x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Cambio climático

La ONU insta a reducir la dieta basada en consumo de carne para luchar contra el cambio climático

  • El desperdicio de alimentos representa el 8% de los gases de efecto invernadero producidos por el hombre
  • Teresa Ribera asegura que "es necesario garantizar, en el corto plazo, un uso sostenible de la tierra"

Publicada el 08/08/2019 a las 13:03 Actualizada el 08/08/2019 a las 13:04
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La Generalitat sacrificará a la vaca 'Margarita' por no tener papeles

Ganado vacuno.

Europa Press
Un nuevo informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) reclama un cambio global en la dieta, dirigida hacia el consumo de más alimentos a base de plantas y menos carne, para luchar contra el cambio climático, según indica DPA y como recoge Europa Press.

Los expertos sostienen en el informe, que ha sido presentado este jueves en Ginebra (Suiza), que este cambio del sistema alimentario reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero que produce el ganado y mejoraría el uso de la tierra y el agua.

En concreto, se podrían liberar varios millones de kilómetros cuadrados de tierra para 2050 y potencialmente reducir entre 0,7 y 8 gigatoneladas al año de dióxido de carbono equivalente, según informa Reuters.

Según el IPCC, la agricultura, la silvicultura y otros usos humanos de la tierra representan actualmente el 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el hombre.

Además, señala que los agricultores locales, las comunidades y los grupos indígenas deberían involucrarse en una mejor gestión sostenible de sus tierras, incluidos los métodos para utilizar la materia orgánica para aumentar el contenido de carbono del suelo.

Sin embargo, el informe advierte de que la tierra y el suelo tienen una capacidad limitada para actuar como los denominados 'sumideros de carbono', porque lleva años volver a cultivar los bosques, por ejemplo, y porque estos bosques corren el riesgo de ser talados por las generaciones futuras.

El 30% de los alimentos se desperdicia

Asimismo, el informe también advierte sobre una mayor interrupción en las cadenas alimentarias mundiales a medida que los fenómenos meteorológicos extremos se vuelven aún más frecuentes debido al cambio climático.

Así, proyecta un aumento medio del 7,6% en los precios de los cereales para 2050, lo que aumentará los precios de los alimentos y aumentará el riesgo de inseguridad alimentaria y hambre.

El suministro per cápita de aceites vegetales y carne se ha más que duplicado, según datos desde 1961, pero actualmente, entre el 25 y el 30% del total de alimentos producidos se pierde o desperdicia.

Por ello, el Panel ha pedido esfuerzos para frenar la pérdida y el desperdicio de alimentos comestibles, que se estima que representan al menos el 8% de los gases de efecto invernadero producidos por el hombre.

Aumento de temperatura

Otra revelación de los expertos de la ONU es que la temperatura del aire en la superficie terrestre ha aumentado ya 1,53ºC desde la era preindustrial, el doble de la temperatura promedio global (0,87°C).

En el informe, los expertos advierten de que el mundo se enfrenta a un alto riesgo de sequía, incendios forestales, descongelación del permafrost y suministros de alimentos inestables. "Se prevé que los riesgos serán cada vez más severos con el aumento de las temperaturas", alerta el documento del IPCC.

El IPCC ya advirtió en octubre del año pasado que limitar el calentamiento global a un aumento de temperatura promedio de 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales solo era posible con "cambios rápidos, de largo alcance y sin precedentes".

En el Acuerdo de París de 2015, los países se comprometieron a mantener el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2ºC, idealmente no más de 1,5 grados, en comparación con los niveles preindustriales del siglo XIX.

Los científicos esperan que los principales políticos consideren los hallazgos del IPCC en la próxima Cumbre de Acción Climática de la ONU que se celebrará el 23 de septiembre en Nueva York (Estados Unidos).

Gestión realmente sostenible de la tierra

"Una vez más, la comunidad científica internacional lanza un claro mensaje de urgencia: es necesario garantizar, en el corto plazo, un uso sostenible de la tierra", explica la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que destaca que España no debe ser ajeno a este proceso, dado que se trata de un "país vulnerable al cambio climático y a sus fenómenos asociados".

Para la ministra, este proceso ha de traducirse en "medidas en todos los ámbitos de la administración pública y en todos los sectores vinculados al uso del suelo".

En concreto, se refiere a "apostar por una gestión realmente sostenible de la tierra", que considera "fundamental" para afrontar desafíos que afectan particularmente a España, como puede ser el riesgo de desertificación, la erosión o la pérdida de biodiversidad.

Además, este tipo de acciones reportan beneficios sociales y económicos en el corto plazo, favoreciendo el desarrollo sostenible y fijando población en los medios rurales, según añade.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • Arkiloco Arkiloco 09/08/19 13:49

    Es una pena que a estas noticias e informes no se les de más espacio y relevancia. Señalan problemas y vias para abordarlos. No es cierto que nada se puede hacer pero aún adoptando ese punto de vista plantea cambios que cualquiera podría llevar a cabo y asumiendo alguna responsabilidad y compromiso individual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 09/08/19 10:10

    Ayer oí la gran noticia en t.v. y hoy la veo reproducida aquí.
    Y no sé si interpretarla como una gran parida o una gran tomadura de pelo.
    Aparte de lo que comenta Jorgeplaza.
    ¿Es que en la era de los cohetes no hay tecnologia para hacer envases reciclables 100%?
    ¿Es que el Sol, las mareas, El viento, Las corrientes marinas no darían para generar energía limpia?
    ¿Es que no se podrían controlar y prohibir los fabricados dañinos, sus gases y sus vertidos?
    ¿ Es que no se podría hacer una política más efectiva y ley que trate a los pirómanos como homicidas, y que nadie salga beneficiado de un incendio?
    ¿Es que...( Ponga aquí otras mil razones)...
    Parece que mientras gobierne el Mundo gente con la política de a vivir bién en el convento que cuando me vaya ya me he cagado dentro, vamos mal. Supongo que no tendrán descendencia. Y si las tienen les importa un pimiento.
    Están tan locos que se gastan ingentes cantidades de dinero en buscar vida en otros planetas en vez de emplearlo en mejorar el que ya tenemos... Que Alá nos proteja.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • jorgeplaza jorgeplaza 08/08/19 15:55

    No hay dieta que valga si no se reduce la población humana. Cualquier ahorro, del tipo que sea, se mide en porcientos del total, pero la población casi se ha triplicado desde que yo nací: un trescientos por cien en menos de 70 años. Nada puede compensar ese bestial aumento de la población humana. Aunque fuéramos tan idiotas de hacernos todos vegetarianos, cada verdura o fruto que nos comiéramos sería una verdura o fruta que no se comería otro ser vivo. Cada hectárea, me da igual con que método de cultivo, dedicada a cultivar alimentos humanos es una hectárea de la que no comerán los otros. Vivir y seguir viviendo es inevitablemente apropiarse de unos recursos (tierra, agua, alimentos, energía) que no podrán aprovechar otros. Puede, hasta cierto punto, reducirse el consumo por cabeza, pero si las cabezas aumentan a tasas bacterianas ningún ahorro por cabeza servirá de nada. Una población humana diez veces menor que la actual sería razonable y, ya lo sé, es extremadamente difícil de conseguir sin mediar algún tipo de desastre colosal, pero no hay otra solución. Lo demás, es querer combatir el cáncer con cataplasmas de mostaza.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.