x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El juicio del 'procés'

Trapero se defiende en el Supremo y asegura que se avisó de los "riesgos para la seguridad" que suponía el 1-O

  • El major asegura que, dos días antes de la declaración unilateral de independencia, los Mossos tenían preparado "un plan" para detener a los miembros del Ejecutivo catalán si era necesario
  • Trapero explica que dos días antes del referéndum trasladaron a Puigdemont, Junqueras y Forn su preocupación por que la consulta pudiera "ocasionar conflictos graves de orden público y seguridad ciudadana"

Publicada el 14/03/2019 a las 14:10 Actualizada el 14/03/2019 a las 18:44
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Josep Lluís Trapero acompañado por su abogada en el Supremo.

Josep Lluís Trapero acompañado por su abogada en el Supremo.

EFE
Después de más de un año de perfil bajo encerrado en un despacho de la comisaría de Les Corts, el major de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero reapareció este jueves en público en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo. El que fuera jefe del cuerpo policial autonómico hasta su destitución tras la aplicación del artículo 155, cuyo nombre ha sido uno de los más citados junto al de Carles Puigdemont en el juicio del procés, prestó declaración en calidad de testigo a petición de la acusación popular y de las defensas del exconseller de Interior Joaquim Forn y de los líderes sociales independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Durante su larga intervención, el major defendió el tan cuestionado dispositivo montado por los Mossos el 1-O. Además, cargó contra Forn, al que acusó de actuar con “un punto de irresponsabilidad”, dijo que se avisó sobre los “riesgos para la seguridad” de la consulta y aseguró que dos días antes de la declaración unilateral de independencia el cuerpo policial tenía preparado “un plan” por si había que detener a los miembros del Ejecutivo catalán.

Aunque fue llamado a declarar como testigo, Trapero no estaba obligado a pronunciar palabra alguna frente al tribunal. Su condición de principal investigado por un delito de rebelión en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional contra los jefes políticos y policiales de los Mossos le permitía acogerse a su derecho a no declarar para no perjudicar su defensa en dicho proceso judicial. Sin embargo, el alto mando del cuerpo policial, para el que la Fiscalía pide once años de cárcel por diseñar “de forma deliberada unos mecanismos de actuación” que impidieron cumplir con el mandato judicial de impedir el 1-O, rechazó mantenerse en silencio. Y más, después del traje que le hicieron en sede judicial el exdelegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo, el exsecretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto o el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos –coordinador de los cuerpos policiales para el 1-O–, que acusó a Trapero de “alinearse” con la Generalitat, de poner “palos en las ruedas” y de preparar para el día de la consulta un dispositivo “insuficiente e ineficaz”.

Después de que en las últimas sesiones del juicio dos de sus subordinados en aquél otoño independentista, Emili Quevedo y Manuel Castellví, defendiesen la labor de su exjefe y se alejasen de los políticos independentistas enjuiciados en el Supremo, Trapero se esforzó por limpiar el nombre del cuerpo policial autonómico. En este sentido, y al ser preguntado por el fiscal Javier Zaragoza sobre la ineficacia del dispositivo montado por los Mossos para el 1-O, Trapero intentó ser lo más claro posible. “No tenía otra finalidad que la de hacer cumplir el mandato judicial y de la fiscalía (impedir la consulta)”, aseguró el exjefe del cuerpo policial autonómico, que añadió: “¿Nos hubiera gustado tener mejores resultados? Sí, por supuesto, pero hubo lo que pudimos conseguir entre todos”. Trapero defendió también la labor de los binomios mandados a los centros de votación –“hicieron su función y la hicieron bien”– y aseguró que en ningún caso el dispositivo buscaba, como dijo la acusación popular, “facilitar” el referéndum.

El interrogatorio, en el que Trapero confirmó complicada relación que mantuvo desde el primer momento con el coronel Pérez de los Cobos –“tensión dialéctica”, apuntó en una ocasión–, fue especialmente técnico. El único momento en el que se acercó a cuestiones políticas fue cuando la Fiscalía se interesó por los motivos del relevo que se produjo en la Conselleria de Interior en julio de 2017, cuando Jordi Jané fue sustituido por Forn. “Yo pienso que por la deriva política y llegó el momento [en el que Jané] no quería correr riesgos y estaba incómodo. Estábamos incómodos los dos”, afirmó el exjefe de los Mossos. En este sentido, señaló que Forn tuvo claro en todo momento “qué iba a hacer el cuerpo” y “respetó” esa decisión. Sin embargo, criticó algunas declaraciones públicas realizadas por Forn en las que aseguraba que el 1-O se podría votar con normalidad se encajaron “muy mal” en la policía autonómica, que tenía “órdenes judiciales concretas”. “Pienso que había un punto de irresponsabilidad”, señaló el major.

Pero a preguntas de las defensas, el alto mando policial dejó claro que no recibieron instrucciones políticas sobre lo que tenían que hacer de cara a la consulta independentista. “¿Forn intentó incidir en la actuación de ustedes, os dio instrucciones?”, preguntó el abogado del exconseller de Interior. “No”, respondió tajante Trapero. En todo momento, el major dio la cara por el cuerpo policial autonómico. Es más, aseguró que los Mossos d’Esquadra tenían desde el 25 de octubre montado “un plan” por si debían detener al expresident Puigdemont y a los exconsellers. Así, relató que el 27 de octubre, el día de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), se puso en contacto con el fiscal superior de Cataluña y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para comunicarles que el cuerpo policial estaba a disposición tanto del Ministerio Público como del órgano judicial “por si había que hacer un operativo” para la “detención” de los miembros del Ejecutivo catalán.

Un error de Vox impide a las partes abordar las preguntas clave

Uno de los puntos clave del interrogatorio, justo el que se centraba en apuntalar el relato de violencia sobre el que la Fiscalía del Supremo sostiene el delito de rebelión, se produjo en tres actos. El primero, antes de comer, cuando el Ministerio Público pretendió abordar las reuniones mantenidas por Trapero los días 26 y 28 de septiembre con el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont, el exvicepresident Oriol Junqueras y el exconseller de Interior. Citas en las que, según aseveraron la semana pasada los subordinados del major, el entonces jefe de los Mossos d’Esquadra alertó a los dirigentes políticos de la posibilidad de que se produjeran actos violentos si se mantenía el referéndum. Trapero confirmó tales encuentros, detalló qué personas habían participado en ellos y aseveró que se produjeron a petición suya. Sin embargo, cuando el fiscal Zaragoza quiso entrar al contenido de las reuniones, la defensa de Forn intervino diciendo que las preguntas sobre este hecho desbordaban “el marco de la testifical”.

La protesta del letrado Javier Melero vino motivada por un error garrafal de la acusación popular, que es la que había solicitado junto con algunas de las defensas la testifical de Trapero. El abogado y número dos de Vox, Javier Ortega-Smith, fue el primero en cuestionar al testigo, limitando con sus preguntas el alcance del interrogatorio, según la aplicación que ha sentado el tribunal en las últimas semanas. Sin embargo, el secretario general del partido de extrema derecha se olvidó de poner sobre la mesa las dos reuniones clave. La queja de Melero obligó al magistrado Manuel Marchena a suspender la sesión hasta después de comer para deliberar al respecto. Con la reanudación del juicio a primera hora de la tarde, el presidente del tribunal anunció la decisión unánime: “El hecho de que este testigo haya sido propuesto solo por la acusación popular sitúa a la Fiscalía y Abogacía del Estado en los mismos límites (…). Las preguntas [en relación con las reuniones] desbordan los límites de la prueba testifical”.

Entonces, comenzó el segundo acto en el Salón de Plenos del Supremo. El fiscal Javier Zaragoza, tras exponer la “protesta” del Ministerio Público por esta decisión, retomó el interrogatorio con la vista puesta en el estrecho campo de juego fijado por el tribunal. Y aprovechó el envío de información a Forn sobre el referéndum del 1-O para abordar los hechos tratados en esas reuniones a través de un informe elaborado por los Mossos sobre el riesgo para la seguridad que suponía la consulta. En este sentido, Trapero apuntó que tanto “la impresión de Información” como la suya propia “de sentido común” es que habría “resistencia pasiva”. Sin embargo, añadió que era de esperar que en algunas zonas donde estaban implantados “algunos grupos” podría producirse “una resistencia activa”. “La actuación policial por un lado y dos millones de personas con la intención de hacer algo iba a provocar problemas de orden público y seguridad ciudadana”, explicó Trapero, que añadió que eso es lo que trasladó a Puigdemont en la reunión del 28 de septiembre.

En ese momento, el magistrado Manuel Marchena volvió a parar el interrogatorio. Esos encuentros, recordó el presidente del tribunal, “han quedado descartados” del ámbito de las reuniones, por más que se intente aclarar esos hechos a través de la “habilidad de interrogar al testigo” o por más que éste “muestre su disposición a responder”. Pero el fiscal intentó, en más de una ocasión, esquivar esa restricción buscando que el major confirmase por medio de otro tipo de cuestiones que los Mossos avisaron al Ejecutivo del riesgo de violencia de cara al 1-O. No tuvo suerte. La lupa de Marchena estuvo en todo momento analizando cada una de las cuestiones. No le dejó preguntar por una reunión mantenida en la sede central de los Mossos a mediados de octubre de 2017. También vetó el último intento de cuestionar por la Junta de Seguridad del 28 de septiembre. Y, por supuesto, frenó en seco al fiscal Zaragoza cuando inquirió al major: “¿Dijo Puigdemont que si se producía violencia se declararía la independencia?”.

Pero, cuando el interrogatorio había finalizado, el magistrado Manuel Marchena dio la sorpresa y arrancó el tercer acto. Agarrándose a un precepto legal, el presidente del tribunal preguntó a Trapero por el contenido de las dos reuniones. Y el major comenzó a hundir el ánimo de las defensas. En el encuentro del día 26, el alto mando policial explicó que se puso sobre la mesa que los Mossos habían recibido instrucciones para el 1-O y, viendo que el Ejecutivo catalán no daba marcha atrás, “les instamos al cumplimiento de la legalidad”. Como no salieron muy contentos de ese encuentro, solicitaron uno más el 28 al que acudieron Puigdemont, Junqueras y Forn. En esa segunda reunión, contó Trapero, les trasladaron la “preocupación” de que el referéndum pudiera “ocasionar conflictos graves de orden público y de seguridad ciudadana”, les emplazaron de nuevo “al cumplimiento de la legalidad” y les comunicaron que los Mossos no iban a quebrar “nunca” con “la legalidad y la Constitución”.

Se montó un dispositivo “seguro” en la Conselleria

Buena parte del tiempo que el abogado de Vox utilizó en su turno de preguntas lo dedicó la actuación de los Mossos d’Esquadra en la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017, otra de las piedras angulares de la Fiscalía para sostener la existencia de violencia. En este sentido, el exjefe del cuerpo policial autonómico confirmó que mantuvo varios contactos con el entonces líder de la ANC, Jordi Sànchez, que se ofreció a “ayudar en la medida que pudiera” para mantener el orden. También señaló que recibió una llamada del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña expresando su “preocupación” y pidiendo que garantizase la salida de la comitiva judicial que estaba efectuando un registro en el departamento. “Me implico más personalmente porque recibo esa llamada del presidente. (…) Me implico más de lo que me hubiese implicado en otra concentración”, sostuvo el major.

En este sentido, explicó que diseñaron un dispositivo “seguro” para sacar del edificio a la comitiva judicial que consistía, principalmente, en organizar un cordón de voluntarios que separase al cordón policial montado de los manifestantes y “entre 15 y 20 agentes del servicio de escolta” que estaban “dentro de la Conselleria” montar una “cápsula en la que irían las personas de la comisión” que querían abandonar el edificio y que evitase “que el lanzamiento de una botella o de algo” pudiese golpear a ninguno de los miembros de la comitiva. “Considerábamos seguro este dispositivo”, explicó Trapero, que detalló que el cordón policial, aunque comenzó a ponerse en marcha a primera hora de la noche, no se completó porque les llegó la información de que “el registro podía alargarse durante horas”. “Y mantener un cordón de la Brigada Móvil (los antidisturbios) durante horas… En algunas protestas, se aprovecha para lanzarles cosas. Por eso no se culminó”, sentenció el que fuera jefe de la policía autonómica catalana.

Sobre estos acontecimientos, las acusaciones también abordaron la salida del edificio de la secretaria judicial del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que en sede judicial declaró que tuvo “miedo” de abandonar la Conselleria y que la sacaron a través de un patio exterior, saltando “un murete” para llegar a la azotea del Teatro Coliseum. “El motivo de ofrecerle esta salida alternativa no era porque considerásemos inseguro el dispositivo que habíamos pensado montar”, aseveró Trapero, que al ser preguntado por “hechos violentos alrededor de la Conselleria” se limitó a reseñar el “lanzamiento de alguna botella” y algún “empujón”. “Hubo algunos lanzamientos, también se lo digo”, reconoció el major de los Mossos d’Esquadra.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

12 Comentarios
  • Sancho Sancho 15/03/19 16:46

    ¿Pero este hombre no era un héroe...o era un cobarde traidor a la patria catalana y a la república?
    Ahora, según dijo este señor de apellido tan..."humilde", no contaban con gente...Pero me surge una duda: ¿Eran suficientes los efectivos para parar la amenaza terrorista cuando los atentados en Barcelona, cuando se negó a recibir ayuda de guardia civil y policía nacional? Dijo en esos momentos que el dispositivo que puso en marcha abarcaba a toda Cataluña...vamos que eran un montón de mossos los que desplegó...Y ahora, para el 1-O, se le gastaron los efectivos...
    Hace bien en quitarse de encima todos los marrones que pueda, porque la cuestión es comerse o no años de cárcel. Su defensa estaba pensada para reforzar su declaración en la audiencia nacional.

    No me aclaro, ¿Es un gran constitucionalista, un fenomenal policía, un vendido al estado fascista españolista, ni una cosa ni otra, las dos cosas?

    Lo que sí creo es que a más de un políticos de esos que la liaron, los irresponsables que nos han metido donde estamos, los Puigdemont, Junqueras y otros tantos, no les habrá gustado lo que dijo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/03/19 14:22

    ¿Por que no cuestionamos la "actuación" de Trapero ante el tribunal supremo" Dice que previeron la detención de Puigdemont y el Consell pero yo creo que es un invento: Los otros mandos de los Mossos interrogados (Castevi, etc) en el juicio no dijeron nada de ello. Tampoco Trapero ha dicho nada de ello ante la juez que lo investiga. Creo que se lo ha inventando para epatar y... salvarse a sí mismo. No ha aportado ni una sola prueba de eso, ni lo ha mencionado nunca ni él ni los mandos de los mossos, desde el intento de golpe de septiembre de septiembre-octubre del 2017. ¿No suena raro? Suena que está utilizando su declaración de testigo ante el Tribunal Supremo para defenderse en la Audiencia Nacional. ¿por qué tanta gente se cree eso, que suena a trola disculpatoria? Yo creo que es tan mentiroso como Puigdemont y Junqueras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Paco b. Molina Paco b. Molina 14/03/19 20:29

    Trapero estaba muy ocupado celebrando saraos, con paella incluida, y cantando canciones de Lluis Llac, con los integrantes de la crem de la crem independentista, Puigdemont, Pilar Rahola Martínez, etc., etc. Dificilmente podía ocuparse de cuestiones tan mundanas como referendums ilegales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    2

    • Damas Damas 15/03/19 12:16

      Paco b. Molina, como yo no tenía ni idea de a qué se refería en su comentario, he buscado y lo primero que he encontrado es el artículo siguiente, copio el enlace por sí a alguien le sucede lo que a mí y tiene curiosidad.
      https://elpais.com/ccaa/2016/08/10/catalunya/1470814773_933058.html

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • Txorigorri Txorigorri 14/03/19 19:52

    Las seis horas de interrogatorio al major Trapero han dado para mucho y han aclarado en gran medida muchos aspectos. Uno de ellos, fundamental para desmontar el relato de rebelión, es la posición que mantuvieron los Mossos durante los meses de septiembre y octubre de 2017 contraria a desobedecer la ley e intentar que el Govern la cumplera. Tras su declaración -no siempre favorable a los encausados- queda en evidencia, una vez más, toda la instrucción practicada por el juez Llarena, motivo por el que los políticos catalanes están siendo juzgados por el Tribunal Supremo y permanecen encarcelados.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    5

    6

    • RFripp RFripp 15/03/19 10:55

      Aqui lo que queda en evidencia es que el Sr. Trapero, advirtió que la posibilidad de producirse violencia era clara y cierta. Advirtió que los Mossos iban a respetar la Ley y que no desobedecería al TC y al TSC. La posibilidad de Sedición es mas que verosímil si el Gobern “ impidió fuera de las vías legales la aplicación de las Leyes “ . Y queda como muy dudosa la aseveración de pacifica y no violenta, como el Sr. Trapero les advirtió.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • RFripp RFripp 15/03/19 13:40

        Lo siento, creo que Govern es con V.  El corrector.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

    • luzin luzin 14/03/19 21:00

      Lo único claro es que Trapero defiende a Trapero y sólo a Trapero ... Y creo que su declaración es realmente perjudicial para los encausados

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      2

      3

      • Txorigorri Txorigorri 14/03/19 21:34

        Trapero se defiende él y también defiende la actuación de los Mossos. Es cierto que su declaración no deja a los políticos en buen lugar, remarcando su irresponsabilidad durante todo el proceso, pero les libra de las principales acusaciónes: rebelión y sedición.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        3

        5

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/03/19 15:22

          ¿De que actuación de los mossos habla usted? Será mejor que hable de la inactuación de los mossos. ¿Es que es actuación de los mossos mandar una pareja de los mossos en plan pacifico a cada centro electoral, a trranquilizar y a departir con los votanters y atomarse unas cañas con ellos ¿A Que los mandaban? A que tomaran nota de como sucedia la rotura de la legalidad, de la democracia y de la Constitución y que si alguno se sintiera indispuesto cogieran las urnas con los votos y se las llevaran para que los contaran. Esa es la "Actuación" que defendía el sr Trapero, el del paripé, cuando la orden es que evitaran el referendum, incautaran las urnas antes de... y evitaran que se abrieran los colegios por la mañana, a no ser que usted defienda que la sra jueza les escribió aquello que no les escribió. Su misión era impedir el referendum y no lo hicieron. Eso es inactuación. El sr Trapero defendió ayer la inactuación de los mossos, defendió que se pusieran de perfil, contraviniendo el mandato judicial aunque eso supusiera el enfrentamiento de los piquetes contra la policia y la Guardia civil. Y además diciendo que si los policias hubieran hecho como ellos, que pasaron, se hubiera evitado mejor el inmoral e ilegal referendum. Y ademas justificó la inactuación, en que no entendíó la orden judicial, en que el sr Cobos no le explicó correctamente las cosas y en que tenia que dar días de descanso a los antidistubios porque había un partido de fútbol. Sus comentarios se parecen a los comentarios infantiles que cuando no hacen algo, la culpa es del otro, que no se ha explicado, que no han entendido, que ellos son buenos y los padres malos, etc. !Y que el sr Trapero coma el coco dicendo que explico no se que....! Vaya nivel crítico de los que se tragan todas las mentiras, todas las bolas.... si le favorecen.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          1

        • RFripp RFripp 15/03/19 11:01

          Curioso, les libra de sedición ? Sedición : impedir fuera de las vías legales la aplicación de las Leyes “ . No deja a los políticos en buen lugar ? Solo había que ver las caras de los acusados y sus abogados defensores. Es verosímil lo del operativo para detener al Gobern, de hecho parte de el huyó. Por cierto seria interesante conocer como se enteraron y la actuación de los Mossos que les ayudaron a huir.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • jorgeplaza jorgeplaza 15/03/19 11:03

            De acuerdo. No está nada claro que les libre de la acusación de sedición: más bien al contrario.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            1

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.