X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La crisis del coronavirus

Las complejidades normativas, informáticas y de análisis de datos que demoran la aprobación del ingreso mínimo vital

  • Los funcionarios “trabajan de sol a sol” desde “hace semanas” con el objetivo de identificar el perfil de las familias que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad
  • No es fácil, subrayan fuentes de Inclusión: una medida como la prestación para las empleadas del hogar “está costando que arranque” semanas después de su aprobación y eso que se trata de personas afiliadas a la Seguridad Social
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

      

Publicada el 18/04/2020 a las 06:00
Una voluntaria de Cruz Roja entrega una bolsa con productos de primera necesidad a una joven este jueves en la sede de la ONG en Paiporta (València).

Una voluntaria de Cruz Roja entrega una bolsa con productos de primera necesidad a una joven este jueves en la sede de la ONG en Paiporta (València).

Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, zanjó esta semana salomónicamente la pugna entre su vicepresidente Pablo Iglesias y el área económica de su Ejecutivo a cuenta del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que el líder de Unidas Podemos quería poner en marcha ya con cargo al presupuesto de su departamento en tanto no estuviese lista la prestación que prepara el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social. Sánchez rechazó finalmente la medida provisional que trataba de impulsar Iglesias y a cambio ordenó acelerar al máximo posible los trabajos para que la prestación, en su formato definitivo, esté lista para ser aprobada el próximo mes de mayo, lo que de hecho hará que sus beneficiarios no tengan acceso a las ayudas al menos hasta el mes de junio.

La disputa dentro del Gobierno nunca ha tenido que ver con el fondo de la cuestión, al menos mientras no se sepa la cuantía y su alcance social. Al fin y al cabo, se trata de una herramienta de lucha contra la exclusión social que PSOE y Unidad Podemos ya habían decidido incluir en el programa de la coalición para esta legislatura. La pugna tiene que ver con los plazos. De un lado, Iglesias asegura que las personas en riesgo de exclusión social no pueden esperar más tiempo, especialmente cuando la economía se está derrumbando y una gran parte de las familias están obligadas a permanecer confinadas en sus hogares. Del otro, Seguridad Social alega que no puede acortar más los plazos porque la puesta en servicio de esta nueva prestación entraña enormes dificultades que, según fuentes del ministerio de Escrivá consultadas por infoLibre, son de carácter normativo, informático y de análisis de datos.

Los funcionarios, aseguran, “trabajan de sol a sol” desde “hace semanas” cruzando datos de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social con el objetivo de fijar, de la manera más precisa posible, el perfil de las familias que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad.

Es una dato capital, porque de él saldrá lo que costará cada mes la prestación. Cuanto más bajo se sitúe el listón, más dinero habrá público habrá que dedicar. Y son fondos que saldrán de la Seguridad Social, lo que inevitablemente agudizará las ya de por sí maltrechas arcas de un sistema del que dependen también las pensiones públicas.

De momento, según fuentes del departamento de Escrivá, “la colaboración con la Agencia Tributaria está siendo fantástica”. No sólo han puesto “los datos a disposición del análisis para que nosotros podamos diseñar la política lo mejor posible” sino que “además están disponibles 24 horas al día para nosotros”.

La necesidad de disponer todavía de algunas semanas para definir bien el IMV, subrayan, obedece sobre todo a la necesidad de afinar todos los detalles “tanto desde el punto de vista normativo como ejecutivo”. Y eso “lleva tiempo”.

A modo de ejemplo, señalan, “una prestación mucho más sencilla” como la que puso en marcha el Ministerio de Trabajo para las empleadas del hogar, que no han podido seguir trabajando por culpa de la pandemia y que por regla general forman parte de los colectivos más vulnerables, “está costando que arranque” a pesar de que lleva “semanas aprobada”, y eso que son personas afiliadas, con acceso más o menos (fácil) a los medios de comunicación”.

Pues el IMV, remarcan, es mucho “más complicado”, porque tiene que alcanzar a personas que en muchas casos ya están en situación de exclusión social, que son las que más cuesta detectar al sistema. Personas “que nunca han cotizado ni han hecho una declaración de la renta” o que, por ejemplo, sólo trabajan un mes al año.

La segunda dificultad es de carácter técnico. Hay que diseñar, testar y aprobar las aplicaciones informáticas necesarias para gestionar la información disponible, la prestación, la identidad de las personas que se van a beneficiar y el ingreso del dinero.

La tercera, también de enorme complejidad, es normativa. El real decreto que apruebe el IMV tiene que ser muy preciso para no dejar nadie fuera pero, al mismo tiempo, definir con mucha exactitud qué situaciones de vulnerabilidad o de riesgo de pobreza darán derecho a la prestación. Hay que asegurarse además del encaje de estas ayudas en relación con otras, estatales, autonómicas y locales que persiguen objetivos similares. Y hay que hacerlo sin cometer ningún error, porque lo que el ministerio quiere poner en marcha es un modelo de atención social que, como subrayó la ministra María Jesús Montero este martes, “ha tenido para quedarse”.

Hogares, no individuos

Precisamente para asegurarse de que el IMV llega a todos los que lo necesiten es por lo que el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha optado por elegir como unidad de la prestación los hogares y no los individuos. Su titular, José Luis Escrivá, no facilita cifras concretas —dependerá de lo alto o bajo que se ponga el listón de la vulnerabilidad y de la suma de dinero disponible para financiar la prestación—, pero esta semana ha hablado de en torno a un millón de hogares, de los que un 10% —entre 90.000 y 100.000— cree que serán familias monoparentales.

El ingreso mínimo vital estará en todo caso asociado a un “itinerario de inclusión” para que las familias que lo reciban tengan un horizonte de salida de la vulnerabilidad y será “complementaria” de ayudas similares que ya existen en las comunidades autónomas con el objetivo de acabar con la “pobreza extrema” que viven muchas familias del país, un indicador en el que España tiene uno de los peores registros de Europa.

Escrivá lleva días pidiendo paciencia a quienes urgen la puesta en marcha de la prestación porque, remarcó, se trata de una medida de un gran contenido que si no se concreta bien se puede “pagar” en el futuro. “El mundo”, indicó el miércoles en el Congreso, “está lleno de diseños inadecuados que terminan siendo indeseados” porque “no llegan a quienes eran sus destinatarios”. “Un buen diseño permitirá comprobar que, cuando se analicen las medidas tomadas dentro de uno o dos años, se ha logrado el fin que se pretendía”: “reducir la pobreza extrema”.

El IMV sigue sin fecha. El Gobierno ha fijado oficialmente el mes de mayo, pero el Ministerio de Inclusión se resiste a atarse un calendario porque no quiere cometer errores. Le queda “más de un mes” antes de llegar al Consejo de Ministros, según el propio ministro Escrivá. Y después de eso habrá una fase inevitable de “despliegue administrativo” que con seguridad demorará aún más que los potenciales beneficiarios puedan empezar a recibir las ayudas, unos tres meses después de que comenzase el confinamiento dictado por la declaración dele stdo de alarma.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • Teresa A Teresa A 20/04/20 10:25

    Espero que se haga bièn. Pero que tengan en cuenta que esto es cómo ,una justicia tardia, que ya no es justicia, si se demora en exceso .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Teresa A Teresa A 20/04/20 10:25

    Espero que se haga bièn. Pero que tengan en cuenta que esto es cómo ,una justicia tardia, que ya no es justicia, si se demora en exceso .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pobla pobla 19/04/20 10:40

    es vergonzoso lo que ocurrè en este punto país de burocràcia,la gente necesitada tiene que comer cada dia,no puede esperar tres meses,esto és tan difícil de comprendrer,sois únos políticos nefastos.tanta burocràcia y tanta mierda,

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 18/04/20 12:29

    NO PONGAMOS NINGÚN OBSTÁCULO AL REMEDIO URGENTE, pero que ello no nos impida CONFUNDIR UN PARCHE CON UNA SOLUCIÓN. Sobra riqueza en el mundo; el problema es que LA RIQUEZA ESTA MAL REPARTIDA. Un medio de redistribucion son los impuestos. Con ellos los ciudadanos recibimos servicios púbicos - ¡no gratuitos sino prepagados con esos impuestos! Pero lamejor redistribucion es el salario. Se reconoce el derecho a la PROPIEDAD pero no a la AVARICIA. La propiedad es un seguro privado para atender emergencias. 131.000.000.000 de dólares Jeff Bezos es el salario de 13.000 $/año a 100.000 familias, es decir unas 400.000 -500.000 personas en España durante 100 años, MAS DE TODOS los habitants de la provincia de CÁCERES. Pero al 1 % produciría cada años 1.310.000.000 ~que es justo el gasto anual de esas 100.000 famillias. Es decir, podrían vivir TODA LA ETERNIDAD porque ese capital jamás se gastaría. ESA PROPIEDAD será legal pero ES UN ROBO. DEBE ILEGALIZARSE. Es IMPRESCINDIBLE poner un límite al patrimonio personal, empezando por la burla de las sociedades interpuestas. SE PUEDE reducir la jornada laboral, DEBIO SEGUIRSE HACIENDO desde 1950. De 1900 a 1950 se redujo de 3.500 a 1.750 año, desde entonces apenas ha bajado aunque el aumento de la productividad ha sido mucho maro que de 1900 a 1950 en que se pudo reducir a la mitad. Una conferencia con otra provinicia podría tardar 4 h co miles de tbajadores intentando la conexión; ahora es instantánea. Sacar dinero en un banco exigía ¡aún sin cola! 10 a 15 minutos del que lo sacaba y otros tantos del que lo daba; ahora no pasa de uno o dos. De la Coruña a Madrid se tardabn a 20 h en tren EXPRESO; hoy 55 minutos en avión. Al no reducirse la jornada laboral la riqueza de este aumento de productividad entre más trabajadores hay 15 % PARO Y 3 % de MISERIA ABSOLUTA y un 10 % de INTOLERABLE RIQUEZA y un 1 % de INSPORTABLE AVARICIA ¡en España! En el total del mundo aún es peor. Dejmos de poner parches al traje VIEJO se necesita un traje NUEVO: reudicr la jornada laboral a 7 h/dí 4 h/semana. SE PUEDE y la RIQUEZA AUMENTARIA. Los trabajadores invierten su salario en producir más. LOS AVAROS especulan con el para pagar menos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Fernandos Fernandos 18/04/20 12:05

    Las arcas de la Seguridad Social son de todos los españoles y no se puede matar de hambre a gente sin recursos para comer dia a dia por una cuestion técnica y la oposición que diga misa, que es lo único que aportan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Galias Galias 18/04/20 11:39

    Es la lucha de siempre entre la política y la técnica, entre los políticos y los técnicos. Yo estoy convencido de que Escrivá tiene toda la voluntad del mundo, pero al fin y al cabo es un técnico, pues le puede esa parte de su ser. Porque, a pesar de los esfuerzos porque la norma salga con todas las garantías, al final tendrá errores, habrá familias que queden descontentas y la oposición dirá...¡tantos meses para preparar el IMV y al final es una chapuza! y si no al tiempo. Oí a alguien que lo mejor es dar y luego controlar, incluso revertir el ingreso si está mal dado, pero mientras tanto come. Y , por cierto, si el banco de alimentos se ha quedado vacío, tiene que llenar sus anaqueles el Gobierno para ir tirando

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • MASEGOSO MASEGOSO 18/04/20 10:34

    MENSAJE A LA SEGURIDAD SOCIAL Y AL SR. ESCRIVÁ

    En cualquier provincia española existimos cientos de jubilados con conocimientos y preparación para ayudar, de forma desinteresada, a los funcionarios para sacar adelante estas cuestiones.

    En muchos casos disponemos de elementos informáticos para realizar teletrabajo.

    Muchos estamos dispuestos a comprobar, in situ, la situación de familias en estas situaciones.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡UTILICENOS !!!!!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • Atea Atea 18/04/20 11:11

      Es genial tu iniciativa Masegoso pero ya sabes que eso topa con la protección de datos y a los que solo el personal que ahora mismo curra en la administración puede tener acceso. Imagina que ponen en manos de personas anónimas toda la información sobre la situación económica de las familias, un caos y que no todo el mundo usaría correctamente. Saludos y ánimo desde el confinamiento.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

  • Toreador Toreador 18/04/20 09:29

    Para el colectivo al que va dirigido esta ayuda del IMV unos días de retraso suponen hambre y bajar un peldaño más en la marginación social. Tenemos todos la obligación social de poner esta ayuda en marcha lo antes posible. Salud y Republica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión