x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Más País

Errejón necesitará firmas para presentarse y sumar 15 diputados o el 5% de voto para tener grupo en el Congreso

  • Al tratarse de una formación extraparlamentaria la Ley Orgánica del Régimen Electoral General le exige avalar esas listas con firmas del 0,1% de los electores inscritos en el censo electoral
  • La nueva formación tiene previsto presentar candidaturas al Congreso en al menos 18 circunscripciones provinciales

Publicada el 27/09/2019 a las 13:38 Actualizada el 27/09/2019 a las 13:52
Íñigo Errejón, durante su intervención en la asamblea convocada por Más Madrid.

Íñigo Errejón, durante su intervención en la asamblea convocada por Más Madrid.

EFE
Más País, el partido que capitanea Íñigo Errejón, necesitará adjuntar a sus candidaturas la firma del 0,1% del censo para poder presentarse a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, dada su condición de formación extraparlamentaria. Y después, si consigue entrar en el Congreso, tendrá que sumar al menos 15 diputados o bien cinco escaños y el 5% de voto en toda España para poder constituir grupo parlamentario propio, informa Europa Press.

La nueva formación tiene previsto presentar candidaturas al Congreso en al menos 18 circunscripciones provinciales, pero al tratarse de una formación extraparlamentaria la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) le exige además avalar esas listas con firmas de ciudadanos. Según figura en el artículo 169.3 de la LOREG, para presentar candidatura "los partidos, federaciones o coaliciones que no hubieran obtenido representación en ninguna de las Cámaras en la anterior convocatoria de elecciones necesitarán la firma, al menos, del 0,1% de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción por la que pretendan su elección".

5.000 avales en Madrid

En el caso de Madrid, que para estos comicios tiene un censo electoral de 5,08 millones de personas, Más País tendrá que recoger la firma de 5.087 madrileños para acompañar la candidatura que encabece Íñigo Errejón. Este requisito ya lo cumplió cuando Más Madrid se estrenó en las elecciones autonómicas y se convirtió en la cuarta fuerza política de la región.

Eso sí, la ley establece que "ningún elector podrá prestar su firma a más de una candidatura", lo que implica que los avalistas de Más País ya no podrán refrendar las listas de otras formaciones extraparlamentarias como el Partido Animalista (PACMA) o Actúa.
Las firmas, junto con las listas, deberán presentarse en las juntas electorales correspondientes entre los días 2 y 7 de octubre, y después esas juntas deberán revisar los avales antes de poder proclamar definitivamente las candidaturas.

Si presenta listas y después logra respaldo suficiente de los electores para conseguir diputados en el Congreso, el partido que lidera Íñigo Errejón deberá cumplir, con sus socios electorales, una serie de condiciones mínimas para constituir grupo parlamentario propio.
Así, el Reglamento de la Cámara Baja establece que todos los partidos que tengan 15 escaños o más podrán constituir grupo parlamentario propio directamente, un requisito que en los comicios de abril pudieron cumplir el PSOE (123 diputados), el PP (66), Ciudadanos (57), Unidas Podemos (42), Vox (24) y Esquerra Republicana (15).

Pero hay una segunda vía para hacerlo: superar los cinco diputados y haber obtenido el 5% de los votos en todo el país o el 15% en todas las circunscripciones en las que se concurre. Ésta es la fórmula que le valió al PNV en las elecciones del pasado 28 de abril, cuando se hizo con seis asientos y rebasó con creces el 15% de los votos en las tres provincias vascas. Y en cambio ha sido el escollo para los exconvergentes de PDeCAT y de Junts, que en las elecciones de abril supero los cinco escaños (tuvo siete) pero no alcanzó el 15% en las cuatro provincias catalanas donde concurrió, ni siquiera en la media de toda la comunidad. Ello les llevó a integrar el Grupo Mixto de la Cámara en las dos últimas legislaturas.

Préstamo de diputados

En el pasado, ha habido casos en los que alguna formación, tras quedarse cerca de cumplir esos requisitos, acabó constituyendo grupo propio recurriendo a préstamos, puntuales o no, de diputados de otros grupos. En los últimos años, IU-ICV y ERC, y más recientemente Unión, Progreso y Democracia (UPYD) consigieron grupo sumando respectivamente, diputados del BNG y de Foro Asturias para llegar a ese 5% nacional.

En todo caso, es la Mesa del Congreso, órgano rector de la institución, la que tiene la última palabra en la interpretación de las normas del Reglamento y la que da el visto bueno o no a las distintas fórmulas que se le presenten.

En caso de que el partido de Errejón lograra grupo propio al reunir los requisitos que establece el Reglamento, la próxima legislatura podría incrementarse el número de grupos parlamentarios. En la XIII recién terminada funcionaron ocho. Pero lo más relevante sería que dos de los dos fundadores de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, se verían de nuevo las caras en el Congreso siendo líderes de grupos parlamentarios distintos.

Ventajas de tener grupo propio

Tener grupo propio supone grandes ventajas políticas, económicas y de medios. Quien lo constituye tiene garantizada su representación en todas las comisiones parlamentarias, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces y capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones.

Además, solo habiendo conseguido grupo propio se puede acceder al cobro de las subvenciones por envío gratuito de propaganda electoral durante la campaña. Y las ventajas se prolongan para las siguientes elecciones, porque los que ahora lo consigan tendrán opción a presencia en los futuros debates electorales y planes de cobertura informativa de los medios públicos.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión