x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cumbre del clima de Madrid

Guterres se muestra "decepcionado" con los resultados de la COP25 y Ribera admite que "deja un sabor agridulce"

  • "La comunidad internacional perdió una oportunidad importante para mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y financiamiento para enfrentar la crisis climática", aseguró el secretario general de la ONU
  • La ministra en funciones considera una victoria la consistencia de aquellos que han defendido un sistema "robusto y creíble"

Publicada el 15/12/2019 a las 16:24 Actualizada el 15/12/2019 a las 16:25
Teresa Ribera durante la última reunión de la Cumbre del Clima de Madrid (COP25).

Teresa Ribera durante la última reunión de la Cumbre del Clima de Madrid (COP25).

EFE
El secretario general de la ONU, António Guterres, se ha mostrado "decepcionado" con los resultados de la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25), que ha llegado a su fin este domingo, dos días más tarde de lo previsto, tras las dificultades entre las partes para alcanzar un acuerdo. "Estoy decepcionado con los resultados de la COP25. La comunidad internacional perdió una oportunidad importante para mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y financiamiento para enfrentar la crisis climática. Pero no debemos rendirnos, y no me rendiré", ha señalado a través de Twitter, según recoge Euaop Press.

En cualquier caso, ha afirmado que está "más decidido que nunca" a trabajar para que 2020 sea el año en que todos los países se comprometan a hacer lo que la ciencia dice que es necesario para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 y un aumento de temperatura de no más de 1,5ºC.
 
Ribera: "Deja un sabor de boca agridulce"

Por su parte, la ministra en funciones de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reconocido que el resultado "deja un sabor de boca agridulce". "Es una conferencia que deja un sabor de boca agridulce porque, aunque a mi juicio pesa lo positivo, hay algunos elementos que hemos echado en falta", ha señalado en declaraciones a los medios al concluir la Cumbre.

Así, en el lado agrio ha colocado el no haber podido completar el trabajo en torno a los mercados globales de carbono para cerrar definitivamente el libro de reglas del Acuerdo de París hubiera, así como la ausencia de compromisos "mucho más contundentes y mucho más serios", así como concretos, por parte de las grandes economías. "Pero, con todo, se ha impuesto esa convicción plasmada en la decisión de que urge hacerlo precisamente en el contexto de la remisión de las contribuciones nacionales del próximo año de Naciones Unidas", ha señalado.

En el lado positivo, ha situado el poder imponer el compromiso con la agenda multilateral, "a pesar de las dificultades" porque hay grandes países que no querían acelerar la acción climática. "Es verdad que no tocaba este año, pero también es verdad que había una demanda muy fuerte de que lo hiciéramos y, a pesar de todo, se ha conseguido esa llamada ese compromiso a reforzar la acción climática y hacerlo formalmente a partir del año 2020 guiados por la ciencia", ha recalcado.

Seguir a la ciencia es lo que ha considerado una "segunda victoria importante" por las dificultades existentes para poder trasladar de manera clara al texto que la acción debe estar guiada por la ciencia, por los informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC) y por la capacidad de observación del sistema climático. "Están recogidas, expresadas y orientadas las decisiones del tiempo por venir, incluido ese compromiso de incrementar la ambición en el año 2020", ha añadido.

Otro mensaje positivo ha sido, a su juicio, la socialización por la demanda social de acción climática que se ha generalizado "como nunca", con una "presencia muy importante" de la sociedad civil. En este sentido, ha destacado que esta presencia también se ha dejado sentir por primera vez en las decisiones adoptadas con los mensajes de la ciencia, justicia social y transición justa o el plan de género y la equidad.

Además, ha considerado una victoria la consistencia de aquellos que han defendido un sistema "robusto y creíble". Así, ha recalcado que el intercambio de cuotas de emisión no puede ser a cualquier precio sin capacidad de control. "Los principios de integridad ambiental y de vigilancia de la contabilidad de las emisiones de gases de efecto invernadero son fundamentales para la credibilidad del conjunto del sistema y para Europa, que ha tardado quince años en fijar un sistema robusto y creíble", ha señalado en relación a la no aprobación de un acuerdo sobre las reglas de los mercados de carbono precisamente por las dos posiciones encontradas al respecto.

En este sentido, ha asegurado que la Presidencia chilena estuvo trabajando hasta las 05.00 horas y se estuvo "muy cerca" de un texto consolidado que era "seguro, cierto y robusto", pero finalmente algunos países prefirieron no sumarse por entenderlo "demasiado exigente". "Honestamente, creo que es un buena noticia. Es mejor trabajar y asegurar esa robustez del sistema que no generar una debilidad que pondría en duda el sistema mismo", ha sentenciado.

Finalmente, ha resaltado las llamadas a la emergencia, a pesar de las resistencias. "Es sumamente importante, sabiendo que la UE llega en principio preparada para esa fecha", ha añadido para destacar también los "mensajes sutiles" sobre océano y clima y suelo y clima, así como la consolidación a activar en la buena dirección las sinergias entre biodiversidad, protección de ecosistemas, capacidad de resilencias y mitigación del cambio climático a través de las soluciones basadas en la naturaleza.
 
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión