x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Salud

Congelación de óvulos: "una vía futura" para las mujeres con endometriosis que quieren quedarse embarazadas

  • Un estudio revela que las pacientes con esta enfermedad que deciden tener hijos tienen un 20% más de posibilidades de hacerlo si recurren a esta técnica antes de operarse
  • Es la primera investigación realizada en el mundo sobre preservación de la fertilidad por motivo de endometriosis

Publicada el 02/12/2019 a las 06:00
Mujer embarazada.

Mujer embarazada.

Europa Press
La endometriosis es una enfermedad que padecen entre un 10 y un 15% de mujeres en edad fértil en todo el mundo. 176 millones. Dos millones en España. Sin embargo, se trata de una afección aún desconocida: no se saben sus causas ni tampoco tiene aún un tratamiento específico.

Según señala en un manifiesto la organización Esendo, que agrupa a pacientes con esta afección, “la endometriosis es una enfermedad crónica [de larga duración y de progresión lenta]” en la que el tejido endometrial —ubicado en el útero y que se desprende con las menstruaciones en forma de sangrado— se implanta y crece fuera de la matriz, ubicándose normalmente en ovarios y recto, pero pudiéndose implantar también en la vejiga, la zona abdominal e, incluso, los pulmones o el cerebro.

Sus síntomas pueden variar mucho de unas pacientes a otras, pero el más común es el del dolor que acompaña a las menstruaciones. Otra de sus consecuencias se manifiesta en la infertilidad: se estima que entre un 30 y un 40% de las pacientes no pueden tener hijos debido a que la enfermedad puede deteriorar los ovarios o las trompas de Falopio.

Es en este punto donde radica la importancia de un estudio pionero, revelado por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), que demuestra que la técnica de congelación de ovocitos conocida como vitrificación alcanza una tasa de recién nacidos en pacientes de endometriosis no operadas [una de las medidas que se toman frente a la enfermedad es la de la cirugía] del 70%, frente a un 50% en mujeres no operadas.

Los resultados, que analizan una muestra de 485 mujeres, “abren una vía futura para todas las pacientes afectadas por endometriosis”, según señala el estudio, llevado a cabo por los doctores Ana Cobo y Juan Antonio García-Velasco.

Técnica "relativamente nueva"

Pero, ¿por qué tratándose de una enfermedad tan común no se han hecho antes estudios de estas características? Para García-Velasco, director de IVI Madrid, se debe a varias causas. La primera de ellas es que “la vitrificación es una técnica relativamente nueva”. “Cuando tú tienes una endometriosis y te tienes que operar a veces te quitan el ovario o te lo dejan tan tocado que es difícil que funcione. Esa es una cosa que se empieza a ver desde el 2000-2005. A partir de 2006-2007 aparece la vitrificación y es cuando pensamos que a lo mejor lo que hay que hacer es congelar óvulos antes de operarte y, una vez congelados, ya pasar a la cirugía”, añade.

Se trata, según el médico, de un procedimiento que tan solo se les plantearía a las pacientes cuando la enfermedad “está ya muy avanzada”. “Cuando ya tienes que operar a esta mujer y antes de la cirugía le ofreces una alternativa”, señala.

¿Hay cobertura en la Seguridad Social?

La técnica de vitrificación se realiza en su mayoría en clínicas privadas en las que el coste corre a cargo de las pacientes, aunque, según ha informado la asociación de endometriosis ENDOMadrid a infoLibre la preservación de la fertilidad sí se realiza en la Seguridad Social "en pacientes con posible riesgo de pérdida de su capacidad reproductiva asociada a exposición a tratamientos gametotóxicos o a procesos patológicos con riesgo acreditado de fallo ovárico prematuro", que sería el caso de la endometriosis. 

Sin embargo, otro de los criterios para acceder a esta práctica desde la sanidad pública indica que "se realizará exclusivamente por indicación médica".

"El problema es el tercer criterio", indica Lucía Torres, miembro de la Comisión de Impulso de ENDOMadrid, ya que, añade, "las Comunidades Autónomas y los hospitales están creando criterios adicionales para reducir el número de mujeres que acceden a este servicio y son criterios diversos según cada comunidad autónoma".

A María, una mujer con esta afección, la Seguridad Social le cubrió, según apunta ella, una vitrificación de ovocitos ya fecundados en el Hospital de Cruces del País Vasco. Después de que un primer intento saliera mal y de varias operaciones, la paciente se encuentra embarazada de más de tres meses.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión