X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Ayuso cumple dos meses en la suite de las contradicciones sin aclarar detalles clave sobre su estancia

  • Dos meses después de que se alojase en un Room Mate que ya entonces debería estar inactivo según la normativa legal, su equipo no explica qué le ha permitido sortearla y seguir en él aprovechando su ventajoso precio
  • El 16 de marzo, su Gobierno difundió en una nota que seguiría trabajando desde "su vivienda", pero igualmente se trasladó al hotel, que no abandonó al superar la enfermedad
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 17/05/2020 a las 06:00 Actualizada el 17/05/2020 a las 09:09
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante una rueda de prensa este sábado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante una rueda de prensa este sábado.

EP

Dos meses y un día después de que se trasladase a un apartamento de lujo en un hotel de la cadena Room Mate cuya ubicación, lujos y precios con rebaja del 60% no trascendieron hasta esta semana, Isabel Díaz Ayuso sigue sin aclarar algunas de las grandes incógnitas del caso. Los enigmas se entrelazan como cerezas en un racimo de preguntas donde la primera fue la de quién paga y cuánto cuesta su alojamiento, algo que la presidenta de la Comunidad de Madrid quiso atajar rápidamente: paga ella de su bolsillo. Lo que desembolsará por una suite con dos terrazas y un salón adicional en un segundo apartamento más limpieza, seguridad y plaza de garaje serán 2.400 euros al mes en lugar de los 6.000 que tendría que abonar de aplicarse la tarifa usual por día.

Resuelta esa incógnita, no deja de alargarse la sombra de las dudas, entre ellas la de la adjudicación de un contrato que oficialmente nunca existió y que, como publicó también Vanity Fair, tenía por beneficiario a Room Mate SA con un importe de medio millón de euros en la primera versión de lo publicado en el portal de transparencia de la Comunidad. Esa primera versión fue borrada la noche del martes.

¿El balón sale del apartotel y llega al tejado de Ciudadanos?

De los papeles publicados en el portal de contratación de Madrid sobre esa misteriosa adjudicación –contrato solo hay uno y su adjudicatario es una plataforma de ONG, no Room Mate SA–, hay cuatro versiones. El inexplicable cambalache ha sido fruto de un "error humano" según Políticas Sociales, la consejería madrileña dirigida por el consejero de Ciudadanos con quien Ayuso mantiene una relación más tensa, Alberto Reyero. Defensor de que los geriátricos debían ser medicalizados para afrontar la pandemia, esa fue la clave que enfrentó a Reyero con Ayuso ya en marzo. abre múltiples interrogantes y coloca el balón en un tejado distinto al del hotel donde reside ahora Ayuso.

Partidario de medicalizar las residencias de ancianos, Reyero fue apartado de la gestión de esos centros en marzo, donde las muertes de usuarios han derivado ya en un alud de denuncias ante la Fiscalía y los juzgados. Ahora, Ayuso lo coloca bajo el foco por el desastroso trámite para la habilitación de dos hoteles de Room Mate destinados a acoger a ancianos trasladados desde residencias. Ayuso, que el jueves anunció una investigación, dio este sábado un paso más: "Necesito saber por qué se ha subido un contrato que no existía, por qué se ha manipulado, por qué han sucedido estos hechos. Lo voy a investigar hasta el final, porque es gravísimo y es un delito hacer esto. Me siento en la obligación de simplemente conocer qué pasa", dijo.

El mismo jueves, Reyero había anunciado la destitución del secretario general técnico de su consejería, Miguel Ángel Jiménez, como responsable de ese fiasco. Al día siguiente, la Cadena SER informó de que Ayuso había frenado en seco el cese de Jiménez hasta que finalice la investigación interna. Formalmente, cualquier destitución de un alto cargo requiere que la apruebe el Consejo de Gobierno. El próximo es el miércoles. Pero mantener en su puesto al secretario general técnico a quien el consejero ha retirado su confianza sería un episodio sin precedente conocido.

Jiménez ya había sido responsable del Registro de Contratos bajo el Gobierno de Esperanza Aguirre, lo que le presenta como un experto en el tratamiento de la información que debe subirse al portal de contratación. ¿Subirá de grados de aquí al miércoles el conflicto entre Ayuso y Reyero? ¿Eclipsará este capítulo todo lo relacionado con el apartotel donde sigue durmiendo Ayuso? Es otra de las ecuaciones por resolver.

¿Y qué pasa con la orden que prohíbe la actividad de los hoteles?

Al igual que ocurre con los contratos, el choque con la normativa legal impregna otro aspecto de la relación del caso de Ayuso y el apartotel. Porque en un lugar destacado de los interrogantes figura la pregunta de con qué fórmula está sorteando la clienta vip del Room Mate de Plaza de España la normativa legal que impide a los hoteles tener clientes alojados durante el estado de alarma salvo que se hubiesen hospedado de manera "estable y de temporada" antes del 14 de marzo, en circunstancias muy tasadas.

La primera de esas órdenes, y tal como informó el jueves el diario El País, lleva fecha del 19 de marzo. Estipula a partir de ese momento el cierre de todos los hoteles españoles antes del 26 de marzo. Como explicó el Gobierno a través de un comunicado oficial, la orden desarrollaba el decreto de estado de alarma que entró en vigor el 14 de marzo. Entre otras, el decreto ya suspendía la actividad de las actividades de hostelería y restauración. Como informaron distintos medios cuando llegó al BOE la Orden de Sanidad sobre hoteles, el comunicado destacaba que "los hoteles ya no aceptan reservas y se atiende a los huéspedes hasta su partida, haciendo posible un regreso ordenado y sensato, sin ultimátums ni cierres repentinos". Por si quedaban recovecos susceptibles de error, una segunda orden, esta del Ministerio de Transportes, dejó constancia el 25 de marzo de la lista de hoteles que sí podían seguir operando por prestar "servicios esenciales".

En lo que concierne a Ayuso no fue así: como han remachado sus portavoces con insistencia, la primera noche que pernoctó en el Room Mate de Plaza de España fue la del 16 de marzo: es decir, cruzó la puerta de entrada dos días después del estado de alarma, cuando en teoría el establecimiento nunca podría hospedar nuevos clientes

El 10 de abril, la Comunidad de Madrid informó de que la presidenta ya había recibido el alta médica. ¿Por qué desde entonces, y afrontando cada nuevo día la obligación de pagar de su bolsillo 80 euros por dia, sigue manteniendo el apartotel de lujo como su domicilio? Esa es otra las cuestiones que persisten abiertas. Una investigación de infoLibre constata que alojarse durante todo marzo y abril del año que viene en la habitación de lujo más asequible del Be Mate Plaza de España no implicará un gasto por cliente de 4.800 euros (2.400 por dos) sino otro por encima de los 7.800 euros.

El jueves, Ayuso acudió al ejemplo del presidente catalán, Quim Torra, también contagiado para defender su posición. "El presidente de Cataluña, el señor Torra, ha estado en unas dependencias que ha puesto la Generalidad a su disposición mientras pasaba la cuarentena. Yo no sé por qué tengo que ser tratada de manera distinta". Pero, a diferencia de lo sucedido con Torra y siempre de acuerdo con la versión de Ayuso, su estancia en Room Mate es fruto de un acuerdo particular y no institucional.

Torra permaneció, el tiempo de la cuarentena, en un edificio anexo al Palau de la Generalitat que suele utilizarse para recibir visitas. ¿Habría cabido la posibilidad de que Ayuso se aislara en lo que se conoce como La Casita, un inmenso chalé del patrimonio público, propiedad de la empresa pública Canal de Isabel II, localizado a 40 kilómetros de Madrid junto al Embalse de Santillana y que la Comunidad cedió al venezolano Juan Guaidó durante su viaje a España en febrero? Es otra incógnita.

Un hospedaje que comenzó el lunes en que dio positivo... pero pactado con anterioridad

Lo primero que hizo Ayuso en cuanto se supo dónde, cómo es y a quién pertenece el hotel en que se aloja fue subrayar que al Gobierno de Madrid no le costaría ni un euro: ni le saldría gratis como si se tratase de un regalo del empresario ni su presencia en el Room Mate supondrá nada para la Comunidad de Madrid. Fue después cuando su equipo confirmó la fecha en que se había trasladado: pernoctó en el hotel el 16 de marzo.

Ese fue el día en que, según el relato trazado aquella mañana por Ayuso a través de un vídeo en su cuenta de instagram [puedes verlo pinchando aquí], dio positivo en las pruebas del coronavirus. Su narración de por qué se había sometido a un nuevo test resultaba inequívoca: "Ayer [15 de marzo] durante una entrevista acabé tosiendo y por eso repetí las pruebas [para] cuidar así de mi entorno (…) En este caso di positivo".

¿Pero por qué se trasladó al hotel? "Eso –resumió Pablo Casado esta semana– es un ámbito privado que lo va a pagar porque necesitaba estar fuera de su casa para no contagiar a su madre". Pero tanto la afirmación del líder del PP como la efectuada este sábado por Ayuso dejan sin explicar algo sustancial: por qué si decidió aislarse en ese hotel para proteger a su madre, lo que parece indicar que ambas comparten vivienda, había pactado con Sarasola un acuerdo sobre el apartotel cuando ni siquiera sabía aún que se había contagiado.

En la citada entrevista en Todo es mentira, Sarasola contó así cómo se había fraguado el acuerdo: "Cuando el presidente del Gobierno dijo que íbamos a estar todos confinados, ellos ya empezaron a buscar apartamento, un miércoles o un jueves. Sería el 11, el 12 o el 13". Es ahí –continuó– cuando yo llego a un acuerdo con ella: limpieza, parking, seguridad, conserjería y te dejo un salón donde tú instalas tu despacho y por todo esto 2.400 euros al mes".

Este sábado, Ayuso ha ofrecido otra versión: "Esa decisión [la de alquilar el apartotel] se toma cuando se declara el estado de alarma, mi equipo no se puede mover con libertad y normalidad por la ciudad y decido que se vaya a instalar allí un lugar de trabajo. Posteriormente yo me contagio, porque es algo que se olvida y me tengo que aislar, y también me mudo allí". Pero si lo que decide es que se instale en el hotel un "lugar de trabajo" y no su residencia privada temporal, ¿por qué se inclina por abordar el gasto de su bolsillo? ¿O hubo cambio de planes una vez conoció que se había contagiado?

"El comunicado del 16 de marzo no hablaba de vivienda particular"

Su equipo, aseguró a este periódico tras la rueda de prensa uno de sus portavoces, nunca instaló en el apartotel un "lugar de trabajo": "Su equipo no hemos trabajado ni trabajamos desde el apartohotel", respondió el sábado por la tarde uno de sus portavoces. Pero en cualquier caso, ¿por qué el área de comunicación transmitió aquel 16 de marzo que Ayuso se iba a aislar en "su vivienda?

Durante su intervención del jueves ante la Asamblea de Madrid, la presidenta dijo estas palabras: "Teniendo en cuenta que la mitad de mi equipo también estaba infectado y que no tenía por qué estar moviendo y desplazando a tanta gente a mi alrededor, decidí voluntariamente confinarme en un hotel".

Y es aquí donde entra en juego otro de los interrogantes: ¿por qué si había pactado con Sarasola, el "11, 12 o 13" o incluso el mismo 16 de marzo, mudarse al apartamento del Room Mate y había optado por esa vía como una decisión personal, ajena por tanto a la Comunidad de Madrid, sus portavoces transmitieron que la presidenta quedaba aislada para pasar la cuarentena en "su vivienda"?

La redacción de aquel comunicado convertía en misión imposible inferir que Ayuso no se confinaba en su casa sino en un hotel que, además –y esa es su versión del sábado– pagaría de su bolsillo pese a que su plan inicial había sido "instalar allí un lugar de trabajo". La mujer cuya carrera política comenzó con Esperanza Aguirre iba a "seguir trabajando desde su domicilio". Y ya se le habían "instalado en su vivienda todos los elementos técnicos e informáticos para poder estar conectada". "Ahora –remataba el texto– su despacho de la Real Casa de Correos se traslada a su domicilio en la capital de España". 

Este periódico preguntó a la Comunidad de Madrid por qué el comunicado había mantenido oculto el traslado de Ayuso a un hotel. La respuesta fue escueta: "El comunicado de 16 de marzo no hablaba de vivienda particular". Sus portavoces recordaron que la tercera acepción que la RAE asigna al vocablo "domicilio" es la de "casa en que alguien habita o se hospeda".  Así las cosas, y una vez que todos los medios habían dado por seguro que la presidenta trabajaría desde su casa, una entrevista publicada por ABC el 18 de marzo dio ya cuenta de que Ayuso se había alojado en un apartotel. Por qué se demoró dos días la difusión de ese dato es algo que tampoco se conoce.

Un hotel "vacío", "cerrado al público" y ahora también con "expatriados"

Así que el domicilio de Ayuso pasó de ser su piso particular o lo que el conjunto de la población entiende si oye la locución "su vivienda" para pasar a ser una suite de lujo en un Room Mate del centro de Madrid a dos pasos de la Gran Vía y del Palacio Real. A tenor de lo expresado por ella misma este sábado, en ese "domicilio" había más ocupantes. Y he aquí que de nuevo hace acto de presencia otro interrogante por resolver. Porque el 13 de mayo, el dueño de la cadena hotelera, Kike Sarasola, afirmó en una entrevista para el programa Todo es mentira [puedes ver el vídeo aquí] que el hotel estaba "vacío", con "cero ingresos" y que por tanto, le viene "como anillo al dedo" que le paguen 2.400 euros al mes.

El sueldo anual bruto de la presidenta de Madrid asciende a 103.000 euros, lo que dividido en 12 pagas equivale a 8.583 euros brutos por mes. El precio usual de la suite donde se aloja alcanza los 200 euros por día. Es decir, 6.000 al mes. Lo que desembolsará por su alojamiento "no es una ganga", sostiene Ayuso. Ni la Royal Suite Skyline contratada [puedes verla aquí en la web del hotel] constituye tampoco un apartamento de lujo, añade.

La mañana siguiente a las declaraciones de Sarasola, Ayuso respaldó la versión de Sarasola al afirmar tajante en la Asamblea de Madrid que el hotel está en efecto "cerrado al público". Pero este sábado, y una vez que eldiario.es ya había informado de la presencia de otros inquilinos, la propia jefa del Gobierno regional ha borrado la imagen de un edificio de ocho plantas por el que ella misma transitaría en solitario: en el hotel "solo quedan personas expatriadas que no han podido volver a sus casas orque se cerraban las fronteras y por tanto no se hacen precios por día, se hacen precios por mes". La presidenta introdujo ese nuevo elemento de los "expatriados" durante una rueda de prensa y tras describir la polémica como "un intento de tapar una gestión desastrosa": se refería a la del Gobierno central.

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

 

Más contenidos sobre este tema




16 Comentarios
  • 74camilo 74camilo 17/05/20 19:55

    A los señoritos se les respeta!!! Qué para eso no s dejan sus migajas después de comer lo que les preparamos. Vivan los señoritos!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • GRINGO GRINGO 17/05/20 18:27

    El señuelo del apartamento está muy bien, para que no hablen de la gestión de la crisis en la Comunidad, y ahí seguimos "comprando la porquería que nos quieran vender".

    Como somos un país "tan concienciado" nos importa lo más banal, ya se olvidaron o casi, las Residencias de Mayores, los recortes en Sanidad y demás acciones del PP en los últimos 25 años, los 80€ al día borrarán pronto la Gürtel, Púnica y demás casos de corrupción.

    Es muy listo MAR, o somos nosotros demasiados tontos ????

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Franjofer Franjofer 17/05/20 14:15

    Que estupendo guion tiene entre manos Pedro Almodovar si quiere recuperar su maravilloso y genial primer impulso cinematográfico. Una chica tonta pero dispuesta a todo para triunfar, un cerebro de la acción  malvado, paleto y chusco, una situación social dramática, una situación política abracadabrante con fascistas pidiendo libertad por las calles y el toque gay indispensable del dueño del hotel. Un peliculón para reverdecer laureles y volver a alegrarnos la vida. Que falta nos hace. Ahí lo dejo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 17/05/20 16:26

      Muy bueno.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Fernandos Fernandos 17/05/20 12:15

    Y no pasa nada, Aguado haciendo aguas menores y los medios que son muchos, incluido caceroladas de los señoritos, para distraer a los incautos que no solo les votan sino que son los paganinis.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Pelias Pelias 17/05/20 11:57

    Estoy bastante harto de la propaganda gratuita que esye periódico está haciendo del personaje que gobierna la Comunidad de Madrid. Desde hace varios días y semanas muchas noticias de primera página de este periódico caen en la trampa que ustedes mismos nos han señalado en este artículo y en otros anteriores: lo que les interesa es que hablen de ellos aunque sea para criticarlos. Y ustedes como pececitos obedientes ahí van y pican.

    Una cosa es que de vez en cuando en el apartado "estupideces" o en cualquier otro similar nos cuenten las tonterías de esta señora y otra que nos cansen con artículos pretendidamente concienzudos.

    Esta señora como muestra continuamente es la voz de su amo, una pura marioneta en manos de otros personajes uqe le dicen hora a hora lo que debe hacer. No creo que sea capaz de hilar dos conceptos seguido y mucho menos de elaborar una estrategia o táctica cualquiera. Sin interese son buros y mezquinos es un personaje de los más lumpen de la derechona actual.

    Por favor ocúpense ustedes de otros gobiernos autonómicos que posiblemente estén funcionando con sensatez ... Y de esta señora de Madrid que , si quieren, se libren los pobres madrileños. ¡Y que den gracias ahora a que tienen el paraguas de los técnicos sanitarios del gobierno y del propio Gobierno central! Por favor infolibre no nos cansen más con Ayuso. Es triste y poco divertido. A ver si saben priorizar

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • pep48 pep48 17/05/20 10:53

    Esta es una vividora de lo ajeno, con el ejemplo de lo que hizo con el préstamo de su empresa de chicha y nabo y que estafó al erario de los madrileños en 400.000 euros, es más que suficiente para que ni tan siquiera estuviese en política, pero ya sabemos que el PP es una mafia y cuanto más delincuentes hay es sus filas, mejor se escudan entre ellos y esta no es un caso aparte, la delincuencia la lleva en sus genes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • ágora ágora 17/05/20 10:27

    Los liberales ultras tienen un orden diferente de problemas. La presidenta de Madrid, como buena liberal ultra, cuando se anuncia el posible encierro de la población no se preocupa de que tiene residencias de ancianos con más de 100 personas, lo que le preocupa es tener un piso agradable para estar encerrada.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

  • Larry2 Larry2 17/05/20 10:21

    La verdad es que esta señora aparte de no llegar al nivel como presidenta, me remito a cada momento, que cuando habla no sabes que tontería va a soltar, debiera investigar su caso el de Aval Madrid lo primero, y luego donde se quiera alojar pues que sea donde ella quiera, pero está claro que algo raro hay, ya que hay contradicciones que no encajan. Que suerte tiene la comunidad de Madrid, menuda panda de presidentes, desde el tamayazo hasta hoy. Parte de culpa tiene la izquierda, pues es una pena que al estar dividida, entre esta gente, además asesorada por el gran Miguel Angel Rodriguez, un buitre de la política, y lacayo de Aznar. agu

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • dlemadevesa dlemadevesa 17/05/20 10:11

    Esta sra. Ayuso miente más que habla, un día dice una cosa al siguiente otra, y los triste es que la siguen votando,...país que diría el maestro Forges

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • MIRMILON MIRMILON 17/05/20 10:06

    Ayuso se quiere convertir en el paradigma de Esperanza Aguirre la lideresa azote de rojos en Madrid. Esa es la baza que tiene para ganar elecciones. Si esta en el gobierno de la Comunidad es debido al conjunto de votos de derecha-extrema derecha y fascismo la han aupado, así es Madrid una Comunidad reaccionaria, derechizada y eminentemente conservadora. Por otra parte la oferta de la izquierda ha sido mojigata, dándose palos entre ellos; Carmen tuvo mas problemas con Podemos que con el PP y asi nos va.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1



Lo más...
 
Opinión