X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

La declaración de los testigos que desmontaron el informe de la Guardia Civil aceleró el archivo del caso 8M

  • Las declaraciones prestadas entre el miércoles y el jueves por convocantes que cancelaron manifestaciones y por funcionarios han resultado cruciales
  • La jueza ha dictado el sobreseimiento provisional sin esperar que el Gobierno de Ayuso y el Ayuntamiento respondiesen a la petición que les hizo el martes para que le enviaran la lista de actos masivos celebrados con su conocimiento
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 13/06/2020 a las 06:00
El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco; y la abogada del estado Rosa María Seoane, a su llegada para declarar como investigado por un delito de prevaricación.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, a su llegada al juzgado.

Europa Press

Tres días después de solicitar a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital el listado de "eventos colectivos o masivos" que "con su autorización o conocimiento" se celebraron entre los días 5 y 9 de marzo, la jueza que mantenía imputado al delegado del Gobierno en el llamado caso del 8M dictó este viernes por sorpresa el archivo de las actuaciones. La providencia donde la titular del juzgado de instrucción 51 requería  a las dos administraciones que capitanea el PP una relación de actos que de antemano se presumía extensa fue dictada el martes. Y el auto por el que sobresee provisionalmente las actuaciones por supuesta prevaricación salió a la luz a primera hora del viernes. Entre una resolución y otra transcurrieron menos de 72 horas. 

En medio quedaron la declaración del imputado, José Manuel Franco, y la de 19 testigos que de forma mayoritaria desmontaron entre el miércoles y el jueves uno de lo principales argumentos de los dos controvertidos informes elaborados por la Guardia Civil: que distintas manifestaciones y concentraciones convocadas para la primera quincena de marzo se cancelaron porque la Delegación del Gobierno poco menos que conminó a sus promotores a que así lo hicieran. Este periódico no ha logrado averiguar por qué la jueza no esperó a que declarasen el querellado -José Manuel Franco- y los testigos antes de reclamar una larga lista de documentos a los gobiernos de Isabel Díaz Ayuso y el alcalde José Luis Almeida. 

Contra el auto cabe recurso. Las acusaciones populares, entre las que figuran el pseudosindicato Manos Limpias, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil y una asociación de consumidores con sede en Alicante además del autor de la denuncia, ya han anunciado que impugnarán el archivo provisional ante la Audiencia Provincial. 

Lo que el Instituto Armado sugería con su tesis de que la Delegación del Gobierno había presionado por teléfono para lograr la desconvocatoria de distintas manifestaciones es que conocía el riesgo de las aglomeraciones. Y que, sin embargo, permitió la celebración del 8M con una marcha que reunió en torno a 120.000 personas. Pero las declaraciones prestadas, según los datos del TSJM, por 11 convocantes y ocho funcionarios disolvieron como un azucarillo lo que la filtración del primer informe de la Comandancia de Madrid dibujó en un principio casi como un bloque de granito. Las declaraciones de los testigos explican que la jueza haya escrito que "no ha quedado indiciariamente acreditado que con dicha llamada [las hechas desde la Delegación a cada promotor de manifestaciones] se coaccionara a los convocantes o manifestantes a no ejercitar su derecho fundamental".

El delito de prevaricación, que era el que sustentaba la imputación de Franco, implica adoptar una decisión injusta a sabiendas de que lo es. Y en el auto de sobreseimiento son dos los razonamientos que esgrime la juez para concluir que el caso debe ser archivado por ausencia de indicios suficientes de delito. El primero, que “no se ha podido demostrar indiciariamente” que el delegado del Gobierno “hubiese recibido documentación de autoridad sanitaria que le trasladase de manera cierta segura y técnica el riesgo de la proximidad física de eventos masivos para la transmisión del COVID-19”.

El segundo sostiene que "ninguna persona física o jurídica, pública o privada, instó del delegado del Gobierno en Madrid que prohibiera o restringiera de alguna forma la celebración de concentraciones o manifestaciones por razón del Covid-19". Franco –concluye la jueza– "no tuvo un conocimiento cierto, objetivo y técnico del riesgo que para la salud de las personas entrañaba la realización de manifestaciones y concentraciones". En resumen, "no hay indicios suficientes de actuar delictivo en los hechos atribuidos" al delegado del Gobierno.

La jueza plasma una especie de reconvención poco disimulada a Franco cuando escribe que la Delegación del Gobierno no mantuvo "reuniones, ni con autoridades de la Administración del Estado ni de la Comunidad Autónoma". "Estos extremos –añade– no pueden dejar de sorprendernos, máxime cuando esta cuestión de las manifestaciones masivas y su incidencia en la transmisión del Covid-19 había sido objeto de atención mediática desde al menos el 3 de marzo". 

La decisión sobre los recursos anunciados corresponde a la Audiencia Provincial de Madrid. Y en un momento del auto, la magistrada introduce un párrafo que pasa la pelota a esa instancia. "Resta por dilucidar –se lee en el auto– si esta conducta [la de José Manuel Franco] merece reproche penal por encuadrarse en los requisitos del delito de prevaricación, cuestión que, se adelanta, no resulta pacífica jurídicamente y que, al menos a esta instructora, le ha arrojado dudas de diversa consideración durante los meses de instrucción de esta causa". "En su caso –prosigue– serán otras instancias en apelación - o en su caso el órgano de enjuiciamiento si la Audiencia Provincial revoca esta decisión de archivo provisional- los llamados a sentar doctrina jurisprudencial al respecto (función ésta que, obvio es decirlo, nunca corresponde al juez instructor).

Las actuaciones fueron abiertas el 23 de marzo, en pleno parón de los tiempos judiciales. La inusitada rapidez con que fue practicando diligencias pese a que la propia jueza las había declarado "no urgentes" pusieron en alerta desde el primer momento a la Abogacía del Estado, que ha ejercido aquí la defensa del delegado del Gobierno.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




26 Comentarios
  • czar czar 16/06/20 01:41

    ¿A quién le cuestan las perras el montaje de este monumental escándalo de un grupo de patrioteros gañanes?. Espero que no a los ciudadanos que con nuestros impuestos pagamos a la Guardia Civil, administración de justicia, partidos políticos, ... y a casi todos los agentes que han promovido y mantenido este follón. Si la Justicia española no llega al fondo de esta conspiración y castiga a sus responsables alguien lo tendrá que hacer. ¿Quién?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Nazario Nazario 14/06/20 13:02

    El sobreseimiento tiene un cierto efecto tranquilizador después del sinsentido del proceso que uno no podía dejar de seguir con cierta incredulidad, pero con el convencimiento también de que el desatino podía alcanzar cotas impensables. No obstante esa tranquilidad también está sembrada de algunos elementos de desasosiego.
    ¿Revisará alguien la actuación de la titular del juzgado de instrucción 51 sacando alguna conclusión práctica? En muchas organizaciones es una práctica habitual cuando la calidad es una exigencia continua y no se ignora la responsabilidad de las propias actuaciones de la organización.
    ¿Qué pasa con los autores de los informes de la Guardia Civil? ¿Seguirán haciendo trabajos de similares características a los que han presentado en este proceso? ¿Habrá alguien que los supervise a modo de control de calidad? ¿Seguirán algún proceso de formación para renovar sus procedimientos y criterios de actuación para posibles casos futuros?
    ¿Y qué pasa con el forense? ¿Se exigirá en el futuro un cierto grado de competencia en las materias que se pueden considerar relevantes para la materia tratada? ¿No sería razonable un mínimo contraste en los dictámenes de estos "expertos"?
    Me produce intranquilidad que estos "escribidores de informes" puedan seguir actuando con absoluta impunidad. Desgraciadamente lo ocurrido no es nuevo, pero en algún momento habría que dar muestras de haber aprendido algo y aplicarlo en la práctica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Dver Dver 14/06/20 01:45

    Visto el fenomenal embrollo en el que se gabia metido la señora jueza, ha tenido la mejor de las ideas para salirse del barrizal. "Les pido una ñista al Ayuntamiento y a la CAM de los actos que ellos permitieron y en diez minutos me estan supicando que cierre el cas". Porqu ¿como van a decir los suyos que hicieron lo mismo que el imputado? Aun creo que fue lenta. Yo hibiese archivado el caso inmediatamente después del auto de petición de los listados. Que se arreglen otros.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • CarlosP58 CarlosP58 13/06/20 23:58

    Este caso, en este momento de pandemia, está demostrando la capacidad que tienen algunos para hacer el ridículo, aunque sea pegados a la letra de la ley por ellos denunciada, informada e investigada.
    Y todo ridículo, que huele a manipulación del 8 M un acto de reivindicación mundial, acaba por comerse a aquellos que le Dan pábulo y le insuflan lo que no tiene por no ocurrido, detrás de unas razones que no declaran por incompetentes y miedosos.
    Una institución, obligada a guardar y preservar la ley y proteger a los ciudadanos, no puede presentar esos informes y no depurar respondabulidades.
    Saludos y Periodismo Libre

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • VENCEREMOS VENCEREMOS 13/06/20 19:01

    Lo dcho en una democracia esta jueza fuera por corrupta, los guardias que investigaron no se sabe que fuera por lo mismo y el coronel Cobos presunto torturador y golpista que coño hace en la Guardia Incivil. Rubalcaba y el PSOE si lo saben. Este Guardia tenía que esta en la carcel hace mucho, pero con su amiga la juez es imposible. Valla pais de mierda.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • Alardrey Alardrey 13/06/20 18:29

    Quisiera saber si alguien cuestiona el tema de los informes de la Guardia Civil? a mi parecer la institución queda en entredicho, no? Parece servir más a los intereses del poder, con el que se ve muy bien avenida, que a los intereses del pueblo español que dice estar comprometida a defender. A lo mejor, se ve reflejada en lo mismo que hizo en el golpe de estado del 36 en la que, salvo unos leales guardias fueron coherentes con el compromiso adquirido en su jura a la Constitución y por ello murieron o fueron represaríados, los demás se pasaron al bando ganador fascista y luego vivieron de ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • chono chono 13/06/20 23:17

      Generalizar no es correcto, en general. Decir que la institución "Guardia Civil" queda en "entredicho" por UN (1) informe me parece que es generalizar. Sobre todo, no sabiendo quién o quiénes prepararon el informe y si algún jefe lo revisó o supervisó. Y, aún así, cómo se preparó ese informe y a petición de quién. Que en la Guardia Civil y en la Policía Nacional (y en el gremio de taxistas) es claro que hay un foco de super-extrema-derecha. Pero no creo que eso deje en entredicho a la institución. Pero, y al mismo tiempo. es claro que la Institución debería investigar y aclarar qué ha ocurrido y quién o quiénes prepararon ese informe.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Alardrey Alardrey 13/06/20 18:22

    Quisiera saber si alguien cuestiona el tema de los informes de la Guardia Civil? a mi parecer la institución queda en entredicho, no? Parece servir más a los intereses del poder, con el que se ve muy bien avenida, que a los intereses del pueblo español que dice estar comprometida a defender. A lo mejor, se ve reflejada en lo mismo que hizo en el golpe de estado del 36 en la que, salvo unos leales guardias fueron coherentes con el compromiso adquirido en su jura a la Constitución y por ello murieron o fueron represaríados, los demás se pasaron al bando ganador fascista y luego vivieron de ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Cantón Cantón 13/06/20 15:24

    Hola. Ee tremendo citan al morlaco para declarar su conocimiento de la incidencia en aquellas fechas del covid, y en cuanto piden la relación de actos que se llevaron a cabo en las mismas fechas con cónicimiento y permiso de los múltiples actos que se realizaron en la comunidad del Pp (madrid) remiten al animal a chiqueros. Es decir , según jueza, peligro para la niña del exorcista, aquí no ha paso nada.
    De juez nada. De pesebre mucho.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • JOECAR JOECAR 13/06/20 14:51

    La Magistrada deja bien claro que ella no va a seguir con este desaguisado, montado por la Derecha contra el Gobierno con el concurso de los instructores de la Guardia Civil. Le pasa la pelota a otra Instancia para resolver los recursos y eso por si solo dice mucho de los políticos que han estado detrás del asunto, intentando instrumentalizar a la Justicia con sus "teje manejes". Todos los que han jaleado este despropósito, como Casado y Abascal, deberían pedir perdón y prometer no volver a utilizar la Justicia para fines de muy dudoso sentido democrático. Además, que los instructores de la policía judicial sean trasladados a otros puestos menos comprometidos con la investigación de hechos como los de esta causa, pues han dejado en muy mal lugar la profesionalidad que se le supone a la Guardia Civil.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • RFripp RFripp 13/06/20 13:53

    Y el niñato estùpido y pertinaz. " comunicador del PP "  Montesinos, exigiendo responsabilidades políticas al Gobierno. Guárdatelas para el icono y su consejero que presuntamente condenaron a morir a muchos y por escrito. Tonto útil. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15



 
Opinión