X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Día Internacional de la Mujer

Huelga laboral: parar la productividad de las mujeres para detener el mundo

  • infoLibre publica una serie de reportajes centrados en cada uno de los cuatro ejes del 8M. El de hoy está dedicado a la huelga laboral
  • "Lo que nosotras nos planteamos en abril de 2017 cuando empezamos a pensar esta huelga ya se ha superado con creces", dice una de las representantes de la Comisión 8M
  • La brecha salarial se sitúa entre el 23% y el 30%, mientras que la feminización de la precariedad laboral hace que la pensión de jubilación media de las mujeres sea 450 euros inferior que la de los hombres

Publicada 07/03/2018 a las 06:00 Actualizada 08/03/2018 a las 11:45    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Cartel de la huelga feminista del 8M.

Cartel de la huelga feminista del 8M.

Comisión 8M
La huelga feminista ha desbordado cualquier previsión y se ha hecho hueco en todos los calendarios. Prueba de ello son las 103 manifestaciones, 147 concentraciones y 120 acciones que se preparan por todo el país. Este jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las mujeres están llamadas a pararlo todo. En un contexto en el que cuestiones como la discriminación retributiva están más vivas que nunca, las mujeres han decidido dar un paso al frente y recordar que la mitad de la población –concretamente el 50,97%– tiene derecho a participar en todos los ámbitos de la vida en igualdad de condiciones.

"Nosotras hacemos el llamamiento a mujeres, bolleras y trans, porque es el sujeto al que nosotras nos dirigimos", explica en conversación con infoLibre una de las activistas que pertenecen a la Comisión 8M, y que prefiere no ser citada para no desvirtuar el trabajo colectivo. Eso no significa, no obstante, que los hombres no sean "aliados esenciales el día 8 de marzo".

Aunque la comisión trabaja con mujeres, también invita a los hombres a "reflexionar" especialmente respecto a la esfera de cuidados. "Estamos acostumbradas a que ellos sean el sujeto principal y ahora mismo no lo son", señala la activista, quien añade que, pese a todo, "a los hombres se les espera". Si ellos se responsabilizan de los cuidados, "muchas mujeres podrán asumir mejor la huelga laboral y la huelga de consumo, por ejemplo, así que su participación como aliados es bienvenida".

Los motivos que mueven la huelga

Enumerar las razones que dan sentido a la huelga no es tarea sencilla. "Los motivos son muchos", dice la vocera de la Comisión 8M, "desde el tema de la brecha de género, las diferencias salariales, hasta la feminización de ciertos trabajos". Que las mujeres tengan que asumir "jornadas parciales, mucho más reducidas que los hombres", o tener que "compatibilizar el trabajo con la carga de cuidados", tiene que ver también con su peso en el ámbito laboral. "No somos supermujeres", subraya la activista.

UGT ha elaborado un informe en el que sitúa a la brecha salarial por cuestiones de género en el 22,86%, lo que se traduce en que las trabajadoras dejan de percibir de media 5.941 euros anuales. CCOO estima la diferencia en un 30%. En todas las comunidades autónomas, en todos los sectores, en todas las ocupaciones, recalca el sindicato, "los hombres reciben de media un salario superior al de las mujeres, por trabajo de igual valor".

Tal y como reseña CCOO en su informe más reciente, el 44% de la brecha salarial mensual en la nómina entre mujeres y hombres se concentra en los complementos salariales. Aunque el sueldo base explica el 54% del desfase, casi la mitad del problema viene de dichos complementos –el 2% restante se debe al pago de horas extras–. De media los hombres cobran 613 euros al mes en estos complementos, mientras que las mujeres se quedan en 427 euros. El motivo, explica el informe sindical, recae sobre los "criterios discrecionales" que deciden quién se queda con los pluses.

El peso de los complementos en la desigualdad salarial se explica en parte también por la escasa presencia femenina en puestos directivos, fenómeno conocido como techo de cristal. En las empresas del Ibex 35, las mujeres con un cargo en los consejos de administración suponen el 21,8% del total, según el último informe de Cuatrecasas y Georgeson. En las universidades españolas, el porcentaje de catedráticas lleva años estancado en torno al 20%. La misma tónica se reproduce en prácticamente todas las profesiones.

En periodismo, las mujeres sólo ocupan el 27% de los puestos directivos según la última evaluación de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), y en la Real Academia Española (RAE) el 17,7% de las sillas son ocupadas por académicas, en sintonía con las demás academias de la lengua del país. Respecto a la carrera judicial, únicamente once de las plazas que componen el Alto Tribunal están ocupadas por mujeres, mientras que un sólo Tribunal Superior de Justicia está presidido por una magistrada y tan sólo ocho de las 50 Audiencias Provinciales tienen una presidenta mujer.

En el fondo de la cuestión se encuentra un dato importante: de las 4.484 grandes empresas que existen en el país, sólo 189 cuentan con planes de igualdad registrados.

Además, en un momento como el actual, en el que el problema de las pensiones ha adquirido un papel protagonista, el movimiento feminista insiste en recalcar que "la situación de las mujeres es infinitamente peor". Según los últimos datos que ofrece el Ministerio de Empleo, a febrero de 2018 un total de 3.664.369 hombres recibieron pensión de jubilación, frente a 2.223.690 mujeres. La cuantía media de ellos fue de 1.247,46 euros, frente a los 797,50 euros de ellas. Es decir, ellas cobran 449,96 euros menos a través de su pensión de jubilación.

Tejer la huelga: el papel de los sindicatos

"El movimiento feminista convoca a todas las mujeres desde la interseccionalidad a hacer una huelga de 24 horas el día 8 de marzo", así lo expresa la Comisión 8M de Madrid. Paralelamente, la huelga cuenta con cobertura legal para todas las mujeres con trabajo asalariado, gracias a la convocatoria total de los sindicatos CGT, CNT, el Sindicato de Comisiones de Base (Cobas) y la Confederación Intersindical. Por otro lado, UGT y CCOO se han decantado por paros parciales de dos horas, entre las 12:00 y las 14:00 por la mañana, y entre las 17:00 y las 19:00 por la tarde. Las mujeres, dice la comisión, pueden "elegir libremente qué convocatoria seguir", aunque "el acuerdo del movimiento feminista es parar el país durante 24 horas".

En Madrid, la comisión territorial contará con abogadas de guardia el 8 de marzo, aunque las trabajadoras que ejerzan su derecho a huelga también pueden acceder a los abogados de los sindicatos, incluso en caso de no estar afiliadas y mediante el abono de honorarios específicos. La Comisión 8M organiza asistencia legal en comisarías desde las 21:00 horas del día 7 hasta las 23:59 del día 8, en caso de posibles detenciones durante los piquetes o manifestaciones.

La importancia de los sindicatos a la hora de cincelar la huelga "es muy alta". Son los que dan cobertura legal y por tanto son imprescindible, aunque la valoración de las activistas sobre el rol de cada uno es desigual. La comisión explica que, mientras "compañeras de CNT y CGT" han participado activamente, "los sindicatos mayoritarios han seguido un papel de convocar una huelga de dos horas e informar de manera defectuosa en las empresas sobre el derecho a la huelga de 24 horas".

Respecto al ámbito laboral, las feministas creen que existen sectores, como las áreas sociales, donde el seguimiento "puede ser medio bueno" y en otras "será muy bajo", por lo que rechaza hacer predicciones apresuradas. En todo caso, expresa, "lo bueno de hacer además huelga estudiantil, de cuidados y consumo, es permitir que las compañeras que no se pueden permitir hacer la huelga laboral, sientan que participan".


El balance a 24 horas expresa que "la huelga ha sido ya un éxito, porque se está hablando en todos lados, hay titulares, hay debate, hay cuestionamiento". "Lo que nosotras nos planteamos en abril de 2017 cuando empezamos a pensar esta huelga ya se ha superado con creces", señala la vocera. Para las activistas, agrega, "lo fundamental era pensar que esto era posible, que tenemos derecho a hacerlo, y pedirle a la gente que pensara en cómo organizamos la vida. Creo que esto está conseguido". Con ella coincide otra de las portavoces, que achaca su éxito en ser "muy constantes, muy pesadas, entre otras cosas por estar muy cansadas y porque la vida de las mujeres depende de que haya cambios". 

¿Y después?

Una de las principales premisas que siguen las promotoras de la huelga es la necesidad de que la dinámica surgida a lo largo de los últimos meses no termine el 8 de marzo. ¿Qué escenario se plantea tras la huelga?

"Va a haber muchos objetivos que ahora mismo nos desbordan, porque con el nivel de creatividad, de ilusión y de trabajo, van a salir más cosas de las que podamos pensar ahora", responde una de las portavoces de la comisión. A su juicio, se harán "reivindicaciones concretas y se pretende presionar a instituciones y a empresas para que haya cambios". La pelota, dice, está en el tejado de muchos actores y ahora tiene que ser recogida.

La comisión como tal, relata, seguirá funcionando: "Esto es difícil de parar". Aunque la fórmula exacta no está definida, lo claro es que "se seguirá haciendo presión en muchos sitios", aun con las limitaciones de no tener "capacidad sindical". Precisamente esta limitación hace fundamental que "otros actores se enteren de que las reivindicaciones feministas son muy justas y necesarias".

La huelga, agrega otra de las activistas, "está siendo un proceso hermoso de hablar entre nosotras". No tienen miedo a perder fuerza con el paso de los días, sino lo contrario. "El sistema convierte a las cosas en modas para que caduquen, pero esto no caduca", dice la vocera. Toda la tormenta de cuestiones sobre el futuro, relatan las activistas, se valorarán después de celebrar lo que prevén como un gran éxito. Y después de descansar, concluyen.
__________

infoLibre publica una serie de reportajes centrados en cada uno de los cuatro ejes del 8M. Los otros tres los puedes consultar aquí:

Huelga de cuidados: cuando el trabajo de las mujeres nunca termina

Huelga de consumo: las mujeres reclaman un nuevo modelo

Huelga educativa: por una educación pública, laica y feminista


Hazte socio de infolibre



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.