x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
28A | Elecciones generales

El 28A rompió el mito de la noche electoral eterna: con el 5% del escrutinio el reparto de escaños fue ya similar al definitivo

  • A las 21.05, Interior ofreció el siguiente reparto de escaños con el 5,3% del voto escrutado: PSOE 124, PP 70, Ciudadanos 41, Podemos 36, Vox 21 y ERC 15. Sólo en el caso de Cs había una desviación significativa
  • Una hora después, con el 60,5% de los votos escrutados, el resultado ya fue prácticamente el definitivo: tan solo se movió la adjudicación de 2 de los 350 escaños 

Publicada el 01/05/2019 a las 06:00 Actualizada el 10/11/2019 a las 20:28
Una persona ejerce su derecho al voto este domingo en una mesa del Centro Cultural Volturno de Pozuelo de Alarcón en Madrid.

Una persona ejerce su derecho al voto este domingo en una mesa del Centro Cultural Volturno de Pozuelo de Alarcón en Madrid.

EFE
Las noches electorales nunca terminan antes de la medianoche. Es entonces cuando los líderes políticos comienzan a salir en sus respectivas sedes para trasladar sus reacciones ante el veredicto de las urnas. Pero horas antes, aunque el recuento esté incompleto, ya saben a qué atenerse. El mito de los vuelcos electorales según avanza el recuento o de que los votos de las ciudades entran en el sistema informático más tarde que los de los pueblos son sólo eso, mitos. Quizá basados en lo que ocurría en los años noventa, pero que ya no se corresponden con la realidad, como demostró de nuevo este domingo 28 de abril. A las 22.00 horas, con el 60,5% escrutado, el reparto de escaños fue prácticamente idéntico al definitivo. 

El Ministerio del Interior empezó a publicar resultados en la web electoral justo después de las 21.00 hora peninsular, cuando cerraron los colegios en Canarias. A las 21.05, con el 5,31% escrutado, el resultado ya se aproximó bastante al definitivo. En ese momento, cuando aún no se atribuían a ningún partido 16 escaños —incluidos los 15 canarios—, la distribución era la siguiente: 124 escaños para PSOE (obtuvo al final 123), 70 para el PP (logró 66), 45 para Ciudadanos (57), 36 para Unidas Podemos (42), 21 para Vox (24) y 15 para ERC (15). Las cinco primeras posiciones ya estaban claras. Y la única desviación significativa fue la del partido de Albert Rivera, que al final obtuvo 12 escaños más que los que tenía con el 5,31% de los votos contabilizados. En el caso de Unidas Podemos terminó obteniendo seis actas más que nada más iniciado el recuento. En los demás casos, PSOE, PP, Vox y ERC, las diferencias fueron mínimas.

Apenas 20 minutos más tarde, a las 21.24, cuando el escrutinio había alcanzado el 20,04% y el Ministerio del Interior ya atribuía 342 diputados —seguían sin asignar ocho–, los datos habían variado poco: 128 para el PSOE, 68 para el PP, 50 para Ciudadanos, 32 para Unidas Podemos, 21 para Vox y 15 para ERC. En ese momento, la mayor desviación se daba con el partido de Pablo Iglesias, que terminaría logrando 10 diputados más de los adjudicados en ese momento del recuento.

A las 21.36 horas, el escrutinio alcanzaba el 33,12% y el sistema adjudicó por primera vez los 350 diputados. La mayor desviación existía entonces a favor del PSOE, que tenía 131 escaños. Los diputados asignados a los demás partidos se desviaban como mucho en cuatro del que sería el resultado final: el PP tenía 65, Cs lograna 53 actas, Unidas Podemos contaba con 39 y Vox sumaba 23. 

A las 22.00 horas, con el 60,5% escrutado, el resultado ya era casi idéntico al definitivo, a pesar de que faltaban más de 10,5 millones de papeletas por contar. En ese momento, la web de Interior ofrecía el siguiente reparto: 124 para el PSOE, 65 para el PP, 57 para Ciudadanos, 42 para Unidas Podemos, 23 para Vox, 15 para ERC, 7 para JxCat, 6 para el PNV, 4 para EH Bildu, 2 para Navarra Suma, 2 para Coalición Canaria, 1 para Compromís, 1 para el Partido Regionalista de Cantabria y 1 para Coalición por Melilla. El escrutinio del 39,5% restante sólo cambió de manos dos escaños: los perdieron el PSOE y Coalición por Melilla, y los ganaron el PP y Vox.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 01/05/19 20:43

    Creo que la conclusión es prematura. Con pocos votos escrutados, el resultado parcial puede estar muy sesgado. Por ejemplo, por la CA: en el País Vasco, que tiene una distribución de escaños completamente distinta al resto de España, suelen ir algo más deprisa en el recuento y, por tanto, sus resultados pueden sesgar los resultados iniciales. Lo mismo si las primeras mesas escrutadas, por las razones que sean, están igualmente sesgadas: el sur de Madrid y los extremos este y oeste de Barcelona, por ejemplo, han votado mayoritariamente al PSOE, pero el resto de barrios de las dos ciudades, no. Puede que no haya que esperar a tener el 90%, pero un 5% parece muy poco y más cuando, como es el caso de estas elecciones, la atribución de los últimos diputados de cada circunscripción puede no decidirse hasta el final.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión