x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
10N | Elecciones Generales

El último diputado de 10 circunscripciones se decidió por menos de 1.500 votos

  • Vox es el partido que más veces consiguió ese ansiado último escaño: en Ceuta, en Baleares (en ambas se lo disputó al PSOE), en Segovia y en Zamora (provincias donde se lo arrebató al PP)
  • Este miércoles se recuenta el voto exterior y las circunscripciones más disputadas son Bizkaia, Melilla, Cuenca y Huelva, con diferencias inferiores a los 250 votos 
  • Si se repitiesen los resultados del 28 de abril, en ninguno de estos lugares habría un vuelco en el último escaño

Publicada el 13/11/2019 a las 06:00
El presidente de una mesa electoral introduce un voto una urna del Colegio San José de Lorca.

El presidente de una mesa introduce un voto una urna del Colegio San José de Lorca.

EFE
A pesar de las dificultades que, según denuncian, tienen para votar, los emigrantes españoles también estaban llamados a las urnas este 10N. Este miércoles se contabilizarán sus votos y será entonces cuando quede confirmado el reparto definitivo de escaños entre los distintos partidos que, en algunas circunscripciones, se disputaron el último diputado por menos de 1.500 papeletas. Ocurrió en Bizkaia, Burgos, Ceuta, Cuenca, Huelva, Baleares, Málaga, Melilla, Segovia y Zamora. Lugares en los que, no obstante, si se repitiera el mismo voto exterior que hubo el pasado 28 de abril, no se movería ni un solo diputado. 

La ultraderecha de Vox, el gran triunfador de la noche del domingo —aumentó su presencia en el Congreso desde los 24 hasta los 52 diputados—, es el partido que más veces consiguió ese ansiado último escaño en las citadas circunscripciones. Lo hizo en cuatro ocasiones: en Ceuta, en Baleares (en ambas se lo disputó al PSOE), en Segovia y en Zamora (provincias donde consiguió arrebatárselo al PP).

Los conservadores, por su parte, lucharon y consiguieron sentar al último diputado en tres territorios: en Burgos, en Málaga (donde se lo arrebató a la extrema derecha) y en Melilla (donde luchó contra Coalición por Melilla).

Los socialistas consiguieron el último diputado en Cuenca (donde se lo quitó a Vox) y en Huelva (donde se lo disputó con Unidas Podemos).

El PNV, por su parte, consiguió un cuarto diputado y dejó en cero al PP en la circunscripción de Bizkaia.

Por tanto, Vox y el PP, que fueron las formaciones que en más ocasiones ganaron la batalla del último escaño, también fueron las que más veces la perdieron. Ambos partidos lo hicieron en tres ocasiones. Los de Pablo Casado perdieron la batalla en Bizkaia, Segovia y Zamora, mientras que los de Santiago Abascal hicieron lo propio en Burgos, Cuenca y Málaga. 

Bizkaia, Cuenca, Huelva y Melilla, las más disputadas
 
A la luz de los datos, las circunscripciones donde el último escaño estuvo más disputado son Bizkaia (donde 163 papeletas inclinaron la balanza), Melilla (donde lo hicieron 179 votos) Cuenca (donde sirvieron 200) y Huelva (donde la diferencia fue de 218 votos). Y estas estrechas diferencias, ¿podrían darse la vuelta con el recuento del voto exterior? Si los emigrantes de esas circunscripciones votaran exactamente igual que lo hicieron el pasado 28A, sería imposible que el último escaño cambiara de manos. Pero, lógicamente, el resultado no será el mismo esta vez, así que la pregunta aún no tiene respuesta.

En Bizkaia votaron desde el exterior en abril 2.279 personas. De ellas, 592 se decantaron por el PNV y 255 lo hicieron por el PP. Si este miércoles el recuento fuera este, el PP se quedaría a 56 papeletas de dar el vuelco.

Por la circunscripción de Melilla tan sólo se recibieron nueve votos desde el exterior, dos cuales se decantaron por el PP. Coalición por Melilla, la formación que competía por el último escaño, no recibió ninguno. La diferencia de 179 votos que salió de la noche electoral es, por tanto, insalvable ya que son muy pocos los censados en el exterior que voten en Melilla.

Un total de 207 emigrantes votaron desde el exterior en la provincia de Cuenca. A los socialistas los votaron 74 personas, mientras que a Vox lo hicieron 21. ¿Qué pasaría si votaran exactamente igual? Pues que la diferencia de papeletas que hizo que el PSOE se quedara con el último diputado se ensacharía de 200 a 215. Este escaño, por tanto, se mantendría en manos de los de Pedro Sánchez.

Por último, en Huelva votaron 476 emigrantes: 138 al PSOE y 118 a Unidas Podemos. Si este resultado se repitiera, la diferencia entre estas dos formaciones se estrecharía (de 218 votos a 145), pero no sería suficiente para que la formación arrebatara el último escaño a los socialistas. 
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión