x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




28A | Elecciones generales

La verdad del niño "hipotecado" de Rivera: el Impuesto de Sucesiones no "arruinó" a Antonio

  • infoLibre explica los datos reales del caso que el líder de Cs puso como ejemplo de "injusticia" fiscal.
  • Antonio heredó bienes valorados en 295.251 euros y Hacienda le reclamó por Impuesto de Sucesiones 30.857 euros; es decir, la cuota por el IS fue del 10,4% sobre el incremento patrimonial logrado
  • Ha sido el retraso en el reparto de los bienes entre los herederos y la falta de pago a Hacienda, que generó intereses de demora, lo que ha complicado la situación de la familia

Publicada el 26/04/2019 a las 06:00 Actualizada el 25/04/2019 a las 22:44
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Albert Rivera enseña en el debate de RTVE una noticia sobre un niño

Albert Rivera enseña en el debate de RTVE una noticia sobre un niño "arruinado" por el impuesto de sucesiones.

RTVE
Era el primer debate. Albert Rivera, el más dado a golpes de efecto entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno, miró a cámara y dijo: "Miren un paradigma y un ejemplo. Un chico de diez años, Antonio, está arruinado con el Impuesto de Sucesiones. Un niño de diez años tiene una hipoteca de 60.000 euros por un impuesto injusto, es decir, por lo que hereda del esfuerzo de su padre. Yo no quiero que el esfuerzo se penalice".

Pero lo cierto es que se trata de una descripción inexacta del caso, que se corresponde con un relato falso –pero muy extendido– sobre el Impuesto de Sucesiones (IS), según el cual procura la "ruina" a sus herederos. 

El de Antonio es un caso triste, desde luego: hay un hombre muerto, una viuda y un huérfano. Y también un caso calamitoso: la madre del menor ha pagado el impuesto correspondiente a su usufructo, pero no el que toca por la herencia de su hijo, con lo que aún no disfrutan del bien heredado, que además no ha sido aún repartido, explican desde la plataforma Stop Sucesiones. Pero nada de eso es atribuible al Impuesto de Sucesiones, cuya cuantía en el caso de Antonio es lógicamente mucho menor que el valor de la herencia: Antonio heredó bienes valorados en 295.251 euros y Hacienda le reclamó por Impuesto de Sucesiones 30.857 euros; es decir, la cuota por el IS fue del 10,4% sobre el incremento patrimonial logrado.

Entonces, ¿qué hay de esos 60.000 euros de Impuesto de Sucesiones que habían "arruinado" a Antonio? Jamás fueron tales. Los famosos 60.000 euros –o "más de 50.000", según otras versiones salidas de la familia– no corresponden al impuesto. Cerca de la mitad son a causa de demoras en el pago a Hacienda, que aún no se ha producido. Pero que, cuando se produzca –si se produce–, conducirá a una herencia de una cuantía mucho mayor que la que ahora se debería abonar a la Administración.

El detalle del caso

El padre de Antonio murió el 28 de abril de 2010, cuando el chaval tenía dos años y la madre del pequeño, María del Mar, 37, según la plataforma Stop Sucesiones, que da apoyo a la familia y ha dado repercusión mediática y política al caso hasta convertirlo en un emblema de los opositores al Impuesto de Sucesiones. En Telemadrid se refieren al menor como "el endeudado más joven de España". "Tiene diez años y ya está arruinado", decía la pieza de la televisión pública madrileña, donde se hablaba de "una losa económica que entierra el futuro de Antonio siendo sólo un niño". Así es el tenor de las informaciones al respecto. Un niño, un impuesto, la ruina. Del caso no está sólo al tanto Albert Rivera. También Pablo Casado, que leyó documentación sobre el mismo y habló con la madre, el tío y el propio niño durante un acto en Jerez de la Frontera (Cádiz).

infoLibre preguntó en la tarde de este jueves a Ciudadanos si Rivera conocía el caso sólo por El Español o había tenido oportunidad de verlo en detalle a través de Stop Sucesiones o de la propia familia. Aún no ha habido respuesta.

Veamos el detalle. Los tres –la pareja y su hijo Antonio– vivían en una casa de campo a unos 8 kilómetros de Lebrija (Sevilla), según la información de El Español que despertó interés en el caso y cuyo titular mostró Rivera en el debate. Tras el fallecimiento del padre en 2010, María del Mar y su hijo se fueron a vivir con los padres de ella a Lebrija. Quedó pendiente el asunto de la herencia, que entrañaba dificultades añadidas por encontrarse entre los herederos, además de Antonio, dos hijos que el hombre fallecido había tenido con su anterior esposa.

El "caudal hereditario", es decir, el total a heredar, ascendía a más de un millón de euros. Concretamente, a 1.071.478,74 euros. Se repartía así: 295.251,92 euros por cada uno de los tres hijos; y 185.722,98 euros por el usufructo de María del Mar. Esta herencia implicaba el pago de impuestos tanto por Antonio como por su madre: en el caso del chaval, había que pagar 30.857,06 euros, que obviamente él no podía asumir. En el caso de su madre, 19.003,13 euros.

Es decir, la herencia de Antonio asciende a 295.251 euros, por los que Hacienda le reclama 30.857 euros en concepto de Impuesto de Sucesiones, un 10,4%. Esto supone un incremento patrimonial de 264.394 euros. Esa es la realidad de Antonio, su herencia y el Impuesto de Sucesiones: 264.394 euros más, pagando el 10,4%. El problema es que no ha pagado ese 10,4%.

Intereses de demora
Las cifras están recogidas en la liquidación remitida a la familia por la Hacienda andaluza, un extracto de la cual fue mostrada por Stop Sucesiones a este periódico. Esta plataforma fecha su envío el 22 de mayo de 2015. La Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía rehúsa dar detalles del caso particular. En el desglose de la cantidad a pagar por parte de Antonio, se aplican dos reducciones, una por parentesco (47.858,59 euros) y otra por vivienda habitual (51.082 euros), con lo que la base liquidable total es de 196.311,33 euros. A esta cantidad corresponde una cuota tributaria de 30.857,06. Pero en la propia notificación de Hacienda se recogen ya unos intereses de demora de 7.232,37 euros, lo cual convierte el total en 38.089,43.

Desde entonces, ha subido, porque ha seguido acumulándose demora. Según la plataforma Stop Sucesiones y la familia, actualmente la cuantía asciende a alrededor de 60.000 euros, según una notificación remitida en diciembre de 2018. De ahí sale el dato de la "hipoteca de 60.000 euros por un impuesto injusto", si bien el dato también está en cuestión.

Como es sábido, los intereses de demora se pagan por cualquier deuda que se tenga con la Administración. Si un ciudadano no abona una multa de tráfico o el IRPF o el IVA, la Administración le reclamará la cantidad adeudada y los intereses de demora. Pero eso nada tiene que ver con el Impuesto de Sucesiones.

Deudas y pensiones

María del Mar sí pagó el impuesto por el valor de su usufructo. Ella misma, otros familiares y representantes de Stop Sucesiones han contado a diversos medios que lo hizo porque le habían embargado la cuenta corriente y un vehículo de segunda mano y temía que le embargasen también su pensión de viudedad y la pensión de orfandad de Antonio. Cuando María del Mar pagó su impuesto, en febrero de 2016, su deuda había crecido ya de poco más de 19.000 a 29.000 euros, según una carta escrita por Antonio Vidal, tío de Antonio, para difundir el caso.

Pagado el impuesto por el valor de su usufruto, lo que preocupa ahora es la deuda por la herencia de su hijo. "[La herencia] está en ladrillo, eso no está en dinero, eso está en ladrillo, a día de hoy todavía no hemos repartido herencia [...]. Todos los años te meten los intereses [del impuesto correspondiente a Antonio]. Empiezas por 30.000 y [...] el último año recibí ya antes de Reyes la última carta, que eran unos 50.000 euros largos", explicó María del Mar en Telemadrid.

Este periódico solicitó a Stop Sucesiones hablar con María del Mar y acceder a la última notificación, sin éxito.

A falta del reparto de bienes

Uno de los problemas de Antonio es que su deuda inicial, de 30.000 euros, ha ascendido ahora a "más de 50.000", como señala el tío del niño en su carta. En Canal Sur cifró la cuantía en "51.000 euros", 9.000 menos que lo que dijo Rivera. Dejando la cuantía exacta al margen, otro problema es que no se ha realizado la disolución y el reparto de bienes, que hubiera permitido –por ejemplo– vender la casa. Los bienes no se han repartido entre herederos, por lo que no se pueden capitalizar. Al no haber reparto de bienes, no hay liquidez para afrontar el pago del Impuesto de Sucesiones. Pero eso no es una situación atribuible al impuesto, sino al hecho de que los herederos no se han puesto de acuerdo o no han querido repartir la herencia.

Son pues los actos de los tutores del niño –no repartir los bienes y no pagar la deuda– los que generan esa deuda actual, esa "ruina" de 60.000 euros a la que aludió Rivera. Y no lo que tenía que pagar por Sucesiones: 30.857 euros sobre una herencia de 295.251 euros. Poco más del 10% del incremento patrimonial.

Devolución del préstamo

Otra de las situaciones negativas que atraviesa María del Mar es la obligación de seguir devolviendo mes a mes el préstamo que pidió con el aval de sus padres para pagar su propia deuda –no la de Antonio, que sigue impagada–.

Pero eso, claro está, tampoco es imputable al tributo en sí, sino a las vicisitudes del caso concreto. La familia, eso sí, ha insistido en que si no ha hecho frente al impuesto es porque no tiene dinero para hacerlo, situación que además se agrava con los intereses de demora. La forma obvia de conseguir liquidez es vendiendo el patrimonio heredado, pero después de nueve años ni siquiera han hecho el reparto.

Solicitud a la Junta de Andalucía

La plataforma Stop Sucesiones presentó en marzo el caso al consejero de Hacienda, Juan Bravo (PP). Eligio Taboada, presidente de Stop Sucesiones, afirma que la plataforma ha solicitado la "nulidad" del expediente porque, según afirma, ha habido "irregularidades" a lo largo del mismo. Concretamente, afirma que la notificación llegó cuando había pasado el plazo de 4 años, 6 meses y un día desde el fallecimiento; por otra parte, señala que María del Mar en ningún momento ha formalizado la aceptación de la herencia, aunque tampoco ha renunciado a ella, ya que la cuestión depende de un juez al estar involucrado un menor. Taboada afirma que su objetivo es la anulación del procedimiento. Si no es posible, el objetivo es al menos lograr facilidades en el pago.

La Consejería de Hacienda, a través de un portavoz, señala que la reunión no tenía por objeto el caso de Antonio. Fue sólo uno de los que sacó la plataforma a colación, explican. "Como con todos los casos, ofreceremos las medidas existentes dentro de la ley para facilitar el cumplimiento de la obligación tributaria", señalan desde Hacienda, tratando el caso como uno más.

Taboada defiende que sí ha sido el Impuesto de Sucesiones el que ha provocado la "ruina" de Antonio. "Hay gente por ahí diciendo que claro, que ha heredado 1 millón de euros, cuando hereda 295.000", subraya. El presidente de Stop Sucesiones insiste en que "la madre ha pagado el usufructo, pero no puede disfrutarlo", y el pequeño "tiene una deuda que sigue creciendo". "Es kafkiano, rocambolesco", añade.

Casos como este no se pueden dar ya. Las herencias de familiares directos de menos de un millón de euros están bonificadas al 99% desde 2017, por un acuerdo del PSOE y Ciudadanos en Andalucía. Nada más acceder al Gobierno, en su primera gran medida, el actual Gobierno de PP y Cs ha hecho lo mismo con las herencias superiores al millón de euros.

No obstante, la presión contra este impuesto sigue.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

21 Comentarios
  • NUORGOMA NUORGOMA 29/04/19 13:15

    Lo cierto es que el Rivera se hace merecedor de un puesto fijo en Sálvame, me refiero al de Ciudadans, no al hijo de Paquirri.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Excomulgado Excomulgado 28/04/19 13:05

    Pagar un 10% por una herencia no es un gravamen excesivo, ni mucho menos. Si alguien cobrara un sueldo de unos 90.000€/anuales, hacienda le aplicaría un impuesto de mas del 40%. Luego pagar un 10% por impuesto de sociedades es una ridiculez y es necesario aumentar significativamente este impuesto, ya que si no se paga impuesto de sociedades toda la carga impositiva la pasaríamos entre los asalariados y los pensionistas, que hoy pagamos casi el 90% de todo lo recaudado por hacienda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • nomegustanlasmentiras nomegustanlasmentiras 28/04/19 10:01

    El límite actual reducido para el pago del impuesto en Andalucía, es de 1 millón de euros pero POR HEREDERO. Es decir que si una persona al fallecer deja una herencia de 3 millones y 3 herederos, sólo paga el 1%. y si la herencia es mayor PAGA POR EL EXCEDENTE del millón, no por todo. Lo que si es injusto es cuando las administraciones sobre valoran las propiedades , que puede ser este caso, y los herederos no tienen el dinero disponible para pagar y si encima se complica con un reparto conflictivo de la herencia, peor. Eso si habría que corregirlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MSNZ MSNZ 26/04/19 15:41

    Hay políticos que rebasan “el ridículo”.

    Recuerdan todo el pueblo español las “Elecciones Generales del 2008, la poética despedida del candidato popular en el debate con Zapatero. Este dijo textualmente lo siguiente.

    , dijo Rajoy mirando a la cámara. Para añadir. .

    Y en estas elecciones a celebrar el día 29 de abril, en el debate celebrado en TVE, también al parecer quiso hacer un poema al estelo Rajoy. El cual ante las cámaras saco un tipo tablilla con un artículo en el cual quiero recordar decía más o menos en su encabezamiento.

    ANTONIO, DE 10 AÑOS, EL ARRUINADO MÁS JOVEN DE ESPAÑA POR EL IMPUESTO DE SUCESIONES.

    Y esta es, La increíble y triste historia del niño heredero de Rivera.
    Rivera airea en el debate un confuso reportaje sobre Antoñito, un huérfano que heredó 300.000 euros y al que supuestamente arruinó el desalmado impuesto de sucesiones.
    Este niño se quedo sin padre a los dos años y heredo 60.000, y su deuda por la herencia va subiendo. Al no tirar de hemeroteca no tenía ni puta idea que en Andalucía ya se había suprimo lo de sucesiones.

    Por eso encabezo este comentario diciendo que rebasan “el ridículo”.

    El ridículo. Son aquellas personas que están expuestas a la burla o el menosprecio de las gentes, sea o no con razón justificada

    Este niñato autónomo, en los dos debates que celebro en distintas cadenas de televisión, hizo el mayor de los ridículos sacando fotos enmarcadas, la tira de papel, yo me pensaba que llevaba escrito los diez mandamientos, en una palabra, de verdadera risa. Estamos arreglados si personajes como este gobiernan nuestro País llamado España.

    Que Dios nos coja confesados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • GRINGO GRINGO 26/04/19 13:23

    Los "moderadores", además de repartir el tiempo equitativamente, deberían atajar de raíz éste tipo de comentarios que no hacen más que desinformar.

    Si quieren defender la exención total, están en su derecho, pero no tergiversando, algo "muy de moda" desde hace muchos, muchos años....

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

  • phentium phentium 26/04/19 12:04

    Está claro que el payasete de la política intenta utilizar el caso de un ciudadano corriente que además es un menor para seguir favoreciendo a sus patronos del IBEX. Antonio y su madre le importan nada al payaso Rivera, pero su caso, por otra parte muy poco habitual, le viene como anillo al dedo para seguir haciendo de sicario del poder.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • traspi51 traspi51 26/04/19 09:21

    Nadie dice que en Andalucía , hasta ahora, los que heredaban menos de un millón de Euros estaban exentos de pagar el impuesto de sucesiones. Y que la exención total es una de las mayores injusticias que aumentará las desigualdades. Por qué, si yo me encuentro, de repente, con que mi patrimonio aumenta considerablemente, no debo pagar impuestos? ¿Acaso no está sujeta la propiedad al bien común?
    Está claro que la derecha ha ganado la batalla de las ideas en este caso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    21

  • Coronel Dax Coronel Dax 26/04/19 09:14

    A mi modo de ver hay diversas falacias respecto del Impuesto de Sucesiones (IS). Evidentemente, si se aplicara con un mínimo de justicia y progresividad debería ser uno de los pilares de la recaudación de las administraciones. También es cierto, como dice busterkeaton, que debería dar facilidades para su pago, porque suele afectar a bienes de escasa liquidez (un inmueble o una empresa) y es eso lo que puede poner en aprietos a los afectados. A mi modo de ver debería poderse pagar en cómodos plazos sin intereses disuasorios (con intereses de mercado), con la sola exigencia de un aval por el valor de la deuda contraída.

    La falacia más extendida es que es un impuesto que grava la transmisión de unos bienes que “ya han pagado impuestos”. Cualquiera sabe que si yo contrato un fontanero para una reparación en mi casa le pago con un dinero “que ya ha pagado impuestos”. Y eso no ha impedido que pague el IVA y que el fontanero deba pagar luego su IRPF. Y así sucesivamente.

    Al contrario, la herencia yo la considero una renta de quien la recibe, sea en dinero, en especie, o en ambas cosas mezcladas. Y, además, se recibe sin “el sudor de la frente” del beneficiario (esto ya es filosofía izquierdista). Y sin embargo, es la renta con tratamiento más benévolo de todas, tanto si es el 10% del que nos informa el artículo, como si fuera el 2% que nos indica Dver. Es cierto que está muy interiorizado en la población el “derecho de heredar”, y que el Impuesto de Sucesiones es injusto, algo que interesa enormemente a los de arriba.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    13

    • Coronel Dax Coronel Dax 26/04/19 09:15

      Para poner en perspectiva su importancia, y la importancia de las desigualdades y de lo que significa su supresión o, al contrario, la potenciación del mismo, veamos que hay una revista que se dedica a hacer un ranquin (así se escribirá cuando se castellanice la palabra) de personajes ricos del mundo. Recuerdo que la fortuna del primer español, y del orden de los primeros del mundo, estaba valorada (dudo mucho de la precisión de esas cifras, pero sí que nos dan un orden de magnitud, del número de ceros, de esa fortuna) en unos 100.000 MM de euros. El día que esa persona fallezca (le deseo una larga vida), si lo hace con esa fortuna y los herederos pagaran un 10%, se obtendría la bonita fortuna de 10.000 MM€. Es decir, con la herencia de apenas 100 personas como esa estaría pagada la deuda pública, del 100% del PIB, ¡casi ná!.

      Es cierto que Amancios Ortega solo hay uno, que no cien (el siguiente apenas tiene un tercio de la fortuna de este, según esa revista), pero el ejemplo nos da idea de las diferencias sociales que se han creado con las políticas de las últimas décadas y de la potencialidad redistributiva de ese impuesto. Yo propondría una equivalencia a una renta de trabajo distribuida en 10 años, con algún mínimo exento y con una bonificación (del 50% o así) en función de la cercanía de parentesco. Así, la herencia mencionada pagaría a tributar del orden del 25%.

      Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

  • Angel2019 Angel2019 26/04/19 03:31

    Aquí no hay espacio suficiente para tratar sobre un impuesto totalmente injusto. Estando de acuerdo de acuerdo conque es necesario pagar impuestos para mantener el estado de bienestar éste es confiscatorio. A la desgracia de perder un familiar se suma la vorágine fiscal en la q se mete el heredero que puede convertir en un drama económico. Hacienda no debería convertirse en un monstruo inflexible ante determinadas situaciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    1

    • Irenepaz Irenepaz 26/04/19 16:57

      Depende de lo que se heredé no?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

    • Birth 4 Birth 4 26/04/19 14:04

      El impuesto sucesorio es un instrumento más para asegurar la igualdad de l@s ciudadan@s. Contribuye a ofrecer igualdad de acceso a la educación y a la sanidad desde su nacimiento. La inexistencia de ese impuesto consolida posiciones clasistas y oligárquicas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • Púrpura Púrpura 26/04/19 01:45

    Sucesiones, la PAH de los riquitos. Qpena q no se pueda hacer estoe trabajos mientras sueltan la trola.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.