X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Justicia

Delgado salta del Gobierno a la Fiscalía General, donde podrá controlar la ejecución de la sentencia del 'procés'

  • El jefe del Ejecutivo informó el pasado viernes a Delgado que no continuaría al frente de Justicia, una cartera que asumirá Juan Carlos Campo
  • Sus inicios en el ministerio se vieron salpicados tras la difusión de unas grabaciones de una conversación con el excomisario Villarejo
  • La ya exministra ha dejado casi ultimada la reforma penal relativa a los delitos sexuales, que próximamente se llevará al Consejo de Ministros

infoLibre
Publicada el 13/01/2020 a las 08:59 Actualizada el 13/01/2020 a las 17:10
La exministra de Justicia Dolores Delgado durante el acto de traspaso de cartera a su sucesor en el cargo, Juan Carlos Campo.

La exministra de Justicia Dolores Delgado durante el acto de traspaso de cartera a su sucesor en el cargo, Juan Carlos Campo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propondrá el nombramiento de la hasta hoy ministra de Justicia Dolores Delgado como nueva Fiscal General del Estado, ha conformado Europa Press.

Ello supone una decisión sin precedentes que permitirá a esta última saltar directamente del Ejecutivo a la cúpula del Ministerio Público, donde podrá controlar, entre otros asuntos, la fase de ejecución de la sentencia del procés independentista en Cataluña al dirigir la labor de los fiscales del caso, en fase de ejecución tras dictarse la sentencia por sedición.

Delgado sustituirá en el cargo a María José Segarra, si bien su llegada a la Fiscalía General no es automática y deberá ser precedida de ciertos trámites que detalla tanto la Constitución como el Estatuto del Ministerio Fiscal.

 
 

Según ambas normas, Delgado deberá ser nombrada por el rey una vez oído el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y previa valoración de su idoneidad por la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados.

Ambos trámites se dirigen a chequear si el candidato cumple con determinados trámites formales, como ser jurista de reconocido prestigio con al menos quince años de ejercicio efectivo de su profesión, y no tienen capacidad real de vetar la decisión del Gobierno.

Una vez éstos pasos se cumplimenten, Delgado pasará directamente a dirigir el Ministerio Público, donde prima el principio de jerarquía. Y lo hace tras ocupar un puesto en el Gobierno desde el que dirigió la acción de la Abogacía del Estado, que en la causa del procés se ha venido posicionando de forma discrepante a los criterios de los cuatro fiscales del caso: cambiando la petición de condena de rebelión por la de sedición –que fue la que obtuvo el aval del tribunal–, e informando después a favor de que el ex líder de ERC, Oriol Junqueras pudiera cumplimentar los trámites para ejercer de europarlamentario.

Una fiscal para "desjudicializar"

La posición de la Fiscalía en este asunto podría cambiar, ya que la elección de Delgado por Sánchez parece obedecer al objetivo de superación de la "deriva judicial" del conflicto independentista en Cataluña al que se comprometió presidente del Gobierno en el debate de investidura.

De hecho, el acuerdo pactado etre el PSOE y ERC subraya expresamente el "reconocimiento del conflicto político y la activación de la vía política para resolverlo". "Solo puede resolverse a través de cauces democráticos, mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo, superando la judicialización del mismo", dice este documento.

Tocada por el caso Villarejo, Delgado se definió en su toma de posesión como ministra en julio de 2018 como una "fiscal de trinchera" y prometió ser una "ministra de trinchera", si bien su paso por el Ministerio no ha logrado el apoyo mayoritario de los miembros de la carrera judicial y fiscal.

Las asociaciones judiciales, incluso la Unión Progresista de Fiscales (UPF) de la que la ex ministra formó parte, han participado en movilizaciones contrarias a algunas de sus decisiones y en varias ocasiones han criticado duramente su gestión.

Delgado nació en Madrid en 1962 y hasta su entrada en el Ejecutivo la pasada legislatura ejercía de fiscal coordinadora contra el yihadismo en la Audiencia Nacional. Ingresó en dicho órgano en 1993 y desde entonces su labor se centró en la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y el terrorismo etarra y, posteriormente, yihadista, en el que se especializó tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Cuenta con experiencia en el Tribunal Penal Internacional, donde ejerció como fiscal a partir de 2011 y preparó la documentación de la orden de arresto contra el fallecido dictador libio Muamar Gadafi para juzgarle por crímenes contra la Humanidad. Criticó duramente los recortes y práctica desaparición de las causas de este tipo en la Audiencia Nacional a cuenta de las reformas del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero y del PP, si bien el Gobierno de Sánchez ha prometido revertir esta situación.

Durante los últimos meses, el Ministerio que ha dirigido ha realizado numerosos actos para "sacar de la fosa de la desmemoria", como la propia Delgado explicó, al exilio republicano, con motivo de su 80 aniversario. También se ha centrado en la recuperación y reparación de la dignidad de las víctimas del franquismo.

Todo ello en el marco de la Dirección General de la Memoria Histórica, que ha dependido de su departamento y que ahora pasa a estar en manos de la Vicepresidencia de Carmen Calvo bajo el nombre de Memoria Democrática. Con su creación se ha dado impulso a las iniciativas relacionadas con la Ley de Memoria Histórica de 2007, que marcaba como principal reto exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos que concluyó el pasado 24 de octubre.

La sombra de Villarejo

Sus inicios en el Ministerio de Justicia se vieron perjudicados tras la difusión –dos meses después de tomar posesión– de unas grabaciones de una conversación que tuvo lugar en 2009 en el restaurante Rianxo de Madrid, entre el comisario jubilado José Manuel Villarejo (en prisión provisional desde hace dos años) y Delgado, que acudió al encuentro acompañando al ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para celebrar la medalla al mérito que habían concedido al expolicía.

Delgado aseguró que los audios publicados estaban manipulados, pues eran "trocitos solapados, puestos y pegados" y negó haber mantenido alguna "cita en ningún aspecto profesional" con el excomisario. Desde su actual posición deberá dirigir la acción de la Fiscalía Anticorrupción en este asunto, una causa compleja con una veintena de piezas separadas y especialmente delicada por su incidencia en sectores del mundo policial, mediático y empresarial españoles.

Otra de sus decisiones en Justicia más criticadas fue la tardanza de la hasta ahora responsable de Justicia en amparar al magistrado del Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del procés en la demanda civil que presentó el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont contra él ante la justicia belga para que el Congreso y el Senado la reprobaran.

Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • Isabelle006# Isabelle006# 13/01/20 17:49

    Justicia patriótica

    Es inaudito que un tribunal nacional, como el Supremo, desprecie una sentencia de otro supranacional europeo y amañe, junto a un órgano administrativo, cómo sortear una mínima aplicación de una decisión jurídica vinculante

    JESÚS LÓPEZ-MEDEL


    https://ctxt.es/es/20200108/Firmas/30517/oriol-junqueras-jec-supremo-proces-justicia-justicia-jesus-lopez-medel.htm

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • luzin luzin 13/01/20 15:07

    Estos son los republicanos y antirepublicanos, demócratas y antidemocrátas, separación de poderes y Unión de poderes, son socialistas y capitalistas, son unionistas y separatistas, ocultistas y transparented, de la vieja y la nueva política... que descojono ... eso si .. via vaginal éxito garantizado... los jueced machos mucho mejor ... y Marlaska maricón ... tal vez ahora nos enteremos qué jueces del Supremo son pederastas... jejeje

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    1

  • P. González P. González 13/01/20 13:36

    Aunque quizá algunos piensen que D. Dolores Delgado tiene la mandíbula de cristal por su relación con sujetos de la catadura del comisario Villarejo, así “a bote pronto”, pienso que D. Pedro Sánchez ha hecho una elección acertada.

    Pero sobre todo, pienso que la Sra. Delgado será una buena Fiscal General del Estado, porque la considero persona honesta, porque conoce desde dentro el oficio y porque, dado que su cargo (una vez nombrada) no es “removible” por parte del gobierno, tendrá la seguridad de poder ejercerlo de acuerdo con sus convicciones sin miedo a que le cesen.

    El único riesgo (cierto) que corre es la, segura, persecución mediática (y, si pueden, judicial) que PP, Vox y Ciudadanos (Junto con el comisario Villarejo y otros individuos de parecido pelaje) van a iniciar desde la misma mañana de su nombramiento.

    Pienso que somos muchos quienes echamos en falta que algún partido o institución pida responsabilidades judiciales a los integrantes del Tribunal Supremo, Constitucional y Consejo General del Poder Judicial que. en bastantes ocasiones. están actuando con absoluto desprecio de las leyes de cuyo cumplimiento debieran ser garantes y adoptando resoluciones contrarias a las evidencias probadas y manifiestamente sesgadas a favor de los intereses de los políticos que ayer les nombraron y hoy bloquearán la renovación (reglamentaria) de dichas instituciones.

    Soy consciente de que coger ese toro por los cuernos no debe ser fácil y sí muy peligroso; Pero me gustaría.

    En todo caso, bienvenido sea este nombramiento (si llega a materializarse).

    Y, aunque comprendo que quizá no resulte demasiado estético que quien fue Ministra hasta ayer mismo, pase a ser Fiscal General del Estado dese mañana, pienso que:

    En primer lugar: Su nombramiento no está prohibido por la legislación vigente.

    En segundo lugar: Su preparación profesional esta fuera de toda duda.

    Y en tercer lugar, aunque sea lo que menos debiera importarnos, que su persona es bastante más presentable que los impresentables que en su día nombró el Partido Popular.

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Antonio B. Antonio B. 13/01/20 12:00

    Tengo la esperanza y, además lo creo, que será una fiscal general del Estado que solo se regirá por criterios estrictamente jurídicos sin dejarse influenciar por criterios políticos, vengan de donde le vengan. Tendrá que tener muchísimo temple para poder aguantar las embestidas de las derechas, que querrán instrumentalizarla a toda costa. Le deseo muchísima suerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

Lo más...
 
Opinión