x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Sanidad, expertos y sindicatos insisten: los test de empresas a todos sus empleados no son ni convenientes ni útiles

  • Grandes compañías siguen haciendo caso omiso al Gobierno a la hora de hacer pruebas a los trabajadores, sintomáticos o no
  • Tanto PCR como pruebas serológicas no están recomendadas por su inutilidad en caso de las primeras y por su baja fiabilidad en el caso de las segundas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 21/05/2020 a las 06:00
Realización de test en SEAT.

Realización de test en SEAT.

Europa Press

Llevan meses haciéndolo, a pesar de que el Ministerio de Sanidad ha dicho, por activa y por pasiva, que no lo recomiendan. Grandes empresas del país están haciendo test, tanto PCR (que detectan la presencia del patógeno en un momento determinado) como serológicos (que detectan si el testeado ha desarrollado anticuerpos contra la enfermedad, indicando que en algún momento la ha sufrido y que probablemente sea inmune a una nueva infección). No solo lo hacen a quienes desarrollan síntomas, aunque sean leves: los están haciendo indiscriminadamente. La práctica no cuenta ni con el visto bueno del gabinete de Salvador Illa, ministro de Sanidad, ni con el de los sindicatos, ni con el de los expertos en Sanidad Pública: aunque hay matices y un correcto uso de las pruebas puede ayudar al sistema sanitario a detectar y aplacar nuevos brotes, el gran objetivo de la desescalada.

Ya en abril empresas como Seat, Inditex, Unicaja, Santander, Bankia, Iberia o Telefónica, entre otras muchas, se lanzaron a comprar kits de PCR y pruebas de seroprevalencia, aun cuando el Gobierno no se había pronunciado claramente al respecto. En mayo, publicó un nuevo documento de referencia titulado "Instrucciones sobre la realización de pruebas diagnósticas para la detección del covid-10 en el ámbito de las empresas". En resumen, el Ministerio recomienda que se siga el mismo criterio que, en teoría, deben seguir todas las comunidades a partir de ahora en cuanto a la vigilancia epidemiológica: testear a sintomáticos y a los que han tenido un contacto "estrecho" con ellos. Rechaza que sean indiscriminados, aunque no puede prohibir la práctica a las compañías, que compran las pruebas en el mercado de laboratorios que los ofrecen.

Las instrucciones no han frenado a las empresas, que siguen con sus planes. El Gobierno establece, además, que las pruebas deben contar con el visto bueno de las administraciones autonómicas y que deben comunicar en todo momento los resultados que obtengan. Entiende Sanidad que, hechos con rigor y solo a sintomáticos y contactos, las empresas pueden ser aliadas muy valiosas de la estrategia de rastreo y de detección inmediata, para evitar que los nuevos casos contagien sin control (como pasó al principio de la pandemia). Pero también advierte sobre los peligros de los test indiscriminados.

En primer lugar, se utiliza un argumento de eficacia. En cuanto al test PCR, solo indica la presencia del virus en el momento en el que se toma la muestra: a los dos días se puede producir el contagio. Y en cuanto a los test serológicos, solo sirven, argumenta el Ministerio, para estudios a gran escala que generalicen obligatoriamente: no son lo suficientemente fiables en evaluaciones individuales y pueden arrojar falsos negativos que impulsen al testeado a confiarse, creyendo que es inmune. "La OMS, en base en la evidencia actual, las recomienda solo en entornos de investigación e indica que no deben usarse en ningún otro entorno, incluso para la toma de decisiones clínicas, hasta que esté disponible la evidencia que respalde el uso para indicaciones específicas", insiste el documento.

En segundo lugar, la realización de test indiscriminados por parte de las empresas puede sobrecargar el sistema sanitario. O bien se encargan de todo el proceso, añadiéndoles trabajo extra, o bien "asume la carga de confirmación diagnóstica y manejo posterior de anomalías detectadas por proveedores privados de servicios que han realizado únicamente la prueba de cribado inicial". Coincide el portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), Ildefonso Hernández: "Si se hacen PCR y serológicas y no se hacen de una forma organizada y, para colmo, no se atiende a las demandas de información y se remiten de manera desorganizada, en vez de ayudar estás entorpeciendo. Si se hace de manera no fundamentada, no se indican cuáles son los objetivos y para qué se hacen... ¿para qué quieren conocer quién ha pasado la infección o no? ¿Cuál es el plan? ¿Cuáles son las decisiones?".

Hernández rechaza "hacer test por el hecho de hacer test". "No sé muy bien el sentido que tiene". Abre la puerta a que se realicen, eso sí, con una estrecha coordinación con las autoridades sanitarias y siguiendo sus indicaciones, para no entorpecer. "El papel de los servicios de prevención de las empresas tiene que ser contribuir a la detección inmediata de casos, contribuir al servicio general". Advierte de la sensación de falsa seguridad que puede embargar a los trabajadores que se hagan una prueba PCR y les salga negativo: nada indica que no puedan contagiarse días después. "Y que crean que no pasa nada si se les cae la mascarilla", ejemplifica. La única opción viable sería hacer test varias veces a todos los empleados, para así monitorizar de cerca a la enfermedad: pero es difícil creer que cualquier empresa puede emplear tanto dinero y recursos en unos kits que pueden costar hasta 100 euros la unidad.

Con respecto a los serológicos, admite que puede tener sentido para "algunos puestos clave, muy específicos" saber quién ha pasado la infección. "Pero con un objetivo muy concreto", insiste. En este punto, Sanidad discrepa: tampoco vale. Pese a que la mayoría de la evidencia científica apunta con cada vez más claridad hacia la inmunidad de quienes ya han sufrido el covid-19 por la generación de anticuerpos, el Ministerio no se fía. "Además de los falsos positivos que pueden aparecer en su práctica, se ha debatido también si podrían predecir que una persona sea inmune a la reinfección con el virus. No hay evidencia hasta la fecha para apoyar esto", afirma el documento de Sanidad.

Por su parte, el responsable de Salud Laboral de Comisiones Obreras, Pedro Linares, explica que su prioridad es evitar que se obligue a los empleados de cualquier empresa a someterse a los test: ya sean más o menos útiles, siempre deben ser voluntarios. Además, explica, se sube al carro de los que dudan de la pertinencia de testear a asintomáticos. Para Linares, la segunda prioridad, compartida por el catedrático en Salud Pública, es que las empresas tomen todas las medidas de prevención y distancia adecuadas: comprando trajes de protección, mascarillas y garantizando la separación entre empleados. "Es lo que hemos dicho desde el principio. Las condiciones de seguridad son obligatorias para los empresarios", recuerda. Además, advierte del peligro de usar la serología para establecer "trabajadores de primera y de segunda" en función de su experiencia con el covid: algo discriminatorio, a su juicio.

El ejemplo de SEAT e Iberia

Hernández repite en varias ocasiones en la conversación que las empresas deben tener un objetivo claro y específico a la hora de hacer los test. Las compañías consultadas por infoLibre solo declaran que desean “proteger” a los trabajadores del covid-19, sin detallar cómo consideran que les protege la práctica. La automovilística SEAT, por ejemplo, realiza pruebas PCR a todos los que se reincorporan a sus puestos, pero solo una vez: no se vuelven a repetir. "Esta medida, acordada con el conjunto de los representantes sindicales, se comunicó a las autoridades sanitarias y forma parte de un amplio protocolo para garantizar la salud de los empleados y evitar contagios de covid-19", aseguran. La estrategia "no repercute en la actividad de la sanidad pública", explican, y está coordinada por el doctor Bonaventura Clotet, miembro del comité científico de la compañía.

La aerolínea Iberia es un ejemplo de una estrategia distinta: no hace test PCR, sino serológicos. Más allá del uso del EPIs y de las campañas de concienciación y prevención que afirman que realizan, detallan en conversación con infoLibre que "a cada empleado se le hacen tres test: uno cuando se reincorpora al trabajo presencial, otro a los 15 días y un tercero al mes". Las pruebas se elaboran en coordinación con Quirón Salud, un centro sanitario privado. Si el resultado es positivo, se realiza una PCR para comprobar si la enfermedad sigue o no activa.

Más allá del acierto de las distintas estrategias de las grandes empresas, siguen sin acatar la recomendación tanto del Ministerio de Sanidad como de las comunidades autónomas que asumen como propio el criterio del Gobierno central. La batalla se libra en cada territorio. En Cataluña, la conselleria de Salut, patronales y sindicatos están negociando para abrir la mano, a pesar de que el criterio de Alba Vergés sigue siendo el mismo: no a los test indiscriminados.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • Cambris Cambris 22/05/20 18:24

    En cuanto a que lo dice la OMS, que no solo no recomendó desde el principio la principal medida de prevención primaria, el uso de mascarillas, sino que dijo que era contraproducentes, mejor callarse. Y el comentario de que la mascarilla es para llevarla en el bolsillo... sin comentarios

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Cambris Cambris 22/05/20 18:01

    Yo no estoy de acuerdo con los test indiscriminados. Pero si hay suficientes para hacérselos periódicamente al personal sanitario y otros grupos de riesgo continuo, no veo problema en que las empresas los hagan. Pueden detectar positivos asintomáticos, lo que ayudará a aislarlos, estudiar sus contactos y evitar q un centro de trabajo se convierta en centro nodal de propagación del virus. Durante la desescalada no la considero mala opción. En cuanto a los test serologicos hay exigir q sean de calidad. Si lo son, cuando haya vacuna quienes hayan dado positivo no la necesitarán. Por otra parte, muchas personas fueron puestas en cuarentena por sintomatología sospechosa de Covid 19, pero nunca se les hizo PCR. Tienen derecho a conocer sus antecedentes patológicos. Y podrán informar de ellos cuando en el sistema sanitario se les haga la historia clínica

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JJE JJE 21/05/20 10:29

    Vaya, "consejos vendo que para mí no tengo". Los médicos y sus familias (ver enlace de abajo) se hacen test de mayor calidad que los que se realizan hasta ahora en la sanidad pública. Y se los hacen como "clase" (ellos y sus familias) y a mejor precio. Luego nos dicen que "no hacen falta test generalizados", pero los médicos y sus familias se aseguran hacérselos ellos y de que sean "los buenos". A los demás nos dicen que usemos mascarillas (incluso no homologadas) que bien saben que sirven de poco y que, mal usadas, son un peligro.
    https://m.eldiario.es/norte/euskadi/Colegio-Medicos-Alava-coronavirus-laboratorio_0_1028547238.html

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Cambris Cambris 22/05/20 18:09

      Tal como está el patio, con 51.000 profesionales sanitarios contagiados ¿donde está el problema? Yo lo veo en que no sean los sistemas sanitarios para los que trabajan los q hagan estos test.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión