x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Presos ETA

Queda en libertad el preso de ETA Oscar Calabozo tras cumplir 18 años de prisión

  • La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó el 24 de noviembre de 2004 a Calabozo por pertenencia a la organización terrorista ETA y por estragos en grado de tentativa
  • La resolución consideró probado que Calabozo facilitó información al exdirigente de ETA "Txapote" sobre varios alcaldes, concejales, empresarios y vehículos de la Ertzaintza

Publicada el 22/03/2020 a las 16:33 Actualizada el 22/03/2020 a las 16:39
Oscar Calabozo.

Oscar Calabozo.

E.P.

El preso de ETA Oscar Calabozo ha quedado este domingo en libertad tras haber cumplido 18 años de prisión. Calabozo ha abandonado así el centro penitenciario de Córdoba, según ha informado la Asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat a Europa Press.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó el 24 de noviembre de 2004 a Calabozo a 18 años de cárcel por pertenencia a la organización terrorista ETA y por estragos en grado de tentativa, al intentar colocar el 22 de enero de 2001 un coche-bomba contra la sede de Seguros Bilbao, en Getxo (Vizcaya).

Al estar ocupada la plaza de aparcamiento donde los terroristas tenían previsto estacionar el vehículo, avisaron a la Policía Municipal para que desactivara el artefacto explosivo.

Durante el juicio oral, el acusado reconoció su militancia en la organización terrorista, de la que dijo sentirse "orgulloso" de pertenecer.

La resolución consideró probado que Calabozo formaba parte del "comando Bolueta" de ETA y que facilitó información al exdirigente de ETA Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", sobre varios alcaldes, concejales, empresarios y vehículos de la Ertzaintza.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




 
Opinión