x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Comunidad de Madrid

Cuatro frentes abiertos para el primer Dos de Mayo de Ayuso: de la crisis del covid-19 a Avalmadrid

  • Las tensiones con Ciudadanos, su socio de Gobierno, y la ruptura de todos los puentes con la oposición complican la tarea de abordar la negociación para unos Presupuestos
  • La presidenta madrileña se ha erigido en contrapeso de la gestión de Sánchez en la crisis del covid-19, pese a que preside la región más afectada
  • Este viernes, sumó la enésima polémica al organizar un acto para celebrar el cierre del hospital de Ifema. Se convirtió en un acto multitudinario con cientos de personas apelotonadas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 02/05/2020 a las 06:00
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Senado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Senado.

EFE

La Comunidad de Madrid celebra su día festivo el Dos de Mayo. La Puerta del Sol, sede del Gobierno regional, se engalana para entregar sus tradicionales medallas y para acoger a centenares de invitados de todos los ámbitos de la política y de la sociedad. En función de cómo pille la semana —el día 1, Día Internacional de los Trabajadores es también festivo— el patio de la Real Casa de Correos, donde se celebra la recepción seguida de un cóctel, es más o menos transitable. Depende de quiénes hayan priorizado salir de Madrid de puente o quienes hayan apostado por acudir. Este año iba a ser el primer Dos de Mayo de Isabel Díaz Ayuso como anfitriona. Pero la crisis del covid-19 se lo ha impedido.

El formato será totalmente diferente. Ayuso, acompañada de un reducido número de personas, rendirán homenaje a todos los miembros de la sociedad civil que han sido claves en las últimas semanas de lucha contra la pandemia. Lo previsto no tiene, en principio, nada que ver con lo que este viernes se pudo ver en el recinto ferial de Madrid, Ifema, donde un acto de homenaje a los enfermos y sanitarios del hospital de emergencia acabó siendo un acto multitudinario con cientos de personas, muchas de ellas sanitarios, sin distancia alguna de seguridad. 

Hace sólo un año, acudía a la cita como candidata a unas elecciones que iban a celebrarse en días —el 26 de mayo— junto a otro candidato, en este caso a la Alcaldía, José Luis Martínez-Almeida. Ambos iban acompañados por Pablo Casado, el presidente del PP. Un hombre que se jugaba mucho al haber apostado por dos personas de su absoluta confianza para estas dos plazas clave. No sólo por los perfiles de los candidatos, sino porque venía de dejar al partido en 66 escaños en las generales del 28 de abril. Y las espadas estaban en alto. 

Gracias a los pactos con Ciudadanos, el PP logró conservar la Presidencia de la C0munidad de Madrid y recuperar el Ayuntamiento. Y Casado, su líder, encontró algo de oxígeno.

No fue hasta el 14 de agosto cuando Isabel Díaz Ayuso fue elegida presidenta de la Comunidad de de Madrid gracias a los votos de PP, Cs y Vox.

A continuación, infoLibre repasa los principales frentes abiertos con los que la presidenta madrileña llega al día de la Comunidad.

La Comunidad más afectada por la pandemia

Ayuso llevaba meses ensayando el papel de contrapeso al Gobierno central desde la Presidencia de la Comunidad de Madrid. No es nada que no estuviese inventado. Ya lo hizo Esperanza Aguirre desde la misma institución cuando la Moncloa estaba en manos del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Pero este papel lo ejerce Ayuso con más insistencia desde que España se encuentra en estado de alarma por culpa de la pandemia del covid-19.

De puertas para fuera de la región, Ayuso vende que su Gobierno se anticipó, que no hizo más porque no se lo permitieron desde del Gobierno central, que desde el Ejecutivo se boicoteó la llegada de material a Madrid pero que recibieron mascarillas, guantes y equipos de protección individual antes que muchas comunidades y que todo esto lo hicieron pese a Sánchez. "En una España dominada por la inacción, el Gobierno de Madrid actuó con decisión", defendió esta misma semana en el Pleno monográfico en la Asamblea de Madrid.

"Frente a todo nuestro esfuerzo y nuestra gestión, la izquierda en Madrid, principalmente, ha estado más preocupada por construir un relato contra el Gobierno de esta Comunidad que en ayudar en la peor crisis que han pasado Madrid y España. ¿A qué se han dedicado? A crear y propagar bulos y mentiras para generar miedo y lanzar a la gente contra el Gobierno de Madrid", espetó. 

La gestión de la Sanidad y de las residencias de mayores lleva años en manos de las comunidades autónomas. Pero Ayuso y otros dirigentes de su partido han aprovechado el mando único del Gobierno central para intentar desviar culpas. Para calificar de "bulos" las críticas de la oposición a los recortes y privatizaciones en materia sanitaria y social de décadas de gobiernos del PP en Madrid.

Ayuso preside la Comunidad más golpeada por el covid-19 y también la que lidera el trágico listado de mayores muertos en residencias. Desde el 8 de marzo al martes, 28 de abril, habían fallecido 5.811 usuarios de residencias madrileñas por coronavirus o con síntomas compatibles con la enfermedad.
 

Alta tensión Ayuso-Aguado

La convivencia de conservadores y miembros del partido naranja en el Gobierno regional no está siendo fácil. Y los roces que se acumulaban de los últimos meses han hecho más grande la herida en un situación tan delicada como la gestión de la crisis del covid-19.

Uno de los últimos enfados antes de que estallara la pandemia tuvo como protagonista a Miguel Ángel Rodríguez. El 21 de enero Ayuso (PP) le nombraba jefe de gabinete con la "disconformidad" expresa de Cs. El exsecretario de Estado de Comunicación del expresidente José María Aznar había sido muy crítico en las redes sociales —borró su perfil de Twitter— con Aguado (Cs). Pero la polémica no pasó de ahí porque la voluntad de ambas formaciones seguía siendo la de tener cierto margen para nombramientos y fichajes.

El choque más grave hasta la fecha tiene como contexto la dramática situación en las residencias de mayores. "Yo no quiero mirar hacia otro lado", sostuvo la presidenta hace unas semanas en una comparecencia pública mientras no descartaba ceses por la gestión de estos centros, tanto de directivos como de consejeros de su Ejecutivo, en el caso de que se demuestre que ha habido "negligencias".

Escuchar estas palabras sonó a declaración de guerra en el partido naranja. La consejería de Políticas Sociales está en manos de Alberto Reyero, de la cuota de Ciudadanos. La de Sanidad, en manos de Enrique Ruiz Escudero, del PP. El 26 de marzo, Ayuso retiró a Cs la competencia sobre los centros de mayores. Por ello, cuando Aguado y los suyos escucharon lo de los ceses, cundió el enfado.

"Este Gobierno se construye encima de un acuerdo político que deja bien claro cuáles son las competencias y responsabilidades de cada uno. Esa decisión no está sobre la mesa y no le compete a la presidenta en tanto en cuanto cada partido nombra a sus consejeros", se defendió Aguado.

Inés Arrimadas, nueva líder de Cs tras la marcha de Albert Ribera, ha salido recientemente a defender la buena salud de los pactos Cs-PP.

El 'caso Avalmadrid' sigue en la Asamblea

En diciembre de 2019 arrancaba en la Asamblea de Madrid la comisión de investigación sobre el caso Avalmadrid. Sobre la mesa está el "presunto trato de favor y las irregularidades" cometidas por la sociedad semipública Avalmadrid en la concesión de garantías a empresas y su posterior recuperación cuando no eran devueltas. Como ha quedado al descubierto por las inspecciones del Banco de España y las informaciones publicadas por infoLibre, un buen número de avales se otorgaron a personas vinculadas con el PP o con consejeros de la propia Avalmadrid, que después no actuaba con la debida diligencia si tenía que reclamar su reintegro.

La empresa de la que eran accionistas los padres de Isabel Díaz AyusoMC Infortécnica SL, dedicada a la distribución de suministros médicos, obtuvo un aval por importe de 400.000 euros en marzo de 2011, del que no se devolvió ni un euro. Es más, como desveló este periódico, durante años Avalmadrid no hizo nada por cobrar esa deuda. Una pasividad que permitió a los padres de Díaz Ayuso y a otros cuatro avalistas desprenderse del patrimonio con el que habían presentado para obtener la garantía. Es lo que el Código Penal califica como alzamiento de bienes. Lo comete quien enajena u oculta patrimonio para evitar que un acreedor cobre su deuda. Y quien lo adquiere es considerado cooperador necesario si conoce el propósito de la transmisión de bienes.

A Ayuso sus padres le donaron una vivienda de 90 metros cuadrados en el barrio madrileño de Chamberí y a su hermano, una vivienda unifamiliar de 212 metros en Sotillo de la Adrada (Ávila). Unos meses más tarde, también les donaron el 100% de las participaciones de Sismédica SL, otra de sus empresas, propietaria a su vez de un local por el que ninguno de los hermanos ha pagado el IBI durante cinco años. Entre otros, ésos eran los bienes que Avalmadrid debería haber embargado para recuperar los 400.000 euros del aval que MC Infortécnica SL no devolvió.

A finales de 2010 o principios de 2011, según confesó ella misma, la hoy presidenta madrileña preguntó en la sociedad de garantías "con qué persona" había que hablar para conceder un aval a la empresa de la que sus padres eran socios junto con otros tres matrimonios. Llevaba desde 2006 trabajando para el PP e incluso había estado adscrita al Gabinete de Presidencia de Esperanza Aguirre. A pesar de que el coordinador del departamento de Riesgos de la entidad advirtió de que parte de la nave de Sotillo de la Adrada, uno de los bienes presentados como garantía por los socios de MC Infortécnica SL, podía ser derribado, el consejero delegado de Avalmadrid obvió el riesgo y le pidió que siguiera adelante con el aval. Así que la operación se escrituró. Tres meses después de recibir los 400.000 euros, la empresa dejó de pagar las nóminas.

En julio de 2011, Díaz Ayuso contactaba, por intermediación de la entonces viceconsejera de Economía, Eva Piera, con un directivo de Avalmadrid, a quien pidió información sobre la solvencia económica del grupo de empresas del que formaba parte MC Infortécnica SL. Al día siguiente de esa gestión ocupaba su escaño en la Asamblea de Madrid como diputada del PP. En septiembre repitió el contacto con el directivo, esta vez para solicitarle información confidencial –facturación y clientes– de las empresas de los socios de sus progenitores. Sospechaba que estos tres matrimonios querían dejar morir MC Infortécnica SL y montar otras sociedades. Ese mismo mes, MC Infortécnica despidió a casi toda su plantilla. Y en diciembre no devolvió el primer plazo del aval, 100.000 euros del principal más 3.292 euros de intereses.

Avalmadrid decidió en abril del año siguiente cancelar el préstamo, ejecutar la única garantía hipotecaria que existía –la nave de Sotillo de la Adrada– y proceder contra los socios de la empresa morosa. Pero para entonces ya había desaparecido el patrimonio que podría haberse embargado: el piso de Madrid había sido donado a la actual presidente y la vivienda de Sotillo, a su hermano Tomás. 

La comisión, que pretende, según la Asamblea, "analizar, y en su caso, determinar las responsabilidades políticas que hubiese por las presuntas irregularidades y trato de favor en la concesión y posterior seguimiento financiero de las operaciones realizadas de préstamo, crédito o avales por parte de AvalMadrid SGR desde el año 2007 al año 2018" tendrá que retomar sus trabajos cuando se recupere la actividad parlamentaria ordinaria

Estaba previsto que los expresidentes de Avalmadrid Eva Piera y Juan Manuel Santos-Suárez volvieran a comparecer los días 13 y 17 de marzo para explicar las "contradicciones" entre su primera declaración ante los diputados, el pasado mes de diciembre, y los correos y actas publicados por infoLibre. Pero la crisis del covid-19 lo frenó todo. 

Hasta la fecha, la Mesa de la Asamblea, controlada por la derecha, ha vetado que comparezca la presidenta.

 
 

¿Y los Presupuestos?

Era 5 de marzo y lo fuerte de la pandemia estaba a punto de llegar. Ese día, el Grupo Parlamentario de Vox impidió en el Pleno de la Asamblea de Madrid que el Gobierno de PP y Ciudadanos sacase adelante la primera rebaja de impuestos de la legislatura.

La extrema derecha había presentado una enmienda a la totalidad al texto que había prometido retirar si el Ejecutivo autonómico reducía el "gasto político ineficaz". Tanto la portavoz del partido, Rocío Monasterio, como el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty (PP), admitieron que habían alcanzado un acuerdo. Pero Ignacio Aguado (Cs) quitó relevancia a ese pacto al haber quedado fuera de las negociaciones del Consejo de Gobierno. Su grupo, dijo, no pensaba ceder ante los "recortes" propuestos por Vox. Así las cosas, la iniciativa no salió adelante y se encontró con el rechazo de todos los grupos, menos de los socios de gobierno.

Con estos mimbres, más todas las complicaciones derivadas de la gestión de la crisis del covid-19, tendría ahora Ayuso que ponerse a negociar unas nuevas cuentas públicas. Las actuales son una prórroga de las de 2019. A finales de diciembre, cuando anunció la prórroga, la presidenta madrileña cargó las culpas sobre las espaldas del presidente del Gobierno. Su decisión llegaba, justificó, "ante la falta de comunicación por parte del Gobierno en funciones de España de los ingresos que le corresponde a la región para 2020 en concepto de entregas a cuenta". Esto, dijo, "complica el poder diseñar unas cuentas rigurosas".

Hace una semana, en el Pleno de la Asamblea y preguntada por Monasterio, la presidenta sostuvo que esperará a contar con una estrategia de país y de autonomía para el futuro así como a ver lo recaudado para ponerse a preparar los Presupuestos Regionales.

El portavoz de los socialistas, Ángel Gabilondo, acababa de hacerle horas antes una oferta de un gran pacto para la reconstrucción política y social en el marco de la crisis del covid-19. Pero Ayuso, muy al estilo de su jefe Casado respondió que sí al diálogo. Pero puso muchas condiciones. "Para que esto salga adelante y se recupere lo antes posible hace falta quitarse las vendas y los dogmas ideológicos, y permitir que la colaboración público privada siga creciendo, liberar suelo, porque parte de la recuperación vendrá por la construcción, por no limitar el precio de la vivienda...", diría.

Pero días después, en una entrevista concedida a Onda Cero, Aguado se mostraba abierto a un futuro pacto de presupuestos con el PSOE en la Comunidad de Madrid. ¿Se avecinan nuevos enfrentamientos en la coalición? La historia continuará.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • Nicasso Nicasso 03/05/20 21:16

    Por decir algo, todos, todos, todos los del acto en Ifema del día 1 han estado en contacto más o menos directo con personas infectadas e incluso contaminadas por el Covid-19 -Sra. Ayuso.... y no era el 8 de marzo ni podían desconocer sus propias críticas a dicho día cuando todavía no había ningún tipo de estado de alarma. Indecentes, desvergonzados, es un acto de incitación a la desobediencia, es un acto procaz, es un insulto, una ofensa y un acto irrespetuoso con todos los españoles que intentamos seguir las indicaciones en una situación extraordinaria -¡Vaya ejemplo nos da Madrid, al resto del país!. Es un agravio, es una afrenta, un insulto a la precaución. Ofendéis a vuestro partido, lo desacreditáis, lo deshonráis; parecéis no un partido, sino un clan, dentro de un partido, el de los Traficantes de muertes y de dolor. ¡Qué carroña!. Por cierto, una pequeña post data, las grandes las dejo para otros más preparados. Acerca del reparto de bocadillos. Nunca pensé que el tener (que no ser) un cargo político implica poder ejercer cualquier actividad y estar dado de alta para ellas. Tuve que hacer un curso de Manipulación de Alimentos y superarlo, incluso con el tiempo, hube una posterior readaptación para poder ejercer entre otras cosas hacer y repartir alimentos. Según fotos, entraron los personajes más representativos, en los vehículos que suministraban bocadillos, y dichos personajes repartieron con sus propias manos que habían dado la mano, tocado tantos lugares, con guantes o sin ellos, a tanta gente, con y sin mascarilla y más con una enfermedad tan contagiosa, entre ellos, la infectada Sra. Ayuso. Si se diera un solo caso de coronavirus de entre los asistentes Y…si tuviera, la desgracia de muerte? ¿a quién y cómo habría que pedir responsabilidades)?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Nazario Nazario 03/05/20 10:50

    Es curioso que quienes no cesan de proclamar su voluntad de reducir los impuestos a cada momento acaben pidiendo donativos para afrontar los efectos de la crisis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Nazario Nazario 03/05/20 10:46

    A propósito de Ciudadanos: es posible que todavía esté a tiempo de enmendar el error de hace un año y cambiar de rumbo para ser la alternativa de la derecha, pero el tiempo pasa.

    A propósito de los presupuestos: ¿cómo se integra en ellos la petición de donativos de la Comunidad de Madrid para hacer frente a la crisis, de forma similar a lo que hace el Ayuntamiento de Madrid y no sé si alguna otra entidad de los poderes públicos? ¿No eran los impuestos la principal y fundamental fuente de financiación de los organismos públicos para las actividades que les son propias? ¿Hemos cambiado el sistema fiscal por otro de financiación a base de donativos y limosnas?¿Forma esto parte de la "nueva normalidad" o es parte de la "antigua anormalidad" de toda la vida?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • CarlosP58 CarlosP58 03/05/20 00:30

    Que Ciudadanos siga en el gobierno de Madrid con Ayuso y Vox le deslegítima para recuperar el centro político moderno y liberal.
    Tragarse los sapos de la actuación de la presidenta madrileña y no tener el coraje de abandonar ese barco a la deriva no será bueno para Ciudadanos. Pero no lo será para el PpMasterizado, para sus votantes y para el futuro de esa comunidad, que lleváis dos décadas destruyendo con la complicidad de millones de votantes.
    Saludos y Periodismo Libre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Manuel Benavente Manuel Benavente 02/05/20 18:33

    Propongo respetuosamente sustituir, en el himno del Real Madrid, "Hala, Madrid" por "Avalmadrid", en atención a los amnésicos, a quienes no debemos desatender ni discriminar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • Aserejé Aserejé 02/05/20 18:47

      Muy buena idea, Manuel.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Fernandos Fernandos 02/05/20 13:15

    Ciudadanos no sabe lo que se juega estando en el gobierno con esta no tengo adjetivos para referirme a la presidenta, estllenando de fango todo lo que pasa en Madrid.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • 18Juanma 18Juanma 02/05/20 20:12

      Si saben lo que se juegan, saben que es la única forma de tocar poder durante la legislatura.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Larrauri Larrauri 02/05/20 13:03

    ...lo digo y lo mantengo, lo de ahora no va a ser nada ...la catarata de problemas que esta generando ella y su jefe de gabinete llegara al paroxismo de la impostura , hipocresia y estupidez cuando caiga. No saben el problema que tienen en el Ppiedra con ella...van a salir en globo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Paco b. Molina Paco b. Molina 02/05/20 12:36

    Y a todo esto, Felipe González sin dimitir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Ambon Ambon 02/05/20 11:30

    Creo que hay razones sobradas para echar a esa incompetente y presunta delincuente de alzamiento de bienes, por no hablar de trafico de influencias para favorecer a la empresa de sus padres.

    Si fuera madrileño estaría avergonzado de que semejante tipeja me representara, C's y Arrimadas tienen una oportunidad de oro de desmarcarse de VOX, creo que no les sería complicado negociar con PSOE y el resto de la izquierda una moción de censura en Madrid para dignificar esa institución, de paso debilitan al PP y se fortalecen ellos que les vendría muy bien para ir cogiendo fuerza para las siguientes elecciones, si quieren ser un partido de centro, ahora tienen una buena ocasión de demostrarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Masel Masel 02/05/20 09:45

    Ciudadanos tiene la oportunidad de no seguir siendo el colaborador necesario para que la persona Presidenta, cuyo nombre me produce un rechazo natural, siga llevando a cabo políticas contrarias al sentido común.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

 
Opinión