x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Sucesos

Ana Julia Quezada, condenada a prisión permanente revisable por el asesinato de Gabriel

  • La sentencia la obliga a abonar a los padres del menor 250.000€ a cada uno de ellos por daños morales y a sufragar los gastos ocasionados al Estado en las labores de búsqueda del menor
  • También ha sido condenada por dos delitos de lesiones psíquicas y dos delitos contra la integridad moral cometidos en las personas de los padres de Gabriel Cruz

Publicada el 30/09/2019 a las 12:01 Actualizada el 30/09/2019 a las 12:37
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Ana Julia Quezada llega a la Audiencia Provincial de Almería para escuchar el veredicto sobre la muerte violenta de Gabriel Cruz.

Ana Julia Quezada llega a la Audiencia Provincial de Almería para escuchar el veredicto sobre la muerte violenta de Gabriel Cruz.

Europa Press.
La Audiencia de Almería ha condenado a la pena de prisión permanente revisable a Ana Julia Quezada por asesinar con alevosía al niño de ocho años Gabriel Cruz en febrero de 2018 en la finca familiar de Rodalquilar, en Níjar (Almería), tal y como declaró probado el jurado popular.

En la sentencia, notificada este lunes a las partes, se la considera autora de un delito de asesinato con la circunstancia agravante de parentesco.

También ha sido condenada por dos delitos de lesiones psíquicas cometidos en las personas de los padres del menor a tres años de prisión en la persona del padre, Ángel Cruz, por la concurrencia de la agravante de parentesco, y a dos años y nueve meses de prisión en la persona de la madre, Patricia Ramírez.

Por dos delitos contra la integridad moral, la magistrada Alejandra Dodero impone a Quezada a un año y seis meses en la persona del padre, al concurrir la agravante de parentesco, y un año en la persona de la madre.

En concepto de responsabilidad civil, la sentencia la obliga a abonar por daños morales a los padres del menor la cantidad de 250.000 euros a cada uno de ellos. Tampoco podrá acercarse a ellos a menos de 500 metros por un periodo de 30 años. Junto a ello, tendrá que abonar los gastos ocasionados al Estado en las labores de búsqueda del menor, que ascienden a la suma de 200.203 euros.

Alevosía por la relación de confianza

La sentencia indica que los hechos declarados probados por el jurado popular por unanimidad son legalmente constitutivos de un delito de asesinato con alevosía consumado, dos delitos de lesiones psíquicas y dos delitos contra la integridad moral.

Añade, respecto al delito de asesinato, que las siete mujeres y dos hombres que alcanzaron el veredicto de culpabilidad consideraron que se trató de una muerte alevosa, delito que es castigado con una pena de prisión de 15 a 25 años, si bien al concurrir que la víctima es menor de 16 años, se le ha impuesto la pena de prisión permanente revisable.

En este sentido, la magistrada-presidente, Alejandra Dodero, explica que la imposición de esta pena máxima se debe a la alevosía apreciada que, a su vez, "se basa en la forma de comisión delictiva, sorpresiva, inopinada, y en la relación de confianza que existía hacia la persona de la acusada por parte del menor".

"Hay alevosía con independencia de la edad del menor y es procedente la hipercualificación prevista en el articulo 140.1.1 del Código Penal en atención, ahora sí, a la edad del pequeño, tan solo ocho años", subraya en los fundamentos de derecho.

Junto a ello, por este delito, se impone a la acusada la privación del derecho a residir y acudir al termino municipal de Níjar por ser el lugar en el que se ha cometido el delito, así como al lugar donde residen los padres del menor y su familia, por tiempo de 30 años.

En el mismo sentido se impone a la acusada la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de la persona, domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro en el que se encuentren, y prohibición de comunicar con los padres del menor también por un periodo de 30 años.

La resolución condena, asimismo, a Ana Julia Quezada a una medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años en atención a la "entidad y gravedad de los hechos, reveladores –subraya– de la ausencia en la acusada, de los más elementales valores y escrúpulos".

Hechos probados

La sentencia recoge los hechos que declaró probados por unanimidad el jurado popular compuesto por siete mujeres y dos hombres, y remarca para apuntalar la alevosía la relación sentimental que mantenía en el momento de los hechos la acusada con el padre del menor, lo que había generado confianza en él al estar "íntimamente vinculada a su entorno familiar desde que inició la relación con su padre".

Por este motivo, según subraya la resolución, el menor accedió a acudir con la acusada a la finca familiar de Rodalquilar la tarde del 27 de febrero de 2018, a lo que añade que Ana Julia Quezada era "consciente de su superioridad" con respecto al niño por la diferencia de edad y de complexión.

Indica, tal y como estimó acreditado el jurado popular tras siete sesiones de vista oral, que Quezada dio muerte a Gabriel Cruz de manera "intencionada, súbita y repentina". La sentencia señala en los hechos probados que durante los 11 días que duró la búsqueda del menor, la procesada "simuló encontrarse afligida y compungida, alentando los ánimos de los familiares, y generando falsas expectativas sobre la aparición del niño, involucrándose en las labores de búsqueda, desarrollando una actitud de simulación, fingimiento y farsa pública y notoria".

Además, tal y como remarca la magistrada-presidenta del tribunal, Ana Julia Quezada realizó todos esos actos tras cometer el crimen "queriendo y siendo consciente de que aumentaba el sufrimiento de los padres, menoscabando su salud psíquica, e igualmente con ellos quiso de modo deliberado vilipendiar, humillar y vejar a ambos padres", tesis que sostuvo en todo momento la acusación particular para imputar a la procesada los delitos contra la integridad moral.

Al hilo de esto, la resolución explica que actos como el "colocar la camiseta del menor sobre unas matas en un cañaveral", reconocido por la propia procesada con el argumento de que quería que la "atraparan", o el de desenterrar el cuerpo del pequeño y envolverlo en una toalla para esconderlo a su vez en el maletero de su vehículo, "con absoluto menosprecio hacia el menor, cuyo cuerpo sin vida transportaba", constituyen un daño "aún mayor" para los padres del menor.

Contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería cabe recurso ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en el plazo de diez días.
 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

4 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 30/09/19 19:39

    Y lo que es ya el colmo: agosto acabó con la cifra de 40 asesinatos por violencia machista en lo que se llevaba de 2019, a una media de 5 al mes y una proyección anual de 60, por tanto. Y ahora dicen los periódicos que a final de septiembre la cifra había subido a 45, contabilizando el último caso en Canarias : otras 5 víctimas en un mes (proyección a fin de año: otra vez 60) lo cual es obviamente falso por imposible, ya que todas sabemos --hubo una jornada de emergencia feminista hace unos días para protestar por esa razón-- que en septiembre se produjo una extraordinaria aceleración de la actividad machista más letal. El largo brazo del Heteropatriarcado ha llegado a los medios de comunicación hasta ayer más fiables.

    No se puede consentir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 30/09/19 18:26

    Y no solo en España, que ya sabemos los estragos que hace el Heteropatriarcado en nuestro país. Estos errores horrorosos empiezan a ser frecuentes hasta en Francia. Una muestra reciente de variada gravedad:

    "La impulsora del #MeToo francés, condenada por difamación"
    https://www.eldiario.es/sociedad/impulsora-MeToo-frances-condenada-difamacion_0_945956187.html

    "Condenada a 13 años de cárcel una argentina que castró a su amante"
    https://elpais.com/sociedad/2019/09/25/actualidad/1569437585_481029.html

    "Decretan el internamiento de las dos chicas de 14 años que agredieron a otra en un instituto de San Blas"
    https://www.elmundo.es/madrid/2019/09/27/5d8e65f921efa06c308b45ca.html

    Se ve que hay una ofensiva mundial del Heteropatriarcado, dicen que financiada por VOX, Arabia Saudí y el Real Madrid CF a partes iguales, que salpica incluso a mujeres jueces y fiscales: esto no se puede consentir, Hermanas.




    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 30/09/19 15:36

    Me entero de que no es el juez sino la juez. Y que en el juicio ha acusado una fiscal, no un fiscal. El error es entonces aún mayor de lo que sospechaba. ¿Cómo pueden estas hermanas de la acusada equivocarse de esa manera? Y no es el único error similar que se produce estos días: en Castro Urdiales ha aparecido la cabeza de un hombre en una caja que una mujer había dejado a una vecina suya. Del cuerpo que presumiblemente estuvo una vez unido a la cabeza no consta información. Como da la infortunada casualidad de que desapareció hace meses un hombre de 67 años de edad que era pareja de la depositante, la policía la ha detenido por sospechas de que pueda tener algo que ver en la desaparición y/o decapitación, en lo que parece que es un claro abuso de autoridad.

    El heteropatriarcado no descansa.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 30/09/19 13:53

    No puede ser. El jurado se ha equivocado y el juez, más. Salvo que esté loca (o que los malos tratos de su pareja le hayan obligado) es imposible que una mujer asesine a nadie. Y más imposible todavía si es con alevosía y la víctima es un niño. Seguro que hay un error.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.