x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Política

Las mujeres son un 39% menos propensas a votar a partidos de extrema derecha

  • "Parece lógico que las mujeres se abstengan de votar a partidos que intentan quitarles derechos o hacerlas más vulnerables", señala el profesor de Ciencias Políticas, Ernesto Pascual
  • Es la actitud de las mujeres ante la violencia, la autoridad o la represión lo que hace que no se sientan identificadas con el lenguaje populista y de odio propio de los ultras

Publicada el 17/01/2019 a las 12:14 Actualizada el 17/01/2019 a las 14:00
Miles de personas claman en Madrid que no se negocien derechos de las mujeres.

Miles de personas claman en Madrid que no se negocien derechos de las mujeres.

Las mujeres son un 39% menos propensas a votar a partidos de extrema derecha debido a su lenguaje bélico y populista, según el estudio Explaining the gender gap in radical right voting: A cross-national investigation in 12 Western European countriesEl experto en Estudios de Derecho y Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya, Ernesto Pascual, señala que "parece lógico que las mujeres se abstengan de votar a partidos que intentan quitarles derechos o hacerlas más vulnerables".

El profesor considera que uno de los motivos principales de este rechazos es la forma de abordar la problemática de género. Partidos de ultraderecha como Vox, con su programa electoral que aboga por revertir la ley de violencia de género y la ley del aborto, o asumir que el principal rol de la mujer es el de madre, son menos atractivos que aquellos que abogan por la libertad religiosa, la prohibición de la ablación o prendas que cubran el rostro, como el yihab o el burka

Otra razón que explica este comportamiento es que los hombres son más propensos a asumir el papel de "perdedores de la globalización" al ser quienes suelen trabajar en puestos de trabajo que desaparecen o se precarizan, como es el caso de la industria manufacturera. Según el experto en Ciencias Políticas, esa situación provoca un sentimiento antisistema porque "consideran que el sistema no ha sabido protegerlos", y una visión de los inmigrantes como sus enemigos en el mercado laboral o en la percepción de ayudas estatales.

En cambio, las mujeres tradicionalmente han trabajado en sectores terciarios y su posición no se ha visto tan amenazada aunque "pueden ser antisistema por la precarización per se de su trabajo", aclara Ernesto Pascual. 

Por último, es la actitud de las mujeres ante la violencia, la autoridad o la represión, lo que hace que no se sientan identificadas con el lenguaje populista y de odio característico de los partidos de extrema derecha. Así lo señala el profesor de Ciencias Políticas: "Se ha demostrado que las mujeres se oponen más al uso de la fuerza y son más propensas a defender políticas más compasivas que los hombres".
 
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión