x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Alemania

Turingia volverá a las urnas tras el escándalo por la elección de un liberal como primer ministro con apoyo de los ultras de AfD y el partido de Merkel

  • El grupo parlamentario del Partido Liberal de Turingia indica que "con esto, Thomas L. Kemmerich quiere eliminar el estigma del apoyo de la AfD del cargo de primer ministro"
  • Merkel ha calificado la elección de Kemmerich de "imperdonable" y ha reclamado una corrección

Publicada el 06/02/2020 a las 17:52 Actualizada el 06/02/2020 a las 18:36
Thomas Kemmerich, primer ministro electo de Turingia.

Thomas Kemmerich, primer ministro electo de Turingia.

Martin Schutt/dpa-Zentralbild

El liberal Thomas Kemmerich, elegido la víspera primer ministro de Turingia con el apoyo de la ultraderecha, ha anunciado este jueves que quiere renunciar al cargo, y su grupo parlamentario planea pedir la disolución del parlamento. Este paso permitiría la convocatoria a nuevas elecciones en esa región del este de Alemania.

"Con esto, Thomas L. Kemmerich quiere eliminar el estigma del apoyo de la (ultraderechista Alternativa para Alemania) AfD del cargo de primer ministro", ha señalado en un comunicado el grupo parlamentario del Partido Liberal alemán (FDP) de Turingia. "La dimisión es inevitable", ha indicado por su parte Kemmerich.

El miércoles, Kemmerich fue elegido de manera sorprendente como nuevo primer ministro del estado federado de Turingia en la tercera ronda de votaciones gracias al apoyo de la AfD y de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), de la canciller Angela Merkel.

El candidato liberal, cuyo partido superó de forma ajustada el umbral del 5 por ciento para entrar en el Parlamento regional en las elecciones celebradas hace unos meses, se impuso sobre el primer ministro saliente Bodo Ramelow, del partido La Izquierda. Esta es la primera vez que un primer ministro es elegido con votos de AfD.

 
 

También entre los conservadores de la CDU crece la presión por revertir la elección apoyada por los demócrata cristianos de Turingia. Desde Sudáfrica, donde se encuentra en visita oficial, Merkel ha calificado la elección de Kemmerich de "imperdonable" y ha reclamado una corrección, colocándose así de manera indirecta del lado de quienes piden una nueva convocatoria a elecciones.

Por su parte, Kemmerich había afirmado esta mañana en un programa de la cadena de televisión ARD que él había sido elegido y que nuevos comicios sólo servirían para fortalecer a los extremos políticos. "El trabajo comienza ahora", había dicho Kemmerich, quien pretendía formar un Gobierno de minoría en conjunto con la CDU, el Partido Social Demócrata (SPD) y los Verdes, pero estas dos últimas formaciones se negaron. Dicha coalición solo podría haber gobernado en Turingia con el apoyo de La Izquierda, del ministro saliente Ramelow, o bien de la ultraderechista AfD.

Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • ateo ateo 06/02/20 21:19

    ¡Menuda diferencia! aquí en España en cambio Cs y el PP comportándose como buenos siervos ante las órdenes del nazionalcatólicismo de VOX. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/01/un-hijo-no-es-un-mueble-ni-una-cabra.html ............

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • P. González P. González 06/02/20 20:08

    Leyendo esta información se me ocurren dos cosas aparentemente contradictorias que sin embargo son perfectamente coherentes.

    En primer lugar siempre he estado en contra de esas acusaciones de quienes “se quedan con las ganas” (de gobernar ellos) amenazar preventivamente a quien pudiera ser elegido si “acepta” los votos de la ultraderecha, la ultraizquierda o los separatistas (tanto da) sin matizar que una cosa es buscar dichos votos mediante acuerdo o promesas y otra muy distinta el que sin haberlos buscado ni haber prometido nada a nadie, esa gente te vote en la sesión de investidura.

    Que yo sepa nadie puede (afortunadamente) impedir que ningún partido vote, o apoye a quien mejor le parezca.

    Pero dicho esto, me parece muy respetable y admirable que, quien como Herr Thomas L. Kemmerich, no quiere tratos con la ultraderecha y ha sido elegido con sus votos (no solicitados), decida obrar con coherencia y los dé por “no recibidos” convocando a unas nuevas elecciones.

    Debiéramos aprender de personas y partidos como estos, sean “de derechas” o “de izquierdas”

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    1

    • Berlinés Berlinés 07/02/20 08:39

      La cosa es que el Sr. K. se presentó sin ninguna posibilidad minimamente realista de ganar, sino con los votos de la AfD.




      Despues habló un dia esto, el siguiente dia lo otro. Al final dijo lo que le mandó su jefe de partido, al que le entró el miedo ante las reacciones en todo el país.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • P. González P. González 07/02/20 09:59

        Sr. “Berlinés”:
        Tiene usted razón.
        Y ayer mismo, cuando fui informándome más a fondo de las circunstancias en que se produjo es llamémosle “investidura”, comprendí que el comportamiento del “investido” no era en absoluto inocente y apostaba por adueñarse (personalmente) de un cargo comprado con “moneda falsa” a sabiendas de ello.

        Ello invalida el “respeto” y la “admiración” que le dediqué en el penúltimo párrafo de mi comentario y que ahora retiro aunque creo que debo mantener hacia Dª Ángela Mérkel y su partido, por su coherencia en no dar aire a la ultraderecha.

        Coherencia que no pierde su valor político por el hecho de que en gran parte pueda estar condicionada por el cálculo electoral o el cobro de facturas dentro de ese partido.

        Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

 
Opinión