X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Coronavirus

Los mayores, de la indiferencia como primeras víctimas a la incertidumbre del confinamiento prolongado

  • Los expertos creen que "no hay una única respuesta" sobre cuándo podrán salir a la calle, pero destacan la importancia de abordar el debate de forma rigurosa
  • Los mayores son "el grupo que mejor atiende a conductas preventivas y que mejor acata las indicaciones sanitarias", subraya la gerontóloga Mayte Sancho
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 21/04/2020 a las 06:00
Imagen de un anciano leyendo un libro.

Imagen de un anciano leyendo un libro.

EFE

Fueron las primeras víctimas visibles del coronavirus, cuando apenas era una amenaza remota. Las vidas que se fue cobrando el covid-19 cuando aterrizó en el país quedaban marcadas por un dato: su edad. Sosiego para algunos, desvelo para otros muchos. Las personas mayores asistían inquietas al permanente goteo infomativo, pero acataron las medidas de seguridad con intachable obediencia. Ahora, observan con incertidumbre el final de su confinamientoAunque el Gobierno de Pedro Sánchez pedirá una nueva prórroga, el objetivo hoy es caminar hacia una "desescalada paulatina" que permita despejar el aislamiento de la ciudadanía. ¿Y qué pasa con los ancianos? El debate avanza ya por los países europeos y aterriza ahora dentro de las fronteras. El escenario es, por el momento, incierto. Y los expertos lo miran con cautela pero con una idea clara: las personas mayores merecen un debate riguroso que tenga en cuenta sus derechos.

En Reino Unido, donde la cifra de contagios confirmados supera los 121.000 y las muertes rondan las 16.000, el Gobierno ha diseñado una estrategia basada en tres fases distintas. Algo así como un semáforo con una etapa verde, otra amarilla y una roja. En esta última se encontrarían las personas mayores de 70 años, que deberán aguardar varios meses hasta retomar su vida normal e incluso extremar las medidas de confinamiento hasta la existencia de una vacuna. Se enfrentan a un encierro que se puede prolongar hasta más de un año, según la prensa nacional.

En Francia la polémica no ha dejado de crecer desde que el presidente de la República, Emmanuelle Macron, introdujera la posibilidad de aumentar el confinamiento de aquellas personas mayores de 65 años. El aluvión de críticas no cejó hasta que el Elíseo encaró una rectificación: el presidente "no desea una discriminación" de las personas mayores o frágiles y "llamará a la responsabilidad individual". En el país galo, donde el confinamiento prevé finalizar el próximo 11 de mayo, los casos confirmados rozan los 155.000 y los fallecimientos ya superan los 19.700.

Mucho más taxativa se ha manifestado la líder alemana, Angela Merkel: "Aislar a los ancianos para recuperar la normalidad tras el coronavirus es éticamente inaceptable". Con estas palabras zanjó la canciller el pasado jueves un debate que rechaza plantear en el país. El coronavirus ha dejado en Alemania más de 4.600 muertes y casi 146.000 casos positivos confirmados.

España tampoco se mantiene ajena al debate, pero la respuesta está todavía lejos. Tal y como informan desde el Ministerio de Sanidad, actualmente las autoridades se encuentran "en una fase en la que se están estudiando diferentes iniciativas de desescalada" y por tanto existen "muchas líneas de trabajo abiertas".

Todos esos frentes, entienden los expertos consultados por infoLibre, deben ser ampliamente analizados. El debate sobre cuál es el camino que deben seguir los mayores no es baladí: ellos han sido los grandes perjudicados de la crisis y su bienestar, coinciden, tiene que ser asunto prioritario en su gestión.

Confiar en los mayores

María Carme Triadó es profesora de Psicología en la Universitat de Barcelona (UB) y especialista en psicología del envejecimiento. Entiende el debate como un asunto complejo con diversas aristas y no deja de subrayar las muchas preguntas que a ella misma le surgen al abordarlo. "La edad es relativa", introduce, "hay personas son 70 años que tienen muchos problemas, les cuesta salir de casa porque tienen miedo ya en circunstancias normales, pero otras a la misma edad hacen deporte y vida normal".

En ese sentido, cree fundamental igualmente aclarar si se empleará el mismo baremo para las personas mayores con problema o no. "Habrá mucha diversidad, es muy relativo", reitera. Una personas mayor que "esté bien, sin enfermedades crónicas peligrosas" y que tome las medidas de precaución adecuadas "no tendría por qué estar confinada" una vez se estabilice la situación, sopesa la psicóloga. "A ver con qué derecho podemos tener a las personas confinadas tanto tiempo".

Mayte Sancho es gerontóloga social y preside la ONG Grandes Amigos. Al otro lado del teléfono, coincide en destacar la importancia de una "fundamentación clara, tanto del sí como del no". La evidencia científica, aclara, debe ser el criterio principal. Así se ha hecho en el caso de la infancia, "donde enseguida se recurrió a la evidencia científica". Sancho confiesa sus temores sobre que el debate en torno a los mayores no se rija por los mismos parámetros.

Sin embargo, destaca que las personas mayores son "un grupo de población que acata al dedillo las indicaciones sanitarias" y de hecho se posiciona como "el grupo que mejor atiende a conductas preventivas". "Creo que somos un grupo absolutamente fiable para poder establecer unas normas", tales como "salir en los horarios establecidos y de manera responsable".

Ventajas y desventajas

Sancho recuerda que los efectos negativos del confinamiento prolongado "son evidentes en todos los sentidos". En primer lugar en cuanto a la salud física, "es imprescindible" mantener cierta actividad para evitar "una pérdida de función que de lo contrario sería progresiva". Pasar largos periodos de tiempo sin moverse dificultará sobremanera "la reanudación de una actividad física basada sobre todo en caminar". Estas secuelas serán especialmente dañinas en las "más de dos millones de personas mayores que viven solas", cuya salud corre el riesgo de quedar "totalmente fragilizada".

Por otro lado, resalta la gerontóloga, entre los mayores también existen grupos especiales "que necesitan salir, como las personas con demencia" que adolecen de grandes "dificultades de reconocimiento de otras" personas vitales en su desarrollo, como sus hijos o cuidadores. "Estar aislados para ellos puede ser otro desgarro".

En consecuencia, remata la gerontóloga, el aislamiento prolongado "tiene consecuencias individuales, pero también globales como grupo de población". Se refiere Sancho a la "actitud discriminatoria" que se puede extraer de "la toma de decisiones basada en criterios como la edad". "Hablamos de nueve millones de personas y cuatro generaciones", un grupo lo suficientemente heterogéneo como para presentar particularidades propias que no siempre responden a decisiones genéricas.

Triadó pone en valor los beneficios lógicos de salir a la calle, aunque sea de manera progresiva. Pero plantea dudas: ¿qué quiere decir salir?, ¿pasear un poco?, ¿ir a comprar?, lanza. Todas estas preguntas tendrán también diferentes respuestas en función del "barrio en el que vivan o el hogar que habiten". Al final, lamenta, "decir que los últimos en salir sean los mayores es lo más fácil".

"No hay una respuesta única"

También Juan Gómez Salgado, profesor en el área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Huelva, pone en valor la necesidad de abordar el debate con rigurosidad. Y en medio de la discusión, resulta clave "balancear los pros y los contras". Gómez Salgado recuerda que los ancianos "tienen que cubrir sus necesidades, pero también tienen riesgos". Unos riesgos que, recuerda, son altos. Por ello hay que conjugar ambos extremos y ver qué supone cada opción.

En caso de permitir la salida progresiva de los mayores, será urgente "limitar la salida, cuidar dónde salen, que sea sin gente, con medidas de distancia de al menos dos metros, mascarillas y mucha cautela". Insiste el experto en la cautela, precisamente porque hablamos de "personas con un sistema inmune que no es igual" al de los más jóvenes y con "una mortalidad muchísimo más alta".

Con toda la precaución debida, lo ideal es que "en la medida de lo posible salieran lo suficiente para satisfacer sus necesidades fisiológicas y psíquicas", dice Gómez Salgado siempre desde la prudencia. También él habla de los matices: "No es lo mismo un piso pequeño que una casa con patio". Por tanto, subraya, "no hay una respuesta única".

Lo que sí entiende es que los más mayores "serán los últimos en salir por el riesgo extra". El motivo, detalla, tiene que ver con que "a medida que la población vaya saliendo, más se irá inmunizando". Es lo que se conoce como inmunidad de rebaño. En esa dinámica surgirá una suerte de "barrera entre el potencial contagiado y la persona mayor cuando salga". "Si esperamos más tiempo, habrá más personas barrera", detalla. Esa barrera sólo se consigue con una mayor "exposición al virus" para que las personas queden "naturalmente inmunizadas". Aunque las estrategias a seguir requieren de un estudio exhaustivo, y no todas las fórmulas tradicionales tendrán resultado con un virus todavía por conocer, sí parece ser "muy estratégico que los mayores sean los últimos", asevera el experto.

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




14 Comentarios
  • VENCEREMOS VENCEREMOS 21/04/20 23:36

    Espero que ni se lo planteen, a parte de ser inconstitucional le darían a la nefasta policía justificación para multar y hasta liarse a palos con los mayores. No sería la primera vez. Sean serios. No sé pueden vulnerar derechos, buenos los policías si pueden hacer lo que quieran, no mienten nunca. Jajajs

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • LopezT LopezT 21/04/20 13:01

    Esta sociedad está tan desquiciada que, hasta los animales "domésticos", como los perros por ejemplo, pueden salir a pasear. A los viejos, que nos den en el arresto domiciliario. Si esta locura se impusiera, yo, no la voy a cumplir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Maite Pérez Maite Pérez 21/04/20 11:55

    Soy vieja, pensante y activa. Y observo que esta pandemia ha puesto sobre el tapete la consideración que esta sociedad tiene, de la vejez.
    El paternalismo cuando se habla de "nuestros mayores", o cuando se instaura el día del abuelo, queriendo encasillar. Sin escuchar, casi nunca, al que sabe.
    Lo más contundente, por si había dudas, es lo que hemos visto en las residencias de ancianos, "como hoteles de lujo", con "todas las necesidades cubiertas", así las vendían...
    A ver si hoy tenemos un buen día.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Maite Pérez Maite Pérez 21/04/20 11:55

    Soy vieja, pensante y activa. Y observo que esta pandemia ha puesto sobre el tapete la consideración que esta sociedad tiene, de la vejez.
    El paternalismo cuando se habla de "nuestros mayores", o cuando se instaura el día del abuelo, queriendo encasillar. Sin escuchar, casi nunca, al que sabe.
    Lo más contundente, por si había dudas, es lo que hemos visto en las residencias de ancianos, "como hoteles de lujo", con "todas las necesidades cubiertas", así las vendían...
    A ver si hoy tenemos un buen día.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maite Pérez Maite Pérez 21/04/20 11:55

    Soy vieja, pensante y activa. Y observo que esta pandemia ha puesto sobre el tapete la consideración que esta sociedad tiene, de la vejez.
    El paternalismo cuando se habla de "nuestros mayores", o cuando se instaura el día del abuelo, queriendo encasillar. Sin escuchar, casi nunca, al que sabe.
    Lo más contundente, por si había dudas, es lo que hemos visto en las residencias de ancianos, "como hoteles de lujo", con "todas las necesidades cubiertas", así las vendían...
    A ver si hoy tenemos un buen día.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • estovamal estovamal 21/04/20 11:26

    Soy viejo, y estoy cabreado. y me temo que mi cabreo va a aumentar peligrosamente. Y mi salud física también.
    Soy un viejo activo. Tengo un huerto con frutales, y logro unos tomates y unos melones unas claudias y unas peras de agua, etc.etc.. que son las mejores del mundo y mis amigos que las disfrutan gratis me lo confirman.
    Pero mi huerto lleva mes y medio abandonado. Y me temo que no va a haber nada de eso, porque soy una persona de riesgo con 75 años. Puedo contagiar y me pueden contagiar.
    En mi huerto no puedo contagiar a nadie, y no hay nadie que me pueda contagiar.
    Y allí me mantengo activo, y sano, física y mentalmente. Con una dosis diaria de un par de horas (mejor mas) me vale.
    Pero no. Soy una persona de riesgo. Y sí, creo que cada día que paso así tengo mas riesgo, yo no recomendaría a nadie que se acercara, sobre todo si es un político...
    Ustedes perdonen, pero un pequeño desahogo siempre viene bien.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • jorgeplaza jorgeplaza 21/04/20 12:48

      Usted tiene su huerto en el que no puede contagiar a nadie y todos el derecho a pasearnos solos y sin limitaciones de tiempo ni lugar porque, salvo que se crea en el vudú, no sé a quién puede contagiar quien no está contagiado ni como puede contagiar o contagiarse quien camina solo. Tampoco veo a quién se puede contagiar yendo solo en un coche al huerto o a la casa de la sierra: soy incapaz de verlo. Tampoco entiendo a los balconazis, delatores y represores vocacionales, salvo que tengan todavía más miedo del que ya aparentan. En cambio, comprendo muy bien el atractivo para cualquier político de jugar a ser prácticamente omnipotente, de manejar como si fueran monigotes a millones de personas.

      Los represores mayoritarios en España, tan bien representados en estas páginas por individuos e individuas que se dicen de izquierdas, aducen que si se deja que cada cual salga solo será imposible mantener la distancia de seguridad. La réplica a semejante majadería es sencilla: en primer lugar, será solo DESPUÉS de comprobar la imposibilidad práctica de mantener la separación cuando haya que racionar el tiempo o el espacio para pasear o, solo en caso extremo, volverlo a vedar; en segundo lugar, hay millones de personas que viven en ciudades pequeñas o medianas, o en pueblos, donde la densidad de población es baja y es fácil mantener no ya la distancia de dos metros, sino de cien sin el menor problema. ¿A quién contagia uno paseando solo por un sendero rural? ¿A los terrones?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Zurik Zurik 21/04/20 11:26

    ¿Cómo es posible que se esté planteando confinamiento específico para los mayores? ¿ Se planteará también confinamiento específico para los crónicos, enfermos oncológicos, inmunodeprimidos, embarazadas, discapacitados, ...? . ¿Por qué se adoptan las medidas necesarias para que los niños puedan salir y se está cuestionando el final del confinamiento para los mayores? . La diferencia entre estos colectivos no está en la capacidad de adoptar medidas de autoproteción, los mayores saben cuidarse, a los menores hay que supervisarlos, una obviedad. ¿Donde está la diferencia?. ¿Con qué argumento se puede restringir un derecho como la libre movilidad a personas que están en posesión de todas sus capacidades. ¿Se les está declarando incapaces ...? Y no, no es admisible el que se les quiera proteger, saben hacerlo. Confinar en esta situación, es simple y llanamente discriminarles, una vez más. Quizá para ¿no saturar plazas hospitalarias?.

    con las precauciones

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 21/04/20 10:55


    Los viejos, si salimos de esta, lo vamos a hacer con cara de gilipollas. Parecería que a algunos les ha entrado una fiebre eugenésica y quieran empezar a desarrollarla acabando con la gente mayor. El que suscribe está hasta los huesos (no es una errata) de bajar y subir escaleras para que no se atrofie aún más la musculatura.

    Estoy rodeado de campos y parques ¿y de momento no podré salir a la calle a ninguna hora? ¡No me lo puedo creer! ¿Habrá que buscarse un perro?, o ¿fingirse sonámbulo y salir por las noches a darse una vuelta?

    Mi confianza en los que están trabajando e improvisando cada día para sacarnos de esta pesadilla y espero de ellos que tomen las mejores soluciones para TODOS. Entre esos todos estamos la gente con muchos años. Osasuna, repartida proporcionalmente para quien más la necesita.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Antonio B. Antonio B. 21/04/20 10:27

    No soy experto pero soy mayor y, además, pertenezco a un grupo de riesgo y mi opinión es que, guardando escrupulosamente las medidas de seguridad dictaminadas por los expertos, los mayores podremos salir del confinamiento como cualquier otra persona, cuando éste se levante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • ferrermr ferrermr 21/04/20 10:17

    Al margen del problema sanitario las personas mayores no pueden seguir confinadas hasta diciembre, como ha indicado alguna autoridad política. Eso es atacarlos como personas, por las lesiones psicológicas y neurológicas que acarrea, y como ciudadanos de pleno derecho en sus libertades civiles. Está bien el celo pero hasta el punto de destruirlos, tampoco.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión