X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Una sentencia ataca la base legal del castigo por saltarse el confinamiento

  • Un fallo absolutorio de desobediencia señala el carácter "dudoso" del artículo que limita movimientos y añade: "Lo que no está prohibido está permitido"
  • Juristas consultados resaltan que, aunque el fallo es penal, puede reforzar la oposición a las multas, cuestionadas por su lectura extensiva de la ley Mordaza
  • Diversos despachos ofrecen reclamaciones en la vía contencioso-administrativa, tras la apertura de más de 800.000 expedientes de sanción
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 09/05/2020 a las 06:00
Un policía pregunta a un hombre sobre el motivo de su estancia en la calle.

Un policía pregunta a un hombre sobre el motivo de su estancia en la calle.

EFE

La respuesta punitiva a los incumplimientos del confinamiento ha sufrido un revés judicial. Una sentencia señala el carácter "dudoso" de la redacción del artículo 7 del decreto del estado de alarma, que establece la limitacion de la libertad de circulación de las personas. En este caso, la libertad de un hombre que quería ir a una iglesia y a un supermercado alejado de su casa. "Puede ser dudosa la redacción del artículo 7", indica la sentencia –dictada por el juez de lo penal de A Coruña Francisco Javier Clemente Lázaro el pasado 30 de abril–, en alusión a la supuesta falta de concreción del decreto. Pero añade, poniéndose de parte del acusado: "En materia de limitación de derechos, y más cuando se trata de derechos fundamentales, hay que considerar que lo que no está expresamente prohibido está permitido".

Juristas consultados consideran que, aunque se tata una sentencia penal, fortalece la posición contra las múltiples sanciones administrativas iniciadas, que ya suman más de 800.000, según el Ministerio del Interior, y ante las que son previsibles numerosos recursos.

Unas sanciones en duda

Las sanciones por incumplimiento del estado de alarma se vienen imponiendo en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015, que establece como infracción grave "la desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes", con multas de 601 a 30.000 euros.

Desde su origen, el artículo 36.6 de la también conocida como Ley Mordaza fue muy criticado, al entenderse que otorgaba a los agentes de la Policía y la Guardia Civil un amplio margen de discrecionalidad. Ahora la pandemia de coronavirus le ha otorgado un protagonismo inesperado. La la lupa se ha puesto sobre la aplicación del 36.6 en medio de un uso masivo del mismo.

Un informe de la Abogacía del Estado, firmado por la abogada general Consuelo Castro Rey, dictamina que para multar no basta con incumplir las restricciones a la movilidad recogidas en el decreto de alarma, sino que además hay que desatender las órdenes de los agentes de la ley. Del informe se concluye que no se puede multar a alguien por salir a la calle, incluso cuando se entienda que con ello se incumple el confinamiento, sino sólo si se desobedece al policía que le ordena que vuelva a su casa.La Fiscalía, en contra de este criterio, considera que es posible sancionar por el mero incumplimiento del decreto, en línea con las indicaciones dadas por el Ministerio del Interior a las fuerzas del orden.

El departamento de Fernando Grande-Marlaska entiende que "el mandato directo dirigido a la ciudadanía" constituye por sí mismo una orden que ha de ser obedecida. Aquí está el cogollo de la discusión jurídica. "Las leyes se infringen, no se desobedecen. Si desobediencia es incumplir la ley, todos los delitos serían también desobediencia", señala el catedático de Derecho Penal José Manuel Paredes, que duda de la viabilidad de las sanciones impuestas. En primer lugar, resulta problemático que el decreto del estado de alarma no especifique la normativa aplicable para las sanciones, señala. A ello suma las dudas legales que le plantea la imposición de sanciones "simplemente por estar en la calle, paseando...". "Esto supone no cumplir las normas de confinamiento, pero para que haya infracción [de la Ley de Seguridad Ciudadana] tiene que haber una desobediencia a una orden", señala. Y añade: "Es difícil de sostener que el estado de alarma justifica una interpretación diferente de la ley. Sería una interpretación contra lo que dice la ley".

Sanciones y recursos

Ahora mismo no es posible precisar con datos oficiales cuántas sanciones iniciadas lo son por incumpir el confinamiento, sin más, y cuántas por desobedecer también las indicaciones de los agentes. Los juristas consultados señalan que habrá que estar atentos a factores como la redacción de las denuncias por parte de los agentes policiales. "Habrá que ver lo que dicen los atestados. Es posible que haya indicaciones del tipo 'a pesar de ser requerido'. Creo que va a tener que quedar muy claro que se desobedece al agente, no a la ley", señala el profesor de Derecho Constitucional Joaquín Urías, que cree muy probable que sólo se cobren al final las multas por los casos más flagrantes o las de quienes decidieran pagar sin recurrir.

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, también tiene dudas. Por eso ha solicitado al Ministerio del Interior información sobre los expedientes sancionadores iniciados por la Policía Nacional y la Guardia Civil, las sanciones impuestas y las instrucciones dictadas para unificar criterios. "El objetivo es llevar a cabo un análisis global del régimen sancionador durante el estado de alarma, con el fin de compulsar si se ha actuado de manera correcta y proporcional", señala el Defensor del Pueblo en un comunicado.

Son numerosos los despachos que preparan ya la batalla. Las ofertas de servicios legales se multiplican en la web. Lexgoapp ofrece abogados "especialistas" en "multas" por saltarse el "confinamiento". "Los ánimos están muy tensos, y aunque te enfrentes a una situación de abuso podría ser difícil salir airoso. Recuerda que la acusación de las autoridades tiene presunción de veracidad y podría resultar complejo acreditar que no estabas incumpliendo la ley", explica el despacho en su web. "Por supuesto", añade, "si se están vulnerando tus derechos o libertades puedes oponer resistencia. Pero dada la situación, deberías evaluar con calma si tienes razón en el momento en que te opones a las autoridades". Hay más despachos ofreciendo servicios similares, como Multalia o Devuelta. Todos los juristas consultados auguran numerosos recursos y una larga batalla judicial.

La sentencia

Una sentencia ha venido a reforzar las posiciones críticas con la imputación de desobediencia. En un fallo fechado el 30 de abril, el Juzgado de lo Penal número 1 de A Coruña absuelve a un vecino de Carballo que fue sorprendido por agentes policiales 12 de abril en las inmediaciones de una iglesia. El detenido, según el fallo, les comunicó que iba al templo a practicar actos de culto, por lo que le dejaron entrar. No obstante, transcurridos unos minutos, los agentes lo localizaron de nuevo cerca del parque San Martiño y, al preguntarle por su presencia en la vía pública, les dijo que se dirigía a un supermercado, aunque iba en dirección contraria a su domicilio. El hombre acabó siendo detenido, acusado de un delito de desobediencia (artículo 556 del Código Penal). Es decir, su caso adquirió trascendencia penal, no solamente administrativa.

El juez absuelve al acusado porque –argumenta– asistir a lugares de culto no está prohibido por el decreto que establece el estado de alarma, ni tampoco ir a supermercados lejos de su casa. "Podía asistir a lugares de culto, lo que en principio no está prohibido por el decreto que establecía en el estado de alarma. Puede ser dudosa la redacción de su artículo 7, pero en materia de limitación de derechos, y más cuando se trata de derechos fundamentales, hay que considerar que lo que no está expresamente prohibido está permitido", señala el juez.

En cuanto a la asistencia al supermcado, "no ha quedado demostrado" que fuera falso que se dirigía allíl "aunque caminara en dirección contraria a su domicilio". "Se ignora si hay un supermercado cerca de su domicilio, y el decreto de alarma tampoco obliga a comprar en el supermercado más cercano", apunta.

Es decir, según la sentencia no es punible ir a un supermercado lejano ni tampoco a una Iglesia, porque no está expresamente prohibido.

De lo penal a lo administrativo

La abogada Silvia Vázquez, que atendió al acusado en el turno de oficio, explica a infoLibre que el razonamiento utilizado por el juez –"lo que no está prohibido, está permitido"– debe "valer igualmente para la vía administrativa", que es la que más trabajo va a dar a la justicia en el futuro. Vázquez aún no había recibido por cauce oficial la notificación, contra la que cabe recurso. Tampoco la había recibido la Fiscalía, que estudiará si presenta recurso cuando se le notifique, informa el ministerio público a este periódico. 

El profesor Joaquín Urías señala que los razonamientos de la sentencia son trasladables al ámbito administrativo. "Por el memor hecho de salir a la calle, no te pueden sancionar. El motivo de desobediencia no puede ser sólo no obedecer una ley", indica.

Antonio María Lara, profesor de Derecho Procesal, incide en la posible relevancia de la sentencia. "El procedimiento administrativo sancionador está inspirado en los mismos principios que el penal", recalca. A su juicio, en ambos casos hay que tener en cuenta el principio de "proporicionalidad" y el "amparo legal" del castigo. El profesor se muestra convencido de que las sanciones impuestas pueden tener poco recorrido. "No obedecer sin más no significa incurrir en delito de desobediencia. Las sanciones admnistrativas van a estar muy complicadas", añade.

La sentencia sobre el vecino de Carballo, explica Lara, tiene "interés" para los procesos administrativos, más aún cuando forma parte de los fundamentos jurídicos, el ratio decidendi del fallo (si bien este aún no es firme). Además, con más de 80.000 denuncias, no será fácil su tramitación y hay riesgo de prescripción masiva, indica. "Si en un año no se incoa el procedimiento por sanción grave, se pierde", señala.

También lo ve así José Manuel Paredes. "Si los ERTE están provocando un colapso, esto puede ser una locura", señala Paredes. En cuanto a la sentencia, cree que es "clara" en cuanto a la defensa del derecho a ejercer derechos fundamentales, en relación a la asistencia a una iglesia, en un enfoque trasladable al ámbito administrativo.

Más contenidos sobre este tema




20 Comentarios
  • Dver Dver 10/05/20 01:23

    Perdón, por interrumpir. Al tal yosol1. Confunde deseos con Derechos. Es más confunde todo tipo de derechos. Están los Fundamentales, y luego otros, y otros. Y todos estos Derechos no son más que convenciones históricas y sociales que TODOS hemos convenido para ir conviviendo mejor. Hoy no hay esclavitud legal, que yo sepa, pero no hace mucho aún era un DERECHO de un individuo sobre otro. Fue la colectividad quien lo suprimió legalmente y lo penalizó. No fue ninguna dictadura quien suprimió este poder que un individuo tenía
    sobre otro, sino la colectividad
    D. La colectividad ha suprimido en casi todo el mundo la venta legal de menore, la colectividad le quitó al amo el derecho que tenía de matar a su siervo. Han sido las colectividades las que han hecho legales los derechos individuales. No confunda churras con merinas, ni democracia con dictadura. En democracia hay muchos derechos colectivos que están legal y afortunadamente por encima del derecho individual, pues en caso contrario esto sería un caos. Por ejemplo. Hay una manzana en el suelo, nos acercamos y la vemos. ¿De quién es la manzana? ¿Del que la ha visto antes? ¿Del que llega primero? ¿Del más fuerte porque se la quita al otro? ¿De uno que pasaba por allí y manifiesta que es suya y que se le había caído? ¿Quien tiene el derecho de propiedad de la manzana? Sólo unas normas convencidas entre todos lo dirán, y desde luego estas normas no llegarán a tanto detalle. Alguien en quien ha
    amos confiado, un juez, lo dirá, si hay discrepancia. Otra cosa es que ciertas leyes no nos gusten, pues para eso estamos para cambiarlas. Pero decir que todo lo que no está prohibido taxativamente está permitido es un dislate. No se en este caso que ha dicho el juez y como lo ha razonado, pero si lo ha hecho bajo la anterior premisa, tengan por seguro que los tribunales superiores tumbaron la sentencia. Si se ha desobedecido o no a la autoridad también estará razonado, bien o mal, o tal vez el.kuez no lo haya hecho. En los dos últimos supuestos, le tumbaron la sentencia porque si es un desvarío judicial, el estado lo recurrirá, tenga lo por cierto. Por cierto, los Estados, son, obviamente, ESTADOS DE DERECHO.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    3

    • yosolo1 yosolo1 10/05/20 17:56

      No voy a perder el tiempo, con quien ignora los más elementales datos históricos, los derechos que hoy conocemos nacen de la Ilustración en el que el derecho se reconoce por primera vez no a ninguna colectividad, se reconoce al ciudadano individual, es tan básico que mejor se documente. Pero es muy gracioso que usted afirme que todo Estado es un estado de derecho, afirmar esto es ridículo, pero como veo que de ciencias políticas, historia y derecho no tiene ni idea, pues eso, no pierdo el tiempo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      2

      0

      • Dver Dver 10/05/20 21:22

        Escuche, no a mi, sino a Thomas Piketty: "La desigualdad no es económica o tecnológica: es ideológica y política. Dicho de otro modo, el mercado y la competencia, los beneficios los salarios, el capital y la deuda, los trabajadores cualificados y los no cualificados, los nacionales y los extranjeros, los paraísos fiscales y la competitividad no existen como tales.Son construcciones sociales e históricas que dependen completamente del sistema legal, fiscal, educativo y político que decidamos establecer".
        No lo escribo para usted que no lo va a entender ni de coña, solo un poco de proselitismos suave.
        Otra de Pikketty: "El combate por la igualdad y la educación es el que ha permitido el desarrollo económico y el progreso humano, y no la sacralización de la propiedad, la estabilidad y la desigualdad".
        Le pongo un ejemplo simple, aunque dude que lo capte. Hay una manzana en el suelo. . Tiene forma, ocupa un espacio que otro objeto no puede ocupar, huele, tiene color, se puede tocar, comer, se siente, nutre. La manzana es una cosa real, ES UNA REALIDAD. La veo yo y también usted. Corremos, uno llega antes y otro después. Otro pasa por allí y dice que es suya, de su árbol; otro que también acude dice que es suya, que la ha perdido ¿De quién es la manzana? Alguien en quién todos confiemos, un juez, decidirá. La propiedad de la manzana no es una realidad, es una convención social. ¿Me sigue? Lo dudo. El Derecho no es más que un compendio de convenios para poder convivir en paz. Y cambia, continuamente, y hace historia. El Contrato Social de Rousseau hizo historia, pero la utilidad social del concepto de propiedad ya lo debatió santo Tomás de Aquino , y Espinoza, entre otros, desde entonces. Pero un Estado, así en abstracto, no es nada. Un territorio, sí, es real. Un País, a medias; una convención que delimita un territorio en incluye a sus habitantes. Una nación, algo parecido, territorio y nacidos allí (nacionales). Un Estado de Derecho es un grupo de habitantes, normalmente en un territorio (están los de ultramar; País, Nación) que han convenido regirse por unas normas de Derecho, por eso mismo se llama Estado de Derecho. Seguiría, pero esto no es para usted.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        1

        • VENCEREMOS VENCEREMOS 10/05/20 22:51

          Eso está clarisimo. Pero no creo que ese genio divino se rebaje y lo entienda. Los que somos inferiores nos conformamos con la racionalidad, aunque el genio yosolo1 como indica su locotipo de loco, como todos los genios pasa de cosas tan absurdas como la racionalidad. QUE CASTIGO!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          2

      • VENCEREMOS VENCEREMOS 10/05/20 20:42

        Como siempre mucho ego. ¿Que sabio es este tío, y yo con tres carreras, cuatro idiomas , algún master, me lo tengo que tragar todos los días? Ya lo dijeron los expertos, los americanos han inventado, casi todo, pero contra la estupidez y la idiotez, todavía no hay antídoto. Puede ser que este genio lo invente algún día. Los católicos dicen que la soberbia es un pecado capital, pero lo de este tío es capital al cubo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        4

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 09/05/20 19:44

    Genial. Las fases a tomar por fase. Mañana me voy a ver a mis familiares. Si la policía me dice que vuelva y me multa, me vuelvo y recurro la multa. Pero me voy por otro camino. Y si voy en dirección opuesta a mi domicilio y me paran y me multan, me vuelvo y recurro la multa. Ese es el nivel no sólo de quienes lo hacen sino de quienes lo justifican porque en un decreto redactado ante la urgencia de la situación no se expresa exactamente que no pudo ir a ver a mis padres. O mejor aún, digo que voy a ver a mi capellán de confianza que está en una iglesia al lado de la de mis padres. Las sentencia es magnífica. Incumplid, que nada os va a ocurrir si tenéis la suerte de caer en manos de jueces como estos. El incivismo también se premia. O al menos no se castiga. Necesito otro país y otra conciencia ciudadana. No vuelvo a ser el gilipollas que se queda encerrado en su casa dos meses y compra en un supermercado más caro porque el que es más barato está en otro municipio. Y por supuesto salgo de paseo con toda mi familia y monto en bicicleta con los miembros de mi club y monto un sarao de cumpleaños y un baile de amigos en mi casa. Inconcebible. Este país es cada vez menos serio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    5

    • chono chono 10/05/20 16:32

      Quod natura non dat salmantica non praestat, sr. Juez.

      Resultados de la búsqueda
      Resultados web

      Quod natura non dat, Salmantica non præstat

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • EAJ49radio EAJ49radio 09/05/20 23:50

      Será un juez como el que milita o es dirigente de VOX en Andalucía

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • currante currante 09/05/20 16:45

    Ya esta montado el tema para no multar . M. RAJOI y otros tantos listos .....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • lopetell lopetell 09/05/20 15:02

    En las dictaduras de cualquier tipo, lo que no está expresamente permitido está prohibido. En las democracias occidentales, lo que no está expresamente prohibido está permitido. Habría que leer la sentencia y el atestado policial para ver en qué se apoyan, pero parece que únicamente se acusa al detenido de un delito de desobediencia a los agentes, no de infringir las normas de confinamiento. Toda acusación ha de ser concreta y no vale cambiarla después. Si eres detenido por desobediencia no te pueden acusar en juicio de otra cosa. "Dame el hecho y te daré el derecho" es el principio general. Que redacten la ley con más claridad. No puede haber desobediencia por hacer lo que no está expresamente prohibido. De lo contrario, cualquier agente podrá prohibir lo que considere oportuno, y ante la negativa proceder a la detención por desobediencia, es decir, a reducir a la persona, ponerle las esposas y encerrarla en un calabozo, previa toma de sus huellas y fotografía, pasando a tener antecedentes penales. La desobediencia necesariamente ha de ir unida al incumplimiento de una norma, y si no hay tal incumplimiento, o no se acusa de ello expresamente, no hay desobediencia. Ejemplo real: Multa de 30 euros por circular por la M-605 (no dice si con exceso de velocidad) más multa de 900 euros por no identificar al conductor, todo ello sin que un agente haya tenido contacto directo con el conductor o propietario del vehículo. "Invento" del Ayuntamiento de Madrid con fines recaudatorios, pues ya la ley indica que si no se identifica al conductor de un vehículo privado, automáticamente se tendrá por tal al propietario, y no cabe multar al propietario por la "desobediencia" consistente en no identificar al conductor al establecer la norma ese mecanismo de atribución de responsabilidad cuando se cometa una infracción de tráfico. Luego, claro, se gana el pleito dos o tres años después y devuelven lo embargado, pero mientras tanto te han sustraído de la cuenta esas cantidades y has tenido que gastarte el dinero en un abogado por una actuación tan abusiva de la Administración, que no asume ningún riesgo por ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Cea Cea 09/05/20 11:53

    Es verdad que la libertad de derechos debe primar sobre casi cualquier cosa pero aquí se da un caso significativo por partida doble.1- No estamos en una situación normal y los jueces también deberían entenderlo y echar una mano y no poner palos en la rueda.La ley se puede interpretar,claro que sí,pero en este caso no se interpreta en favor del infractor,si no que se interpreta en contra del resto de la sociedad que puede verse perjudicada por actitudes individuales irrresponsables e insolidarias.Pero como casi siempre los jueces como si oyen llover.2-La Iglesia,otra que tal baila,qué coño hacen las iglesias abiertas en el Estado de Alarma.POLITICA,llevar la contraria al Gobierno .Puede que se sepan la Biblia de pe a pa, Nuevop Testamento incluido pero llevar a la práctica lo que de ella se desprende,según y como y según contra quién

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    3

    • Ambon Ambon 09/05/20 13:11

      Como bien dices, los derechos de todos nunca pueden estar por debajo de los derechos de uno.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • yosolo1 yosolo1 09/05/20 19:56

        Eso que usted dice es dictadura, los derechos de uno deben estar por encima de los supuestos derechos de los demás para que un sistema político pueda ser considerado democracia. Si usted no entiende esto es que tiene un problema de formación y de información, y no entiendo que hace leyendo esta prensa, pues ese el gran principio de la izquierda, también de los liberales, pero no de los comunistas ni de los fascistas, tampoco de los supremacistas nacionalistas, en los que los derechos colectivos indeterminados están por encima de los derechos del individuo, del ciudadano, (este principio fue básico para la Revolución Francesa, para la Ilustración). Creo que le falta mucha formación política seria y de Derecho la básica para poder opinar en materias que claramente no domina, ni siquiera conoce superficialmente, y que no valora que requieran un mínimo de estudio y de dedicación intelectual antes de opinar. Mi hermano es médico, nunca he osado discutir, ni cuestionar su opinión, y todos sabemos que sobre una patología siempre puede haber varios diagnósticos, pero amigo, siempre emitidos por médicos. En cuestiones de legalidad, deje que opinen los que saben de Derecho y ciencias políticas, so pena de quedar bien con el vocerío, pero hacer el ridículo desde el punto de vista de la ciencia del Derecho, que es una ciencia, fácil, pero que necesita unas horitas.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

  • Ambon Ambon 09/05/20 10:07

    Esta sentencia demuestra lo alejada que está la administración de justicia del entendimiento de los ciudadanos, todo el mundo entiende y tenemos claras cuales eran las limitaciones de movimientos, pero llegan los abogados y los juristas y retuercen el significado, los puntos y las comas hasta que la misma ley termina diciendo cosas distintas a lo que pretendía decir el legislador y a lo que ha entendido la inmensa mayoría de ciudadanos.

    La ley no será igual para todos mientras exista el ejercicio privado de la abogacía, porque el resultado de un pleito tiene mucho que ver con los abogados que participan, no es igual para un ciudadano que a duras penas consigue pagar un abogado, que para otro ciudadano o una empresa que contrata un bufete con muchos abogados, especializados y muy bien relacionados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • BASTE BASTE 09/05/20 09:24

    El problema,como muchos otros debidos a las premuras ,la improvisación y la incompetencia,está en la poca precisión de la norma y su conflicto con otras.Veo justa la sentencia en cuanto a la corrcta aplicación de la norma y creo que sería hora de eliminar fueros especiales como el de "veracidad",todos los ciudadanos deben ser iguales y sus testimonios deben tener el mismo valor y deben sustentarse en otras pruebas añadidas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • YoN YoN 08/05/20 23:55

    Si unos cumplen y otros no, el hecho de no cumplir es un agravio comparativo.
    No entiendo de leyes, solo pero a mi entender el hecho de no cumplir la Ley de confinamiento, es como poco punible ya que pone en riesgo al resto de los ciudadanos.
    Que le saquen punta los juristas, pero como los jetas se salgan con la suya a la siguiente, que la habrá, no la hace caso ni Magú.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    8

    • yosolo1 yosolo1 09/05/20 19:47

      Tiene usted un problema, no había ninguna ley de confinamiento, es decir ninguna ley obligaba a permanecer en sitio concreto, lo que había era una limitación a la libertad fundamental de desplazamiento, por tanto, lo que se limitaba eran los desplazamientos, entender esto es básico, informarse por la prensa de lo que es legal y derecho tienes sus consecuencias. Por otro lado el no quedarse en casa, como usted dice, no es en principio ninguna infracción, y menos al decreto del Estado de Alarma, no me extiendo, pero el decreto no estableció ninguna sanción por salir a la calle, lo que se está aplicando es la llamada ley mordaza, de falta de "respeto" a la policía (ley manifiestamente rectrictiva y autoritári, Podemos y el PSOE, en un principio, manifestaron su voluntad de derogarlas y de reformarla, respectivamente. Repecto al delito de desobediencia por desplazarse a lugares permitidos o no permitidos, me remito al artículo es claro en cuanto a que es muy dudoso que el desplazamiento pueda considerarse un delito de desobediencia por las razones que de forma claras se exponen.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • Natxete Natxete 08/05/20 23:35

    ¿Que no obedecer no es desobediencia? Esto, como no me lo interprete Isaías Lafuente, no hay forma humana de entenderlo.
    Por otro lado, se entiende que el Juez analiza el contexto. Situación de confinamiento y un señor se lo salta (no me refiero al del culto, que también), o se va a la tienda más lejana de casa.  ¿Cuál es el objetivo buscado? Que la gente se quede en casa y salga poco y cerca. ¿Ha cumplido el “infractor”? Parece que no. Pues sanción por incumplimiento. No sé si penal, o administrativa.
    Pero ahora lo envolvemos con que lo no prohibido está permitido ... Yo es que eso de que los listillos (llámense pícaros, aprovechados o como se quiera) se vayan de rositas, no lo veo bien, y luego dicen que el cumplimiento ha sido ejemplar ... en fin ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    15

    • yosolo1 yosolo1 09/05/20 19:41

      Mire, en esta Nación, país, o como lo llaman algunos "Estado", todo el mundo opina de fútbol, del política, y de muchas cosas, incluso de Derecho, ignorando que el Derecho es una ciencia, es decir necesita cierta formación y cierto estudio para opinar con un poco de seguridad, por eso se estudia la carrera de Derecho para poder actuar en esta materia, pues es con medicina y arquitectura de las pocas carreras que se exige la formación para poder ejercer la profesión. Y aquí está el problema, la gente opina sin más, como usted, el artículo es claro, diría yo que muy bien expuesto para legos en Derecho, pero usted no ha parecido comprender nada. Se ha expuesto claramente que para que haya desobediencia, un delito ojo la sanción más grave en derecho, no es suficiente con incumplir la ley, pues en otros casos cada vez que alguien incumple una ley estaría cometiendo a demás el delito de desobediencia, por ejemplo está prohibido aparcar en las autopistas, voy y aparco el coche, bueno pues estoy cometiendo una infracción administrativa, (puede que alguna penal, pero no la desobediencia), pero no estoy cometiendo el delito de desobediencia, creo que es fácil que lo entienda. Lo mismo lo de no obedecer una orden la la policía, estamos en un Estado de Derecho, la órdenes ilegales no se deben obedecer por mucho que nos lo mande la policía, aunque tengan la presunción en principio de ser legales, no es difícil de entender, es cuestión de echarle un poco de tiempo antes de opinar sin hacer un pequeño esfuerzo. Y ojo todos estos principios no son teorías de profesores radicales, están plasmados en la CE del 78, que el 99,9 % de la población ignora, para su perjuicio.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      1

      • karloff karloff 10/05/20 12:54

        Señor yosolo1, tiene usted mi toda simpatía desde el estupor que me causa ver lo fácilmente que la mayoría de mis compatriotas se retrotrae a mentalidades pre-siglo XVIII anteponiendo el miedo personal a los derechos fundamentales y a la responsabilidad individual, que debería ser la guía para obedecer las recomendaciones sanitarias, prescindiendo de este estado de excepción policial.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

 
Opinión