X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Justicia

Campo promete presentar una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal para que instruyan los fiscales antes de que termine el año

  • "Es absolutamente perentorio que demos el paso de superar una legislación decimonónica, estructural y sustantivamente desbordada por la realidad procesal" señala el minsitro de Justicia
  • También presenta una Ley Orgánica del Derecho de Defensa y Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la adolescencia frente a la Violencia

Publicada el 17/02/2020 a las 17:01 Actualizada el 17/02/2020 a las 18:54
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, informa en el Congreso sobre las líneas generales de la política de su Departamento.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, informa en el Congreso sobre las líneas generales de la política de su Departamento.

Europa Press

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha anunciado este lunes durante su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados que antes de que concluya el año presentará una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) para que sean los fiscales quienes instruyan las causas penales, en vez de los jueces, que ha calificado de "reto nacional".

"Es absolutamente perentorio que demos el paso de superar una legislación decimonónica, estructural y sustantivamente desbordada por la realidad procesal" ha señalado durante su discurso inicial en la Comisión de Justicia, añadiendo que no puede decirse que tenemos una LECrim de 1882 "y quedarnos tan anchos", según informa Europa Press.

Sobre esta norma, a la que únicamente se ha referido en términos muy generales, Campos ha señalado que debe "garantizar un proceso penal moderno, democrático y plenamente adaptado a los principios constitucionales, atribuyendo la dirección de la investigación al Ministerio Fiscal y fortaleciendo las garantías constitucionales", y que "deslinde las funciones instructoras de los juzgadores".

Ha anunciado igualmente la presentación de una Ley Orgánica del Derecho de Defensa, así como un Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la adolescencia frente a la Violencia que están culminando de forma conjunta su ministerio y el de Justicia, sin aludir en este asunto a la vicepresidencia de Pablo Iglesias, que ha venido atribuyéndose el impulso de esta norma en las últimas semanas.

Para todo ello, Campo reclama a todos los grupos parlamentarios, especialmente a la oposición "diálogo y consenso", para hacer de la Justicia un auténtico servicio público de calidad y establecer un modelo de Justicia moderno y eficaz, logrando "acuerdos estables para construirlo, basados en el consenso". De lo contrario, "volveremos a lo de siempre, lamentándonos por lo que no hicimos o por la percepción que tienen los ciudadanos sobre la Justicia", ha asegurado.

"Plan Justicia" 2030

También se ha referido a la presentación en un plazo máximo de tres meses del que ha denominado "Plan Justicia" 2030, dirigido a "desterrar la lógica del incrementalismo como único eje de las políticas de justicia", con el objetivo de "ser más eficientes", y que incidirá de forma específica en la modernización y las nuevas tecnologías aplicadas a este servicio público.

El citado Plan, según ha adelantado durante su comparecencia, tiene un horizonte temporal de 10 años, "con el objetivo de definir una hoja de ruta coherente para una transformación que, sin duda, deberá prolongarse más allá de este mandato", ha reconocido. Se presentará en un plazo máximo de tres meses al Consejo de Ministros y, cuando se cumplan seis meses del inicio de la Legislatura Justicia hará la primera rendición de cuentas sobre su implementación.

El primer eje del plan pasa, según Campo, por la "consolidación de garantías y derechos" en el que incardina tanto la nueva LeCrim como la también ya citada Ley Orgánica del Derecho de Defensa que es reclamada desde hace tiempo por la Abogacía y que recogerá "cuáles son los principios y reglas básicas, para el ejercicio del derecho de defensa en el proceso, desde la perspectiva del ciudadano y su defensor".

En este punto ha incluido la necesidad de "hacer un esfuerzo para desjudicializar conflictos en los que se ven inmersos los ciudadanos y que tienen, potencialmente, formas alternativas y adecuadas de resolución". Así, ha añadido que un compromiso que asumo como Ministro es "tratar de diversificar y acercar la oferta de servicios a los ciudadanos para resolver sus diferencias y disminuir la litigiosidad ante nuestros tribunales".

El ministro también ha incardinado en este eje a las víctimas de los delitos en el "centro de las preocupaciones", y que para ello se reforzarán las oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito (OAVD) y se facilitará que puedan beneficiarse de los fondos recuperados por la ORGA también las organizaciones no gubernamentales cuya labor se desarrolle en materia de asistencia a víctimas del delito.

Al segundo eje de su plan el ministro lo ha llamado promoción de la eficiencia operativa del servicio público de la Justicia, y en este capítulo ha anunciado que retomará proyectos iniciados en la época del ministro Francisco Caamaño –con quien campo fue secretario de Estado de Justicia– como es la implementación "de forma completa y definitiva del proyecto de oficina judicial" y la consolidación el "proyecto de expediente judicial digital que sea seguro y accesible".

También se ha referido a la incorporación en este punto del mecanismo conocido como "sentencia testigo" en el ámbito civil y mercantil, que permitirá extender los efectos de las sentencias dictadas por los Tribunales, más allá de las personas reclamantes. Ello podría tener repercusión en asuntos como el de las denominadas "cláusulas suelo".

El tercer eje del plan estratégico de Justicia es el de la transformación digital a que, según Campo, debe garantizarse "el acceso a la Justicia en iguales condiciones, en cualquier parte del territorio". Para ello, propone una receta de partidos judiciales más grandes con medios adecuados.

 
 
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión