x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Memoria histórica

Marcelino Camacho dará nombre a un paseo en su madrileño barrio de Carabanchel

  • "Con la calle a Marcelino la memoria vuelve a muchas calles madrileñas. Preguntarán quiénes son y les contaremos la historia que han escondido durante años", ha expresado el hijo del histórico sindicalista

infoLibre
Publicada el 03/05/2018 a las 20:48 Actualizada el 03/05/2018 a las 21:03
Marcelino Camacho, primer secretario general de Comisiones Obreras.

Marcelino Camacho, primer secretario general de Comisiones Obreras.

EP
El hijo del histórico sindicalista de CCOO Marcelino Camacho ha anunciado que su padre dará nombre a un paseo en su barrio, Carabanchel, el viernes de la semana que viene sustituyendo así en el callejero al general franquista Muñoz Grandes, informa Europa Press.

"Lo anuncia su hijo Marcel: Marcelino tendrá calle en Madrid, una avenida de su barrio, Carabanchel, dejará de llevar el nombre del fascista Muñoz Grandes para llamarse Paseo Marcelino Camacho. ¡Marcelino vive, la lucha sigue!", ha escrito el PCE en su cuenta de Twitter.
 
El hijo del sindicalista ha informado a través de Facebook del cambio en el callejero cuando se cumple el centenario del nacimiento de su padre. En esta red social, Marcelo Camacho ha explicado que por la calle que ahora llevará el nombre de su padre iba su madre, Josefina Samper, andando hasta la cárcel de Carabanchel, donde estaba preso su marido.

Lo hacía "con las manos marcadas por el peso de las bolsas que llevaba a los presos políticos". Tras varias entradas y salidas de prisión en años posteriores, Marcelino Camacho fue procesado en el llamado Proceso 1001 en 1973, por el que toda la dirección de CCOO fue condenada a prisión. Él fue condenado a veinte años. En 1975 los condenados fueron indultados.

Marcelo Camacho ha dado las gracias al Ayuntamiento de Madrid, encabezado por la alcaldesa, Manuela Carmena, y a todos aquellos que han peleado por el cambio "frente a la oposición de las organizaciones ultrafranquistas" porque "el PP, que tanto lo prometió, lo dejó olvidado en el baúl de los recuerdos".

"Entre la maraña de lo posible se abre paso lo necesario. Existimos y avanzamos en este nuevo Madrid. Con la calle a Marcelino la memoria vuelve a muchas calles madrileñas. Preguntarán quiénes son y les contaremos la historia que han escondido durante años", ha añadido Marcelo Camacho.

Camacho, Samper y sus dos hijos regresaron del exilio en 1957 y se instalaron en el barrio de Carabanchel. Josefina Samper contaba que eligió ese barrio por su proximidad a la cárcel.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 04/05/18 15:22

    Me parece bien, aunque tarde, que se cambien de nombre algunas calles dedicadas a señalados franquistas. También es verdad que Muñoz Grandes --que era carabanchelero--, aunque mandó la División Azul, nunca gozó de la confianza plena del dictador Franco y por eso, creo yo, le dedicaron una calle de segunda, tirando a tercera: nada que ver, por ejemplo, con General Mola (hoy Príncipe de Vergara) o General Sanjurjo (José Abascal). Porque es verdad que la calle que ahora le dedican a Marcelino Camacho se llama algo pomposamente "Paseo" pero es más bien una calle ni muy ancha ni muy larga: poco más de quinientos metros desde la calle de General Ricardos (que no fue un general franquista, suspicaces, sino un general aragonés de finales del siglo XVIII) hasta, con perdón, la Glorieta del Ejército delante del hospital militar Gómez Ulla. Lo sé bien porque pasé viví toda mi juventud en una de las callecitas adyacentes. Creo que Santiago Segura también nació por allí, si lo que he leído es correcto: es un barrio que produce abundantes celebridades, como se ve.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión