x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La educación pública

El gasto en escuela concertada rompe su techo mientras la inversión en la pública sigue bajo el umbral precrisis

  • El gasto público educativo sigue en 2017 por debajo de los 50.000 millones, límite que se superó cuatro veces de 2008 a 2011
  • En cambio, el gasto en concertada alcanza su récord por cuarta vez seguida, alcanzando los 6.179,44 millones
  • El porcentaje de recursos para la concertada con respecto a la inversión educativa total es del 12,49%, 3,11 puntos más que hace una década

Publicada el 25/03/2019 a las 06:00
Imagen de archivo de un aula escolar.

Alumnos en un aula escolar.

Europa Press
El gasto en escuela concertada, que salió del ciclo de recortes antes que el conjunto de la inversión educativa, ha marcado su cuarto año consecutivo de subidas. En 2017, año analizado en el último informe del Ministerio de Educación, el dinero público destinado a la educación privada alcanzó su máximo histórico. Mientras tanto, el gasto público total sigue por debajo de los umbrales precrisis.

La dinámica es constante: la concertada deja atrás la crisis a costa de la pública, una tendencia que se está extendiendo al bachillerato, pese a no ser obligatorio. Y se observa con los datos del último año vistos en perspectiva histórica.

En 2017 el gasto total en educación no universitaria –la práctica totalidad de las comunidades autónomas– ascendió a 49.458,04 millones, incluyendo todas las partidas de la pública y la concertada más los gastos financieros. Esta cantidad supone un incremento del 3,94% con respecto a 2016.

No obstante, aún está lejos del techo histórico, que se alcanzó en 2009, con 53.895,012%. La caída desde entonces ha sido de 4.436,96 millones, un 8,23%. En 2008, 2010 y 2011 también hubo más gasto público en educación que en 2017. El pulso aún no se ha recobrado del todo.

Si miramos sólo la inversión dedicada a la red pública, en 2017 la cantidad ascendió a 43.278,6 millones, un 4,22% más que en 2016. También queda lejos del techo de 2009, cuando alcanzó los 48.003,98 millones. La rebaja desde entonces ha sido de 4.725,37 millones, un porcentaje del 9,84%.

Al igual que ocurre con el gasto educativo global, en 2008, 2010 y 2011 las partidas para la red pública también fueron mayores que en 2017.

Techo de la concertada

Mientras el gasto educativo global y el específicamente dedicado a la red pública aún están por debajo de los niveles previos al recrudecimiento de la crisis presupuestaria, la rama concertada vive su mejor momento en cuanto a asignación de recursos. El informe del Ministerio de Educación, dirigido ahora en funciones por Isabel Celaá, recoge que el gasto en la concertada ascendió en 2017 a 6.179,44 millones, lo que supone un incremento del 2,03% con respecto al año anterior.

Mirando más atrás, la cantidad ha subido en 288,41 millones desde 2009, el año en que la inversión pública en educación tocó techo. Esto supone una subida de 4,89 puntos. El montante global baja, lo dedicado a la red pública baja, pero la concertada sube.

El porcentaje de lo que la educación concertada supone con respecto al total de inversión educativa está en 2017 en un 12,49%. Diez años antes, en 2008, era de un 9,38%. Ha ganado 3,11 puntos en una década. Eso sí, este porcentaje no está en máximos. Ha sido levemente superior en el ciclo 2013-2016, moviéndose entre un 12,56% y un 12,87%.

Por comunidades autónomas, las que más porcentaje de su inversión educativa dedican a la concertada son País Vasco (23,94%), Navarra (19,84%), Baleares (18,17%) y Cataluña (18,16%). Las que menos, Canarias (7,95%), Extremadura (8,33%), Castilla La Mancha (9,23%) y Andalucía (10,53%).

Debate ideológico

El papel de la educación privada financiada con fondos públicos en el sistema educativo español es objeto de un profundo debate político. La llamada "segunda red", que está en un 60% en manos de la Iglesia católica a través de organizaciones como el Opus Dei, emplea mecanismos sutiles de selección social, como los cobros a las familias y la ubicación selectiva de los centros. Al situarse generalmente en mejores zonas desde los puntos de vista social, económico y cultural, su alumnado parte con ventaja a la hora de obtener resultados, lo que es a su vez utilizado por los promotores de este modelo educativo para afirmar que la segunda red da mejores resultados que la pública, invirtiendo la relación causa-efecto.

Otra de las afirmaciones frecuentes de la la Conferencia Episcopal (CEE) y los grupos de presión católicos es que la concertada es gratuita, como la pública. En realidad los concertados realizan cobros informales, aprovechando la falta de controles para solicitar pagos extraordinarios. Además las familias se benefician de desgravaciones en sus aportaciones a las fundaciones de los colegios, creadas para dar cobertura a unos ingresos que sobre el papel son voluntarios, aunque en la práctica pocos padres se oponen. La Organización de Consumidores elaboró un estudio que concluye que más del 90% de los concertados cobra cuotas por la educación obligatoria. En suma, la concertada exige más esfuerzo económico.

Una ley a la medida de la concertada

La Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), aprobada en 2013, ha supuesto además un impulso a la segunda red. La norma de José Ignacio Wert ha ampliado las opciones de construcción de centros concertados en suelo público y blindado el criterio de "demanda social" en la planificación de plazas. Además de otorgar más presencia a la Iglesia en la escuela pública, le daba más "libertad" para abrir centros con mayor financiación estatal.

La norma da cobertura al precepto según el cual el Estado tiene la obligación de cubrir con el presupuesto público la concertada católica, incluso en el caso de que separe a niños y niñas. Este era uno de los aspectos que el Gobierno de Pedro Sánchez quería liquidar con su pretendida reforma de la Lomce, lo que hubiera sido un revés para el Opus Dei. Finalmente el Ejecutivo socialista no ha conseguido ni la derogación ni la reforma de la Lomce, pese a que era uno de los grandes objetivos de la legislatura. La CEE y los grupos de presión de la Iglesia, como las asociaciones de padres católicos, ya habían advertido de que iban a dar una dura batalla contra la anunciada reforma. Esta semana, ya metidos en precampaña electoral, la ministra Celaá ha declarado en RNE que su pretensión en la próxima legislatura es recuperar "el mismo proyecto" de reforma educativa.

De momento, y a la espera de ver si Sánchez se mantiene en el poder o le sucede un Gobierno conservador, el avance de la educación privada es observable no sólo en su financiación pública, sino también en el número de centros. En el curso 2008-2009 había un total de 25.572 centros de enseñanza no universitaria: infantil, primaria, ESO, bachillerato, educación especial. En 2018-2019 han sido 28.531. Es decir, un 11,5% más. Pero el crecimiento no es homogéneo según la titularidad de los centros. El número de públicos creció de 18.061 a 19.112 (+5,81%) mientras el de concertados y privados pasó de 7.511 a 9.419 (+25,4%).

España es el cuarto Estado europeo donde menos escuela pública hay en secundaria y el tercero en primaria, según datos de Eurostat. La media de alumnos escolarizados en la escuela pública en la UE supera el 80%. En España no llega al 70%.
Más contenidos sobre este tema




11 Comentarios
  • 74camilo 74camilo 25/03/19 22:19

    Cómo sois...esto se llama libertad de elección. Yo soy libre para elegir ir en autobús o que me paguéis un coche...Pues ala, a ahorrar que me he elegido un Jaguar!!!!. España y olé!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • geuk geuk 25/03/19 16:15

    Para sokucionar lo de las escuelas publicas,que se creen fundaciones .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambon Ambon 25/03/19 16:02

    La concertada, es una figura que surge cuando se universaliza la educación en el gobierno de Felipe González, el Estado no tenía medios para hacerse cargo de todo y creo esa figura, se nos dijo que era mientras el Estado tuviera capacidad para encargarse de la educacón de forma exclusiva, pero ya se sabe, es como aquello de que el Estado da dinero a la Iglesia hasta que esta sea capaz de autofinanciarse y despùes de 40 años, ni el Estado es capaz de asumir en exclusiva la educación ni la Iglesia de autofinanciarse. ¿No será que no quieren hacer ni una cosa ni la otra?

    Se habla mucho de la posición de Finlandia en los informes PISA, pues copiemos a Finlandia y prohibamos todo tipo de educación que no sea exclusivamente Pública. Ese es el primer pilar para cumplir el mandato constitucional de igualdad, no se puede ser igual con educación diferente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • JOSEMARIAV JOSEMARIAV 25/03/19 13:33

    Votemos a quien defienda la enseñanza pública cien por cien y de calidad, para todos los niños por igual. Y quien quiera otra que la pague. VOTEMOS.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • mjs mjs 25/03/19 13:19

    Sin duda es importante que la izquierda vote maxivamente el 28A para poder revertir la situación de la enseñanza, la sanidad, las últimas leyes represoras como la Ley Morzada y otras. Esperemos que toda la izquierda entienda que hay que votar y despues ponerse de acuerdo para gobernar

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Hammurabi Hammurabi 26/03/19 03:45

      Para revertirla, también los asalariados de derechas (vaya una contradicción), deberían de meditar serenamente, que es lo que les conviene.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • DLG DLG 25/03/19 10:57

    Comparto la opinión de varios comentaristas. El 28 de abril tendremos la herramienta para revertir esta situación, hay que conseguir que el votante de izquierda que crea en las ventajas de una educación pública se movilice, "uno para todos y todos para uno".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • senenoa senenoa 25/03/19 09:32

    Que en la última década haya bajado el importe total de inversión en educación y que, de este importe, haya aumentado notablemente la parte que va a la concertada, en detrimento de la pública es fácil de explicar: En la última década ha gobernado la derecha. El PP y sus adláteres quieren privatizar el Estado, y sus políticas irán siempre en ese sentido. Lo han hecho también con las infraestructuras y con la Sanidad.
    La solución, una vez más, la tendremos el 28 de abril.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • DUPAIN DUPAIN 25/03/19 06:56

    En nuestras manos está revertir ésta situación. Defendamos lo público con uñas y dientes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • nongui3 nongui3 25/03/19 06:40

    Yo he trabajado 14 años en la Concertada y 23 en la Pública. Los mejores profesores están en la Pública sin duda alguna. Los profesores no se enfrentan ni a los mismos alumnos ni a los mismos padres. Y el primer error fue aceptar (PSOE) lo que se llamó Ideario del Centro que permitía discriminar la contratación "pública" de profesores, eso sí con dinero público. Y más realidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • pepelu. pepelu. 25/03/19 05:56

    En otro tiempo, cuando la red de escuelas públicas no eran suficientes para atender las necesidades de la demanda educacional del país, se firmaron acuerdos por la administración con los centros de enseñanza privada para que, sufragando una parte importante de los costos de la educación compartida, asumieran en sus aulas una parte de los alumnos.
    En un principio, estos centros de educación elitista, creados para proporcionar a los alumnos un reclamo de mayor calidad de las materias académicas, o mejor preparación, en la mayoría de las ocasiones engañosa, incluidas, y sobre todo las patrocinadas por la iglesia, fomentaron un negocio altamente lucrativo al amparo de la derecha española.
    Hoy en día, la iglesia se aprovecha de la permisividad y el consentimiento de esta derecha a cambio promesas y favoritismos de la que se aprovecha.
    Se da la circunstancia que éste era uno de los temas que la mesa del congreso vetaba para que no progresara, incluso no se discutiera en el hemiciclo.
    Quizá es por esta razón, por la que estoy convencido de que los ciudadanos deberemos votar a la izquierda, para, dotar de la fuerza suficiente a fin de que puedan corregir los excesivos abusos cometidos por la derecha para lucrarse económicamente recibir complacidos la publicidad de todo el clero.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

 
Opinión