x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Unión Europea

Los líderes europeos aplazan al martes la negociación: estudian una nueva propuesta con Timmermans en la Comisión y Georgieva en el Consejo

  • La propuesta revisada coloca a la conservadora búlgara Kristalina Georgieva en la presidencia del Consejo Europeo además de a Weber en la Eurocámara
  • Los liberales se contentarían con el sillón del Alto Representante de Política Exterior de la UE y la primera vicepresidencia de la Comisión
  • La negociación del reparto de los altos cargos se aplaza hasta el martes

Publicada el 01/07/2019 a las 11:25 Actualizada el 01/07/2019 a las 13:40

Sin acuerdo para el reparto de cargos comunitarios

El Consejo ha sido suspendido para que facilitar las reuniones bilaterales y buscar el consenso.

El vicepresidente de la CE, Frans Timmermans.

El candidato socialista a presidir la Comisión Europea, Frans Timmermans.

EP
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea examinan este lunes una propuesta revisada para el reparto de los altos cargos de las instituciones europeas que mantiene al candidato socialdemócrata, el holandés Frans Timmermans, al frente de la Comisión Europea y coloca a la búlgara del Partido Popular Europeo Kristalina Georgieva en la presidencia del Consejo Europeo, como recoge Europa Press.

Es un nuevo diseño que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha puesto sobre la mesa pasadas las 10:00 horas, tras una noche en blanco en la que los líderes han continuado en reuniones bilaterales y de formato reducido las negociaciones que arrancaron en la mañana del domingo.

Este paquete mejora el peso de la familia conservadora en el equilibrio de los puestos clave de la Unión Europea con respecto a la propuesta primera promovida por Francia, España, Países Bajos y Alemania, por la que el candidato del PPE a presidir el Ejecutivo comunitario, el alemán Manfred Weber, quedaba relegado a un mandato de dos años y medio para presidir la Eurocámara.

En este caso a la presencia de Weber en el Parlamento Europeo --que compartiría con el liberal belga Guy Verhofstadt-- se sumaría la también conservadora Kristalina Georgieva, actual directora general del Banco Mundial y exvicepresidenta de la Comisión Europea al inicio del Ejecutivo de Jean-Claude Juncker.

Los socialdemócratas, por su parte, seguirían contando con el puesto de mayor peso en la distribución, el de presidente de la Comisión Europea para Frans Timmermans.

La familia de los liberales, por su parte, vería sus aspiraciones satisfechas con el sillón de Alto Representante de Política Exterior de la UE para el aún primer ministro belga, Charles Michel, y la primera vicepresidencia del Ejecutivo comunitario para la danesa Margrethe Vestager.

Uno de los retos de los líderes es respetar en el nuevo diseño de los puestos clave una serie de equilibrios, incluidos el geográfico y el de género. Sin embargo, la propuesta que estudian los Veintiocho reserva tres de los puestos para aspirantes del Benelux: Michel, Verhofstadt y Timmermans.

La negociación se aplaza al martes

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea continuarán este martes las negociaciones para el reparto de los altos cargos, ante las dificultades para lograr un equilibrio satisfactorio para las tres principales familias políticas tras más de 24 horas de contactos bilaterales y negociaciones a Veintiocho en Bruselas.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha tomado la decisión de "suspender" la cumbre extraordinaria que arrancó el domingo en la capital europea y retomarla el martes a partir de las 11:00 horas, según ha informado su equipo.

La negociación formal arrancó con una cena el domingo, tras una jornada de contactos bilaterales, y tomó como punto de partida una propuesta diseñada entre Francia, Alemania, España y Países Bajos que colocaba al candidato socialdemócrata, el holandés Frans Timmermans, al frente de la Comisión Europea.

A pesar de contar con el aval de la canciller alemana, Angela Merkel, esta propuesta despertó el malestar en el resto de líderes de la familia del Partido Popular Europeo, porque suponía renunciar a la jefatura del Ejecutivo comunitario a pesar de ser la fuerza más votada en las elecciones europeas de mayo y porque relegaba a su candidato, el alemán Manfred Weber, a la presidencia de la Eurocámara.

 
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión