x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Violencia machista

La víctima de violencia de género de Lugo ha sido velada y enterrada con su asesino por deseo de los familiares

  • Argumentan que el asesino sufría demencia y que eso pudo haber influido en los hechos
  • La subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, ha confirmado que la víctima presentaba un golpe en la cabeza y cuchilladas

infoLibre
Publicada el 28/01/2020 a las 10:11 Actualizada el 28/01/2020 a las 10:41
Entierro de Manuela Iglesias, de 79 años de edad, y de su marido, quien la asesinó y posteriormente se suicidó.

Entierro de Manuela Iglesias, de 79 años de edad, y de su marido, quien la asesinó y posteriormente se suicidó.

EP

Una multitud de vecinos del pequeño municipio lucense de A Pastoriza han asistido en la tarde de este lunes al funeral de la última víctima de la violencia de género en Galicia, Manuela Iglesias, que ha sido velada y enterrada junto a su presunto asesino. Los familiares de la víctima argumentan que el presunto asesino sufre demencia y consideran que esto pudo haber influido en los hechos.

Poco antes de las 17,00 horas, llegaban a la iglesia de la parroquia de Crecente, ubicada frente a la casa en la que sucedió el crimen en la noche del sábado, los dos coches fúnebres con los restos mortales de la víctima y de su presunto asesino, de 79 y 81 años, que han sido velados conjuntamente en un tanatorio lucense por deseo de la familia.

La comitiva, seguida por multitud de vehículos de vecinos y conocidos, ha estado encabezada por los familiares de la víctima y del presunto asesino, que han portado ambos féretros. Entre ellos estaban los tres nietos de la pareja y su hija, visiblemente afectada.

La iglesia de la parroquia de Crecente se ha quedado pequeña para acoger a las personas que han acudido al funeral, y que han tenido que seguir el sepelio desde el exterior y cubriéndose de la lluvia con paraguas.Aunque la Guardia Civil había activado un operativo especial de seguridad en las inmediaciones de la iglesia donde se celebró el funeral, el entierro sucedió en un ambiente de tranquilidad, solo quebrada por las muestras de dolor.

Los hechos sucedieron a última hora del sábado en la vivienda que ambos compartían en A Pastoriza y donde, supuestamente, el hombre acabó con la vida de la mujer y, posteriormente, se suicidó. A falta del informe de autopsia, la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, ha confirmado que la víctima presentaba un golpe en la cabeza y cuchilladas.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión