X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Acoso sexual

Una presunta víctima de abusos sexuales en el trabajo no denunció antes por miedo a ser despedida: "Me sentía como una mierda"

  • "Nunca me dijo nada sobre el trabajo. Cada tres minutos estaba ahí intimidándome. Una vez de la ansiedad que me provocaba hasta me desmayé", ha relatado la joven
  • El acusado niega las acusaciones de la chica: "Todo es completamente falso"

infoLibre Publicada 13/02/2018 a las 18:09 Actualizada 13/02/2018 a las 18:10    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

La Audiencia Provincial de Madrid, donde este lunes comienza el juicio contra los policías de Coslada.

La Audiencia Provincial de Madrid.

E.P.
Una joven que fue presuntamente víctima de abusos sexuales continuos por parte de su jefe en una empresa de limpieza de Leganés ha relatado ante el juez los supuestos episodios y que en un primer momento no denunció por "vergüenza y miedo" a perder el trabajo, así como por sentirse "una mierda", informa Europa Press.

Así lo ha contado este martes ante el juez de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid, en una vista en la que también ha declarado como acusado el presunto agresor, así como el padre de la chica y varios de sus compañeros en calidad de testigos.

La joven, que comenzó a trabajar durante los fines de semana en la empresa de limpieza el municipio madrileño de Leganés, ha explicado que desde que nombraron capataz al acusado en septiembre de 2014 éste le preguntaba por "cosas íntimas y fuera de lugar" cada vez que pasaba por su zona de limpieza. "Nunca me dijo nada sobre el trabajo. Cada tres minutos estaba ahí intimidándome. Una vez de la ansiedad que me provocaba hasta me desmayé", ha apuntado.

El primer abuso, según la chica, se habría producido el 14 de septiembre de 2014, a raíz de que le comentara que tenía una contractura en el hombre producto de sus clases de danza y el acusado se ofreciera a darle un masaje. "Necesitaríamos un spa. Yo te puedo hacer un masaje, pero tiene que ser mutuo", cuenta la joven que el presunto abusador le dijo.

"Me esperó en la puerta del baño y me dijo que entrara al despacho. Cuando me senté, comenzó a tocarme el hombro introduciendo la mano por debajo de camiseta, tocándome los pechos, me metió la mano en el pantalón y me tocó las partes íntimas. Le dije que parara tres veces pero yo me quedé paralizada: no podía hacer nada. Finalmente paró y me dijo que no se lo dijera a mi padre", ha narrado.

Mes y medio más tarde tuvo lugar presuntamente otro episodio similar. El acusado, siempre según el relato de la chica, la habría obligado a subirse a la parte trasera de una furgoneta, donde supuestamente la cogió del cuello con fuerza y la obligó a realizar una felación.

"Compensaba estar siete horas mal"

"Yo me sentía avergonzada, como una mierda. Me dijo que si me portaba bien con él me quitaría zonas para limpiar", ha asegurado en relación al "miedo" de poder perder tanto su empleo como el de su padre, también capataz en la empresa, a lo que ha añadido: "Me planteé que a lo mejor compensaba estar siete horas mal y el resto de la semana bien".

En la tercera ocasión. la joven sostiene que su jefe la habría empujado contra una pared en el baño de chicas, tocándole los pechos y el culo: "Me empezó a bajar el pantalón pero conseguí que parara, vestirme y salir de allí".

En última instancia, ya en marzo de 2015, habría ocurrido lo más grave. "Fue el peor día de mi vida", ha relatado lamentándose la joven, quien ha explicado que todo comenzó cuando la obligó a entrar a su despacho. Allí la habría invitado a una cerveza y la habría conminado a hablar de "sado y porno". También le ofreció supuestamente hacer un trío con un amigo mientras le decía que se calmara porque "no le iba a hacer nada". Tras esto, la chica defiende que comenzó con unos abusos de mayor calado.

Estos supuestos abusos, según detalla la Fiscalía, dejó a la mujer como secuela un trastorno de estrés postraumático. Además, y a consecuencia del tratamiento psicológico al que fue sometida, se comprobó que presentaba indicadores con vulneración afectiva, "así como indefensión ante sus vivencias y acomodación a la situación abusiva referida con sentimientos de culpa y estrés". "Aún estoy en tratamiento psiquiátrico y psicológico", ha apostillado.

"Todo es completamente falso"

El acusado, sin embargo, ha negado categóricamente las acusaciones de la chica, defendiendo que "todo es completamente falso" y que "jamás" le ha tocado "ni un solo pelo". Asegura, no obstante, que la denuncia se produjo "para asegurar los puestos de trabajo de ella y de su padre", y que solo estuvieron a solas "una vez, como un minuto".

Además, ha achacado la causa a una mala relación con el padre de la joven, producto de disputas para ascender en el escalafón de la empresa. "Aún así, me pidió que le hiciera el favor de llevar a su hija todos los días al trabajo", ha puntualizado.

Este último extremo, sin embargo, ha sido rechazado por el progenitor, quien ha explicado que no fue de tal modo, sino que el acusado fue quien se ofreció a realizar dichos viajes. "Yo no competía con nadie, solo iba a hacer mi trabajo", ha contado en relación a esa presunta disputa por un mejor puesto laboral.

El padre también ha esgrimido que encontraba a su hija "muy rara", pero que fue una compañera quien finalmente le dijo lo que estaba pasando: "Si no me llegan a calmar ese día le arranco la cabeza".

Por último, una compañera de clase de danza de la joven ha corroborado la versión de los abusos, añadiendo que ésta "empezó a perder peso, a llorar y a tener crisis de ansiedad".
LA AUTORA Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



2 Comentarios
  • charopa69 charopa69 14/02/18 15:19

    Si todas las acosadas habláramos...¡¡¡cuánto personaje ilustre se quedarían, públicamente ... como les gusta mostrarse ante las subordinadas... con las miserias al aire!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Alfar Alfar 14/02/18 08:53

    Javier Marías dirá que esto es una mera transacción laboral entre una chica que necesitaba un trabajo, y el cerdo con el que tuvo la desgracia de encontrarse. Cosas de escritores muy pagados de si mismos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.