x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Agresión de Alsasua

El TS reduce de forma notable las condenas de los ocho jóvenes del ataque en Alsasua al suprimir una serie de agravantes

  • Las penas quedan reducidas a entre 9 años y medio de cárcel la más alta y hasta el año y medio de prisión la más baja
  • La resolución no ha sido unánime, ya que dos magistrados han firmado un voto particular favorable a mantener el agravante de discriminación
  • Los familiares de los detenidos han criticado que la sentencia "da continuidad a la injusticia" y han convocado una concentración esta tarde

infoLibre
Publicada el 09/10/2019 a las 13:26 Actualizada el 09/10/2019 a las 17:33
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Vista pública celebrada este miércoles en el Tribunal Supremo para revisar la condena de entre 2 y 13 años de cárcel que impuso la Audiencia Nacional a ocho jóvenes por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) el 15 de octubre de 2016.

Vista pública celebrada en el Tribunal Supremo para revisar la condena de entre 2 y 13 años de cárcel que impuso la Audiencia Nacional a ocho jóvenes por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) el 15 de octubre de 2016.

Europa Press
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha rebajado de forma notable las condenas impuestas por la Audiencia Nacional los ocho jóvenes de Alsasua (Navarra) implicados en la agresión a dos guardias civiles y sus novias en la madrugada del 15 de octubre de 2016. Las penas quedan reducidas a entre 9 años y medio de cárcel la más alta y hasta el año y medio de prisión la más baja.

La sentencia de la Audiencia Nacional les había condenado a penas de entre 13 y 2 años de cárcel por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas, aunque no se les condenó por delitos de terrorismo que sí aparecían en los escritos de acusación de la Fiscalía tanto en primera instancia como en apelación.

Tres de los acusados, Jokin Unamuno, Ohian Arnaz y Adur Ramírez, que mantienen ahora las condenas más altas –9 años y medio de prisión el primero y 8 años y medio los otros dos– llevan ya cumplidos 1.046 días de cárcel.

La reducción de penas se debe a la no aplicación de la agravante de discriminación, ni la de abuso de superioridad en el caso del delito de atentado a la autoridad, así como a la supresión a 2 acusados de alguno de los delitos de lesiones por falta de pruebas.

No obstante, la sentencia sigue siendo condenatoria porque el Supremo que ha existido prueba bastante y válida de las agresiones y lesiones físicas y psicológicas causadas a las víctimas para condenar por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

Así, la sentencia considera que ha existido prueba bastante y válida para mantener las condenas por delitos de atentado a agentes a la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas, salvo en dos condenas por delitos de lesiones del acusado Aratz Urrizola –se le imponen 4 años y dos meses de prisión– y otra por el mismo delito de Iñaki Abad –condenado a 3 años y 6 meses–.

"Motivación abyecta" pero sin agravante

Los hechos probados "son execrables y reflejan una motivación abyecta en cuanto refieren que la agresión se produjo al constatar que las víctimas eran miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", según la sentencia, que añade que esa "motivación preponderante de los acusados emanó de la pertenencia de parte de las víctimas al cuerpo de la Guardia Civil o su relación con ésta".

No obstante, dicho aspecto supone la subsunción en la tipicidad del delito de atentado, y aplicar por ello la agravante de discriminación supondría condenar por el mismo hecho vulnerando el principio non bis in ídem. Es decir, que el que fuesen guardias civiles ya ha sido tenida en cuenta para conformar la tipicidad del delito de atentado.

Además, el hecho probado en la sentencia de la Audiencia es escueto y no describe una situación de discriminación, ni la ideología, como tampoco se establece una comparación entre situaciones desiguales sobre las cuales fundar la discriminación, ni contiene una definición o expresión de la situación objetiva de desigualdad derivada de una ideología Por ello, el hecho probado no permite la aplicación de la circunstancia de agravación.

Finalmente, el Supremo también retira la agravante de abuso de superioridad en relación a los delitos de atentados a agentes de la autoridad, porque no cabe aplicar esta agravante en dicho delito. Y lo mantiene en los delitos de lesiones.

Magistrados discrepantes

La resolución no ha sido unánime y dos magistrados firman un voto particular favorable a haber mantenido la agravante de discriminación. Los magistrados del Tribunal Supremo Vicente Magro y Antonio del Moral consideran que debían haber mantenido la agravante de discriminación porque ha quedado probado que el ataque se motivó en la presunción de que tenían una ideología "diferente" simplemente por pertenecer a una institución del Estado.

El voto, escrito por el magistrado Magro –que ha sido ponente de la sentencia–, y al que se ha adherido Del Moral, comienza subrayando que hay "conformidad plena" en la rebaja de las penas de los ocho condenados, así como en la necesidad de "ponderar y distinguir entre los diferentes partícipes" en los hechos juzgados y que no comparten "única y exclusivamente" la decisión adoptada por mayoría sobre la agravante de discriminación.

Tanto Magro como Del Moral entienden que sí se debió mantener dicha agravante porque los actos contra los agentes de la Guardia Civil fueron por una cuestión de ideología contra lo que representa el Estado. Existe un "hecho diferencial" en este caso, explican, y es que el ataque no fue motivado por "el mero hecho de ser un guardia civil de paisano".

"No se les agrede por esto, por ser guardia civil. Es algo más. Es un plus en la acción desplegada, en la intención de que su 'ideología' como miembro perteneciente a una institución del Estado español, era diferente a los de los condenados", destaca el voto. 

Penas individualizadas

Las pena más alta es la impuesta a Ohian Arnanz Ciordia. Se le condena 9 años y medio de prisión por un delito de atentado a agentes de la autoridad en concurso ideal con un delito de lesiones (2 años y medio); tres delitos de lesiones con concurrencia de la agravante de abuso de superioridad (2 años por cada uno); y delito de desórdenes públicos (1 año). La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional le había condenado a 13 años.

Le siguen Jokin Unamuno Goicoetxea y Adur Ramírez de Alda Pozueta. Son condenados en firme 8 años y medio de prisión para cada uno por un delito de atentado a agentes de la autoridad en concurso ideal con un delito de lesiones (2 años y medio); y tres delitos de lesiones con agravante de abuso de superioridad (2 años por cada uno). Ambos fueron condenados por la Audiencia a 12 años de prisión.

Para Jon Ander Cob Amilibia y Julen Goicoechea Larraza se impone 7 años y medio de prisión para cada uno por un delito de atentado a agentes de la autoridad (2 años y medio) y tres delitos de lesiones con la agravante de abuso de superioridad (1 año y 8 meses por cada delito). Venían condenados por la Audiencia a un total de 9 años de prisión cada uno.

Aratz Urrizola Ortigosa es condenado 4 años y 2 meses de prisión por un delito de atentado a los agentes de la autoridad en concurso ideal con un delito de lesiones (2 años y 6 meses) y un delito de lesiones con la agravante de abuso de superioridad (1 año y 8 meses). La Audiencia le condenó a 9 años.

En cuanto a Iñaki Abad Olea: 3 años y 6 meses de prisión por un delito de atentado a agentes de la autoridad en concurso ideal con un delito de lesiones (2 años y medio) y desórdenes públicos (1 año). La Sala de Apelación de la Audiencia le condenó a 6 años, rebajando una condena inicial de 10 años de cárcel que le impuso el tribunal de instancia.

Finalmente, la única condenada que actualmente se encuentra en libertad, Ainara Urquijo Goicoetxea, es condenada 1 año y 6 meses de prisión por delitos de desórdenes públicos (1 año) y amenazas (6 meses). Fue condenada por la Audiencia a 2 años de prisión.

Familiares critican que el TS "da continuidad a la injusticia"

Los padres y madres de los condenados han criticado este miércoles que con su sentencia el Tribunal Supremo "da continuidad a la injusticia".

Tras conocerse la sentencia, los padres y madres de los condenados han publicado un tuit en el que afirman que "la sentencia del Tribunal Supremo da continuidad a la injusticia y mantiene a nuestros siete hijos en la cárcel".

Por ello, convocan una concentración esta tarde a las 19 horas en la plaza de Alsasua y este jueves convocarán una rueda de prensa en Pamplona para pronunciarse sobre la decisión del Tribunal Supremo.




 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

10 Comentarios
  • ETORKI ETORKI 10/10/19 11:09

    También me ha sorprendido a mi que un diario independiente como este titule "el TS reduce de forma notable las condenas" como si fuese exagerado vaya.. mosqueo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • HEREJE HEREJE 10/10/19 09:35

    Recomendable el artículo de Elisa Beni en Eldiario.es https://www.eldiario.es/zonacritica/verguenza-Altsasu_6_950914921.html

    Lo de que somos una democracia moderna y consolidada hay que decirlo más fuerte y más veces porque la judicatura y la G C son un poquito sordas y eso de la democracia les parece una palabra malsonante. A lo peor hay que repetir la transición, ahora que ya sabemos lo que no hay que hacer y, de paso, repetir la constitución, a ver si nos sale republicana y laica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • abuelo cebolleta abuelo cebolleta 09/10/19 23:03

    El nieto de Franco libre y otros por una pelea en un bar, condenados a años de cárcel

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • BASTE BASTE 09/10/19 21:23

    Lo verdaderamente llamativo es que un medio que se tilda de independiente utilice el concepto de "notable" para una reducción de penas como las expuestas por un hecho de pelea de bar en madrugada de fiestas.Este es un país de crédulos,lo mismo en diferentes dioses omnipotentes rodeados de ritos quasi tribales que en ideologías trasnochadas, cuando se habita en una realidad de en un universo incomensurable, tanto en lo grande como en lo pequeño y son crédulos en la elección de sus dirigentes y en las justicias que se aplican,y digo justicias porque no es lo mismo ser un titiritero o rapero o dar cuchilladas a un agente de la autoridad,uniformado y en el ejercicio de su trabajo o golpear un automóvil de la policía amenazándoles con un arma de fuego o liarse a golpes en el sur que en el norte:siguen creyendo en la justicia y en los que la aplican (hasta que les toca sufrirla y se dan cuenta que no es la misma para todos).Hasta que no enterremos al franquismo,seguiremos como estamos aunque habrá crédulos que sigan votando a los que, 40 años después, se jactan de héroes por sacar una momia de un agujero para meterla en otro.Solo hay una posible solución y es la de votar a otros,aunque no sea garantía de resolver,solo de intentar.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • ADL3 ADL3 09/10/19 19:35

    Qué es esto de la G C?
    Llevo mucho tiempo viendo y oyendo a amigos de fuerzas de seguridad, opinar, maldecir y actuar de acuerdo a su mamada educación individual, más que a su estatus. Y como cualquier ciudadano hablamos, nos criticamos y cada uno para su casa.
    Se ve que este grupo no encajó bien las opiniones y acciones de quien no piensa como ellos.
    Y con la ayuda exagerada del sagrado ministerio aprovechó la ocasión.
    Las personas que pertenecen a estos grupos, tienen que mirarse hacia dentro y hacia fuera. Y entender que últimamente y desde aquel "a por ellos" hay cada vez más gente que les mira de reojo.
    Últimamente y desde que se adueñó de ellos aquel jefe de los mojitos, ellos mismos han perdido la credibilidad alcanzada.
    A ver si despiertan los intocables.
    Sin ropa y sin su unción son como ciudadanos normales. O acaso no estaban en un lugar normal tomando algo normal?
    A ver si luego con la jurisprudencia obtenida hay que cerrar los bares y nos quedamos sin mojitos los demás.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • jorgeplaza jorgeplaza 09/10/19 19:03

    Pues aunque la reducción sea notable, las familias siguen protestando: se ve que no lo han notado.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Isabel Echebarría Echabe Isabel Echebarría Echabe 09/10/19 18:15

    Lo que sí es un agravante, pero para la Justicia es que un Tribunal juzgue de distinta manera por los mismos hechos según se produzcan en un lugar u otro; en RRSS se nos están recordando hoy sucesos de agresiones en Andalucía a agentes y asedios a casas-cuartel que se saldaron con multas y en Cataluña se acusó de terrorismo a dos CDR por cortes en autopistas, con el resultado de la reclusión en su localidad de residencia durante más de un año (mientras rebotaba el caso de juzgado en juzgado) de una y la fuga de otro.

    Supongo que todo tendrá una base legal, pero las diferencias en el tratamiento de los hechos en todos estos ejemplos es más que llamativa, por lo menos para una lega en la materis

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    8

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 09/10/19 16:56

    Como refiere Seoane, hay condenas -aunque no está publicada la STS- inferiores al tiempo de prisión en el que permanecen algunos de los condenados.

    Deseemos su puesta en libertad, a la mayor brevedad.

    Bel Pozueta, madre de Ardur Ramirez, confiaba en el TS, en un arl aparecedido en este digital. Me uní a ella y todas las madres/padres del resto de condenados, compartiendo confianza y esperanza.

    La lectura del fallo, cuando sea público, dará a conocer los considerandos.

    Aurrera aurrera itxaropenarekin.



    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • cagliostro cagliostro 09/10/19 16:16

    debería ser un juicio de faltas al ser una pelea de bar.Pero aún que supervivientes del tribunal de orden
    público,tan activo en tiempos de la bestia.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 09/10/19 14:42

    Y? Prisión superior a las condenas. Prisión evitable por ser de menos de dos años.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.