x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Violencia machista

La presidenta de la Audiencia de Navarra: hay que esperar a que el Supremo "clarifique conceptos" como la intimidación

  • "No sé si los cambiarán o no, pero que precisarán los conceptos y arrojarán luz sobre cómo han de interpretarse, sí, porque será la cuestión que se dilucidará y se pondrá sobre la mesa", afirma Esther Erice
  • Considera que "hay que esperar a la sentencia firme, definitiva que se ejecutará y, para eso, queda todavía una trayectoria"

infoLibre
Publicada el 27/04/2018 a las 10:24 Actualizada el 27/04/2018 a las 10:47
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Varias pintadas en contra de la sentencia de la Audiencia de Navarra a los cinco de los miembros de 'La Manada'.

Varias pintadas en contra de la sentencia de la Audiencia de Navarra a los cinco de los miembros de 'La Manada'.

EFE
La presidenta de la Audiencia Provincial de Navarra y miembro del Grupo de Expertos del CGPJ en violencia doméstica y de género, Esther Erice, cree "hay que esperar" a que haya una sentencia firme sobre el caso de La Manada, tras la sentencia que ha considerado que ha sido abuso sexual, pero no agresión sexual, y considera que el Tribunal Supremo clarificará conceptos como el de intimidación, que es el que ha planteado duda, y sobre lo que se "arrojará luz". Además, ha señalado que las mujeres "se pueden sentir, no solo seguras, sino incluso satisfechas de la reacción que hay de apoyo" de la sociedad.

En un entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Erice ha afirmado que hay que entender "los ritmos de la sentencia" porque, "después del enjuiciamiento, tiene una trayectoria que será el recurso de apelación, en el que se pueden volver a valorar los hechos y el derecho, y luego, un recurso de casación ante el Tribunal Supremo sobre también la aplicación del Derecho", ha indicado.

A su juicio, éste "es un recorrido interesante porque estos tipos son complejos". "No se puede olvidar que, desde que se aprobó ese Código Penal en 1995, ha tenido cuatro reformas. Es decir, es una materia muy cambiante", ha añadido.

Por ello, cree que "será útil para toda la ciudadanía y para la aplicación del Código Penal, además de para las personas implicadas, fundamentalmente, ver cómo se hace esa interpretación y cómo se asientan conceptos por el Tribunal Supremo, que es quien, en definitiva, los va a asentar". "Yo espero que el Supremo desarrolle y clarifique conceptos", ha añadido.

Intimidación

A su entender, "se ha planteado una duda en cuanto a la aplicación de intimidación", que es "el anuncio de un mal futuro, injusto y posible que se va a infligir por cualquier modo a la persona que recibe ese mensaje". "Ahora bien, en esta figura de la intimidación hay aplicaciones muy conflictivas", ha apuntado.

Según ha explicado, "por ejemplo, ha habido conflicto cuando la persona que sufre una situación de intimidación o próxima a la intimidación, desiste de la resistencia por considerar que la agresión es inevitable, y la intimidación es solo implícita".

"Ha habido también mucho problema, y lo ha desarrollado la doctrina jurisprudencial, sobre los contextos intimidatorios. No se hace una intimidación directa, pero el contexto, la intimidación ambiental, implican las razones para creer que se puede sufrir este mal", ha dicho.

Esther Erice ha indicado que "todos estos conceptos hay que precisarlos, lo va haciendo el Tribunal Supremo conforme dicta las sentencias en los casos concretos, sabiendo también que no hay dos casos iguales". "Pero sí que sienta una doctrina que es interesante", ha considerado.

La presidenta de la Audiencia navarra ha precisado que, en esta sentencia, "se ve el uso o la utilización de dos figuras: la intimidación, por una parte, que plantean las partes de la acusación, y luego, se habla también de prevalimiento, esa delgada línea, a veces, entre la intimidación y el prevalimiento, que es valerse de una superioridad que se conoce claramente para lograr una inhibición de la persona que la sufre en una situación de superioridad manifiesta que coarta a otro", ha manifestado.

"Fronteras sutiles"

En su opinión, "tiene fronteras muy sutiles que se precisarán". "El Tribunal Supremo ya ha expresado que no exige que se ponga en riesgo la integridad física de la víctima para apreciar que existe una intimidación", ha apuntado.

Erice ha señalado que, en el relato de hechos de la sentencia, "se ha hecho un trabajo exhaustivo", y cuando se entra en la fundamentación jurídica, que es la aplicación técnica, "es quizá cuando pueden surgir estas dudas que los tribunales posteriores irán precisando".

"No sé si los cambiarán o no, pero que precisarán los conceptos y arrojarán luz sobre cómo han de interpretarse, sí, porque será la cuestión que se dilucidará y se pondrá sobre la mesa", ha dicho.

Críticas

Para la magistrada, las sentencias "están sometidas a crítica y siempre que se haga por los cauces adecuados, la crítica siempre ayuda a mejorar". "No me preocupa especialmente. Siempre que sea adecuadamente, la sociedad puede opinar, lógicamente. Porque, además de las partes implicadas, es toda la sociedad la que está afectada por la aplicación que se hace por el Derecho Penal", ha añadido.

La presidenta de la Audiencia Provincial de Navarra ha insistido en que "hay que esperar a la sentencia firme, definitiva que se ejecutará y, para eso, queda todavía una trayectoria". "Una cosa es que la sociedad tenga todo el derecho de expresar, dentro de los cauces establecidos o admisibles, su opinión y otro que hayamos llegado al punto final. No hemos llegado al punto final", ha indicado.

Esther Erice cree "esto afecta a las mujeres especialmente, pero también a toda la sociedad, porque este tipo de delitos, aunque en pocas ocasiones, también lo sufren los hombres, y el concepto es igualmente difícilmente de aplicar".

"Las mujeres de nuestra sociedad están en un momento en que sienten una sensibilidad grande hacia este tema. Sienten que hay más apoyo social que en otras épocas pasadas y que todos estamos interesados en conseguir una vida libre de violencia para las mujeres, incluida una seguridad pública y una tutela de sus derechos fundamentales", ha indicado.

En este momento, según ha explicado, "la prevención funciona, la investigación funciona", y se ha avanzado "mucho". "Estamos en el momento de enjuiciar, sancionar y reparar, en la medida de los posible, el daño causado cuando hay delito. En estos casos, todavía estamos en ese camino, no hemos terminado", ha subrayado.

Tras señalar que ahora "la respuesta social no es la misma que era hace diez o veinte años, sino muchísimo mayor", ha añadido que hay que "confiar en cómo se sanciona y se repara el daño posible, que todavía, en este difícil equilibrio de derechos, porque los imputados también tienen derechos, es un camino que todavía no se ha terminado".

"Creo que las mujeres se puedan sentir, no solo seguras, sino incluso satisfechas de la reacción que hay de apoyo, de la preocupación que existe del legislador y, en general, en el Poder Judicial", ha concluido.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • Bellum Bellum 27/04/18 16:28

    Y una mierda!!!!!, es vomitivo intentar justificar esta ignominia...la judicatura está acostumbrada a que no se le sople, pero en ocasiones como ésta habría que escupirle. VERGÜENZA

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Orlinda Orlinda 27/04/18 13:26

    El quid de la cuestión está en que los “expertos” tengan que dilucidar cuánta intimidación se precisa para adimir que una mujer hizo lo debido al no resistir, de esas interpretaciones subjetivas depende que una agresión sea violación o no. 
    Lo que hay que aceptar ¡ya!, señoras y señores juristas, es que “el sexo sin consentimiento es violación”, sin más, sin exigencias arcaicas a la mujer en las que subyace la concepción estereotipada de que el adecuado comportamiento de las mujeres consiste en defender su “honra” hasta la heroicidad.
    Según datos e informe de Amnistía Internacional:
    “De 33 países europeos, sólo 9 reconocen la simple verdad de que el sexo sin consentimiento es violación (contando por separado las tres jurisdicciones de Reino Unido).
    ¿Qué mensaje envía esta actitud a quienes perpetran estos actos? ¿Qué dice esto a nuestras sociedades, donde se sigue culpando abrumadoramente a las supervivientes de las agresiones sexuales que sufren?
    La ausencia de reconocimiento legal de que las relaciones sexuales sin consentimiento constituyen violación fomenta la idea de que recae en nosotras como mujeres la responsabilidad de protegernos de la violación. Estas actitudes son peligrosas y tienen que cambiar.”

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 27/04/18 12:58

    Es mejor callar y no decir lo que ha dicho

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.