x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Igualdad

Un 63% de las directivas dice que la igualdad no es prioritaria en sus empresas pero luego admiten que sufren discriminación

  • Así lo revela el informe Esade Gender Monitor publicado este martes que, no obstante, también revela que tan sólo el 9% declaró no haber encontrado ninguna barrera profesional por el hecho de ser mujer
  • A la pregunta de si considera que hay un trato desigual a favor del hombre para ocupar puestos de alta responsabilidad en las organizaciones, el 61% de las mujeres respondieron que sí

Publicada el 29/01/2019 a las 17:38 Actualizada el 29/01/2019 a las 19:12
Manifiestación del 8M en Santa Cruz de Tenerife.

Manifiestación del 8M en Santa Cruz de Tenerife.

EFE
El 63% de las directivas de empresas españolas no cree que las políticas de igualdad sean una prioridad en sus centros de trabajo. Así lo revela el informe Esade Gender Monitor publicado este martes por la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas que, no obstante, también revela que la mayoría de las mujeres encuestadas sí considera que sufre una desigualdad de género llamativa en sus empresas. Así, por ejemplo, tan sólo el 9% de las directivas encuestadas declaró no haber encontrado ninguna barrera profesional durante el año 2018 que atribuya específicamente al hecho de ser mujer: el 46% contestó tener dificultades para conciliar, el 41% desigualdad salarial y el 34% falta de reconocimiento en las tareas. 
 
Pero no termina ahí la sensación de desigualdad. A la pregunta de si considera que hay un trato desigual a favor del hombre para ocupar puestos de alta responsabilidad en las organizaciones, el 61% de las mujeres respondieron que sí —de hecho, solo el 9% dijo que no—. Y el mayor obstáculo que tienen ellas para conseguir igualdad de trato tiene que ver, una vez más, con la desigualdad de género. así, el 23% de las encuestadas respondieron que la mayor barrera que les impedía romper el techo de cristal es "la dificultad real para conciliar el cuidado de los hijos con las exigencias de un puesto de responsabilidad". No obstante, el mismo porcentaje también consideraba que la barrera tenía que ver, más bien, con la falta de identificación de las mujeres con los puestos directivos. 

Y es que, desde su punto de vista, las empresas tampoco trabajan para mejorar la conciliación. Tanto es así, que el 35% de las mujeres directivas considera que su empresa "en absoluto" incentiva que los hombres disfruten del permiso por paternidad. El porcentaje, no obstante, empata con el de las encuestadas que respondieron que sí pero queda muy alejado de quienes afirmaron que lo hace porque "es obligatorio" —una afirmación suscrita únicamente por el 3,5%—. En cualquier caso, el 46% de las mujeres opina que las medidas orientadas a conseguir la igualdad de género son puestas en marcha como una simple estrategia de márketing. 
 
Este año, como novedad, ESADE Gender Monitor ha preguntado a las directivas acerca de cuáles son los actores que creen que más contribuyen al equilibrio de género en la sociedad. En su opinión, las asociaciones de mujeres profesionales —a las que pertenece un 58,62% de las consultadas— son las que más aportan con un siete sobre diez, aunque echan de menos una visión estratégica de sus objetivos. De este modo, las consideran más eficaces que los organismos internacionales, los movimientos ciudadanos, el gobierno nacional o el tercer sector. Las directivas suspenden, con un 4,09 sobre 10, el trabajo de los sindicatos en este sentido. La empresa privada puntúa un cinco sobre diez. 

En cuanto a los acontecimientos más recientes relacionados con la igualdad de género, el 58% de las directivas estima que el movimiento 8M ha tenido una repercusión positiva, aunque insuficiente para el 45% de las consultadas. Un 31% piensa que no ha tenido ningún efecto y, un 10%, que ha sido contraproducente para el mensaje que reivindicaba. 
 
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión