X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Huelgas generales

'Los dos de la Lealtad' insisten en el juicio que el piquete era "informativo" y no impidió que se ejerciera el "derecho al trabajo"

  • La Fiscalía pide siete años de cárcel para cada uno de los sindicalistas, a los que acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores, dos de atentado y cuatro faltas de lesiones
  • El juicio ha sido suspendido hasta el próximo 9 de julio ante la ausencia de dos de los testigos de la Policía Nacional

Publicada 21/06/2017 a las 17:23 Actualizada 21/06/2017 a las 18:56    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Los sindicalistas de UGT Rubén Ranz (i) y José Manuel Nogales (d).

Los sindicalistas de UGT Rubén Ranz (i) y José Manuel Nogales (d).

EFE
Los sindicalistas de UGT Rubén Ranz y José Manuel Nogales, detenidos durante la primera huelga general contra el Gobierno de Mariano Rajoy y para los que la Fiscalía pide 14 años de cárcel, reiteraron este miércoles que el piquete en el que participaron la mañana del 29 de marzo de 2012 era "informativo" y señalaron que "en ningún momento" intentaron impedir a los empleados de la Cafetería Siguero, en la madrileña plaza de la Lealtad, ejercer "el derecho al trabajo", en palabras del fiscal. "Veníamos del Banco de España, los verdaderos culpables de la crisis. Nuestro objetivo era el Hotel Ritz, no un bar pequeñito", señaló Ranz en sede judicial.

Aquel día, un piquete de la Federación de Trabajadores de Comercio, Hostelería-Turismo y Juego (CHTJ) de la UGT se había movilizado para informar a los trabajadores "de los motivos de la huelga" e instarles a "participar en ella". Unos metros antes de alcanzar el lujoso hotel, un grupo se detuvo frente a la cafetería abierta, produciéndose un enfrentamiento con el dueño y uno de los empleados. Pocos minutos después, cargó la Policía, deteniendo a Nogales y Ranz. La Fiscalía les acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores –art. 315.3 del Código Penal–, dos de atentado y cuatro faltas de lesiones. Pide para cada uno 7 años de cárcel y sendas multas. 

"Yo el 315.3 no lo acepto"

Cinco años después, los dos sindicalistas se sentaron este miércoles en el banquillo de los acusados. Nogales y Ranz llegaron a las 10.00 horas a las puertas del Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid arropados por varios millares de sindicalistas –unas 5.000, según UGT–, llegados de todas las partes de España y que se manifestaron desde primera hora de la mañana por el centro de la capital. Sin embargo, la celebración de otros pleitos en la misma sala y una oferta del fiscal a última hora retrasaron el inicio del juicio unas tres horas. El Ministerio Público les ofreció rebajar la pena manteniendo el delito contra los derechos de los trabajadores. Rechazaron: "Yo el 315.3 no lo acepto", señaló Ranz.

Y comenzó el juicio. El primero en declarar fue Nogales, que afirmó que él no se encontraba frente a la cafetería en ese momento, sino que estaba más adelantado, "entre el establecimiento y el hotel Ritz", a "unos diez metros". Ranz, por su parte, sí reconoció haber estado en la puerta de la cafetería tratando de impedir "que el camarero" pegase a uno de sus compañeros. Los dos sindicalistas, sin embargo, insistieron que en ningún momento se impidió que los empleados pudiesen ejercer su derecho al trabajo: "Pedíamos que se sumasen a la huelga y explicábamos un poco los motivos de ella", señaló Nogales.

Tanto el dueño del bar como el camarero, por su parte, aseguraron al juez que en todo momento habían dicho a los miembros del piquete que querían "ejercer" su "derecho al trabajo". Los dos reconocieron que ninguno de los sindicalistas entró al local –sólo abrieron la puerta y lanzaron un puñado de pasquines–, pero afirmaron que impedían el acceso al establecimiento, además de proferir gritos como "¡Esquiroles!". En cuanto a las agresiones, el dueño del bar afirmó que un "bofetón" de uno de los sindicalistas desencadenó el enfrentamiento. El camarero, por su parte, identificó a Ranz como el que le "insultó y agredió": "Tenían de todo: palos, ladrillos...", añadió.

Intervención policial

En medio de la refriega en la puerta de la Cafetería Siguero, y siempre según el escrito de defensa, la policía apareció "corriendo" y cargó "desde las espaldas" y con "violencia". Algo que repitieron ante el juez los dos sindicalistas de UGT. "He estado en muchos piquetes y nunca había visto a la policía cargar así", aseveró Nogales. "[La Policía] Golpeó muchísimo y cargó muy fuerte", completó Ranz en su declaración. Varios de los agentes que prestaron declaración ante el juez, por su parte, apuntaron que se había utilizado "la mínima fuerza imprescindible".

La Fiscalía, en su escrito de acusación, sostiene que los dos acusados aprovecharon el "tumulto" y la "confusión reinante" que se formaron con la carga policial para agredir "con un palo de bandera" a dos de los agentes. Nogales y Ranz rechazaron que en ese momento llevasen una en la mano: "La dejé en una papelera", apuntó el primero. La defensa ha centrado parte del interrogatorio en esas banderas y los materiales con las que están fabricadas. "Son de plástico y con un poco de aire se doblan", afirmó Ranz, por lo que el daño ocasionado habría sido mínimo.

El jefe del subgrupo de la Policía que intervino aquel día no fue capaz de concretar "si los detenidos llevaban banderas", unos objetos que, a pesar de haber sido utilizados para las supuestas agresiones, no fueron intervenidos. "Yo no intervine banderas. Intervine clavos y silicona", dijo uno de sus compañeros. Los policías que han declarado como testigos aseguraron que intervinieron en pleno "forcejeo" para separar a los empleados del bar del piquete, que intentaba "cerrar por la fuerza" el local.

Sin embargo, mostraron dificultad para precisar "al detalle" las agresiones sufridas pos sus compañeros. "No sé individualizar quién agredió a quién", dijo uno de los agentes. Después de varias horas, el juicio quedó suspendido por la incomparecencia de uno de los agentes agredidos ese 29 de marzo de 2012. Se reanudará el próximo viernes 9 de julio a las 9.30 horas.


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • Empar 58 Empar 58 22/06/17 20:08

    Sí a los sindicalistas. No a los matones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • senenoa senenoa 22/06/17 15:22

    ¡Claro que sí, que los crujan! Estos dos han "atentado contra los derechos de los trabajadores" ¡a la carcel con ellos!... el gobierno de Rajoy que ha legislado en favor de la  indigencia laboral, las empresas que usan las leyes (y la ausencia de ellas) para chupar la sangre a los trabajadores y someterlos a un régimen de casi exclavitud, esos, esos sí son los que defienden los derechos de los trabajadores. ¡Qué triste país!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 22/06/17 13:37

    Me da vergüenza, dos días de noticia y ningún comentario.
    'Los dos de la lealtad' Rubén y José Manuel, gracias.
    Trabajadores/asalariados, activos y pasivos, todos hemos luchado -cada cual, en conciencia- en defensa de los DDLL.
    El derecho de huelga regulado en el arlo 28.2 de la CE.: "Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad." El RDL 17/1977 de 4, marzo; publicado en el BOE 9/3/1977, vigente desde el 29 marzo 1977. La Sentencia TC(Pleno) 8 abril 1981, declara que "el arlo 3 no es inconstitucional siempre que se entienda que EL EJERCICIO DEL DERECHO DE HUELGA, QUE PERTENECE A LOS TRABAJADORES, PUEDE SER EJERCITADO POR ELLOS PERSONALMENTE, POR SUS REPRESENTANTES O POR LAS ORGANIZACIONES SINDICALES...Y QUE SON INCONSTITUCIONALES LAS EXIGENCIAS ESTABLECIDAS EN DICHO ARLO DE QUE EL ACUERDO DE HUELGA SE ADOPTE EN CADA CENTRO DE TRABAJO..."

    Por el mantenimiento del derecho, por el sobreseimiento de la causa en defensa de los derechos de TODOS los trabajadores y, por la libertad e integridad en el ejercicio de un derecho fundamental.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    No me hable usted de Cataluña

    Es posible que la operación judicial-policial-política desplegada este miércoles haga imposible nada que se parezca a un referéndum, pero la cuestión de fondo sobre Cataluña no tendrá arreglo mientras se siga pensando más en las siguientes elecciones que en las siguientes generaciones. 
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre