veintena de tramos, como si fueran "lonchas", ha añadido.

La ley en vigor entonces, tanto la europea como la estatal y la autonómica, requería que estos trabajos fueran acompañados por una declaración de impacto ambiental, con la que no contó. Así, la norma europea y estatal establecía que esta declaración se tenía que presentar en actuaciones en tramos de carreteras de más de 10 kilómetros. La de la Comunidad era más restrictiva y bajaba ese nivel a 5 kilómetros.

"Curiosos" problemas en las estaciones de medición

Francisco Segura ha puesto el acento, por otro lado, en que las obras generaron un "repunte de la contaminación", alcanzando niveles récord. "Curiosamente algunas estaciones de medición de calidad del aire de la zona se estropearon", ha ironizado el representante de Ecologistas. Y es que las obras pretendían, y lo hicieron, aumentar en un 25 por ciento la capacidad de la vía de circunvalación cuando "la mejor estrategia para reducir la contaminación es sacar los coches del centro". "El mensaje era que se acudiera en coche, que se podía circular mejor", ha criticado.

Otra de sus críticas se ha centrado en las molestias generadas a los vecinos durante dos años, quienes vivieron una auténtica "tortura". "Hay gente que, por sus limitaciones, no pudieron salir de sus casas durante seis meses porque no había ni aceras. Era un escenario de guerra tras un bombardeo. La gente no pudo abrir las ventanas en verano por el ruido y el polvo y tuvo que irse de sus casas durante meses", ha declarado.

"Acelerones" en las obras

Todo ello sin olvidar los "acelerones" en las obras para "inaugurar antes de las elecciones", la misma razón que ha dado para que el entonces Gobierno municipal se saltara la declaración de impacto ambiental. "Nos costaron caros esos acelerones", con tres turnos de trabajo para que las máquinas funcionaran las 24 horas en unos trabajos durante los cuales "fallecieron cinco o seis personas, fruto de la presión que se dio".

"Esto fue una obra ilegal. No se puede diseñar una obra sin tener en cuenta a la ciudadanía. Se hizo atendiendo intereses partidistas y electoralistas", ha manifestado Segura, que ha criticado los costes, ambientales, vecinales y económicos, que tuvieron las obras.

Segura ha declarado que Madrid necesita zonas verdes pero es "tremendo y carísimo" que se consigan "enterrando carriles". Los cálculos de Ecologistas en Acción cifran en 24.000 euros el metro cuadrado de zona verde fruto de estas obras. "Un poco caro para un parque", ha ironizado.

La velocidad e improvisación causaron 9 muertos

El que fuera técnico de urbanismo del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Córdoba, hoy jubilado, ha denunciado públicamente que las obras "iban por delante del proyecto" y que la "velocidad" y la "improvisación" causaron nueve muertes.

"Hubo nueve muertos por la obra", ha lanzado a preguntas de los grupos municipales. "La obra se plantea con unos presupuestos que no se pudieron llevar a efecto por un cambio legislativo, es decir, lo que se pensó financiar de una manera no se podía hacer así, lo que obligó a parar los planteamientos y hubo que ver la forma de crear esta sociedad de economía mixta", ha expuesto.

Se enfrentaba entonces el equipo de Gobierno a la cercanía de unas elecciones, que las veían como "un límite". "Hubo que ir a una velocidad tremenda. Se decía que en Europa no había máquinas pilotadoras porque estaban todas en la M-30. Incluso hubo conductores de la EMT que dejaron el trabajo para ir a conducir un camión de la M-30 porque los sueldos que se pagaban eran tremendos, relacionados con el esfuerzo que se les exigía", ha manifestado.

"Improvisación, hubo que improvisar mucho", ha resumido el que fuera técnico de IU. Eso se tradujo en que "hubo muchos accidentes laborales". "Hubo nueve muertos por la obra", ha aseverado.


Hazte socio de infolibre



2 Comentarios
  • Segedano Segedano 06/06/17 20:14

    Sobre uno de los accidentes laborales mortales en las obras de la M 30 (vergonzoso en sí y vergonzosamente silenciado), se escribió una novela "Komatsu PC-340" (Javier Mestre, en Caballo de Troya).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Segedano Segedano 06/06/17 20:08

    Todo lo que relata el representante de Ecologistas en Acción es cierto. Durante las obras de soterramiento de la M 30 se cometieron todo tipo de desmanes: económicos, técnicos, laborales, etc., y es cierto que las constructoras trabajaban a toda prisa y los planos y proyectos se hacía después de ejecutadas las obras. Lo importante era acabar en plazo para las elecciones. Ni que decir tiene que, para garantizar una cierta seguridad, al no haber estudios previos suficientes, las estructuras se sobredimensionaban, con el consiguiente aumento innecesario de los costes. Y lo peor: los accidentes laborales estaban a la orden del día. Afortunadamente, la mayoría de ellos no graves, aunque pudo haber al menos casi una decena de muertos. Ningún medio importante daba entonces noticia de ello, a pesar de que tuvieron constancia de todo a través de la Plataforma M-30, lo que pone de manifiesto hasta qué punto estaban bajo la férula del Faraón, como se le llamaba entonces a Gallardón. También es cierto que la mayoría de los vecinos, incluso los más directamente afectados por la contaminación, el ruido, etc., provocados por la obras, asumieron con resignación los desafueros económicos, medioambientales y de movilidad. Sin olvidar los estropicios arqueológicos, que no fueron pocos. La frase tópica de entonces, cuando alguien llamaba la atención al respecto era: “¿y lo bonito que va a quedar?” Y, sí, ha quedado "bonito", pero con una deuda municipal casi equivalente a la de todos los municipios de España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    España, fin de ciclo. ¿Reiniciamos?

    Si el marco político y jurídico del que nos hemos dotado no es capaz de garantizar la convivencia, tenemos la obligación imperiosa de modificarlo por procedimientos democráticos.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Bajo los escombros de la política

    Debajo de la ingenuidad y el descrédito, de la demagogia y la verdad, acompañada sólo por un fatigado instinto de supervivencia, espera la política.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre