x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Periodismo

Europa Press pide amparo al Constitucional para que se le permita impugnar el rastreo de llamadas de su periodista

  • La Audiencia Provincial no admitió a trámite el recurso contra el auto porque la periodista no es parte formal en el procedimiento
  • El recurso plantea que se ha vulnerado el artículo sobre el derecho a tutela judicial efectiva, no se pide al Constitucional que se pronuncie sobre una posible vulneración del secreto profesional

Publicada el 05/07/2019 a las 19:53 Actualizada el 05/07/2019 a las 21:01
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Blanca Pou, periodista afectada por el caso Cursach.

Blanca Pou, periodista afectada por el caso Cursach.

EUROPA PRESS
La representación legal de Europa Press ha presentado un recurso de amparo al Tribunal Constitucional con el que solicita que se le permita impugnar la orden con la que el juez del caso Cursach, Miguel Florit, ordenó rastrear las llamadas de la periodista Blanca Pou.

El recurso se dirige contra un auto dictado por Florit el 28 de noviembre, en el marco de una pieza por revelación de secretos que pretendía investigar el origen de las informaciones sobre la macrocausa de corrupción policial publicadas por la agencia de noticias. El instructor obtuvo un listado de llamadas y geoposicionamientos del móvil de la redactora, que cubría el caso Cursach. Ni el propio Florit ni la Audiencia Provincial admitieron a trámite el recurso contra el auto porque la periodista no está investigada en la pieza y por lo tanto, no es parte formal en el procedimiento.

En el recurso, la representación de la agencia de noticias plantea que se ha vulnerado el artículo 24.1 de la Constitución, sobre el derecho a tutela judicial efectiva. De este modo, en la demanda de amparo no se pide al Constitucional que se pronuncie sobre la posible vulneración del secreto profesional periodístico, sino que se admita el recurso contra el auto de noviembre ordenando el rastreo de llamadas, independientemente de que después sea estimado o no. Así, si esta demanda de amparo prospera, el recurso volvería al Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, que tendría que estudiarlo.

En el recurso, presentado por el despacho Solventium Abogados, la representación de Europa Press argumenta que lo determinante "no es si una persona es parte formal en un proceso, sino si ostenta un derecho o interés legítimo". Además, destaca que la periodista y la agencia de noticias intentaron personarse pero el magistrado autor de la resolución que se pretendía impugnar "se negó a reconocerles tal condición".

Para los periodistas, la interpretación de Florit y de la Audiencia -no permitir impugnar la medida por no ser parte- implicaría otorgar "al juez instructor en un proceso penal un poder cuasi omnímodo", ya que no se podría combatir cualquier resolución que afectase a un tercero "por absurda, ilegal o disparatada que fuese" si no es parte.

El recurso de amparo también se cita jurisprudencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos; en concreto, una sentencia de 2015 que dio la razón a un abogado rumano, cuyas conversaciones con su cliente se habían interceptado por orden judicial, y al que no se le permitía recurrir la medida por no ser parte en el procedimiento.

En otros autos anteriores al de noviembre, el juez también ordenó rastrear las llamadas del teléfono fijo de las sedes de Europa Press y EFE en Baleares, y las llamadas y posicionamientos de los móviles del periodista de Diario de Mallorca, Kiko Mestre, y de otra redactora de EFE. Además, en diciembre ordenó incautarse de los móviles y ordenadores de Mestre y Pou. Los periodistas consideran que estas medidas vulneran el derecho constitucional al secreto profesional, y presentaron una querella por prevaricación contra Florit, en la que ya se ha dictado el auto de procedimiento abreviado -paso previo a la apertura del juicio oral-.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.