x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Inmigración

La UE deja sin barcos la 'Operación Sophia' de lucha contra las redes de tráfico de migrantes en el Mediterráneo

  • Los 28 no toman la decisión de romper 'Sophia' pero solo mantedrán los efectivos aéreos, una decisión que la Unión reconoce como poco efectiva
  • España, que aporta un helicóptero, un avión de patrulla marítima y retira un buque, pide una reforma de la política de asilo europea

Publicada el 27/03/2019 a las 17:46 Actualizada el 27/03/2019 a las 22:01
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El buque Open Arms en la cuarta operación en la que un buque de una ONG llega a España con inmigrantes del Mediterráneo Central rechazados por Italia.

Un buque de una asociación humanitaria en el Mar Mediterráneo.

Los Veintiocho han acordado este miércoles dejar sin barcos a la Operación Sophia de lucha contra las redes de tráfico de personas en el mar Mediterráneo, tal y como reclamaba Italia para aceptar su prórroga durante seis meses más, hasta el 30 de septiembre.

"Los Estados miembro han alcanzado un acuerdo político para prorrogar Sophia durante seis meses, pero pedirán al comandante que suspenda temporalmente el despliegue de los medios navales de Sophia durante esta ampliación", han confirmado a Europa Press fuentes europeas.

Los Veintiocho han aceptado así la solución de compromiso que puso encima de la mesa el Servicio Europeo de Acción Exterior para mantener la operación, cuyo mandato expiraba el 31 de marzo, y dar más tiempo a los Gobiernos a encontrar una solución al problema del desembarco y posterior distribución de los inmigrantes y refugiados rescatados por la operación.

La portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Maja Kocijancic, ha reconocido en la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario que una operación "marítima" sin barcos "no podrá ejercer eficazmente su mandato", pero ha insistido en que se trata de "una decisión política" de los Estados miembro para mantener la operación.

España aportaba el buque de acción marítima Rayo, uno de los dos barcos de la operación junto a la fragata italiana Luigi Rizzo, que ejerce de buque insignia dado que Italia ejerce el mando de la operación.

España también aporta un helicóptero AB-212 y el avión de patrulla marítima CN-235 VIGA D4, mientras que Italia aporta otro helicóptero y Polonia y Países Bajos también contribuyen con sendos aviones de patrulla marítima.

"Tomaremos medidas para reducir los efectos de la suspensión que conllevará (la retirada de buques) pero está claro que el mandato no se podrá ejercer plenamente", ha subrayado Kocijancic, sin avanzar detalles.

La portavoz ha insistido en que la operación es "esencial" y que sus objetivos principales de "romper el modelo de negocio de los traficantes, el apoyo al cumplimiento del embargo de armas y el entrenamiento de los guardacostas libios, estos tres elementos continúan", al tiempo que ha admitido que "queda mucho por hacer" para mejorar la "inaceptable" situación en los centros de detención en Libia y las violaciones de Derechos Humanos sobre el terreno, cuyo cierre exige la Unión Europea.

Italia ya dejó claro a sus socios este lunes su rechazo a aceptar prolongar sin cambios la operación sin un acuerdo previo para el reparto posterior de los inmigrantes rescatados y se mostró dispuesta a aceptar su prórroga si se retiraban los barcos.

"Se trata de una decisión positiva que muestra la determinación de los Estados miembro de seguir trabajando para buscar una solución y preservar la operación", han subrayado fuentes europeas.

Los embajadores de los Veintiocho ante el Comité Político y de Seguridad de la UE, encargado del seguimiento de las operaciones, llegaron este martes a "un acuerdo provisional" sobre la solución de compromiso y este miércoles ha recibido el visto bueno de las capitales, aunque la decisión y los textos jurídicos necesarios todavía deberán aprobarlos formalmente los Veintiocho, antes del 31 de marzo.

Varios Estados miembro, incluidos Alemania, Irlanda y España, respaldaron prorrogar "entre tres y seis meses" la operación, aunque Italia rechazó mantenerla "como hasta ahora".

La UE ya abrió la puerta hace varias semanas a la opción de mantener la operación pero "retirando sus medios navales", pero manteniendo la formación de los guardacostas y las patrullas de vigilancia aérea. Otra de las opciones que se pusieron sobre la mesa era acordar una extensión "puente" de la operación para dar tiempo a poner en marcha una "nueva misión" militar "no ejecutiva" para continuar con las labores de formación de los guardacostas libios si los Veintiocho daban su acuerdo a la nueva misión.

Los Veintiocho acordaron a finales de 2018 ampliar la Operación Sophia tres meses más aunque entonces la probaron sin cambios, con sus medios navales. Italia, país que ha recibido a todos los inmigrantes rescatados desde el lanzamiento de la operación, lleva meses avisando a sus socios que no los seguirá aceptando.

Alemania anunció a finales de enero que no reemplazaría la fragata que mantenía en la operación tras criticar que desde hace meses Sophia no se centra en su tarea principal de combatir las redes de tráfico y que el Gobierno italiano haya impedido el desembarco de inmigrantes en Italia desde el verano, a pesar de que el mandato de la operación "se basa en el compromiso de Italia de acoger a los migrantes rescatados".

Varios países, entre ellos España y Alemania, trabajan en "un mecanismo temporal" de distribución "sobre una base voluntaria, que no prejuzgue los resultados de la reforma de Dublín", pero insisten en que Italia debe ser incluida en el mecanismo.

España y Francia, entre otros, rechazan que se cubra solo a los migrantes rescatados en el marco de la Operación Sophia, como pedía Italia, e insisten en que la solución pasa por un acuerdo más global en el marco de la reforma de la política de asilo europea, que sigue bloqueada por el rechazo de los países del este a aceptar inmigrantes en base a un sistema de cuotas.

La OTAN reducirá su cooperación

Tras la decisión de la Unión Europea, la OTAN ha anunciado que reducirá su cooperación con la Operación Sophia. La Alianza Atlántica acordó en noviembre de 2016 apoyar a la misión de la UE contra las mafias con intercambio de información y apoyo logístico a través de su misión de vigilancia marítima en el Mediterráneo Sea Guardian.

"La interacción operativa en el mar entre los buques de la OTAN y de la UE se reducirá como resultado del cambio de la postura de la UE", ha explicado a Europa Press una fuente de la OTAN. "Si no hay barcos, ya no daremos apoyo logístico", han confirmado fuentes aliadas.

La OTAN ha confirmado que "continuarán el intercambio de información sobre seguridad marítima" y ha dejado claro que su misión Sea Guardian no cambia. "La misión de las fuerzas navales de la OTAN en el Mediterráneo, notablemente las que operan como parte de Sea Guardian permanece sin cambios", ha precisado una fuente.

Respecto a la posibilidad de que la OTAN asuma las tareas de la misión de la UE, fuentes aliadas han recordado que "las fuerzas de las OTAN no tienen un mandato relacionado con el tráfico ilegal y la inmigración en el Mediterráneo Central". "La OTAN revisa de forma regular todas sus misiones y despliegues militares. Actualmente no hay ninguna propuesta sobre la mesa para que las fuerzas de la OTAN asuman las tareas de la UE frente a la costa de Libia", han precisado.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

2 Comentarios
  • Grobledam Grobledam 28/03/19 12:57

    Lo que tienen que hacer los 28 es solucionar el terrible problema de guerra, pobreza, injusticia y desigualdad que es realmente el origen de la diaspora de las gente de sus paises y territoios de orígen y luego diseñar y establecer unos protocolos de migración que solucionen de forma legal, coordinada y digna las demandas de migración y, por supuesto, combatir con todos los medios legales y de fuerza la trata de esclavos que ejercen las mafias y redes de tráfico de migrantes y sus amiguitos caritativos, que en el fondo lo que hacen es promover que estas pobres gentes arriesguen sus vidas -engañados- ante la frialdad de un medio que desde siempre fue cruel con el ser humano y no distingue entre "justos y pecadores".
    La denuncia de la desigualdad e injusticia y el trabajo por mejorar las condiciones de vida en los territorios de orígen de la migración es encomiable para aquellas personas y organizaciones que lo acometen. Por supuesto difícil y arriesgada misíon; la de servir de transporte y trata, además asociados (lo quieran o no) a las redes ilegales de tráfico de seres humanos es un espejismo de la auténtica solidaridad y probablemente un buen negoción para muchos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • leandro leandro 27/03/19 20:36

    Mal negocio dejarse manejar por los fascistas italianos . Todo el mundo sabe lo que hacen . España debería mantener su armada patrullando que para eso son los barcos y si europa anda con el culo al aire que se le va a hacer . Los barcos en puerto se pudren y los sueldos hay que pagarlos igual , así que lo mejor es ponerlos a trabajar .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.